Archivo de junio 3rd, 2008

Edward Blyth, la historia jamás contada (por ahora)

En la historia de las teorías evolutivas hay mucha enjundia y misterio. Por ejemplo, no me cabe la menor duda de que muchas veces, obrando de manera consciente o inconsciente, se ha fomentado la confusión  con intereses particulares. Así, si en la redacción de un artículo o de un libro admitimos sin problemas las historias y las teorías científicas tal y como se nos vienen contando, podremos llegar a nuestros objetivos antes que si, a cada frase, nos tenemos que detener cuestionando la exactitud de lo que viene dándosenos como “verdad asumida”. Y es que el andar por un camino llano y bien pavimentado es mucho más confortable que hacerlo por un sendero pedregoso. La vía del éxito está marcada y se accede antes viajando en un coche de lujo (aceptar los paradigmas) que en una bicicleta roñosa (si tomamos posturas críticas).

Es mediante este sencillo proceso de aceptación conformista e indiscutida de las versiones más en boga de los hechos, como las imágenes públicas de determinadas figuras históricas van creciendo como bolas de nieve hasta tropezar en una pared o caer al río. Es entonces cuando, desde un punto de vista global, puede sorprender cuán diferente hubo de ser la realidad de lo que vino a ser la proyección de su imagen en el futuro.

(más…)

Etiquetas: