Edward Blyth, la historia jamás contada (por ahora)

En la historia de las teorías evolutivas hay mucha enjundia y misterio. Por ejemplo, no me cabe la menor duda de que muchas veces, obrando de manera consciente o inconsciente, se ha fomentado la confusión  con intereses particulares. Así, si en la redacción de un artículo o de un libro admitimos sin problemas las historias y las teorías científicas tal y como se nos vienen contando, podremos llegar a nuestros objetivos antes que si, a cada frase, nos tenemos que detener cuestionando la exactitud de lo que viene dándosenos como “verdad asumida”. Y es que el andar por un camino llano y bien pavimentado es mucho más confortable que hacerlo por un sendero pedregoso. La vía del éxito está marcada y se accede antes viajando en un coche de lujo (aceptar los paradigmas) que en una bicicleta roñosa (si tomamos posturas críticas).

Es mediante este sencillo proceso de aceptación conformista e indiscutida de las versiones más en boga de los hechos, como las imágenes públicas de determinadas figuras históricas van creciendo como bolas de nieve hasta tropezar en una pared o caer al río. Es entonces cuando, desde un punto de vista global, puede sorprender cuán diferente hubo de ser la realidad de lo que vino a ser la proyección de su imagen en el futuro.

Edward Blyth (1810-1873) publicó entre 1835 y 1837 algunos artículos en The British Magazine of Natural History, en los que describía, mucho antes que Darwin, aspectos-clave de la obra de éste, incluyendo la propia selección natural, la radiación adaptativa y la lucha por la existencia. Darwin leyó los artículos de Blyth, al que conocía y menciona puntualmente tres veces en “On the origin..”.  Loren Eiseley escribió acerca de esta interesante relación en su libro Darwin and the Mysterious X. (E.P. Dutton, New York, 1979) y Andrew J. Bradbury ofrece una reseña bastante completa y bien documentada del caso que incluye los artículos originales de Blyth en sus páginas web tituladas Charles Darwin – The Truth?  (A new slant on Victorian science).

 En el momento presente nos encontramos en un punto crítico. La situación viene a consistir aproximadamente, dicho de manera breve y concisa, en el derrumbamiento de un mito. Más que el genio que se ha venido describiendo aquí y allá en los medios de difusión, páginas web y tratados de “Biología elemental”, Darwin podría haber sido una persona tremendamente preocupada por su propia proyección, cuya adaptación a las necesidades de una situación social le habría dado un asiento de privilegio en la Historia que otros personajes están llegando ahora a reclamar.

En este contexto, es interesante fijar la mirada en Wikipedia, (una enciclopedia popular y abierta, pero ciertamente darwinista) y ver cómo irá evolucionando el trato que en ella se de, de ahora en adelante, a la figura de Blyth. Y es que, por muy darwinista que sea, dicha enciclopedia no puede ignorar los hechos. Blyth existió, sus publicaciones también y Darwin las leyó. Las referencias que hizo a ellas en “El origen….” son insuficientes. Es obvio pues, que la figura de Blyth deberá ser desenterrada de las arenas del olvido, lo cual será otra más de las causas para que el ídolo de Darwin vaya cayendo. La evolución (con permiso), de las distintas versiones del artículo dedicado  a Blyth en Wikipedia nos irá dando testimonio de ello. De momento, el análisis es jugoso. En su versión inglesa se describen los artículos de Blyth en los que mencionaba a la selección natural, si bien ésta tendría una función restauradora, más que creadora de nuevas especies. La versión española, mucho más corta, no menciona nada acerca de la selección natural, pero a cambio incluye el vínculo a las páginas web de Andrew Bradbury, que no está incluido en la versión inglesa. Es muy curioso que unas páginas web escritas en inglés aparezcan en la versión en español y no lo hagan en la versión en inglés. Sospecho que puede deberse a que los gestores de la enciclopedia en español no han leído las páginas que citan. Si así fuese, cuando alguno de sus responsables las leyese, podrían verse obligados a quitar el vínculo a dichas páginas de la versión española. Podría también ocurrir lo contrario y que los autores en inglés añadan el vínculo a las susodichas páginas web de Bradbury,…….. ¡Eso me sorprendería tanto y tan agradablemente….!. Mientras tanto y por su parte, el artículo dedicado a Blyth en la versión francesa de wikipedia, también corto, no menciona la selección natural ni tampoco contiene el vínculo a Bradbury, sin embargo contiene una frase interesante que podría servir de ganzúa para abrir la puerta del cuarto de las herramientas donde se encuentra el material necesario para demoler al ídolo. La frase se refiere a Blyth y en francés, ese encantador idioma, dice:


Ses observations sont souvent reprises par Charles Darwin

 

Related posts:

  1. Historia y Biología I
  2. Historia y Biología II
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola Emilio,

pues sí, esto de la evolución y de la ciencia tiene mucha miga. Casi nunca se cita en su contexto adecuado, creo, el que la comunicación de Darwin no hubiese tenido prioridad de no haber sido por los arreglos de trastienda para que se hiciese a la vez que la de Wallace, y no después como en lógica hubiera debido ocurrir. Ahí no hubo conflicto de nacionalidades sino de ideologías.

Un saludo

Miguel Vicente

REFERENCIA:

"A Delicate Arrangement: The Strange Case of Charles Darwin and Alfred Russel Wallace " Arnold C Brackman.

Times Books (1980)

ISBN-10: 081290883X

ISBN-13: 978-0812908831

Hola Miguel,

Muchas gracias por tu referencia. Ya teníamos un libro que leer para que se nos aclarase la relación entre Darwin y Blyth (Darwin and the Mysterious X, de Loren Eiseley) y ahora tenemos otro, que tu aportas en el comentario para aclarar la relación entre Darwin y Wallace. Es increible el trabajo que nos está dando este hombre……

Seguro que hay más ejemplares bien interesantes que añadir a esta hipotética biblioteca para la depuración de las historias evolutivas……

Tendremos que montar unos talleres de verano para la re-educación en evolución. Aunque supongo que la tarea va a dar para mucho más que un verano,……

[...] ideas importantes que constituyen el centro de su “pseudo-teoría” (ver por ejemplo aquí, y aún más [...]

[...] Cervantes, Edward Blyth, la historia jamás contada (por ahora), Biología y pensamiento, Madri+d, [...]

[...] Cervantes, Edward Blyth, la historia jamás contada (por ahora), Biología y pensamiento, Madri+d, [...]

(requerido)

(requerido)


*