Convocar proyectos desde la ignorancia




El año que viene (2009) se conmemorará el segundo centenario del nacimiento de un fenómeno histórico: Charles Darwin y, si excesiva ha sido la importancia que se ha dado a sus escritos durante más de cien años, excesivas serán también las conmemoraciones del segundo centenario de su nacimiento que ya se empiezan a preparar por todo el Mundo.

Sin ir más lejos, en la convocatoria de proyectos para la divulgación científica de la FECYT y, directamente dentro de las Acciones financiables, en el apartado a) Actividades generales (Tipo A), aparece la siguiente perla:

3. Actividades preparatorias de la conmemoración en 2009 del Año Internacional de la Astronomía, el bicentenario del nacimiento de Darwin y el 150 aniversario de la publicación de la teoría de la evolución o cualquier otra conmemoración científica que tenga lugar en el año 2009. Se admitirán exclusivamente aquellas acciones y gastos que tengan lugar antes del 31 de diciembre de 2008.

 
En resumen y yendo al grano, que La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología convoca ayudas para conmemorar el Centenario de Darwin y el 150 aniversario de la publicación de su tautología.

Dicha convocatoria la ha escrito alguien que utiliza las palabras, así, como de bote y voleo, según le vienen dadas; y, a veces las palabras nos llegan atropelladamente, dentro de un torrente de incomprensión. Quienes tienen cargos de responsabilidad en la redacción de textos publicados en medios oficiales deberían estar atentos al correcto uso de las palabras y dedicar más tiempo a la reflexión. En este caso que nos ocupa, el redactor de la convocatoria no se ha parado a reflexionar sobre algunas de la palabras que utiliza. Actuando más como aguerrido pelotari que como redactor se ha dedicado a devolver la pelota tal y como le venía sin darse cuenta de que la pelota iba en esta ocasión, fuera. Nuestro redactor utiliza torpemente algunas palabras importantes siguiendo una costumbre que viene siendo, por desgracia, habitual en estos tiempos, pero que todavía nos causa un profundo malestar a algunos, sobre todo si quien así obra es responsable de altas instituciones de la Ciencia y la Cultura. Quien ha escrito la convocatoria no se ha dado cuenta todavía de la trampa que encierra la palabra teoría, una trampa que salta inmediatamente cuando la palabra teoría se une a evolución, porque no hay error mayor que pensar que exista una teoría evolutiva que por sí sola pueda explicar la evolución o ,……quizás sí: el error de pensar que esa es precisamente la teoría de Darwin. Acerca de la evolución existen múltiples teorías, pero ninguna de Darwin puesto que la teoría de evolución por Selección Natural es una tautología.

 Ante este dificil planteamiento, poseer  cierto grado de torpeza o de “espesura mental” parece ser el primer requisito para acudir a dicha convocatoria. De nuevo en este caso, como ya viene siendo habitual en este tipo de convocatorias, ocurrirá que quien haya analizado limpiamente el texto se habrá dado cuenta de que su propio análisis le sirve para no acudir a la convocatoria. Además aquí se pondrá de manifiesto que los favorecidos con las ayudas convocadas, no sólamente comparten cierta falta de reflexión con el redactor de la noticia, sino que a mayor falta de reflexión compartida, mayor será la posibilidad de beneficio. Dos son, pues, mis principales motivos para no acudir a la convocatoria: la convicción personal de que no hay nada que celebrar en el segundo centenario de Darwin y el disgusto por su redacción.

 Como consecuencia, el año que viene celebraré el segundo centenario del naturalista español Mariano de la Paz Graells, nacido un par de semanas antes que Darwin y que tras una vida fructífera y llena de trabajos en zoología, botánica y una importante labor en la administración (fue director del Real Jardín Botánico, del Museo de Ciencias Naturales y senador; referente en España de la Expedición al Pacífico), pasó limpiamente a la posteridad sin necesidad de escribir teorías revolucionarias partiendo de verdades de Perogrullo que, con el paso de los años servirían para el intento de convertir a la Naturaleza en negocio.

Related posts:

  1. La vida siempre es vista desde la mirada humana
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

"Que quien haya analizado limpiamente el texto se habrá dado cuenta de que su propio análisis le sirve para no acudir a la convocatoria. Además aquí se pondrá de manifiesto que los favorecidos con las ayudas convocadas, no sólamente comparten cierta falta de reflexión con el redactor de la noticia, sino que a mayor falta de reflexión compartida, mayor será la posibilidad de beneficio"

Gracias. Perfecto. Más dinero para los amigos.

"Teorías revolucionarias partiendo de verdades de Perogrullo que, con el paso de los años servirían para el intento de convertir a la Naturaleza en negocio"

ESTO SÍ QUE DUELE EMILIO

La verdad amarga de Quevedo. Nada hay nuevo bajo el sol.

(requerido)

(requerido)


*