Archivo de octubre, 2010

Charles Darwin y la reapertura del expediente Galileo

DarwinGalileo1

Resumen

 

El terreno en donde se expresan todos y cada uno de los asuntos humanos es único e irrepetible: El lenguaje. Dentro de sus límites tiene lugar el diálogo entre religión y ciencia. La suposición de dos territorios aislados o de dos lenguajes diferentes, uno para la fe y otro para la Ciencia, pudo haber sido un artificio de la imaginación potenciado por el desarrollo de la Ciencia en sus orígenes pero no vale. ¿Acaso existe algo humano disociable del resto de las actividades, quehaceres y preocupaciones? ¿es la Ciencia algo aislado?, veremos que no, como tampoco lo es la religión. El lenguaje común expresa un fondo común de creencias: Tanto puede influir la religión en la ciencia como la ciencia en la religión y poco o nada le falta a alguna pretendida teoría científica para pasar ya por religión.

Contenido

Charles Darwin y la reapertura del expediente Galileo (Preliminares para un diálogo)

Origen histórico

El terreno del diálogo

Transformación, evolución, evolucionismo

Confusión en la contribución de Darwin

Una obra barroca

Bibliografía

 

Charles Darwin y la reapertura del expediente Galileo (Preliminares para un diálogo)

 

Comenzaré por plantear una cuestión sobre la naturaleza de las relaciones entre ciencia y religión y del fondo que ambas comparten. Sospecho que buena parte del problema puede partir de la falsa idea que se ha extendido hoy y que propone que, mientras la religión se basa en creencias, la ciencia es, por el contrario, conocimiento objetivo basado en la razón que se asienta sobre más conocimiento objetivo basado en la razón. Pero esto es falso.

Por ejemplo, en su Nota de Presentación de la edición que tengo delante de su obra “En Torno a Galileo” dice Ortega:

(más…)

Etiquetas: , , , , , , ,

El hombre que lo vio todo corrige o matiza su opinión sobre las causas de la organización del ojo

El retrato del hombre de la barba,  frente a mí,  que lo vio todo y que libró al pueblo íbero de su inferioridad nativa ante la ciencia, escrutador e inmóvil, presidiendo la falta de cobayas.  Su sonrisa comprensiva y liberadora de la inferioridad explica-comprende-la falta de créditos.  Pueblo pobre, pueblo pobre. ¿Quién podrá nunca aspirar otra vez al galardón nórdico, a la sonrisa del rey alto, a la dignificación, al buen pasar del sabio que en la península seca espera que fructifiquen los cerebros y los ríos?

El párrafo procede de las primeras páginas de la novela de Luis Martín Santos titulada “Tiempo de Silencio”  y se refiere a don Santiago Ramón y Cajal, único científico que ha recibido el Premio Nobel por  una  labor desarrollada en España, de cuyo discurso de entrada en la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales leído en sesión de 5 de diciembre de 1897 existen sucesivas versiones.

Una versión antigua se encuentra en la web de la propia Academia, pero otras posteriores contienen cambios y correcciones.

Por ejemplo allá donde la versión antigua decía esto:

mas, si consideramos todas las gradaciones y formas de transición que en la serie filogénica nos ofrecen aquellos órganos, desde el esbozo ocular informe de ciertos infusorios hasta la complicada organización del ojo del vertebrado inferior, nuestra admiración pierde no poco de su fuerza, acabando el ánimo por hacerse á la idea de una formación natural en virtud de variaciones, selecciones y adaptaciones……..

En la versión posterior titulada “Reglas y Consejos Sobre la Investigación Científica (los tónicos de la voluntad)”, y editada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas vemos  una llamada en el párrafo correspondiente que nos remite a una nota a pie de página indicando:

Hoy creo menos en el poder de la selección natural que al escribir, treinta años hace, estas líneas. Cuanto más estudio la organización del ojo de vertebrados e invertebrados, menos comprendo las causas de su maravillosa y exquisitamente adaptada organización.

Imagen tomada de la web del laboratorio de Hevner en la Universidad de Washington.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Cazando leones con mostacilla

De esta pueril manía de cazar leones con mostacilla, si nos es lícito lo vulgar de la expresión; de esta excesiva confianza en los recursos teóricos que para la resolución del supremo enigma de la vida pueden ofrecernos las ciencias auxiliares, adolecen casi todos los modernos creadores de teorías biológicas generales, aunque éstos tengan nombres tan justamente célebres como Herbert Spencer, Darwin, Haeckel, Heitzmann, Bütschli, Noegeli, Altmann, Weissmann, etc. En el presente estado de la Ciencia, las buenas explicaciones ó teorías biológicas sólo pueden abarcar grupos relativamente restringidos de fenómenos.

Santiago Ramón y Cajal
Fundamentos Racionales y Condiciones Técnicas de la Investigación Biológica. Discurso de ingreso en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

El blog “Los fallos de Darwin” publicaba recientemente los resultados de una interesante encuesta internacional llevada a cabo por las revistas Nature y Scientific American.  La pregunta a los entrevistados era “simplemente”:

Is there any doubt that evolution, including natural selection can explain the forms and variety of life?

(más…)

Etiquetas: ,

Fundamentalismo darwinista, definición y ejemplos

Una entrada reciente de este blog presentaba la traducción del portugués de un texto del dr Leonardo Sioufi Fagundes dos Santos en el que este autor definía con precisión el fundamentalismo científico.

Decía el profesor Fagundes dos Santos que el fundamentalismo científico consiste en la actitud de poner la ciencia y la opinión de los científicos como verdades incontrovertibles. Que esto es contrario al método científico y que, por lo tanto, el fundamentalismo científico molesta a la ciencia y es una forma de pseudociencia.

Queda claro que el fundamentalismo no se limita a puntos de vista extremados de las religiones. Hemos hablado de Fundamentalismo científico y nos encontramos, ¿cómo no? con que existe también un fundamentalismo darwinista. Precisamente este es el título de un blog escrito por Lawrence Selden en inglés, que en una de sus entradas define el fenómeno así:

(más…)

Etiquetas: ,

In the Light of Tautology

Hay una frase muy, pero muy famosa, de Theodosius Dobzhansky, cuya omnipresencia demuestra la capacidad del darwinismo para difundir sus ideas, imponiendo al público en general sus modos de pensar.

Después de leerla y mirarla bien de frente y de perfil,  voltearla y de-construirla, es posible que por fin hayamos descubierto la causa de su éxito: quizás, quizás, quizás…. (quizás es una de las palabras favoritas del darwinismo).

Quizás  la frase contenga un significado oculto o encriptado. Veamos:

(más…)

Etiquetas: , , , ,

La ciencia como Aparato de Convicciones: ¿Habría leído Juan Benet El origen de las especies?

Con Juan Benet, ingeniero y escritor,  autor de “Volverás a Región”,  el aire vibraba de manera especial en las entrevistas.  Algunas de las recogidas en el libro titulado “Juan Benet: Cartografía personal”, son memorables. Veamos como ejemplo el siguiente fragmento:

P- A la hora de construir un texto: ¿Qué diferencias hay entre uno puramente novelesco y otro claramente ensayístico analítico? Entiendo que en determinado momento ambos son narración, literatura perdiendo parte de su carácter ensayístico, analítico.

R.- Tú le llamas narrador a lo que simplemente es un estilista: de cualquier modo yo suscribo parcialmente tu teoría. Por ejemplo, El origen de las especies, creo, no hubiera tenido una influencia tan decisiva en todo el pensamiento posterior si no hubiera sido porque está magistralmente escrito. Y al manifiesto comunista, que está redactado con mucho primor, le pasa lo mismo; si no hubiera estado tan bien escrito el Manifiesto, el fantasma del comunismo hubiese sido menos peligroso y no habría convencido tanto. No olvides que la Ciencia es un aparato de convicciones; a ti la ciencia te convence de la ley de la gravedad, o de la segunda ley de la termodinámica aún no conociéndolas, y el estilo es un aparato tan poderoso para convencer como la Ciencia: pues para qué más quieres, es como el que ama a una mujer y además le gusta…………..

La Ciencia como Aparato de convicciones: Interesante Metáfora. Pero, reflexionemos………

¿Qué tipo de autor es el más adecuado para un aparato de convicciones?,

¿Será acaso aquel un escritor magistral de desbordante imaginación?

Mmmmmm………Sospecho que no siempre.

¿No será más útil para el Aparato de Convicciones disponer de escritores modestos e incluso mediocres pero que, en cada momento, digan una y otra vez, repitiendo hasta la saciedad, aquello que les indican quienes llevan el control del aparato?

Por lo que se refiere a originalidad o a calidad literaria ni por lo más remoto me parece que el Origen de las Especies esté magistralmente escrito. Por lo que se refiere a tesón, firmeza conseguida a base de insistencia, corrigiendo pruebas y alterando contenidos en sucesivas ediciones, sí;  es muy eficaz a la hora de transmitir firmemente una idea.

Si magistralmente se refiere a poder de convicción puede que tenga razón Benet y que El Origen sea, en ese dudoso sentido, magistral. No obstante, es sin duda también  oportunista y su difusión es inseparable de una importante red editorial, publicitaria y comercial.

Pero, por otra parte, tampoco creo que Benet le hubiese dedicado mucha atención a su lectura. Lo demuestra en una respuesta a una pregunta posterior:

P.- En algunas ocasiones has adoptado una actitud provocadora de provecho. En otros casos son opiniones que a mucha gente le parece una boutade, así sobre Joyce, Cortázar, Martín Santos. En una ocasión charlando sobre Sade lo comparaste con Benavente……

R.- Sade es Benavente y Klossowski el “El Caballero Audaz”, ni más ni menos.
Lo que pasa es que es muy fácil: Lo más fácil del mundo es ser Passolini. Los Klossowski y Passolinis se han subido al pedestal de lo maldito por voluntad propia. En 1977 con un Sade completamente perdonado, lo hemos convertido en un maldito. Ser maldito por tocar los tabúes ya me dirás lo que es, y Sade los conocía, sabía que en 1795 no se podía hablar de religión, de sexualidad; y construye un texto en contra de la sociedad, de la virtud. Sade tiene el mismo predicamento intelectual que el Play Boy, pues ya sabemos que poner a una señora con medias negras justas, pues eso es Sade. A la altura del Play Boy está Sade, que es lo mismo pero en el siglo XVIII…., no tenía estilo, ni gracia, no sabía hacer una metáfora, no sabía pasar a otro erotismo, es decir, no tenía ningún poder verbal ni ninguna gracia escribiendo. Y Darwin, sí: ¿El Origen de las Especies, qué es?, ¿Que hay una evolución?, ¡Qué va a haber una evolución! lo que pasa es que está muy bien escrito.

Francamente,  tan divertidas  conclusiones no parecen apropiadas para alguien que haya leido meticulosamente el Origen de las Especies. Ni la obra está tan bien escrita, ni su lectura permite concluir que no haya una evolución.   La lectura de El Origen no permite dirigir la crítica contra la evolución, sino que la guía indefectiblemente hacia el centro de la Teoría: La Selección Natural.


Imágenes de Blanca Andreu blog y Cinematismo.

Bibliografía:

Juan Benet: Cartografía personal. 1997. Cuatro Ediciones, Valladolid. 328 páginas.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,