Archivo de diciembre 9th, 2010

Esencia y porvenir de la Universidad según George Steiner

En su libro titulado en español  “Errata. El examen de una vida”,  George Steiner reflexiona sobre la esencia y el porvenir de la Universidad.  Dice:

Estas disociaciones entre investigación científica o humanística, por un lado, y enseñanza, por otro, son un lastre para la academia. ¿Cómo pueden las instituciones de educación superior ejercer –estructuralmente, económicamente, sociológicamente- su custodia del pasado histórico e intelectual y fomentar al mismo tiempo la libre innovación, la inversión en el juego, principalmente científico, de la posibilidad futura? ¿Y cómo puede conciliarse esta incierta dialéctica con el programa de estudios, inevitablemente simplificado, generalizado y social o políticamente sesgado? Ni los clérigos tomistas de la antigua Sorbona, ni Humboldt y sus colaboradores berlineses, fundadores del sistema universitario moderno, ni John Dewey, han resuelto contradicciones tan antiguas como las de las escuelas de retórica atenienses o las academias de Alejandría.  Sospecho que el futuro ahondará más aún en la brecha entre ciertos centros privilegiados de investigación y formación posdoctoral y aquellas escuelas y universidades dedicadas más específicamente a la enseñanza.  Esto puede ser inevitable; pero ambas empresas saldrán perjudicadas.

……………………………

Una universidad digna es sencillamente aquella que propicia el contacto personal del estudiante con el aura y la amenaza de lo sobresaliente. Estrictamente hablando, esto es cuestión de proximidad, de ver y de escuchar. La institución, sobre todo si está consagrada a la enseñanza de las humanidades, no debe ser demasiado grande. El académico, el profesor, deberán ser perfectamente visibles. Cruzarse a diario en nuestro camino. La consecuencia, como en la polis de Pericles, en la Bolonia medieval o en la Tubinga decimonónica, es un proceso de contaminación implosiva y acumulativa…………….

El pensador, el erudito, el matemático o el científico teórico son seres poseidos. Se encuentran prisioneros en una indomable sinrazón.

Referencia

Steiner, George. Errata. El examen de una vida. Ed Siruela, 1998.

Imágenes de Editorial Siruela.



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: