Archivo de marzo, 2011

La pesadilla de Darwin (Darwin’s nightmare)

And as natural selection works solely by and for the good of each being, all corporeal and mental endowments will tend to progress towards perfection.


Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube
Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

Impresionante artefacto del pensamiento decimonónico

Imagen de previsualización de YouTube

John Angus Campbell, profesor de retórica,  explora la manera en que Charles Darwin utiliza sus habilidades retóricas para persuadir a sus lectores del poder creador de la selección natural.   La entrevista analiza la lógica y la estructura de On the Origin of Species…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

De toda idea de diseño (ID), líbranos señor D.

El diccionario de Neolengua, probablemente la primera y mejor cumplida  profecía de  Orwell;  cuyo objetivo es implantar el pensamiento único, materialista y ateo, hace verdaderas maravillas para presentar las más elaboradas explicaciones de algunos términos relacionados con la biología y la evolución.

Hoy vamos a ver un bonito ejemplo.  Analizaremos el término exaptación, otro invento darwinista cuya única finalidad es expulsar de la ciencia la idea de diseño, ocultarla.   Dirán que exagero, que el que se inventa todo esto soy yo. Pero no. ………….Sigan leyendo porque lo que sigue no lo he dicho yo, casi todo procede del Diccionario de Neolengua……..

Semejante palabro (Exaptación) significa ni más ni menos que Pre-adaptación, es decir, desplazamiento en la función de un carácter durante la evolución (por ejemplo, las plumas de las aves que inicialmente habrían servido para la termorregulación y luego para el vuelo)  pero la palabra inicial que tan bien describe la idea, no interesa….. ¿Por qué? Los propios autores del término lo han explicado muy bien, tanto en español como en inglés.   En español:

“En Biología, se conoce como exaptación a aquella estructura de un organismo que evoluciona originalmente como un rasgo que provee adaptación a unas determinadas condiciones o que no es adaptativo (neutro), y una vez que ya está consolidado (generalmente, varios millones de años después) comienza a ser utilizado y perfeccionado en pos de una nueva finalidad, en ocasiones no relacionada en absoluto con su “propósito” original.

El concepto fue usado por primera vez en el artículo Exaptation – a missing term in the science of form[1] de Stephen Jay Gould y Elizabeth Vrba, donde se trataban de explicar el origen de adaptaciones sumamente complejas a partir de estructuras sencillas sin caer del todo en la idea de la preadaptación.”

“Sin caer en la idea de la preadaptación”, lo cual podría ser catastrófico.

En inglés:

The idea that the function of a trait might shift during its evolutionary history originated with Charles Darwin (1859, ch. 6). For many years the phenomenon was labeled “preadaptation,” but since this term suggests teleology, which is contrary to a basic principle of natural selection, it has been replaced by other terms in the years after Darwin.

Por muchos años el fenómeno se llamó preadaptación, pero ya que esta palabra sugiere teleología, lo cual es contrario al principio básico de la Selección Natural, se ha reemplazado por otras palabras en los años después de Darwin. Ya saben, se trata de una estrategia para no caer en la idea de preadaptación, una peligrosa tentación que nos llevaría a los abismos indeseados del ………..¿diseño, tal vez?

Imagen de Mundo Mágico

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

Darwin y el sexo de las aves: Una interpretación moderna

Imagen de Robando Rosas

Tim Birkhead, miembro de la Royal Society y profesor de zoología en la Universidad de Sheffield (UK), escribió un libro titulado The Wisdom of Birds. Ahora,  con motivo de la aparición de una edición en pasta blanda de este libro, el propio autor escribe una reseña para The Scientist (Faculty of 1000).

Llama la atención en esta reseña un comentario acerca de la actitud de Darwin sobre la sexualidad de las aves. Vean lo que dice:

For more than 100 years, it was widely assumed that the majority of female birds were sexually monogamous. Charles Darwin himself seems to have started that little rumor. In 1871’s The Descent of Man, he is quite explicit: “The female, though comparatively passive, generally exerts some choice and accepts one male in preference to others.”

O sea que Darwin en su obra El Origen del hombre comenzó el rumor (little rumor) que dice que las aves-hembra son monógamas; pero que tal rumor es falso. Bien, entonces ¿Por qué siendo tal rumor falso lo habría empezado a divulgar Darwin?

Birkhead lo explica así:

He was probably playing it safe. In Victorian England it simply wasn’t appropriate for a well-respected gentleman scientist to draw attention to the existence of female promiscuity, let alone to justify it in biological terms.

Es decir:

Estaba jugando sobre seguro. En la Inglaterra victoriana simplemente no era apropiado para un muy respetado caballero y científico llamar la atención sobre la existencia de la promiscuidad femenina, y mucho menos justificarlo en términos biológicos.

Según nos dice Birkhead,  Darwin escribió que las hembras de aves eran monógamas para no escandalizar. Pero no sólo eso. Hay más:

But Darwin wasn’t just bowing to pressure from contemporary society. His daughter Etty helped check proofs of his books and also acted as her father’s censor, striking out what she considered inappropriate passages. When Darwin did have to discuss topics he didn’t want Etty to read about, such as the sexual swellings of female primates, he wrote the section in Latin, which she couldn’t translate. When it came to female promiscuity, he took the easy way out and ignored it.

Darwin no sólo estaba cediendo a la presión de la sociedad contemporánea. Su hija Etty ayudó a corregir las pruebas de imprenta de sus libros y también actuaba como censor de su padre, eliminando pasajes que ella consideraba inadecuados. Cuando Darwin tenía que discutir temas que no quería que Etty leyese como por ejemplo las hinchazones sexuales de las hembras de primate, entonces escribía en latín así ella  no podía traducir. Cuando llegó a la promiscuidad femenina, tomó el camino más fácil ignorándola.

Tenemos hasta aquí que Darwin propagó el rumor de que las hembras de ave eran monógamas para no escandalizar. De acuerdo. Cualquiera pensaría que pronto un investigador descubriría la verdad poniendo en evidencia a Darwin, pero se equivocan si así piensan porque,……Veamos lo que pasó ya en los -60 del siglo XX:

In the mid-1960s, David Lack, arguably the most influential ornithologist of the 20th century, conducted a wide-ranging survey of the mating systems of birds and “confirmed” that, more than 90 percent of all bird species breed as pairs. His implicit assumption, following Darwin, was that monogamy meant female fidelity.

By the time Lack’s results were published, more ornithologists were conducting behavioral studies of birds banded with colored rings, enabling researchers to recognize them as individuals. They noticed that females were not always sexually monogamous. Such was Darwin’s reach that researchers explained away these anomalous results by blaming the males and assuming that they had hormone imbalances!

Es decir:

A mediados de la década de 1960, David Lack, probablemente el ornitólogo más influyente del siglo XX, llevó a cabo un amplio estudio de los sistemas de apareamiento de las aves y “confirmó” que, más del 90 por ciento de todas las especies de aves crían en parejas. Su suposición implícita, siguiendo a Darwin, fue que la monogamia significa fidelidad femenina.

Cuando se publicaron los resultados de Lack , más ornitólogos estaban llevando a cabo estudios sobre el comportamiento de las aves anilladas con anillos de colores, permitiendo a los investigadores reconocerlos como individuos. Se dieron cuenta de que las hembras no siempre eran monógamas. Tal era la influencia de Darwin, que los investigadores explicaron estos resultados anómalos culpando a los machos y suponiendo que había desequilibrios hormonales!

Pero leamos un poco más adelante:

The results are startling. Almost every bird species previously assumed to be faithful exhibits some degree of infidelity. Certainly, there are a few truly monogamous birds, such as the mute swan, but in most species some females have some of their eggs fertilized by males other than their partner. In species like the European reed bunting, despite the maintenance of a monogamous pair bond, more than 75 percent of all eggs are fertilized by other males’ sperm.

Los resultados son sorprendentes. Casi todas las especies de aves supuestamente fieles muestran cierto grado de infidelidad. Ciertamente, hay algunas aves monógamas, como el cisne, pero en la mayoría de algunas especies las hembras tienen algunos de sus huevos fertilizados por machos que no son su pareja. En especies como el European reed bunting, a pesar del mantenimiento de un vínculo de pareja monógama, más del 75 por ciento de todos los huevos son fertilizados por el esperma de otros machos.

Los motivos de Darwin nos los explica Birkhead en un artículo algo más extenso publicado en Journal of Zoology con motivo de Thomas Henry Huxley Review 2010:

I think Victorian prudery won out over science (Birkhead, 1997), but Smith (1998) offers some other possibilities. He suggests that Darwin (and many of his successors) were psychologically predisposed to presume that females are monogamous. If so, the few explicit examples of female promiscuity that Darwin was aware of were then viewed as exceptions and could be ignored. Darwin may also have assumed pre-copulatory choice to preclude the necessity of female promiscuity. Finally, Smith (1998) suggests that during Darwin’s lifetime, knowledge of sexual reproduction was both amorphous and confused, creating an intellectual barrier that prevented Darwin from considering the implications of female promiscuity.

Creo que la mojigatería victoriana se impuso sobre la ciencia (Birkhead, 1997), pero Smith (1998) ofrece algunas otras posibilidades. Él sugiere que Darwin (y muchos de sus sucesores) estaban psicológicamente predispuestos para suponer que las hembras son monógamas. Si es así, los pocos ejemplos explícitos de promiscuidad femenina de que Darwin era consciente entonces eran vistos como excepciones y podrían ser ignorados. Darwin también pudo asumir  la elección pre-copulatoria para evitar la necesidad de la promiscuidad femenina. Por último, Smith (1998) sugiere que durante la vida de Darwin, el conocimiento de la reproducción sexual era a la vez amorfo y confuso, creando una barrera intelectual que impedía a Darwin de la consideración de las consecuencias de la promiscuidad femenina.

En definitiva: la mojigatería victoriana se impuso sobre la ciencia. Una barrera intelectual impedía a Darwin para hacer ciertas consideraciones necesarias. ¿Se limitará todo esto a un aspecto puntual o podrá tener efectos más generales?

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,

Como un perverso experimento de darwinismo

Bruce Sterling escribió el prefacio a las historias de ciencia-ficción recopiladas con el título Quemando Cromo, cuyo autor es William Gibson, uno de los principales representantes del Cyberpunk. Gibson es autor también de Neuromante (1984), Conde Cero (1986) y Mona Lisa Acelerada (1988). En la primera aparece por primera vez el concepto de ciberespacio y las tres constituyen la llamada Trilogía del Sprawl.

En su prefacio a Quemando Cromo dice Sterling:

…..Estos relatos, barrocos, densamente cargados, merecen varias lecturas por su filosa, oscura pasión, y por la intensidad de sus detalles.

El triunfo de estas historias radica en la evocación, brillante y autónoma, de un futuro creíble. Es difícil sobreestimar la dificultad de un esfuerzo semejante, esfuerzo que muchos escritores de ciencia ficción han eludido durante años. Tal fracaso intelectual da cuenta de la ominosa proliferación de relatos post-apocalípticos, fantasías de espada y brujería, y esos omnipresentes culebrones en los que imperios galácticos degeneran cómodamente en barbarie. Todos esos subgéneros son producto de la urgente necesidad de los escritores de evitar enredarse con un futuro realista.

Pero en las historias del Sprawl veremos un futuro que es reconocible y dolorosamente extraído de la condición moderna. El enfoque es multifacético, sofisticado, global. Nace de un nuevo conjunto de puntos de partida: no de la gastada fórmula de robots, naves espaciales y el milagro moderno de la energía atómica sino de la cibernética, la biotecnología y la telaraña de comunicaciones por nombrar algunos.

Las técnicas extrapolativas de Gibson son las de la clásica ciencia ficción dura, pero la demostración que hace de ellas es pura New Wave. Más que los acostumbrados tecnócratas sin pasión y los coriáceos Hombres Competentes de la ciencia ficción, sus personajes son una tripulación pirata de vendedores, buscavidas, parias, marginados y lunáticos. Vemos ese futuro desde abajo, tal como se vive, no como una mera y árida especulación.

Gibson pone punto final a ese fértil arquetipo gernsbackiano, Ralph 124C41+, un tecnócrata Light encerrado en su torre de marfil, que derrama las bendiciones de la superciencia entre el populacho. En la obra de Gibson nos encontramos en las calles y callejones, en un reino de sudorosa, tensa supervivencia, donde lo high tech es un incesante zumbido subliminal, “como un perverso experimento de darwinismo social, ideado por un investigador aburrido que mantuviese el dedo permanentemente apretado en el botón de avance rápido”.

Referencia

Bruce Sterling. Prefacio a Quemando Cromo. Ediciones Minotauro Barcelona.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Rehabilitación de un lamarckista: ¿Fue Paul Kammerer el fundador de la epigenética? Tercera parte: Un modelo preliminar y conclusiones

Continua en esta entrada la  versión libre y comentada  del artículo:

Vargas AO. 2009. Did Paul Kammer Discover Epigenetic Inheritance? A Modern Look at the Controversial Midwife Toad Experiments. Journal of Experimental Zoology (Mol Dev Evol) 312B. 1-12.

Los capítulos anteriores son:

Rehabilitación de un lamarckista: ¿Fue Paul Kammerer el fundador de la epigenética?  Primera parte: El experimento en Alytes y la controversia del fraude

Rehabilitación de un lamarckista: ¿Fue Paul Kammerer el fundador de la epigenética? Segunda parte: El experimento en Alytes, semejanzas con mecanismos epigenéticos

Se recomienda la lectura del texto completo del artículo en inglés, ya que esta es una versión resumida en la que se han eliminado algunas referencias.

Un modelo preliminar para explicar los experimentos

De las observaciones indicadas se deduce que Paul Kammerer, en lugar de protagonista de un fraude podría ser el descubridor de los procesos de herencia no Mendeliana que hoy se conocen como epigenética.  En su artículo, Alexander Vargas, presenta un modelo basado en el conocimiento actual de la epigenética. El modelo puede ilustrar cómo hoy se pueden avanzar hipótesis para fenómenos que fueron misteriosos para Kammerer y sus contemporáneos.

Falta,   como no,  alguien que realice los experimentos propuestos en el modelo.

(más…)

Etiquetas: ,

Rehabilitación de un lamarckista: ¿Fue Paul Kammerer el fundador de la epigenética? Segunda parte: El experimento en Alytes, semejanzas con mecanismos epigenéticos

Segunda parte de la versión libre y comentarios del artículo:

Vargas AO. 2009. Did Paul Kammer Discover Epigenetic Inheritance? A Modern Look at the Controversial Midwife Toad Experiments. Journal of Experimental Zoology (Mol Dev Evol) 312B. 1-12.

Se recomienda la lectura del texto completo, ya que esta es una versión resumida en la que se han eliminado algunas referencias.


Semejanzas con mecanismos epigenéticos


1. Efectos parentales

En la F1 de los cruzamientos, era dominante el fenotipo original (“terrestre”), presente en todos los sapos. La F2 presentaba segregación 3:1. Pero……..Vargas destaca este detalle de Kammerer:

(más…)

Etiquetas: ,

Rehabilitación de un lamarckista: ¿Fue Paul Kammerer el fundador de la epigenética? Primera parte: El experimento en Alytes y la controversia del fraude

Imagen: Paul Kammerer (tomada de NNDB).

Comienza en esta entrada una serie que contiene una versión libre y comentada  del artículo:

Vargas AO. 2009. Did Paul Kammer Discover Epigenetic Inheritance? A Modern Look at the Controversial Midwife Toad Experiments. Journal of Experimental Zoology (Mol Dev Evol) 312B. 1-12.

 

Se recomienda la lectura del texto completo de éste artículo , ya que ésta entrada y las siguientes presentan  una versión resumida en la que se han eliminado algunas referencias. Un comentario del propio autor puede verse en el blog Nucleo Decenio.

***********************************************************************

Se dice que Paul Kammerer (1880-1926)  se suicidó muy poco tiempo después de que un artículo aparecido en Nature lo acusara de fraude en sus experimentos con el sapo partero, Alytes obstetrycians.

El tiempo y lugar en el que tuvieron lugar los acontecimientos, la Viena de los años veinte, son tan propicios para una novela romántica como para una historia de científicos en su laboratorio, y así, en este caso ambos géneros literarios confluyen: Alma Mahler, la que fuera esposa del compositor, era ayudante en el laboratorio de Kammerer.

Alytes obstetricans. Tomado de Nucleo Decenio (Suicidio de un lamarckista).

Kammerer era un científico profesional del Vivarium o Institute for Experimental Biology. Conocía muy bien los ciclos vitales de anfibios y había desarrollado varias líneas de investigación para estudiar en ellos los mecanismos de la herencia.  Según informa Gliboff, biógrafo de Kammerer, el trabajo en su laboratorio no se reducía a una o dos líneas experimentales:  Salamandras moteadas daban salamandras rayadas, salamandras terrestres producían larvas acuáticas y en las que se apareaban en el agua desaparecían las fases larvarias; anfibios ciegos del género Proteus desarollaban ojos funcionales, y los lagartos, ascidias, ranas y sapos parteros (Alytes) cambiaban de color, forma o alteraban su ciclo vital de una generación a otra según los tratamientos.

En su artículo,  Alexander Vargas señala algunos aspectos del trabajo de Kammerer descritos  en el libro “The inheritance of Acquired traits” (Kammerer, 1924) “que muestran remarcable semejanza con mecanismos epigenéticos conocidos en la actualidad, lo cual no parece probable que sea debido a la imaginación de Kammerer”.

Comenzaremos por definir la Epigenética para luego comentar algunos de los apartados del artículo de Vargas acerca de Kammerer.

La epigenética se puede definir como el conjunto de mecanismos por los cuales las pautas de expresión génica se modifican de manera heredable sin afectar a la secuencia de nucleótidos en el DNA.

(más…)

Etiquetas: ,

El famoso caso de la Biston betularia

Imagen tomada de The New York Times. Le acompaña esta leyenda:

Las polillas moteadas

Los experimentos que tenían por objeto mostrar la evolución en acción – que las polillas oscuras se hicieron más comunes cuando el hollín de las fábricas ennegreció  los árboles – pueden haber sido amañados. Las fotografías son engañosas: las polillas estabn  muertas, clavadas en los árboles.

***************************************************************************

Llama la atención encontrar entre las páginas del New York Times dedicadas a fraudes científicos unas fotografías de la Biston betularia. Aunque albergaba muchas dudas al respecto, ignoraba que el ejemplo clásico de la evolución por selección natural fuese ya considerado un fraude.

Citado en muchos libros sobre evolución, el ejemplo consistía en que mariposas de la especie Biston betularia, por efecto de la contaminación se habrían vuelto oscuras camuflándose así mejor de sus predadores en el fondo oscuro de las cortezas de los árboles. Aunque nunca ha sido válido como tal ejemplo de evolución, ya que en el mejor de los casos las mariposas, cambiando de color, seguían perteneciendo a la misma especie, el caso sigue siendo citado a menudo y sus correspondientes imágenes se encuentran en muchos libros de evolución y de biología.

Entre  las páginas del New York Times,  un artículo indica que  se trata de un fraude. Se trata del artículo titulado “La polilla que falló“. Escrito por Paul Raeburn, es un comentario del libro titulado “De polillas y hombres. Una historia evolutiva: La historia no contada de la Ciencia y la polilla moteada”, por Judith Hooper.

Traduzco a continuación el artículo.

***************************************************************************

La polilla que falló

Por Paul Raeburn

Publicado: 25 de agosto 2002

Comentario del libro “De polillas y hombres. Una historia evolutiva: La historia no contada de la Ciencia y la polilla moteada”

Por Judith Hooper.

Ilustrado. 377 pp Nueva York: W. W. Norton & Company. $ 26.95

Era la historia que daba la razón a Darwin.  Se inició en Inglaterra, durante la Revolución Industrial, cuando el humo negro comenzó a verter de las chimeneas de las fábricas. El aire se hizo tan espeso de hollín y suciedad que las madres, se dijo,”casi no podían distinguir los contornos de sus hijos en la calle.” La lluvia ácida empapaba los bosques cercanos, despojando a los troncos de sus líquenes pintados, dejándolos desnudos y casi negros.

Al mismo tiempo, lepidopterólogos británicos, sobre todo un grupo de aficionados, notó un cambio en la polilla moteada. La variedad moteada típica fue siendo rápidamente sustituida por una forma inusual negra, especialmente en las zonas contaminadas de los Midlands industriales. Como los bosques oscuros bajo los cielos sucios, también las polillas se oscurecieron. Las polillas típicas moteadas – que habían sido casi invisibles en los troncos de los árboles no contaminados, cubiertos de líquenes – podrían convertirse en presa fácil para los pájaros hambrientos al verlas en los troncos pelados de los árboles oscuros. Tal vez las polillas oscuras, menos visibles en los bosques contaminados, eran una adaptación, la evidencia de la selección natural en acción. Desde Darwin, los biólogos habían estado buscando un ejemplo de evolución en acción. Ahora pensaban tenerlo.

La idea de que la selección natural podría explicar el aumento de las polillas oscuras se sugirió en el siglo XIX. Pero no fue probada hasta 1953, cuando EB Ford, biólogo de Oxford, contrató a un lepidopterólogo aficionado, HBD Kettlewell, para salir al campo y averiguar lo que estaba sucediendo. Kettlewell, médico, y coleccionista de polillas desde niño, aprovechó la oportunidad de abandonar su práctica médica y dedicarse a su afición a tiempo completo.

Cargaba lámparas de vapor de mercurio y trampas de polilla por la campiña inglesa, donde liberó miles de polillas para supervisar su supervivencia. Los experimentos fueron difíciles, pero en dos años Kettlewell tenía las pruebas que Ford estaba buscando. En las zonas industriales, las aves habían devorado las polillas del abedul típicas, dejando a las polillas oscuras. Eso explica por qué la población de polillas oscuras iba en aumento. Y lo contrario sucedió en los bosques nativos – las polillas oscuras eran devoradas, sobreviviendo las típicas.

”Era el baile de la selección natural”, Judith Hooper escribe en ”De polillas y de hombres.”  Los experimentos se abrieron paso en todos los libros de texto de Evolución,  reproduciendo un par famoso ahora, de aparentemente indiscutibles fotografías en blanco y negro. En una de ellas, una polilla oscura es notablemente evidente en el tronco de un árbol cubierto de líquenes, mientras que una flecha señala una polilla moteada casi invisible cerca. En la otra, la polilla moteada reluce como un faro en el tronco de un árbol oscuro, desnudo, y la polilla oscura queda perfectamente oculta.

Allí estaba: la selección natural en acción. Darwin tenía razón. Fin de la historia. Pero, lamentablemente, como demuestra Hooper, no fue el final de la historia. En los últimos años ha quedado claro que las pruebas en que la historia se apoya son tan frágiles como las alas de una mariposa. Los experimentos de Kettlewell no demostraron nada. El ejemplo más famoso de la evolución en acción ahora debe convertirse en el más infame.

Kettlewell fue al el bosque conociendo los resultados que quería, y no se dio por vencido hasta que los obtuvo. El experimento se realizó bajo condiciones muy artificiales. Polillas crecidas en laboratorio se colocaron en los árboles en posiciones nada naturales, en el momento equivocado de día.  Kettlewell mismo decidió qué polillas se ocultaban de forma segura de las aves y cuáles no. Era tan hábil en el campo que incluso sus críticos podrían decir que pensaba como una polilla. Pero nadie creía que pudiese ver como un pájaro. ”No pemitimos experimentos de esta clase nunca más”, dice Ted Sargent, profesor emérito de biología en la Universidad de Massachusetts, Amherst, y el crítico más severo de Kettlewell.

Sargent no sugiere que Kettlewell hubiese mentido o engañado. En la desesperación de Kettlewell para tener éxito, y para complacer a Ford, simplemente podría haber visto lo que quería ver. ”Hay muchas maneras sutiles para seducirte a ti mismo”, dijo Sargent. El libro tan acertadamente titulado de Hooper trata tanto de los hombres como de las polillas. Los personajes de esta trágica historia fueron algunos de los científicos más brillantes de Gran Bretaña. Pero ese brillo se vio socavado por la ambición fría que les llevó a su vez a apoyarse el uno en el otro hasta, tal vez, incluso manipular los resultados de los experimentos. Hooper nos muestra sus fallos, pero con gentileza y respeto, creando un retrato conmovedor y compasivo de Ford, Kettlewell y los demás en este drama de décadas de duración.

La figura más simpática aquí es Kettlewell. Ford lo llevó a Oxford, porque él era el mejor lepidopterólogo de campo que Ford conocía. Ford tenía como misión demostrar la importancia de la selección natural en la teoría de Darwin. Pero Kettlewell nunca fue aceptado en Oxford. No tenía los grados académicos necesarios, ni podía competir en las, a menudo,  crueles justas intelectuales, comunes en los comedores universitarios. ”Fue el mejor naturalista que he conocido, y casi el peor científico profesional que he conocido”, dijo un colega.

La vida personal de Kettlewell se derrumbó mientras se esforzaba por cumplir con las exigencias crecientes impuestas sobre él por parte de Ford, cuya fama debe mucho a su análisis de los experimentos de Kettlewell. Ford le agotó. Kettlewell, un hipocondríaco, cada vez más comenzó a sufrir de enfermedades reales: episodios recurrentes de bronquitis, neumonía, pleuresía y la gripe, junto con problemas de corazón. En 1978, se cayó de un abedul en una expedición de recolección, rompiéndose la espalda. Nunca se recuperó. Más que nada, Kettlewell quería ser aceptado como miembro de la Royal Society. Ford lo propuso tres veces, pero de manera tal que se aseguró de que Kettlewell no sería aceptado.

Kettlewell murió el 11 de mayo de 1979. El Dictionary of Scientific Biography dice que”al parecer” se debió a una sobredosis de un analgésico. Pero los colegas de Kettlewell sabían que su muerte no fue un accidente, dice Hooper. Muchos obituarios expresaron su enorme cariño, “todo el mundo lo quería”,  dijo uno. Todos, excepto Ford, así fue. Informado de que Kettlewell se había suicidado, Ford lo llamó cobarde.

La historia de la polilla, como Hooper muestra, no es lo que parecía. Tampoco está resuelta. Las polillas oscuras prácticamente han desaparecido, pero el debate continúa. ”En el fondo estaba la ciencia imperfecta, una metodología dudosa e ilusiones”, Hooper escribe. ”Agrupado alrededor de la polilla moteada hay un conjunto de ambiciones humanas, y auto-engaños compartidos entre algunos de los biólogos evolutivos más famosos de nuestra época”.

Paul Raeburn, escritor senior de Business Week, es el presidente de la Asociación Nacional de Escritores Científicos.

 

 

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Camaleón en el Tesoro de la Lengua de Sebastián de Covarrubias

CAMALEON, este animalejo ví en Valencia en el huerto del señor Patriarca Juan de Ribera, de la misma figura que le pintan. Es cosa muy recibida de la su particular naturaleza mantenerse del aire y mudarse de la color que se le ofrece en su presencia, excepto la roja y la blanca, que estas no las imita [...] Es nombre griego: chamæleon [...] Vale tanto como humilis, seu parvulus leo ['león humilde o pequeño', A. B.] [...] Plinio [...] describe al vivo este animalejo como yo le vi. Pero canto al grandor debía ser poco más de un palmo y le tenían dentro de una jaula de calandria. Y de este tamaño era el que Pierio Valeriano refiere haber visto en Roma en tiempo de León Décimo en Palacio, lib. 27 de chamalleonte. En el lib. 28 cap. 3 alegado arriba trae Plinio parte de lo dicho y añade calidades del animal y uso dél, y de sus partes, pero no carece de superstición y por eso no lo refiero aquí, por tratarse de la moralidad que sacan los autores de la naturaleza suya. Es el camaleón símbolo del hombre astuto, disimulado y sagaz, que fácilmente se acomoda al gusto y parecer de la persona con quien trata, para engañarla. Significa también el lisonjero y adulador, que si lloráis, llora; y si reís, ríe; y si, a medio día claro, decís vos que es de noche, os dirá que es así, porque él ve las estrellas. Este tal merecía que se las hicieran ver realmente, con meterle en un pozo muy hondo, de donde dicen poderse ver a medio día; y de allí nació el proverbio de amenaza “Yo os haré ver las estrellas a medio día” [...]

Es animal de complexión muy frío. Debe de ser la causa que no se halla sangre en su cuerpo, sino muy poca en el corazón. Y así está escondido en el Invierno y sale de Verano. Su mayor enemigo es el cuervo. Debe de ser la causa el verle por la apariencia mudado en cuervo. El autor de la Sexta parte de Varia lección dice que herido y muerto el camaleón muere también el cuervo si come dél por poco que sea porque es todo veneno, si bien la naturaleza le proveyó de remedio y medicina y es que si así como se siente atormentado toma una hoja de laurel mata la ponzoña y cobra salud entera.

Tomado de Blog de la lengua española de Antonio BustosTesoro de la Lengua Castellana de Sebastián de Covarrubias Orozco. Disponible para su consulta online.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,