Locomotora a la luna: Finalidad social de la obra de Darwin revelada en el Historical Sketch en la sexta edición del Origen de las Especies. Segunda parte: La finalidad social de Darwin revelada por Sedgwick

Continúa aquí un resumen del artículo titulado “Locomotora a la luna: Finalidad social de la obra de Darwin revelada en el Historical Sketch de la sexta edición del Origen de las Especies”. La primera parte del resumen se encuentra aquí y el artículo completo publicado en Digital CSIC.

Imágenes: Karl Friedrich Burdach, Jean Baptiste Bory de Saint Vicent,  de Wikipedia.

Poca ciencia en el Sketch

 

Ya ha quedado claro que la transformación de las especies no es aportación de Darwin. El mérito de ser el autor de tal aportación a la ciencia, se reconoce en el Sketch, es de Lamarck. Habiendo reconocido en los párrafos segundo y tercero que el mérito es de Lamarck, y que similares opiniones tuvieron su abuelo, Geoffroy Saint-Hilaire y Goethe, Darwin manifiesta a partir de ahí otro objetivo: Exponer entre todos los naturalistas mencionados, cuáles son partidarios de la transformación y cuáles no lo son.

En el párrafo 18 de este sketch se citan conjuntamente a Bory St. Vincent, Burdach, Poiret and Fries. Su final no tiene desperdicio:

From other references in Godron’s work “Sur l’Espece”, it seems that Bory St. Vincent, Burdach, Poiret and Fries, have all admitted that new species are continually being produced. I may add, that of the thirty-four authors named in this Historical Sketch, who believe in the modification of species, or at least disbelieve in separate acts of creation, twenty-seven have written on special branches of natural history or geology.)

Indicando que, de los treinta y siete autores mencionados, treinta y cuatro creen en la modificación de las especies. Se deja en manos del lector el resolver quiénes sean los tres que no creen: Posiblemente los dos reverendos (Hon. and Rev. W. Herbert; Rev. Baden Powell) y Aristóteles, en definitiva tan reverendo o más que los anteriores.

Poco importa que en el mismo párrafo los treinta y cuatro autores queden reducidos a veintisiete. En cualquier caso muchos autores han escrito sobre la transformación de las especies antes de Darwin.

Podría ser que la aportación de Darwin consistiera en otra cosa, no en la transformación de las especies sino en la teoría propuesta para explicar la tal transformación: La  Selección Natural. Pero ya en el cuarto párrafo queda claro que W.C. Wells, ya en 1818 reconocía el principio de Selección Natural, si bien aplicado sólo a la raza humana y, dentro de esta a ciertos caracteres.

……………………..

Por si fuera poco, párrafos más adelante Darwin cuenta de manera algo tosca su disputa con Owen. Entre otras cosas se trata de la paternidad del concepto Selección Natural, pero en este aspecto no queda lugar a dudas cuando leemos:

As far as the mere enunciation of the principle of natural selection is concerned, it is quite immaterial whether or not Professor Owen preceded me, for both of us, as shown in this historical sketch, were long ago preceded by Dr. Wells and Mr. Matthews.

 

Pero la paternidad de semejante joya, patrimonio mundial de la ambigüedad, el concepto de Selección Natural no corresponde a Owen ni a Darwin sino, según éste último al Dr. Wells o a Mr. Matthews, salvo que, como veremos inmediatamente corresponda a otro autor muy anterior. Y es que, ya en el primer párrafo de este curioso Sketch, donde su autor dice que Mr Clair Grece, le mencionó un párrafo de Aristóteles, en realidad podría haber indicado que Mr Clair Grece le hizo saber que la selección natural era algo conocido en el mundo antiguo, por lo menos esto es lo que se lee en un letra de Clair Greece a Darwin fechada el día 12 de noviembre de 1866:

You may recollect me as having some year or two since pointed out to you a passage from Aristotle, shewing that “Natural Selection” was known to the ancients.”

En definitiva y por ir centrando el tema, del análisis del Historical Sketch (en su versión de la sexta edición) se deduce en primer lugar cuáles no eran aportaciones de Darwin: Ni la transformación de las Especies, ni la Selección Natural. En segundo lugar queda claro que la intención de Darwin no es discutir detalladamente la aportación de cada uno de los naturalistas mencionados sino otra….¿Cuál?…….

Ingeniería social: la verdadera aportación de Darwin

 

Las del Historical Sketch son páginas escritas para cubrir ausencias; más paradójicamente sirven para poner de manifiesto otras ausencias. Quien las lea detenidamente reconocerá la falta de cualquier intención de describir en detalle la aportación de cada uno de los autores mencionados. El fallo de las primeras ediciones (faltaban referencias) es ahora cambiado por otro no menos importante (las referencias no hacen adecuada mención de las contribuciones científicas). Esto tiene ciertas consecuencias. En primer lugar queda claro que la descripción detenida y metódica de la obra de autores anteriores no interesa, lo que importa es otra cosa.

Asimismo queda establecido cuáles no son aportaciones de Darwin: Ni la transformación de las especies ni la selección natural son conceptos originales suyos.

El Sketch no trata sobre la cuestión científica que concierne a los detalles de la transformación de las especies, sino de otra cosa. Se está estableciendo una agrupación, diferenciando entre dos colectivos de autores. Por una parte los que creen en la transformación o que admiten que tal transformación ocurre y por otra parte aquellos autores que no creen o no admiten tal transformación. Éste y no otro es el aspecto que se destaca de cada uno de los naturalistas citados.

Queda definido así el terreno de un debate que no es científico sino socio-político, o lo que es peor el hacer de tal debate algo esencial para la ciencia. Engaño que todavía hoy perdura y mediante el cual la ciencia se esfuma para dejar espacio a una “nueva teoría” que se elevará triunfante. La cuestión en lid es más de filiación dogmática que científica. Como indicó George Gaylord Simpson, la obra “On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life” no trata sobre el Origen de las Especies. Trata sobre otra cosa ¿Qué aporta la obra de Darwin? Sedgwick lo expresa claramente en su carta dirigida a Darwin el 24 de noviembre de 1859 cuyo contenido íntegro ha sido obtenido del proyecto Darwin Correspondence y de la cual hemos extraído dos fragmentos (La carta se presenta entera en el apéndice 1 (tomada de http://www.darwinproject.ac.uk/entry-2548):

En primer lugar la aportación de Darwin consiste, para Sedgwick, en abandonar el método científico. Irónicamente expresado en la metáfora “construir una maquinaria tan salvaje como la locomotora del Obispo Wilkins que nos iba a llevar  a la luna”. Al menos esto dice en su carta:

 

You have deserted—after a start in that tram-road of all solid physical truth—the true method of induction—& started up a machinery as wild I think as Bishop Wilkin’s locomotive that was to sail with us to the Moon.

(Usted ha abandonado -después de un comienzo en la ruta de toda la sólida verdad física-el verdadero método de inducción y ha puesto en marcha una maquinaria creo que tan salvaje como locomotora del Obispo Wilkins que nos iba a llevar a la Luna.)

En Segundo lugar, desvincular lo material de lo moral para así brutalizar a la humanidad. Esto se obtiene también directamente de la carta de Sedgwick:

This view of nature you have stated admirably; tho’ admitted by all naturalists & denied by no one of common sense. We all admit development as a fact of history; but how came it about? Here, in language, & still more in logic, we are point blank at issue— There is a moral or metaphysical part of nature as well as a physical A man who denies this is deep in the mire of folly Tis the crown & glory of organic science that it does thro’ final cause , link material to moral; & yet does not allow us to mingle them in our first conception of laws, & our classification of such laws whether we consider one side of nature or the other— You have ignored this link; &, if I do not mistake your meaning, you have done your best in one or two pregnant cases to break it. Were it possible (which thank God it is not) to break it, humanity in my mind, would suffer a damage that might brutalize it—& sink the human race into a lower grade of degradation than any into which it has fallen since its written records tell us of its history. Take the case of the bee cells. If your development produced the successive modification of the bee & its cells (which no mortal can prove) final cause would stand good as the directing cause under which the successive generations acted & gradually improved— Passages in your book, like that to which I have alluded (& there are others almost as bad) greatly shocked my moral taste.

(La visión de la naturaleza que ha establecido admirablemente, admitida por todos los naturalistas y no negada por nadie con sentido común. Todos admitimos el desarrollo como hecho histórico, pero….¿cómo ocurrió? En el lenguaje y más aún en la lógica, somos completamente ignorantes al respecto – En la naturaleza, así como hay una parte física hay también una parte moral o metafísica-. Quien niegue esto  estará profundamente en el fango de la locura.  La corona y la gloria de la ciencia orgánica, mediante una causa final, enlazará lo material con lo moral, y sin embargo no permitirá que se mezclen ambos en nuestra primera concepción de las leyes, y en nuestra clasificación de dichas leyes si tenemos en cuenta un lado de la naturaleza o el otro. Usted ha ignorado esto, y, si no me equivoco en su significado, usted hace lo  mejor que puede para romper este enlace. Si fuera posible (que gracias a Dios no lo es) romperlo, la humanidad, en mi mente, sufriría un daño que puede brutalizarla y hundir a la raza humana en un grado inferior de degradación a cualquier otro en que haya caído desde que su historia se encuentra registrada en escritos. Tomemos el caso de las celdas de la abeja. Si su desarrollo hubiera producido la modificación sucesiva de la abeja y sus celdas (algo que ningún mortal puede probar) la causa final estaría en buena posición como la causa en virtud del cual la dirección de las generaciones sucesivas ha actuado y mejorado gradualmente- Con tales pasajes de su obra, al igual que a los que ya he aludido (y hay otros casi tan malos) sorprendió enormemente mi gusto moral.

 

 

Conclusión

Podríamos preguntarnos para terminar si los ciento cincuenta años transcurridos desde que Sedgwick escribió su carta con tan graves acusaciones le habrán dado la razón o por el contrario habrán demostrado que no la tenía. Si el darwinismo habrá sido o no responsable de brutalizar a la humanidad hundiéndola en una degradación nunca antes conocida.

Para José Antonio Zamora, en su libro titulado “Th W Adorno. Pensar contra la Barbarie”,  el darwinismo (darwinismo social dice pero yo no veo otro darwinismo que el social) es uno de los elementos emblemáticos de la Modernidad que ciertamente tienen relación con la mayor catástrofe: el genocidio.

 

Referencias

Burkhardt, Frederick et al. Eds. 2004.  The Correspondence of Charles Darwin. Vol 14, 1866. Carta de James Clair Greece a Charles Darwin del 12 de Noviembre de 1866. Página 386.

Darwin, Charles. On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life. Ediciones segunda y sexta en Gutenberg.org.

Zamora, José Antonio. Th W Adorno. Pensar contra la Barbarie. Editorial Trotta. 2004. Madrid.

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:

Related posts:

  1. Locomotora a la luna: Finalidad social de la obra de Darwin revelada en el Historical Sketch en la sexta edición del Origen de las Especies. Primera parte: ¿De qué hablo el cura en el sermón?
  2. El bueno el feo y el malo (Segunda parte): Tres argumentos para acabar de una vez por todas con la selección natural
  3. Charles Darwin y la reapertura del expediente Galileo
  4. Secuestro en la torre de cristal, la reina amenazada
  5. La biología secuestrada. Comentario al artículo de Máximo Sandín titulado “En busca de la biología. Reflexiones sobre la evolución” Segunda Parte: Condiciones para el rescate
Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

No se si desvincular lo material de lo moral serviría para luego brutalizar a la humanidad, quizás desde una postura de “ideológica” sí, pero siempre será menos peor que en aras a la ciencia, se pretenda una especie de sociedad racista de corte genético-psicológica a partir de unir lo moral a lo material (genética) dentro de un discurso tramposamente paternalista donde el fin último, al que se trata de no mirar, es humanizar a unos pocos y brutalidad a unos muchos para que se tomen la pastilla y así aniquilar la impulsividad, el origen de otro tipo de “racismo” hacia ese grupo que se autodenominada “humano por conducta humana” o quizás “elegido”. Moral Enhancement (and druds) EEUU, Behaiviour Genetics and Neurobiology, TDAH, TDA, Borderlines ……

La situación que usted describe, Adolfo, es resultado (inmoral) del darwinismo. Hay dos pasos en el proceso: 1) Eliminar la moral, es decir, el sentido de justicia. 2) Reconstruir una falsa moral (la moral científica a la que usted se refiere). ¿Estamos de acuerdo?

Quizás lo vea yo de un modo más llano. Yo lo resumiría por un lado como “el todo vale” servido por loobies sociales y políticos progres, más el papel educacional en conductas “guays” y en falsa autosuficiencia ofrecida a los menores por los medios de comunicación a lo largo de los últimos 25 años, dejando una juventud, luego adulta, donde ya no tiene autoridad ni un padre ni un profesor, ni un cura, ni un policia, donde hago lo que me da la gana y que no se le ocurra a ninguno de ellos decirles nada que es maltrato, acoso, etc. Una combinación perfecta para, por otro lado, esperar unos añitos, sustituir convenientemente al cura por el filosofo y el neurologo, y escandalizarse oportunamente para sugerir que algo hay que hacer, que no todos los individuos son iguales en ambientes de stress (según algunos resultado del “progreso”, de unos pocos no impulsivos claro está) y que este estrés es causa de conductas amorales y violentas en ” determinados” individuos. Individuos a los que se irá “enfermando” bajo el pretexto de curar (dandoles un trato de enfermos) mediática e institucionalmente a través de un conveniente boom mediático en torno a mil y un síndromes mentales con la impulsividad como nexo fundamental, luego discapacidades, bajo el paraguas “de credibilidad y aparente espontaneidad” de otro boom en torno a la discapacidad, concretamente la “discapacidad intelectual”, sacó sin fondo de reciente creación, para ir incluyendo a millones de menores y adultos, cual epidemia, en un tono paternalista, muchos de los cuales los cuales no se opondrán por que igual de conveniente se ” premiará ” su sumisión con desgravaciones fiscales en el IRPF por miembros con discapacidad, en un tiempo en el que el dinero para comprar el pan escasea y los demás pensarán que no saben contra quien ir. Todo ello aderezado con gran incapie en medios y redes sociales con adoctrinamiento en torno a emociones, sobre todo negativas -ira- y sus consecuencias sugeridas de modo sutil, violencia de género, siniestralidad vial y laboral, corrupción,… el gran chivo expiatorio la impulsividad, vamos los impulsivos. Esto en un ambiente de gran demanda por unos pocos pero con mucho eco mediatico, de cambios en la educación y más concretamente de educación emocional por un lado (Fundación Roquefeller en EeUu, progresismo ateo en Europa, etc, pero esto debe de ser de frikis) y por otro de educación separada por competencias (en breve implementarán la creatividad y la tan ansiada competencia ejecutiva disfrazada de inteligencia social, en aras a la bien vendida equidad (cual símil de igualdad para la gente de la calle) que no es otra cosa que para aplicar una dudosa justicia a unos pocos se estigmatiza a otros desde niños. Que no se me olvide la sustitución de la vocación infantil y adolescente, por la orientación académica según la biología de cada menor, bueno se le llama talento, de moda también estos años. Laboralmente se fuerza a las personas impulsivas a medicarse por causa del novedoso estrés reinante, para no ser menos eficientes, y se sirve en bandeja a las grandes empresas el realizar análisis de ADN (factores en el ADN que expliquen “vulnerabilidad al estrés” – ya en EEUU en algunas empresas) a los interesados en vacantes para puestos de trabajo, dado que a los sindicatos se les ha ocurrido forzar judicialmente la consideración de baja laboral por causas de estrés a lo que antes era baja por enfermedad, y así que se haga cargo la mutua y no la Seguridad Social del gasto de la baja ( con el pretexto de “ayudar” al “vulnerable” voy a hacer que no pueda acceder al puesto de trabajo por que no es adecuado en aras a la equidad. Por otro lado, a sus hijos se les diagnostica y médica de tdah, tda, etc. En una segunda generación imponer la medicacion obligatoria de los señores Savulescu y J. and Persson, I. será solo cuestión de unas cuantas noticias sensacionalistas en TV de violencia e irresponsabilidad de supuestos individuos impulsivos que “todavía no se medican”. Y ya está, ya hemos puesto una correa al individuo impulsivo (a la impulsividad) que se ha despertado 25 años más tarde y se ha visto convertido no en un insecto, sino en una especie de subhumano, mitad Neandertal (proyecto Genoma de Neandertal, sugieren conductas impulsivas por presencia variable de ADN Neandertal, etc) en una sociedad obsesionada (que le han obsesionado vamos) con la “autonomía” y que caracteriza de humano al individuo en función de su conducta humana, libre de sus emociones negativas, responsable o moralmente autonoma. A lo sumo que aspira sin tomarse la pastillita es a ser ” persona”, vamos igual que los pobres gorilas de la selva, ya con ese mismo tratamiento (Proyecto Simio, partido animalista, Equipo, etc). Sin un certificado médico de “autonomía o auto conducción” explicada mediante análisis genético y de sangre, pues no puede abrir una cuenta en un banco, no puede conducir (foco reciente en las distracciones al volante por causa de “emociones negativas” no gestionadas convenientemente), no puede trabajar, etc. Vamos que si antes la “Gracia” obtenida de la oración en el Cristianismo (convenientemente denostado mediaticamente), era herramienta para anular o modular pulsiones y emociones negativas (al menos hasta que se sustituyó por un Dios castigador hacia el 1500) pues parece que en unos añitos vamos a tener la pastillita para el mismo fin, que si no la toma el impulsivo pues “no va poder ni comprar ni vender”, y de paso acabamos con “los racismos”. Todo lo que está aconteciendo últimamente, en su conjunto, por las implicaciones entre todo ello y la dirección a la que apunta, ya me lo reconocia un sacerdote, tiene un contenido fanático religioso sin precedentes. Pero bueno esto es sólo idea de un friqui seguramente. Es triste que no haya un sólo foro que no esté denunciando todo esto. La maquinaria racista de Alemania y EEUU juntas, cosa de niños comparado a lo que unos cuantos fanaticos con muchos recursos humanos, manejando el dinero de los demás para traer esté “estresante progreso”, nos traen para acabar sutilmente cual cambio social espontáneo, con la impulsividad, origen del racismo (y el antisemitismo) (Savulescu, J. and Persson, I.) como tratándo de auto salvarse de su Otro. Ya lo decía Lacan, “el mismo psicoanálisis es un sintoma” (quizás de la escisión del yo de una identidad formada por no impulsivos y mucha anandamida, que no acepta el “para” y prefiere el “por”, y que de esa escisión surge la opción por el sometimiento en lugar del amor, comportándose como un impulsivo hacia su otro, sin la menor empatía. Esa falsa moral científica no es más que la misma moral rechazada por el pelagianismo, por otro lado recuperada ahora en forma de determinismo para librar una sutil guerra a la impulsividad. Es muy complicado resumirlo más. Resulta fácil y gratis criticar a la Iglesia y al cristianismo mediante ataques directos, metáfora y sinonimia, pero denunciar lo que está pasando y apuntar a un “quien” como autor y beneficiario directo de todo esto, pues se ha hecho muy bien para que sea en la practica considerado socialmente (y curiosamente) “irracionalmente detestable”. Ellos se lo guisan y se lo comen, los demás miramos y acatamos.Siento la parrafada. Saludos.

Le ha quedado un poco largo el comentario, Adolfo. No obstante extraigo de él algunas conclusiones claras y también algunas dudas. En primer lugar de mis conclusiones pondría la Biomedicina (Genómica y Neurociencia) y la Biología en general como herramienta de alterización, de creación del otro. Ahi me gustaría que nos aclarase usted un poco esos trabajos citados de Savulescu, J. and Persson, I.

En segundo lugar queda en lugar clave y como fundamento de toda nuestra historia presente la falsa moral, la injusticia, como protagonista. El cientifismo como religión.

Ya me dirá usted si quiere seguir discutiendo por este medio o prefiere mediante el e-mail. Como dice que es triste que no haya un sólo foro que no esté denunciando todo esto, pues tal vez quiera usted segir denunciándolo aquí. Por mí no hay inconveniente.

Reciba un cordial saludo,

Bajo mi punto de vista, el hecho de que haya surgido de manera clara desde que empezo la crisis económica (no olvidemos espoleteada desde el entorno financiero del otro lado del charco, al igual que las 3 anteriores, dos de tipo geopolítico y la otra financiero) todo un puzzle de tendencias de adoctrinamiento masivo por editoriales, medios de radiodifusión y tv con el foco en lo psicológico, neurológico, genético y paleontológico, relacionadas con conducta de pulsión o impulsiva, y tendencias sociales, criminológicas deterministas, educativas, laborales, filosoficas, de bioética, etc y por otro lado bajo un ambiente social, económico y familiar enfermo, de incertidumbre o estrés, creado en un tiempo relativamente corto que hablando en clave de “vulnerabilidad del individuo al estrés” se puede resumir como “traer la oscuridad para que brillen las “estrellas”, no cabe duda de que no es algo espontáneo. Aquí hay mucho poder de fondo, y no poder financiero (de manejo del dinero de los demas y de legislar en lo financiero) exclusivamente, sino de influencia y de actuación y militancia social y política. Antes le tocaría a usted diez veces la lotería que si apostase a que se diesen todas éstas tendencias mediáticas, cientificas,políticas, sociales, etc al unisono de modo espontáneo. El problema de plantear una sería duda a cerca de la no espontaneidad es que hay que plantearse un quién. Y como dije, nos podemos meter con lo cristiano y la Iglesia y no pasa nada pero, ¿y si los indicios y los beneficios directos e indirectos señalan a otra confesion relijiosa? Quizas sea constitutivo de delito, o irracionalmente, cual perro de Paulov, sea percibido como políticamente no correcto. Igual nos encontramos con que no hay las mismas leyes para unos y otros. Cuando habló de un Otro, aludo a que ese Otro, ya existe, pero él no tiene dicha identidad de ser un Otro, sin embargo, su Otro, sí la tendría de modo consciente,( y de esa diferencia en cuanto a la impulsividad, esa identidad extrae el origen de la falta de omeostasis con so Otro), y sería el promotor y “supporter” de todas estas tendencias, para controlar y ponerle la correa al cuello cual animal a su ingenuo Otro. Si nos basamos en las evidencias históricas, ensayos y estudios realizados por esa misma identidad cual obsesion, declaraciones por miembros de dicha confesión religiosa en clave de diferencias biologicas con su Otro, y otros ejemplos prácticos actuales de conducta y vulnerabilidad al estrés, podríamos realizar una preocupante afirmación a cerca de esa identidad, y explicar que con la suma global de estas tendencias, el beneficio supone poder a largo plazo exhibir esa identidad junto con una posición social media extremadamente alta sin riesgos. Por un lado la sociedad queda estratificada según un factor biológico que determina el éxito, y del cual esa identidad mantiene una media en torno al valor máximo. Consiste en poner en marcha una partida con las cartas marcadas. Por otro lado basta con promocionar y dar soporte mediático a fanáticos ateos pro materialismo del ser humano y darles soporte filosófico y científico para acelerar la tendencia.
Los trabajos que exponen Savulescu y Persson se pueden resumir en una serie de manipulaciones al público mediante la relación de las conductas “arcaicas” (Neandertales nos viene a sugerir los media) y las guerras, el cambio climático, y la violencia doméstica (de género). Todo el mundo debe saber, según ellos, que las guerras se deben a decisiones o actos de pulsión y no a intereses económicos o geoestratégico. No tiene desperdicio, pero como ya se denunció hace varias decadas (de que se pretendia infantilizar a la sociedad norteamericana, y la nuestra ya lo esta casi) el juicio crítico está por los suelos, la visión global se ha sustituido por el slogan y la vulnerabilidad a la manipulación no tiene precedentes. Sin embargo, mientras se distrae a la opinión pública con debates televisados en el que las partes intervinientes, John Harris (pro clonación humana), Savulescu y Persson, y Vojin Rakic, apoyan la medicación de diversos modos y escenifican un debate en base a diferencias en torno a la obligatoriedad o a la necesidad de implementarlo sin causar daños al individuo, reduciendo la dignidad, al mero derecho a no sufrir (similar al proyecto Simio para variar), se va creando una opinión pública de que la medicación va en serio a la vez que dada la verosimilitud al público, se le fuerza a automedicarse para no perder eficiencia laboral o estudiantil bajo un ambiente enfermo que se ha normalizado y ha convertido al individuo normal con predisposicion henetica impulsiva, en vulnerable al estrés, en un inadaptado y en un enfermo metal discapacitado.
Por todo ello, bajo mi punto de vista, el trasfondo es de un rabinismo fanático, y es aquí donde ya no todos jugamos curiosamente con las mismas cartas.
Por otro lado, el debate en torno a si la selección natural es una teoría o es un hecho, me recuerda a unas declaraciones realizadas por alguna famosa cantante Española que decía “da igual que hablen bien o mal de mi, lo importante es que hablen”. Creó que tantas vueltas para llegar al final de los finales a algo muy concreto; que esa identidad tiene una mutación genetica de tipo cognitivo que los hace me media no impulsivos, rapidos mentalmente, extremadamente eficientes intelectualmente, y les dota de una mayor empatía que su Otro (aunque la empatía hacia su Otro sea nula), da igual si el apellido es ” grupal”,”familiar”, “racial”, es lo de menos, posiblemente relacionada con la anandamida, y que dado que el concepto de justicia (concepto de laboratorio que no es válido si se tienen en cuenta las relaciones sociales, dignidad, etc) que se nos trae equivale a Equidad, pues dicen, vamos a organizar la sociedad ya oscurecida, violentada, estresada o como dice el amigo Paul Krugman, fruto del progreso (de él y los suyos), de modo que el éxito este ligado a esa ventaja genética de adaptabilidad al estrés, así podremos reunir a todo el grupo en un estrato social y económico justificado científicamente por esa diferencia genética relacionada con el estrés. Por otro lado, esto servirá para inaugurar un periodo transitorio en el cual la selección de pareja tendrá seriamente en cuenta los rasgos conductuales (ya se están ofreciendo los fisiológicos en revistas a modo de supuestos estudios, evitando hablar de los faciales) que garanticen dicho éxito. Por otro lado la selección de embriones que sugieren Savulescu y otros para elegir una genética más moral, y el aborto bajo el pretexto de discapacidades intelectuales de base en el embrion, cual síndrome de Down (ahora que nadie me diga que un Down tiene menos dignidad que un TDAH), servirá para que la especie humana como dice otro de la cuerda el señor Carbonell, evolucione (que a ver si se pone de acuerdo con Arsuaga en si es especie o especies) por que después de cambiar recientemente la definición de especie por “concepto evolutivo de especie” para poder hablar de hibridación con el Neandertal y así ligar a este a las conductas impulsivas, no entiendo cuando dice todo digno que hay que tener conciencia de especie. Ya digo que detrás de todo hay un fanatismo y un odio desmedido, y tiene todo el apoyo mediático necesario para que surta sus efectos. Al final, usted estará de acuerdo conmigo, que sigue tratándose de una cuestión de fe, en este caso de “no fe”, por lo tanto ” de fe”. Sonara a fricky, (igual es que de eso se trata), Lacan, que no es un fricky precisamente, dijo, mientras hablaba de psicoanálisis que el Apocalipsis iba a ser interpretado. ¿En clave de impulsividad?
No he podido hacerlo más corto. Hay mucho para contar. Le agradezco su invitación y la consideraré. Estoy yo y otras personas intentando que la Iglesia católica tenga conocimiento concreto de este conjunto de tendencias y sus relaciones. Creó que es información suficiente para que si lo desea lo tome en consideración o lo desestime por políticamente no correcto.
Saludos

Estimado Adolfo,

Gracias por su comentario.

Creo que, en la medida de lo posible, debería ser un poco más ordenado y, sí, también más breve. Le agradecería si escribiese una síntesis de sus dos largos comentarios. Estoy seguro de que eso facilitaría la difusión de sus planteamientos.

Reciba un cordial saludo

Reconozco que tiene razón en ambas cosas. No me resulta fácil ordenar en un texto tal cantidad de piezas relacionadas y comprimirlas si pretendo dar una idea clara del asunto y evitar que sea interpretado de modo incorrecto y sesgado por falta de información. Es cierto que una síntesis es necesaria después de lo que he expuesto y se la dejo más abajo.

Por otro lado observó que no ha mostrado su postura sobre ello, lo cual comprendo e imagino que será por precaución. Si lo desea me puede dar su opinión por mail. Hace diez años el condicionamiento mediático que tenía yo sobre el probable “quién” que intuyo ahora, me hubiese hecho reaccionar con precaución y temor. Lo que habría que preguntarse es si ese condicionamiento puede servir como patente de corso para actuar de modo impune, y a esto me viene a la cabeza la película de Chicho Ibáñez Serrador, “¿Quien puede matar a un niño?”. En cualquier caso, es una opinión personal formada después de observar los diversos booms, aceleración de tendencias, cambios estructurales y de cosmovisión social coincidiendo con el inició de la crisis financiera, luego económica, de occidente, que bajo mi punto de vista constituye una gran cortina de humo y el pretexto infalible para justificar toda esa serie de cambios bajo esloganes paternalistas como revolución educativa, reinventar, desaprender, potenciar el altruismo, etc.

Voy al grano. Por sintetizar, bajo mi punto de vista, hay un claro objetivo en todo este proceso de cambios y cosmovisión, consistente en una carrera por solucionar un problema histórico enquistado, que su promotor mantiene en su espacio de convivencia principal (Occidente) con la impulsividad de su Otro. Ello pasa por forzar y normalizar de modo paulatino un ambiente de estrés social y laboral, arrebatar primero la humanidad a éste (a través de paleontologia y la genética) para facilitar su demonización, alejarle de la incómoda (para el promotor) herramienta que dispone su Otro para modular o regular esa impulsividad, la oración cristiana, promocionar la sustitución de esta por la medicación, crear dos identidades sociales biológico-conductuales, y genéticas en otro estadio con la llegada del ADN al DNI (eslogan de banco HSBC Bank: “Your DNA Will Be Your Data”) y asociarlas a estratos sociales distintos cada vez más impermeables, potenciar la injusticia del trató indigno y la desigualdad y acorralamiento de los individuos impulsivos a través potenciar la Equidad y de cambiar dignidad por derecho a no sufrir, facilitar el proceso a través de fomentar una obsesión por la “autonomía” y acosar a su otro en educación y trabajo (éste con los riesgos psicosociales de moda últimamente), dotar a su Otro de una identidad biológica estigmatizada y relacionada con la baja eficiencia y la irresponsabilidad social, vial, laboral, violencia de género, buying, etc, que facilite en el largo plazo su disminución demográfica a través de la selección de pareja, selección de embriones, aborto y manipulación genética (esto se vende como una “oportunidad” que es ciencia ficcion de momento).

Si surte efecto, esta identidad se habrá salvado a sí misma, como un mesianismo, y lo más importante de todo, se habrá demostrado a sí misma que “en su día no se equivocaron”.

Voy a añadir algo que se me ha pasado por alto. En 1963 A.Bandura demostró los daños que pueden hacer los medios de comunicación a la conducta en formación de los niños. La conclusión ofrecida al público por los medios fue que no estaban claros los resultados del experimento por que había otros que lo contradecían (curioso). Los medios han ido aumentando la violencia en los contenidos, empapándose de ella en España desde la implantación de la última TV digital, los dibujos animados exportados por las productoras de EEUU, pudiendo ver amputaciones con sangre explícita (serie Hero 108), perros que explotan en sangre y se le salen los ojos ensangrentados (Serie “Agallas”), decapitaciones (Monster High), violencia extrema, armas blancas y sangre explícita y mensajes del estilo “no niegues tu parte rompe huesos” ( mientras le sacuden a una anciana (Hora de aventuras), etc ni que decir de la violencia de la cadena MTV, y el boom de series de tv en la que la mayoría de los personajes parecen neuróticos y tremendamente impulsivos. Curiosamente son los mismos medios, editoriales y redes sociales, los que nos venden de modo sutil por otro lado lo que era de esperar, que “ahora” se sabe que “no todos los niños” modifican su conducta a conductas violentas ante la observancia en tv y cine de violencia. Así, aseguramos convenientemente para dentro de 20 a 30 años un boom de violencia doméstica mucho más bestia y logramos forzar la medicación obligatoria en fechas coincidentes aproximadamente con el 100 aniversario de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto. En éste caso quien sería estigmatizado no sería quien llevase la estrella sino quien no pudiese acreditar la posesión de un “carné de auto conducción”. Sigo acordándome de Lacan y su mención al Apocalipsis.

Saludos y gracias

Y añado algo más, por último, que también forma parte de la opinion que tengo a cerca de todo esto. Y es que todo ello, si trato de empatizar y comprender el sentir de sus miembros en los niveles medios y bajos, constituiría una gran utopía formulada al más alto nivel de esa supuesta identidad, y ofrecida sin alternativa hacia abajo, mirando hacia otro lado a la hora de sopesar los enormes riesgos que supone, en lugar de olvidarse del contenido fundamentalista religioso y optar por el amor a su Otro olvidando la opción de la dominación. Pretendo decir que dentro de la identidad no cabría objeción de conciencia, o al menos expresarla y menos una denuncia, lo que supondría en la práctica una total falta de libertad.

Si después de todo considera adecuado retirar la publicación lo comprendo perfectamente, después de todo usted no me conoce y este es su foro. Agradezco de nuevo su invitación aunque reconozco que de un comentario del foro he acabado exponiendolo todo y quizás sería mejor haberlo expuesto en otro tema del foro, o por otro medio como estoy tratando de transmitirlo a la Iglesia.

Gracias.

Estimado Adolfo,

Gracias por su síntesis. No obstante no termino de ver completo el planteamiento. Está claro que los medios de comunicación han hecho y hacen mucho daño. Que son los agentes de un lavado de cerebro masivo. Que están intentando entontecer a la población de manera escandalosa y sembrando la violencia de una manera intencionada y dirigida. ¿Por quién? ¿De dónde viene todo esto? A esas preguntas no encuentro respuestas directas en sus comentarios aunque intuyo algunas posibles a partir de sus contenidos. Si es cierto, como puede deducirse de sus comentarios, que nos están arrastrando a una distopía me parece que una cuestión importante sería identificar en la medida de lo posible a los responsables de este desaguisado, si los hubiera. Un verdadero reto de muy dificil solución, pero no imposible. Entretanto, la descripción de la distopía a la que nos encaminamos y los detalles del camino a recorrer, o en buena parte ya recorrido, es una tarea muy importante que puede ayudar también a resolver la anterior, es decir la identificación de responsables. Hay una clave a este respecto : Quien no se interese en el análisis pormenorizado de la situación y sobre todo, quien lo obstaculice o de alguna manera lo reprima o lo prohiba nos estará indicando el camino. Allá donde nos pongan obstáculos es donde hemos de ir.

Reciba un cordial saludo,

Me da esperanza que haya usted entendido la gravedad del asunto. Concretar y extraer un quién en base a toda esta información, claramente comprobable con paciencia, debería ser algo reservado al ambito, personal, familiar y de amistades, por precaución, dado que “no todos juegan con las mismas cartas”, al menos hasta que haya una conciencia social relevante como para evitar un ensañamiento mediatico por esos mismos medios de comunicación. Ese conocimiento “no expresado”, serviría en la medida de lo posible como garantía para avanzar en la identificación y verificación de las fases del proceso que vayan a ir desarrollándose, creándose una conciencia creciente de la gravedad del asunto, sin que el autor pueda hacer una valoración fiable del grado de conocimiento social del proceso y así esperar al final del camino. Si al final estamos equivocados, pues no ha pasado nada.

Saludos

(requerido)

(requerido)


*