Archivo de marzo 23rd, 2011

Darwin y el sexo de las aves: Una interpretación moderna

Imagen de Robando Rosas

Tim Birkhead, miembro de la Royal Society y profesor de zoología en la Universidad de Sheffield (UK), escribió un libro titulado The Wisdom of Birds. Ahora,  con motivo de la aparición de una edición en pasta blanda de este libro, el propio autor escribe una reseña para The Scientist (Faculty of 1000).

Llama la atención en esta reseña un comentario acerca de la actitud de Darwin sobre la sexualidad de las aves. Vean lo que dice:

For more than 100 years, it was widely assumed that the majority of female birds were sexually monogamous. Charles Darwin himself seems to have started that little rumor. In 1871’s The Descent of Man, he is quite explicit: “The female, though comparatively passive, generally exerts some choice and accepts one male in preference to others.”

O sea que Darwin en su obra El Origen del hombre comenzó el rumor (little rumor) que dice que las aves-hembra son monógamas; pero que tal rumor es falso. Bien, entonces ¿Por qué siendo tal rumor falso lo habría empezado a divulgar Darwin?

Birkhead lo explica así:

He was probably playing it safe. In Victorian England it simply wasn’t appropriate for a well-respected gentleman scientist to draw attention to the existence of female promiscuity, let alone to justify it in biological terms.

Es decir:

Estaba jugando sobre seguro. En la Inglaterra victoriana simplemente no era apropiado para un muy respetado caballero y científico llamar la atención sobre la existencia de la promiscuidad femenina, y mucho menos justificarlo en términos biológicos.

Según nos dice Birkhead,  Darwin escribió que las hembras de aves eran monógamas para no escandalizar. Pero no sólo eso. Hay más:

But Darwin wasn’t just bowing to pressure from contemporary society. His daughter Etty helped check proofs of his books and also acted as her father’s censor, striking out what she considered inappropriate passages. When Darwin did have to discuss topics he didn’t want Etty to read about, such as the sexual swellings of female primates, he wrote the section in Latin, which she couldn’t translate. When it came to female promiscuity, he took the easy way out and ignored it.

Darwin no sólo estaba cediendo a la presión de la sociedad contemporánea. Su hija Etty ayudó a corregir las pruebas de imprenta de sus libros y también actuaba como censor de su padre, eliminando pasajes que ella consideraba inadecuados. Cuando Darwin tenía que discutir temas que no quería que Etty leyese como por ejemplo las hinchazones sexuales de las hembras de primate, entonces escribía en latín así ella  no podía traducir. Cuando llegó a la promiscuidad femenina, tomó el camino más fácil ignorándola.

Tenemos hasta aquí que Darwin propagó el rumor de que las hembras de ave eran monógamas para no escandalizar. De acuerdo. Cualquiera pensaría que pronto un investigador descubriría la verdad poniendo en evidencia a Darwin, pero se equivocan si así piensan porque,……Veamos lo que pasó ya en los -60 del siglo XX:

In the mid-1960s, David Lack, arguably the most influential ornithologist of the 20th century, conducted a wide-ranging survey of the mating systems of birds and “confirmed” that, more than 90 percent of all bird species breed as pairs. His implicit assumption, following Darwin, was that monogamy meant female fidelity.

By the time Lack’s results were published, more ornithologists were conducting behavioral studies of birds banded with colored rings, enabling researchers to recognize them as individuals. They noticed that females were not always sexually monogamous. Such was Darwin’s reach that researchers explained away these anomalous results by blaming the males and assuming that they had hormone imbalances!

Es decir:

A mediados de la década de 1960, David Lack, probablemente el ornitólogo más influyente del siglo XX, llevó a cabo un amplio estudio de los sistemas de apareamiento de las aves y “confirmó” que, más del 90 por ciento de todas las especies de aves crían en parejas. Su suposición implícita, siguiendo a Darwin, fue que la monogamia significa fidelidad femenina.

Cuando se publicaron los resultados de Lack , más ornitólogos estaban llevando a cabo estudios sobre el comportamiento de las aves anilladas con anillos de colores, permitiendo a los investigadores reconocerlos como individuos. Se dieron cuenta de que las hembras no siempre eran monógamas. Tal era la influencia de Darwin, que los investigadores explicaron estos resultados anómalos culpando a los machos y suponiendo que había desequilibrios hormonales!

Pero leamos un poco más adelante:

The results are startling. Almost every bird species previously assumed to be faithful exhibits some degree of infidelity. Certainly, there are a few truly monogamous birds, such as the mute swan, but in most species some females have some of their eggs fertilized by males other than their partner. In species like the European reed bunting, despite the maintenance of a monogamous pair bond, more than 75 percent of all eggs are fertilized by other males’ sperm.

Los resultados son sorprendentes. Casi todas las especies de aves supuestamente fieles muestran cierto grado de infidelidad. Ciertamente, hay algunas aves monógamas, como el cisne, pero en la mayoría de algunas especies las hembras tienen algunos de sus huevos fertilizados por machos que no son su pareja. En especies como el European reed bunting, a pesar del mantenimiento de un vínculo de pareja monógama, más del 75 por ciento de todos los huevos son fertilizados por el esperma de otros machos.

Los motivos de Darwin nos los explica Birkhead en un artículo algo más extenso publicado en Journal of Zoology con motivo de Thomas Henry Huxley Review 2010:

I think Victorian prudery won out over science (Birkhead, 1997), but Smith (1998) offers some other possibilities. He suggests that Darwin (and many of his successors) were psychologically predisposed to presume that females are monogamous. If so, the few explicit examples of female promiscuity that Darwin was aware of were then viewed as exceptions and could be ignored. Darwin may also have assumed pre-copulatory choice to preclude the necessity of female promiscuity. Finally, Smith (1998) suggests that during Darwin’s lifetime, knowledge of sexual reproduction was both amorphous and confused, creating an intellectual barrier that prevented Darwin from considering the implications of female promiscuity.

Creo que la mojigatería victoriana se impuso sobre la ciencia (Birkhead, 1997), pero Smith (1998) ofrece algunas otras posibilidades. Él sugiere que Darwin (y muchos de sus sucesores) estaban psicológicamente predispuestos para suponer que las hembras son monógamas. Si es así, los pocos ejemplos explícitos de promiscuidad femenina de que Darwin era consciente entonces eran vistos como excepciones y podrían ser ignorados. Darwin también pudo asumir  la elección pre-copulatoria para evitar la necesidad de la promiscuidad femenina. Por último, Smith (1998) sugiere que durante la vida de Darwin, el conocimiento de la reproducción sexual era a la vez amorfo y confuso, creando una barrera intelectual que impedía a Darwin de la consideración de las consecuencias de la promiscuidad femenina.

En definitiva: la mojigatería victoriana se impuso sobre la ciencia. Una barrera intelectual impedía a Darwin para hacer ciertas consideraciones necesarias. ¿Se limitará todo esto a un aspecto puntual o podrá tener efectos más generales?

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,