Archivo de mayo, 2011

Centenario de El Sentimiento Trágico de la Vida: Proyección del pensamiento de Unamuno sobre la biología actual

 

Se cumplen este año cien de la publicación de “El Sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos”, importante obra de Miguel de Unamuno que contenía su frase-experimento: ¡Que inventen ellos!

Con tal motivo, he publicado en Digital CSIC y en Scribd el artículo titulado: Proyección del pensamiento de Unamuno en Biología Actual.  Presento aquí unos extractos de dicho artículo:

 

No parece, por lo tanto, que la frase sea un error ni un simple desliz,  sino que Unamuno se tomó la molestia de explicarla y justificarla en el último capítulo y conclusión de una de sus obras principales. Para el autor, el carácter del español, tanto del individuo como de la lengua, es más dado a la reflexión filosófica que a la práctica científica y ambas actividades deben entenderse en un mismo contexto, el del conocimiento humano, en el cual deben ser complementarias, o más en general todavía en el contexto de las aspiraciones del ser humano. En otros capítulos de la misma obra, queda bien clara esta importante idea…………..

 

 

………Aunque dicho debate es muy activo en Estados Unidos y en el entorno del idioma inglés, tal vez podría ser más productivo en español, y cuando los participantes tuviesen una base humanista. Esta afirmación está basada en la lectura de Unamuno, cuyos textos demuestran que el nuestro es un idioma apropiado para la cuestión. Una cosa es hacer ciencia y otra, bien diferente, saber qué es la ciencia. Con su frase-bomba-experimento, Unamuno quería decir que, en español, se hace mejor lo segundo. Por ejemplo, en español podremos captar mejor que en inglés que la palabra Creacionismo es absurda y que fue inventada por el darwinismo con objeto de tener un enemigo al que poder vencer………..

 

 

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

¿De qué está hecho el pórtico? Una respuesta de Eusebio Sempere

 

 

Ante estas imágenes, cabe preguntarse:   ¿de qué está hecho el pórtico?

Una respuesta nos la proporciona Eusebio Sempere:

Por los motivos que sea desde pequeño me he sentido agredido por el mundo. Me agreden los árboles, la primavera, el otoño, el sol, el verano, el metal frío. Cuando hace frío, siento un frío que cala. Cuando hace calor, me asfixio. Un árbol que es bello también me agrede, su verde me agrede. El movimiento de las hojas me está agrediendo y no hay solución.  Será así mientras viva.  Sólo cabe una: que yo fuera espíritu  puro. Cógelo así, sé que la expresión está desprestigiada, pero cómo iba a decir otra cosa si esta es la verdad.

 

 

Dedicado a Juan José Ibañez, conductor del Buque-Escuela de la divulgación científica en español-castellano.

 

 

Referencia

Conversación con Eusebio Sempere. Andrés Trapiello. Ediciones Rayuela 1977.  Los cuadros de  Sempere  proceden  de este libro.

Etiquetas:

Experimento de Unamuno revelado por Rafael Sánchez Ferlosio

Se cumple este año el Centenario de la publicación de “El Sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos”, obra cumbre del humanismo de la que es autor Miguel de Unamuno.  El primer capítulo se publicó en la revista La España Moderna, en el número de diciembre de 1911.   Para celebrarlo, traigo hoy unos párrafos que Rafael Sánchez Ferlosio escribió a cuento de aquella famosa frase que aparecía en al libro y que, entre infinitos comentarios (por ejemplo estos tan jugosos ) ha dado lugar a un curioso experimento…….

 

(La verdad indirecta.) Con su célebre exclamación “¡Que inventen ellos!” don Miguel de Unamuno hizo un afortunado experimento psicoanalítico, aunque seguramente sin quererlo ni advertirlo, pues, a través de la reacción que acertó a suscitar con el gesto desdeñoso que tal frase arrojaba a la cara de sus contemporáneos, demostró lo que aparentemente no intentaba demostrar, esto es, hasta qué punto la tecnología es literalmente un dios, o la más reciente encarnación de Dios. En efecto, la reacción que el ataque-pues como ataque fue tomado-provocó y aún sigue provocando no es la normal ante una opinión que parezca discutible e incluso que se tenga por francamente equivocada, sino una reacción descomedida, exacerbada, escandalizada, como el rechazo que sólo puede provocar la necesidad de ceguera y voluntad de cerrazón que es propia de la fe. Si la confianza en la tecnología fuese una sensata y razonable convicción y no un estólido apremio fideístico, la frase de Unamuno suscitaría a lo sumo una repulsa semejante a la que suelen merecer la astrología o la cartomancia, pero no ese compulso exorcismo, tan automático y atemorizado como el de quienes en tiempos de más sólida fe religiosa se santiguaban apresuradamente ante el vibrante, vigoroso y ominoso restallar de la blasfemia.

 

Rafael Sánchez Ferlosio. P 152. Vendrán más años malos y nos harán más ciegos. Ed Destino, col. Áncora y Delfín. Barcelona, 1993.

 

 

Imagen de previsualización de YouTube
Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Simposio internacional sobre Herencia de Caracteres Adquiridos (Lamarckismo)

 

Simposio internacional sobre Herencia de Caracteres Adquiridos (Lamarckismo)

 

El campo de la epigenética ha pasado a primer plano en los últimos años, dejando su impronta en la investigación básica y también en lla investigación sobre las enfermedades humanas, como las células madre y cáncer. “La epigenética” se ha convertido en sinónimo de modificaciones a moléculas de DNA y asociadas que influyen en  los genes activándolos o desactivándolos.  Pero……¿ son estas modificaciones epigenéticas auto-multiplicadas  y heredadas como el DNA,  la manifestación física del gen de Mendel?  Dado el gran interés en el tema y la gran inversión pública y privada realizada en la epigenética, Cell Press ha decidido hacer frente a este y otros aspectos de la epigenética en una reunión de varios días. Además de promover discusiones críticas sobre los mecanismos propuestos de la herencia epigenética y los retos que se avecinan en la comprensión de estos mecanismos, la reunión se centrará en la más bien establecidos los mecanismos epigenéticos y cómo su aplicación en la biología celular y del desarrollo, en particular el mantenimiento de estados de la célula , como ocurre durante la X-inactivación y el silenciamiento de genes polycomb. El ámbito de aplicación se amplia, dando a los asistentes interesados ​​una visión de la epigenética, tanto en el nivel molecular, así como el nivel de organismo.

Como el campo de la epigenética gana impulso, este es el momento perfecto para tomar un respiro, un paso atrás y echar un vistazo crítico a las reclamaciones, las cuestiones que deben abordarse, y cómo seguir adelante.

Lista de temas:

herencia epigenética transgeneracional
herencia de los estados celulares:  X inactivación, impronta, y fago lambda
replicación de la cromatina
RNA y herencia epigenética
mecanismos de silenciamiento génico mediado por polycomb

 

Más información aquí

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

La herencia y la medicina en Montaigne (1533-1592)

 

Existe cierta manera de humildad sutil que emana de presunción, como la que hace que reconozcamos nuestra ignorancia en muchas cosas y seamos tan corteses que declaremos la existencia en las obras de la naturaleza de algunas cualidades y condiciones que nos son imperceptibles, y de las cuales nuestra insuficiencia no alcanza a decir los medios y las causas.  Con esta honrada declaración de conciencia esperamos ganar la ventaja de que se nos crea igualmente en aquello que decimos comprender. Inútil es que vayamos escogiendo milagros y casos singulares extraños; paréceme que entre las cosas que ordinariamente vemos hay singularidades incomprensibles que superan la dificultad de los milagros. ¿Qué cosa más estupenda que esa gota de semilla, de la cual somos producto, incluya en ella las impresiones no ya sólo de la forma corporal, sino de los pensamientos e inclinaciones de nuestros padres? Esa gota de agua, ¿dónde acomoda un número tan infinito de formas, y cómo incluye las semejanzas por virtud de mi progreso tan temerario y desordenado que el biznieto responderá a su bisabuelo, y el sobrino al tío? En la familia de Lépido, en Roma, hubo tres individuos que nacieron (no los unos a continuación de los otros, sino por intervalos) con el ojo del mismo lado cubierto con un cartílago. En Tebas había una familia cuyos miembros llevaban estampado desde el vientre de la madre la forma de un hierro de lanza, y quien no lo tenía era considerado como ilegítimo. Aristóteles dice que en cierta nación en que las mujeres eran comunes, los hijos asignábanse por la semejanza a sus padres respectivos.

Puede creerse que yo debo al mío mi mal de piedra, pues murió afligidísimo por una muy gruesa que tenía en la vejiga, y sólo advirtió su mal a los sesenta y siete tiros de su edad; antes de este tiempo nunca sintió amenaza o resentimiento en los riñones, ni en los costados, ni en ningún otro lugar, y había vivido hasta entonces con salud próspera, muy poco sujeto a enfermedad. Siete años duró después del reconocimiento del mal, arrastrando un muy doloroso fin de vida. Yo nací veinticinco años, o más temprano, antes de su enfermedad, cuando se deslizaba su existencia en su mejor estado, y fui el tercero de sus hijos en el orden de nacimiento. ¿Dónde se incubó por espacio de tanto tiempo la propensión a este mal? Y cuando mi padre estaba tan lejos de él, esa ligerísima sustancia con que me edificó, ¿cómo fue capaz de producir una impresión tan grande? ¿y cómo permaneció luego tan encubierta que únicamente cuarenta y cinco años después he comenzado a resentirme, y yo sólo hasta el presente entre tantos hermanos y hermanas nacidos todos de la misma madre? A quien me aclare este problema, creeré cuantos milagros quiera, siempre y cuando que (como suele hacerse) no me muestre en pago de mi curiosidad una doctrina mucho más difícil y abstrusa que no es la cosa misma.

Que los médicos excusen algún tanto mi libertad si digo que merced a esa misma infusión e insinuación fatales he asentado en mi alma el menosprecio y el odio hacia sus doctrinas. Esa antipatía que yo profeso al arte de sanar es en mí hereditaria. Mi padre vivió setenta y cuatro años; mi abuelo sesenta y nueve, y mi bisabuelo cerca de ochenta, sin que llegaran a gustar ninguna suerte de suerte de medicina; y entre todos ellos, cuanto no pertenecía al uso ordinario de la vida era considerado como droga. La medicina se fundamenta en los ejemplos y en la experiencia; así también se engendran mis opiniones. ¿No es el que ofrecen mis abuelos un caso peregrino, prueba de experiencia y de los más ventajosos? Ignoro si los médicos acertarían a señalarme consignado en sus registros otro parecido de personas nacidas, educadas y muertas en el mismo hogar, bajo el mismo techo, que hayan pasado por la tierra bajo un régimen de vida hijo del propio dictamen. Necesario es que confiesen en este punto que si no la razón, al menos la fortuna recae en provecho mío, y téngase en cuenta que entre los médicos acaso vale tanto fortuna como la razón. Que en los momentos presentes no me tomen como argumento de sus miras, y que no me amenacen, aterrado como me encuentro, que esto sería cosa de superchería. De suerte que, a decir la verdad, yo he ganado bastante sobre los médicos con los ejemplos de mi casa, aun cuando en lo dicho se detengan. Las cosas humanas no muestran tanta constancia: doscientos años ha (ocho solamente faltan para que se cumplan) que aquel largo vivir nos dura pues el primero nació en mil cuatrocientos dos; así que, razón es ya que la experiencia comience a escaparnos. Que no me echen encara nuestros Galenos los males que a la hora presente me tienen agarrado por el pescuezo, pues haber vivido libre de ellos cuarenta y siete años, ¿no es ya suficiente? Aunque éstos sean el fin de mi carrera, considérola ya como de las más dilatadas.

 

Montaigne: Ensayos. Libro II,  Capítulo XXXVII: De la semejanza entre padres e hijo. Edición en francés aquí.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Charles Darwin, o el origen de la máquina incapaz de distinguir

 

 

Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus

 

Así termina la novela El nombre de la rosa, de Umberto Eco: permanece el nombre de la rosa prístina, lo que tenemos son las palabras desnudas, única vía para entendernos y comprender al mundo. Curiosamente, en estos
tiempos en los que la Ciencia pone todo su empeño en la aplicación y la rentabilidad de sus resultados es cuando se demuestra que nada hay más útil que una refl exión acerca de las palabras y su uso en el lenguaje; reflexión
que ha de contener una crítica abierta y que, so pena de parecer a veces testaruda o en exceso meticulosa, tendrá como objetivo cuidar con esmero las palabras buscando su corrección. Paradójicamente, en tiempos de una
ciencia institucionalizada y mercantilizada presenciamos el resurgir de uno de los principales y más antiguos objetivos de la Ciencia con mayúsculas: el de proporcionar una limpia y cuidadosa descripción de la naturaleza y
del mundo, o dicho de manera ya encarnizada y en una o dos palabras: precisión, rigor.

Entre las facultades del lenguaje, algunas misteriosas y otras aún desconocidas, no es la menor la que consiste en ser herramienta para la propia depuración, puesta a punto y cuidado de sí mismo y de sus palabras. No en vano Wittgenstein indicaba que el fi lósofo es un jardinero del lenguaje, y Heidegger vino a decir que el asunto que concierne a la filosofía es el de preservar el poder de las palabras más elementales a través de las cuales el
ser humano se expresa.

Comencemos con la propia palabra “Ciencia”…….

 

Este es el comienzo de un artículo titulado “Charles Darwin, o el origen de la máquina incapaz de distinguir”, publicado en Despalabro V, 2011. El PDF completo del artículo se encuentra en Digital CSIC .  Hacer click aquí para leerlo.

 

Imagen de Vita Nova

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , , ,

En una oscura pared: Máximo Gorki interpreta el darwinismo en Mis Universidades

 

 

En su relato “Mis Universidades”, publicado en 1923 Gorki nos cuenta:

 

Alguien, no se quién, me presentó a Andrea Derenkov, dueño de una pequeña tienda de comestibles escondida al final de una calleja mísera y estrecha, al borde de un barranco lleno de basura.

Derenkov-hombre con un brazo baldado, de rostro bondadoso, barba rubia, y ojos inteligentes-, poseía la mejor biblioteca de libros prohibidos y raros de la ciudad……………

…………………Y en silencio examinaba los retratos de Darwin, Herzen y Garibaldi.

 

 

Tras la lectura de éstas líneas pregunto:

¿Cómo vino a parar el retrato de Darwin al lado de los de Herzen y Garibaldi?

 

Sabemos quién era Garibaldi, militar artífice de la unificación de Italia. Por su parte, Herzen sería  Alexander Herzen, a veces escrito “Gersen”, un filósofo materialista, ideólogo de la revolución de 1848 y padre del liberalismo ruso, que vivió en Londres y Paris donde falleció en 1870.

Pero……¿Qué unía a los tres retratados además de compartir espacio en la misma oscura pared? ¿Podría Darwin ser considerado también como libertador?

 

Puede que sí.  Veamos porque ………Unas páginas más adelante Gorki da una pista:

 

Poco antes de la entrevista yo había leido un libro-creo que de Draper-sobre la lucha del catolicismo contra la ciencia, y me parecía que todo aquello lo estaba diciendo uno de esos apasionados creyentes en la salvación del mundo por medio del amor, que, por compasión hacia los hombres, están dispuestos a degollarlos o a quemarlos en la hoguera. El orador llevaba una camisa blanca, de anchas mangas, y encima de ella, un batín, gris y viejo, lo que le diferenciaba también de todos los demás. Al final de su sermón gritó:

-Pues bien ¿Estáis con Cristo o con Darwin?

Lanzó la pregunta como una piedra al rincón donde se hacinaban los jóvenes, sentados unos junto a otros, y desde donde le miraban, con temor o arrobamiento, ojos de muchachos y muchachas. Su discurso debía haber asombrado a todos, la gente callaba pensativa, gacha la cabeza. Abarcó a todos con una ardiente mirada y agregó, severo:

-Sólo los fariseos pueden intentar unir estos dos orígenes irreconciliables, y, al hacerlo, se mienten a sí mismos de un modo vergonzoso y pervierten con la mentira  a las gentes….

 

 

Referencia

 

Máximo Gorki.  Mis Universidades. Editorial Zero. Colección “Se hace camino

al andar”. Serie S número 37.

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

El gran fraude del hombre de Piltdown: divertida instantánea entre bambalinas

 

 

El año que viene  (2012) celebraremos (Dios Mediante) otro par de centenarios: el del Titanic y el del hombre de Piltdown, uno de los fraudes más sonados de la historia.

Los paranoides y conspiranoicos podremos entretenernos en  ver si el hundimiento del Titanic fue o no preparado. En lo que concierne al segundo caso, en él los conspiranoicos ya no tenemos nada que decir. Todas las previsiones se quedaron cortas y la tarea está en pie  para los historiadores de la ciencia: ¿Quiénes fueron los implicados? ¿Estuvo el padre Teilhard de Chardin, SJ,  metido en el ajo?

La imagen presenta el retrato que hizo John Cooke in 1915 en el que podemos ver algunos de los participantes en el caso Piltdown: Fila de atrás (de izquierda a derecha) F. O. Barlow, G. Elliot Smith, Charles Dawson, Arthur Smith Woodward. Fila de enfrente: A. S. Underwood, Arthur Keith, W. P. Pycraft, and Sir Ray Lankester.

Como en tantas otras ocasiones ni están todos los que son ni son todos los que están. Nótese, empero, el retrato de Charles Darwin en la pared de atrás,  como vigilando que el ataque a la Torre de Cristal que él había comenzado, siguiera ejecutándose en toda regla, impunemente.

La imagen presenta el retrato que hizo John Cooke in 1915 en el que podemos ver algunos de los participantes en el caso Piltdown: Fila de atrás (de izquierda a derecha) F. O. Barlow, G. Elliot Smith, Charles Dawson, Arthur Smith Woodward. Fila de adelante: A. S. Underwood, Arthur Keith, W. P. Pycraft, and Sir Ray Lankester.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

La ciencia como religión corta

Como aportación al curso sobre Periodismo Científico que se desarrolla actualmente en diversas entradas del Blog Universo Invisible y a la tarea de discutir aspectos de la divulgación científica que se lleva a cabo en el grupo Periodismo Científico de la red LinkedIN, traigo hoy al recuerdo un viejo texto de Rafael Barrett (1876-1919), escritor de origen español que desarrolló su tarea en Paraguay.

La ciencia

La ciencia, la del momento, es una religión corta. Como en las demás religiones, la turba no iniciada cree a pies juntos, y son los altos sacerdotes los que vacilan. Hay devotos de los rayos X y devotos de San Expedito. La ignorancia está siempre en terreno firme. Ocupa el seno seguro de los valles, largamente apisonado por las acémilas. Arriba reina el vértigo. ¿Qué papa no habrá sido ateo un instante? ¿A qué sabio no ha estremecido de angustia el soplo de lo ignorado?

Para los débiles, dudar es desplomarse; para los fuertes, dudar es creer. Sólo nos acercamos a la verdad mientras dudamos; sólo mientras dudamos somos religiosos. La duda al desgarrar ensancha. La certidumbre es una falsedad y un sacrilegio. No hay pensador -hablo de los auténticos, limpios de popularidad- cuya obra no haya sido negación y duda. Los que suspendidos en el vacío de la duda avanzan sin caer, son los que tienen alas: con ellas pasarán sobre la sima, y subirán hacia la luz de las tinieblas.

Los débiles necesitan demostrar lo que ven y lo que no ven, o darlo por demostrado; necesitan la fe, una barra que les sostenga, aunque les empale; necesitan la prueba, el signo, el milagro. De puro débiles no juzgan posible vivir sino por milagro. Necesitan un Dios prestidigitador. La ciencia en uso, eminentemente prestidigitadora, les satisface. Los milagros antiguos eran desordenados y a veces inoportunos. Cuando hacían más falta no acudían y llegaban cuando se les esperaba menos. Los de ahora son dóciles, naturales. Las academias los explican. El débil se figura que la ciencia explica, que la ciencia resuelve, y que debemos maravillarnos de unas cosas más que de otras. En cambio el fuerte sabe que todo es igualmente sobrenatural.

Además, el débil no concibe bien sino la fuerza. Es preciso ser fuerte para comprender que más allá de la fuerza hay algo. El Dios juglar de los débiles ha de manifestarse también hercúleo y suntuoso. Ha de hendir, incendiar, anegar, aplastar y machacar cuando convenga. Ha de conquistar, deslumbrar y explotar el mundo. Así se postra la turba ante la ciencia de la dinamita y de los martillos pilones, la ciencia industrial cebadora de trusts, la ciencia inevitable y práctica que acumula en moles ciclópeas el hierro y el oro.

¿De qué sirve al elegido, al que marcha delante, esa tumultuosa confianza, amplificada por la única fuerza de los débiles, que es el número? ¿De qué le sirve la baja ilusión de los beneficiados a máquina? Ni siquiera le alcanza el clamoreo común. No oye a los hombres, ni es oído. Está solo; es la proa de la humanidad; de frente al infinito, no toca más que aguas oscuras y la sombra magnífica. La ciencia en sus manos no es un arma, ni un amuleto, sino una sonda. Cada eslabón que añade ahonda el precipicio; cada antorcha que enciende revela lo impenetrable de los cielos. La soberbia magnitud de lo desconocido le hace temblar. Embriagado de misterio, y dueño de enriquecerlo y de esparcirlo mediante la ciencia, se siente creador del espectáculo sagrado. Descubre que el drama de la realidad se cumple en su propia conciencia, y que al hundir en la noche el follaje de su espíritu, expresa lo absoluto. De este modo se le aparece el Universo como el molde cambiante y fiel de lo invisible.

Publicado en “Germinal”, N.º 7, 13 de septiembre de 1908

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

Darwinismo o Huxleismo?: Del Origen de las Especies a Un Mundo feliz

Darwinismo o Huxleyismo?: Del Origen de las Especies a Un Mundo feliz

Conferencia del Profesor Máximo Sandín

El día 12 de Mayo de 2011 en la Sala “Nueva Estafeta” del Ateneo de Madrid. Calle Prado 21. 28014. Madrid

Presenta: Miguel Ángel García



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: