Archivo de octubre, 2011

El peso de la autoridad

 

La confusión patente en los párrafos analizados de El Origen, la falta de mención  a los autores de cuyo trabajo está hablando (Lamarck y Blyth, por ejemplo), o los argumentos de escaso rigor científico,  hacen pensar en que Haughton sabía bien de que estaba hablando cuando dijo:

 

This speculation of Mess. Darwin and Wallace would not be worthy of note were if not for the weight of authority of the names under whose auspices it has been brought forward. If it means what it says, it is a truism; if it means anything more, it is contrary to fact.

Esta especulación de Mess.  Darwin y Wallace no sería digna de mención si no fuera por el peso de la autoridad de los nombres bajo cuyos auspicios se ha adelantado. Si significa lo que dice, es una verdad de Perogrullo, si es que significa algo más, es contraria a los hechos.

 

Párrafo que generosamente pone a nuestra disposición el Diccionario de Neolengua en su entrada correspondiente a Haughton y que recuerda mucho a otro de Agassiz:

I have for Darwin all the esteem which one has to have; I know the remarkable work that he has accomplished, as much in Paleontology as in Geology, and the earnest investigations for which our science is indebted. But I consider it a duty to persist in opposition to the doctrine that today carries his name. I indeed regard this doctrine as contrary to the true methods that Natural History must inspire, as pernicious, and as fatal to progress in this science. It is not that I hold Darwin himself responsible for these troublesome consequences. In the different works of his pen, he never made allusion to the importance that his ideas could have for the point of view of classification. It is his henchmen who took hold of his theories in order to transform zoological taxonomy. The different incarnations of that influence is felt on the general conceptions of Paleontology and more directly on those of Zoology; it is thus that Haeckel published on the whole of this science a substantial work, entierly grounded on Darwin’s theories. Therefore, before expressing an analysis Haeckel’s system, it is indispensable to present a consideration on the nature of the doctrine of the English naturalist.

 

Tengo toda la estima que uno tiene que tener por Darwin , y sé la extraordinaria labor que ha realizado, tanto en paleontología como en geología y las investigaciones serias con que nuestra ciencia está en deuda.  Pero considero que es un deber persistir en oposición a la doctrina que hoy lleva su nombre. Yo veo  esta doctrina como contraria a los verdaderos métodos que ha de inspirar la Historia Natural , como perniciosa, y como fatal para el progreso de esta ciencia. No es que tenga al  mismo Darwin como responsable de estas problemáticas consecuencias . En los diferentes trabajos de su pluma, nunca hizo alusión a la importancia de que sus ideas podrían tener para el punto de vista de la clasificación. Se trata de sus secuaces, que se apoderaron de sus teorías con el fin de transformar la taxonomía zoológica. Las diferentes encarnaciones de esa influencia se dejan sentir en las concepciones generales de la paleontología y de manera más directa en las de la Zoología, es así como Haeckel publicó en el conjunto de esta ciencia una obra importante, enteramente basada en las teorías de Darwin. Por lo tanto, antes de expresar un sistema de análisis de Haeckel, es indispensable presentar una reflexión sobre la naturaleza de la doctrina del naturalista inglés.

Imagen de Louis Agassiz tomada de ésta página en la que se lee:

“I trust to outlive this mania” (1867: in reference to Darwinism)

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Confusión importante en el vigésimo párrafo de El Origen de las Especies

 

El autor ha partido de la idea de que estudiando a las variedades domésticas podemos sacar importantes deducciones en lo que atañe a la transformación de las especies (verla expuesta en el sexto párrafo de la introducción). Pero ahora  descubre un escollo, un argumento que invalidaría su hipótesis de partida. Se trata de la reversión, es decir que las características de los animales de granja pueden desaparecer para dar lugar a las características propias de la especie en estado natural, cuando terminan las condiciones de la granja y los animales vuelven a su estado original. Otro escollo es que los mejoradores de plantas y animales no obtienen especies nuevas, pero este,  de momento,  mejor no mencionarlo. El autor va a explorar en este párrafo la reversión:

 

If it could be shown that our domestic varieties manifested a strong tendency to reversion–that is, to lose their acquired characters, while kept under the same conditions and while kept in a considerable body, so that free intercrossing might check, by blending together, any slight deviations in their structure, in such case, I grant that we could deduce nothing from domestic varieties in regard to species.

Si pudiese demostrarse que las variedades domésticas manifiestan una enérgica tendencia a la reversión -esto es, a perder los caracteres adquiridos cuando se las mantiene en las mismas condiciones y en grupo considerable, de modo que el cruzamiento libre pueda contrarrestar, mezclándolas entre sí, cualesquiera ligeras desviaciones de su estructura-; en este caso, convengo en que de las variedades domésticas no podríamos sacar deducción alguna por lo que toca a las especies.

 

Si resultase que las variedades obtenidas en cautividad a partir de especies animales y vegetales volviesen a su estado primitivo al regresar a la naturaleza, entonces el estudio de la variación en cautividad no serviría para el estudio de variación en la naturaleza. Es obvio que la variación en estado doméstico no termina fácilmente en  la producción de especies nuevas, luego es posible que la reversión sea un proceso mucho más importante que lo que conviene a los intereses de Darwin. Si lo razonable sería reconocer esto, el autor tiende por el contrario a ocultarlo. No le interesa aceptar la reversión y otorga a hechos neutros el valor de argumentos a su favor:

 

  • we may safely conclude that very many of the most strongly marked domestic varieties could not possibly live in a wild state

 

  • In many cases we do not know what the aboriginal stock was, and so could not tell whether or not nearly perfect reversion had ensued

 

Al final desvía la atención del lector ya que el problema no es el planteado:

 

But there is not a shadow of evidence in favour of this view: to assert that we could not breed our cart and race-horses, long and short-horned cattle, and poultry of various breeds, and esculent vegetables, for an unlimited number of generations, would be opposed to all experience.

 

Sino otro bien diferente:

En cautividad no se obtienen especies nuevas. En cuanto a las variedades, pueden tener una fuerte tendencia a la reversión en el momento en que las condiciones cambian. Finalmente,  y en cualquier caso,  sea cual sea la importancia y extensión de la reversión, el resultado de una granja o de un laboratorio no es extrapolable  a la naturaleza.

 

El párrafo completo en inglés:

Having alluded to the subject of reversion, I may here refer to a statement often made by naturalists–namely, that our domestic varieties, when run wild, gradually but invariably revert in character to their aboriginal stocks. Hence it has been argued that no deductions can be drawn from domestic races to species in a state of nature. I have in vain endeavoured to discover on what decisive facts the above statement has so often and so boldly been made. There would be great difficulty in proving its truth: we may safely conclude that very many of the most strongly marked domestic varieties could not possibly live in a wild state. In many cases we do not know what the aboriginal stock was, and so could not tell whether or not nearly perfect reversion had ensued. It would be necessary, in order to prevent the effects of intercrossing, that only a single variety should be turned loose in its new home. Nevertheless, as our varieties certainly do occasionally revert in some of their characters to ancestral forms, it seems to me not improbable that if we could succeed in naturalising, or were to cultivate, during many generations, the several races, for instance, of the cabbage, in very poor soil–in which case, however, some effect would have to be attributed to the DEFINITE action of the poor soil –that they would, to a large extent, or even wholly, revert to the wild aboriginal stock. Whether or not the experiment would succeed is not of great importance for our line of argument; for by the experiment itself the conditions of life are changed. If it could be shown that our domestic varieties manifested a strong tendency to reversion–that is, to lose their acquired characters, while kept under the same conditions and while kept in a considerable body, so that free intercrossing might check, by blending together, any slight deviations in their structure, in such case, I grant that we could deduce nothing from domestic varieties in regard to species. But there is not a shadow of evidence in favour of this view: to assert that we could not breed our cart and race-horses, long and short-horned cattle, and poultry of various breeds, and esculent vegetables, for an unlimited number of generations, would be opposed to all experience.

Y en español:

Habiendo aludido a la cuestión de la reversión, debo referirme a una afirmación hecha frecuentemente por los naturalistas, o sea, que las variedades domésticas, cuando pasan de nuevo al estado salvaje, vuelven gradual, pero invariablemente, a los caracteres de su tronco primitivo. De aquí se ha argüido que no pueden sacarse deducciones de las razas domésticas para las especies en estado natural. En vano me he esforzado en descubrir con qué hechos decisivos se ha formulado tan frecuente y tan osadamente la afirmación anterior. Sería muy difícil probar su verdad: podemos con seguridad sacar la conclusión de que muchísimas de las variedades domésticas más marcadas no podrían quizá vivir en estado salvaje. En muchos casos no conocemos cuál fue el tronco primitivo, y, así, no podríamos decir si había ocurrido o no reversión casi perfecta. Sería necesario, para evitar los efectos del cruzamiento, que una sola variedad únicamente se hubiese vuelto silvestre en su nueva patria. Sin embargo, como nuestras variedades ciertamente revierten a veces, en algunos de sus caracteres, a formas precursoras, no me parece improbable que, si lográsemos naturalizar, o se cultivasen durante muchas generaciones, las varias razas, por ejemplo, de la col, en suelo muy pobre -en cual caso, sin embargo, algún efecto se habría de atribuir a la acción determinada del suelo pobre-, volverían en gran parte, o hasta completamente, al primitivo tronco salvaje. Que tuviese o no buen éxito el experimento, no es de gran importancia para nuestra argumentación, pues, por el experimento mismo, las condiciones de vida han cambiado. Si pudiese demostrarse que las variedades domésticas manifiestan una enérgica tendencia a la reversión -esto es, a perder los caracteres adquiridos cuando se las mantiene en las mismas condiciones y en grupo considerable, de modo que el cruzamiento libre pueda contrarrestar, mezclándolas entre sí, cualesquiera ligeras desviaciones de su estructura-; en este caso, convengo en que de las variedades domésticas no podríamos sacar deducción alguna por lo que toca a las especies. Pero no hay ni una sombra de prueba en favor de esta opinión: el afirmar que no podríamos criar, por un número ilimitado de generaciones, nuestros caballos de tiro y de carrera, ganado vacuno de astas largas y de astas cortas, aves de corral de diferentes castas y plantas comestibles, sería contrario a toda experiencia.

 



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Reglas de Perogrullo en el décimo noveno párrafo de El Origen de las Especies

 

Sigue el autor en su intento de presentar las leyes de la herencia y entre ellas las conoce bien curiosas.  Por ejemplo que las características de los machos se transmiten, bien exclusivamente o en mayor grado sólo a los machos:

 

It is a fact of some importance to us, that peculiarities appearing in the males of our domestic breeds are often transmitted, either exclusively or in a much greater degree, to the males alone

 

O lo que es mucho más importante, una regla en la que se puede confiar, que cualquiera que sea el período de la vida en que aparece por vez primera alguna peculiaridad, ésta tiende a reaparecer en la descendencia a la misma edad, aunque, a veces, un poco antes. Obvio, las características de los cuernos aparecen sólo al aparecer los cuernos; las de los gusanos de seda, sólo en la fase de larva. Este podría ser el resumen del decimonoveno párrafo que completo y traducido dice:

 

 

The laws governing inheritance are for the most part unknown; no one can say why the same peculiarity in different individuals of the same species, or in different species, is sometimes inherited and sometimes not so; why the child often reverts in certain characteristics to its grandfather or grandmother or more remote ancestor; why a peculiarity is often transmitted from one sex to both sexes, or to one sex alone, more commonly but not exclusively to the like sex. It is a fact of some importance to us, that peculiarities appearing in the males of our domestic breeds are often transmitted, either exclusively or in a much greater degree, to the males alone. A much more important rule, which I think may be trusted, is that, at whatever period of life a peculiarity first appears, it tends to reappear in the offspring at a corresponding age, though sometimes earlier. In many cases this could not be otherwise; thus the inherited peculiarities in the horns of cattle could appear only in the offspring when nearly mature; peculiarities in the silk-worm are known to appear at the corresponding caterpillar or cocoon stage. But hereditary diseases and some other facts make me believe that the rule has a wider extension, and that, when there is no apparent reason why a peculiarity should appear at any particular age, yet that it does tend to appear in the offspring at the same period at which it first appeared in the parent. I believe this rule to be of the highest importance in explaining the laws of embryology. These remarks are of course confined to the first APPEARANCE of the peculiarity, and not to the primary cause which may have acted on the ovules or on the male element; in nearly the same manner as the increased length of the horns in the offspring from a short-horned cow by a long-horned bull, though appearing late in life, is clearly due to the male element.

 

Las leyes que rigen la herencia son, en su mayor parte, desconocidas. Nadie puede decir por qué la misma particularidad en diferentes individuos de la misma especie o en diferentes especies es unas veces heredada y otras no; por qué muchas veces el niño, en ciertos caracteres, vuelve a su abuelo o abuela, o un antepasado más remoto; por qué muchas veces una particularidad es transmitida de un sexo a los dos sexos, o a un sexo solamente, y en este caso, más comúnmente, aunque no siempre, al mismo sexo. Es un hecho de cierta importancia para nosotros el que particularidades que aparecen en los machos de las castas domésticas, con frecuencia se transmiten a los machos exclusivamente, o en grado mucho mayor. Una regla mucho más importante, a la que yo espero se dará crédito, es que, cualquiera que sea el período de la vida en que aparece por vez primera alguna peculiaridad, ésta tiende a reaparecer en la descendencia a la misma edad, aunque, a veces, un poco antes. En muchos casos, esto no puede ser de otra manera; así, las particularidades hereditarias en los cuernos del ganado vacuno solamente podían aparecer en la descendencia cerca del término del desarrollo; de particularidades en el gusano de la seda se sabe que aparecen en la fase correspondiente de oruga o de capullo. Pero las enfermedades hereditarias y algunos otros hechos me hacen creer que la regla tiene una gran extensión, y que, aun cuando no exista ninguna razón manifiesta para que una particularidad haya de aparecer a una edad determinada, no obstante, tiende a aparecer en la descendencia en el mismo período en que apareció por vez primera en el antecesor. Creo que esta regla es de suma importancia para explicar las leyes de la embriología. Estas advertencias están, naturalmente, limitadas a la primera aparición de la particularidad, y no a la causa primera que puede haber obrado sobre los óvulos o sobre el elemento masculino; del mismo modo que la mayor longitud de los cuernos en los hijos de una vaca de cuernos cortos con un toro de cuernos largos, aunque aparece en un período avanzado de la vida, se debe evidentemente al elemento masculino.

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Más ejemplos y al final una regla disparatada en el décimo octavo párrafo de El Origen de las Especies

 

Una curiosa y disparatada manera de razonar, bien opuesta al método científico , se pone de manifiesto en esta sentencia:

 

If strange and rare deviations of structure are truly inherited, less strange and commoner deviations may be freely admitted to be inheritable.

 

Es decir que si se hereda lo extraño, por eso debemos admitir libremente que se herede lo más común. ¿Por qué? Nos quedamos sin respuesta,……

Sigue una sentencia inacabada que siembra algunas dudas más:

doubts have been thrown on this principle only by theoretical writers

Y bien: ¿Quiénes son esos theoretical writers?

 

Al final,  el párrafo termina en una sentencia ciertamente arriesgada, un disparate:

 

Perhaps the correct way of viewing the whole subject would be, to look at the inheritance of every character whatever as the rule, and non-inheritance as the anomaly.

Quizá el modo justo de ver todo este asunto sería considerar la herencia de todo carácter, cualquiera que sea, como regla, y la no herencia, como excepción.

 

Any variation which is not inherited is unimportant for us. But the number and diversity of inheritable deviations of structure, both those of slight and those of considerable physiological importance, are endless. Dr. Prosper Lucas’ treatise, in two large volumes, is the fullest and the best on this subject. No breeder doubts how strong is the tendency to inheritance; that like produces like is his fundamental belief: doubts have been thrown on this principle only by theoretical writers. When any deviation of structure often appears, and we see it in the father and child, we cannot tell whether it may not be due to the same cause having acted on both; but when among individuals, apparently exposed to the same conditions, any very rare deviation, due to some extraordinary combination of circumstances, appears in the parent–say, once among several million individuals–and it reappears in the child, the mere doctrine of chances almost compels us to attribute its reappearance to inheritance. Every one must have heard of cases of albinism, prickly skin, hairy bodies, etc., appearing in several members of the same family. If strange and rare deviations of structure are truly inherited, less strange and commoner deviations may be freely admitted to be inheritable. Perhaps the correct way of viewing the whole subject would be, to look at the inheritance of every character whatever as the rule, and non-inheritance as the anomaly.

 

Toda variación que no es hereditaria carece de importancia para nosotros. Pero es infinito el número y diversidad de variaciones de estructura hereditarias, tanto de pequeña como de considerable importancia fisiológica. El tratado, en dos grandes volúmenes, del doctor Prosper Lucas es el más completo y el mejor sobre este asunto. Ningún criador duda de lo enérgica que es la tendencia a la herencia; que lo semejante produce lo semejante es su creencia fundamental; solamente autores teóricos han suscitado dudas sobre este principio. Cuando una anomalía cualquiera de estructura aparece con frecuencia y la vemos en el padre y en el hijo, no podemos afirmar que esta desviación no pueda ser debida a una misma causa que haya actuado sobre ambos; pero cuando entre individuos evidentemente sometidos a las mismas condiciones alguna rarísima anomalía, debida a alguna extraordinaria combinación de circunstancias, aparece en el padre -por ejemplo: una vez entre varios millones de individuos- y reaparece en el hijo, la simple doctrina de las probabilidades casi nos obliga a atribuir a la herencia su reaparición. Todo el mundo tiene que haber oído hablar de casos de albinismo, de piel con púas, de cuerpo cubierto de pelo, etc., que aparecen en varios miembros de la misma familia. Si las variaciones de estructura raras y extrañas se heredan realmente, puede admitirse sin reserva que las variaciones más comunes y menos extrañas son heredables. Quizá el modo justo de ver todo este asunto sería considerar la herencia de todo carácter, cualquiera que sea, como regla, y la no herencia, como excepción.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Plasticidad ilimitada en el decimoséptimo párrafo de El Origen de las Especies

 

La obra continúa, dejándonos boquiabiertos con ejemplos tan variados pero sin explicación alguna de la variación:

 

The results of the various, unknown, or but dimly understood laws of variation are infinitely complex and diversified. It is well worth while carefully to study the several treatises on some of our old cultivated plants, as on the hyacinth, potato, even the dahlia, etc.; and it is really surprising to note the endless points of structure and constitution in which the varieties and sub-varieties differ slightly from each other. The whole organisation seems to have become plastic, and departs in a slight degree from that of the parental type.

 

 

Los resultados de las diversas leyes, ignoradas u obscuramente conocidas, de variación son infinitamente complejos y variados. Vale bien la pena estudiar cuidadosamente los diversos tratados de algunas de nuestras plantas cultivadas de antiguo, como el jacinto, la patata, hasta la dalia, etc., y es verdaderamente sorprendente observar el sinfín de puntos de estructura y de constitución en que las variedades y subvariedades difieren ligeramente unas de otras. Toda la organización parece haberse vuelto plástica y se desvía ligeramente de la del tipo progenitor.

 



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

La ley del gato blanco: Correlaciones en la variación indicadas en el párrafo decimosexto de El Origen de las Especies

http://www.mascotamigas.com/Tzu-TziArt.jpg

 

Many Laws regulate variation, comienza el segundo párrafo de una sección dedicado a los Efectos de la costumbre y del uso y desuso de los órganos, la variación correlativa y la herencia. Pero al parecer, sólo trataremos en este párrafo de la variación correlativa:

 

I will here only allude to what may be called correlated variation

 

Ahora bien: ¿Trataremos de alguna de las leyes mencionadas o nos limitaremos a dar ejemplos sin ton ni son?  Sospecho que lo segundo. Veamos:

 

Many laws regulate variation, some few of which can be dimly seen, and will hereafter be briefly discussed. I will here only allude to what may be called correlated variation. Important changes in the embryo or larva will probably entail changes in the mature animal. In monstrosities, the correlations between quite distinct parts are very curious; and many instances are given in Isidore Geoffroy St. Hilaire’s great work on this subject. Breeders believe that long limbs are almost always accompanied by an elongated head. Some instances of correlation are quite whimsical; thus cats which are entirely white and have blue eyes are generally deaf; but it has been lately stated by Mr. Tait that this is confined to the males. Colour and constitutional peculiarities go together, of which many remarkable cases could be given among animals and plants. From facts collected by Heusinger, it appears that white sheep and pigs are injured by certain plants, while dark-coloured individuals escape: Professor Wyman has recently communicated to me a good illustration of this fact; on asking some farmers in Virginia how it was that all their pigs were black, they informed him that the pigs ate the paint-root (Lachnanthes), which coloured their bones pink, and which caused the hoofs of all but the black varieties to drop off; and one of the “crackers” (i.e. Virginia squatters) added, “we select the black members of a litter for raising, as they alone have a good chance of living.” Hairless dogs have imperfect teeth; long-haired and coarse-haired animals are apt to have, as is asserted, long or many horns; pigeons with feathered feet have skin between their outer toes; pigeons with short beaks have small feet, and those with long beaks large feet. Hence if man goes on selecting, and thus augmenting, any peculiarity, he will almost certainly modify unintentionally other parts of the structure, owing to the mysterious laws of correlation.

 

 

Muchas leyes regulan la variación, algunas de ellas pueden ser vislumbradas y serán después brevemente discutidas. Sólo me referiré aquí a lo que puede llamarse variación correlativa. Cambios importantes en el embrión o larva ocasionarán probablemente cambios en el animal adulto. En las monstruosidades son curiosísimas las correlaciones entre órganos por completo distintos, y se citan de ello muchos ejemplos en la gran obra de Isidore Geoffroy Saint-Hilaire sobre esta materia. Los criadores creen que las patas largas van casi siempre acompañadas de cabeza alargada. Algunos ejemplos de correlación son muy caprichosos: así, los gatos que son del todo blancos y tienen los ojos azules, generalmente son sordos; pero últimamente míster Tait ha mostrado que esto está limitado a los machos. El color y particularidades de constitución van juntos, de lo que podrían citarse muchos casos notables en animales y plantas. De los hechos reunidos por Heusinger resulta que a las ovejas y cerdos blancos les dañan ciertas plantas, de lo que se salvan los individuos de color obscuro. El profesor Wyman me ha comunicado recientemente un buen ejemplo de este hecho: preguntando a algunos labradores de Virginia por qué era que todos sus cerdos eran negros, le informaron que los cerdos comieron paint-root (Lachnanthes), que tiñó sus huesos de color de rosa e hizo caer las pezuñas de todas las variedades, menos las de la negra; y uno de los crackers -colonos usurpadores de Virginia- añadió: «Elegimos para la cría los individuos negros de una carnada, pues sólo ellos tienen probabilidades de vida». Los perros de poco pelo tienen los dientes imperfectos; los animales de pelo largo y basto son propensos a tener, según se afirma, largos cuernos; las palomas calzadas tienen piel entre sus dedos externos; las palomas con pico corto tienen pies pequeños, y las de pico largo, pies grandes. Por lo tanto, si se continúa seleccionando y haciendo aumentar de este modo cualquier particularidad, casi con seguridad se modificarán involuntariamente otras partes de la estructura, debido a las misteriosas leyes de correlación.

 

 

En efecto,  misteriosas son las leyes de correlación. Tan misteriosas son  antes de leer el párrafo como siguen siéndolo después.



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

La herencia de caracteres adquiridos en la obra de Darwin: Párrafo decimoquinto de El Origen

 

El autor ha terminado la sección titulada Causas de Variabilidad, en la cual ha presentado  el trabajo de Lamarck sin mencionar su nombre.  Comienza ahora otra sección cuyo título vuelve a recordar directamente a Lamarck: Effects of Habit and the use and disuse of Parts. ¿Mencionará el autor en alguna ocasión adecuadamente sus fuentes? No en lo que se refiere a varios autores. Entre ellos,  Lamarck. No obstante,  sus ejemplos no tienen nada que envidiar al de la jirafa, con el que la tradición se ha encargado de ocultar la obra de un científico pionero para que destaque así la atrevida síntesis de quien se atrevió a copiarlo interesadamente.

 

 

En el párrafo que hace el número quince en la obra, un ausente Lamarck preside de nuevo la escena:

 

Changed habits produce an inherited effect as in the period of the flowering of plants when transported from one climate to another. With animals the increased use or disuse of parts has had a more marked influence; thus I find in the domestic duck that the bones of the wing weigh less and the bones of the leg more, in proportion to the whole skeleton, than do the same bones in the wild duck; and this change may be safely attributed to the domestic duck flying much less, and walking more, than its wild parents. The great and inherited development of the udders in cows and goats in countries where they are habitually milked, in comparison with these organs in other countries, is probably another instance of the effects of use. Not one of our domestic animals can be named which has not in some country drooping ears; and the view which has been suggested that the drooping is due to disuse of the muscles of the ear, from the animals being seldom much alarmed, seems probable.

 

 

El cambio de costumbres tiene un efecto hereditario, como en la época de la floración de las plantas cuando se transportan de un clima a otro. En los animales el aumento del uso o desuso de las partes ha tenido una influencia más marcada; encuentro así en el pato doméstico que los huesos del ala pesan menos y los huesos de la pierna más, en proporción a todo el esqueleto, que los mismos huesos en el pato salvaje, y este cambio puede atribuirse con seguridad a los patos domésticos que vuelan mucho menos y caminan más, que sus antepasados salvajes. El gran desarrollo heredado de las ubres de las vacas y cabras en países donde son habitualmente ordeñadas, en comparación con estos órganos en otros países, es, probablemente, otro ejemplo de los efectos del uso. Ni uno solo de los animales domésticos pueden ser nombrados, que no tiene en algunos países orejas caídas, y parece probable, como se ha sugerido, que la caída se debe a la falta de uso de los músculos de la oreja, de los animales que rara vez se han alarmado mucho.

 

 



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

The Emperors New Virus?

Imagen de previsualización de YouTube
Etiquetas:

Reconsiderando a Lamarck

Terminábamos ayer el comentario de la sección dedicada a las causas de variación que comprende los párrafos décimo a décimo cuarto de El Origen. La ausencia de una mención adecuada de  Lamarck en ellos es vergonzosa. No hay duda de que Darwin conoció la obra de Lamarck puesto que lo cita en el Historical Sketch y más de una vez en su biografía. Pero igual o peor ocurrirá en la sección siguiente titulada,  precisa y paradójicamente, como en homenaje a un Lamarck ausente,  Effects of Habit and the use and disuse of Parts que se extiende entre los párrafos décimo quinto  y vigésimo primero y también en la siguiente sección titulada caracteres de las variedades domésticas que ocupa seis párrafos adicionales . Darwin expresa aquí y allá, unas veces exactamente y otras de manera aproximada, las ideas escritas por Jean Baptiste Lamarck cincuenta años antes de la aparición de la primera edición de El Origen.

Lo que tan notable ausencia indica en Darwin no es, ni mucho menos,  falta de información. Al contrario, la información está, si no en su totalidad ni tampoco en su orden original, si en sus rasgos principales. La ausencia de una cita adecuada de Lamarck está indicando, entre otras cosas, la necesidad de un protagonismo.

Atribuyéndose lo que no le pertenece, el autor está dotando a su proyecto de una apariencia científica. Pero,  al no citar adecuadamente sus fuentes,  pone de manifiesto que su objetivo no es puramente científico. Su plan incluye otros objetivos, como la contribución a la nueva pseudo-ciencia de la Eugenesia, y otro objetivo importante : Terminar con la idea de diseño en la naturaleza .

 

A los interesados en un punto de vista científico no les va a quedar otro remedio que volver a la situación original previa a Darwin. Retomar cuidadosamente la obra de Lamarck:

 

******************************************************************************

 

Ainsi, pour parvenir à connaître les véritables causes de tant de formes diverses et de tant d’ habitudes différentes dont les animaux connus nous offrent les exemples, il faut considérer que les circonstances infiniment diversifiées, mais toutes lentement changeantes, dans lesquelles les animaux de chaque race se sont successivement rencontrés, ont amené, pour chacun d’ eux, des besoins nouveaux et nécessairement des changemens dans leurs habitudes. Or, cette vérité, qu’ on ne sauroit contester, étant une fois reconnue, il sera facile d’ apercevoir comment les nouveaux besoins ont pu être satisfaits, et les nouvelles habitudes prises, si l’ on donne quelqu’attention aux deux lois suivantes de la nature, que l’ observation a toujours constatées.

 

Première Loi.

Dans tout animal qui n’ a point dépassé le terme de ses développemens, l’ emploi plus fréquent et soutenu d’ un organe quelconque, fortifie peu à peu cet organe, le développe, l’ agrandit, et lui donne une puissance proportionnée à la durée de cet emploi ; tandis que le défaut constant d’ usage de tel organe, l’ affoiblit insensiblement, le détériore, diminue progressivement ses facultés, et finit par le faire disparoître.

 

Deuxième Loi.

Tout ce que la nature a fait acquérir ou perdre aux individus par l’ influence des circonstances où leur race se trouve depuis long-temps exposée, et, par conséquent, par l’ influence de l’ emploi prédominant de tel organe, ou par celle d’ un défaut constant d’ usage de telle partie ; elle le conserve par la génération aux nouveaux individus qui en proviennent, pourvu que les changemens acquis soient communs aux deux sexes, ou à ceux qui ont produit ces nouveaux individus.

******************************************************************************

 

Asi, para conocer las verdaderas causas de tantas formas diferentes y tantas diferentes facultades como ejemplos nos ofrecen los animales conocidos, téngase en cuenta que las circunstancias infinitamente variadas, pero todas lentamente cambiantes, en las que se encuentran los animales de cada raza, llevando a cada uno de ellos, a nuevas necesidades y necesariamente a cambios en sus hábitos. Pero esta verdad, que no se podría negar, siendo de una vez reconocida, es fácil ver cómo los nuevos requisitos se cumplen, y los nuevos hábitos tomados, si prestamos un poco de atención a las siguientes dos leyes de la naturaleza, que la observación ha constatado siempre.

 

Primera ley.
En cualquier animal que no haya superado el punto final de su evolución, el uso más frecuente y sostenido de cualquier órgano, fortalece gradualmente ese órgano el cuerpo, lo desarrolla, lo expande, y le concede una fuerza proporcional a la duración de ese empleo, mientras que la constante falta de uso de tal órgano, lo debilita poco a poco, lo deteriora, disminuye progresivamente sus facultades, y, termina por hacerlo desaparecer.

Segunda Ley.
Todo lo que la naturaleza ha hecho adquirir o perder a los individuos por la influencia de las circunstancias en las que la raza se encuentra expuesta desde hace mucho tiempo, y por lo tanto, por la influencia de empleo predominante de un órgano, o el de una constante falta de uso de dicha órgano; ella lo mantiene la nueva generación de individuos, siempre que los cambios adquiridos sean comunes a ambos sexos, o se han producido en ambos progenitores de los nuevos individuos.

Fragmento de Philosophie Zoologique de Lamarck

Imagen: Clematis viticela del herbario de Lamarck



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

Juegos malabares y un fuego para acabar la sección dedicada a Causas de Variabilidad en el decimocuarto párrafo de El Origen de las Especies

 

Termina la sección dedicada a Causas de Variabilidad del primer Capítulo (La variación en el estado doméstico) con éste misterioso párrafo que comienza con un juego malabar en el viejo uso anti-científico al que nos tiene acostumbrados Darwin y termina jugando con fuego. El juego malabar tiene dos partes. Primero indica un error que, por no ser atribuido a nadie, no es tal error:

 

Some naturalists have maintained that all variations are connected with the act of sexual reproduction; but this is certainly an error;

 

Para,  a continuación, en actitud  deshonesta y arrogante,  ponerse a sí mismo o a su propio trabajo como solución al error:

 

for I have given in another work a long list of “sporting plants;” as they are called by gardeners; that is, of plants which have suddenly produced a single bud with a new and sometimes widely different character from that of the other buds on the same plant.

 

 

Como en otras ocasiones, el autor desarrolla su particular malabarismo anti-científico presentando un error que no atribuye a nadie para luego venir él mismo a resolverlo. Pero todo se habría resuelto si desde el principio no hubiese evitado la presentación del error, diciendo por ejemplo:

 

Not all variations appear in connexion with sexual reproduction………….

 

Y con este ejemplo tan apropiado, que luego habrá que comentar, damos fin a la sección sobre las Causas de Variabilidad:

 

we clearly see that the nature of the conditions is of subordinate importance in comparison with the nature of the organism in determining each particular form of variation; perhaps of not more importance than the nature of the spark, by which a mass of combustible matter is ignited, has in determining the nature of the flames.

Que traduzco:

Vemos con claridad que el tipo de condiciones es de importancia secundaria en comparación a la naturaleza del organismo en la determinación de cada forma particular de variación, quizás de no más  importancia que la naturaleza de la chispa, por la que se encendió una masa de materia combustible , al  determinar la naturaleza de las llamas.

 

O sea que las formas de variación dependen del organismo y del ambiente, pero más del primero. ¿Les suena? Darwin no ha dicho nada nuevo en toda esta sección. Nada  que no hubiera sido ya dicho por Lamarck.  Como al referirse al Origen de las Especies, había indicado el profesor Haughton, de Dublín, citado por el mismo Darwin en su autobiografía:

Todo lo que había de nuevo era falso, y todo lo que había de cierto era viejo.

O según indica el diccionario de neolengua en la entrada dedicada a Haughton:

This speculation of Mess. Darwin and Wallace would not be worthy of note were it not for the weight of authority of the names under whose auspices it has been brought forward. If it means what it says, it is a truism; if it means anything more, it is contrary to fact.

La especulación de Darwin y Wallace no sería digna de mención si no fuese por el peso de la autoridad de los nombres que los apoyan. Si significa lo que dice es una perogrullada; si significa otra cosa, es contraria a los hechos.

 

Pero el verdadero fuego, el peligro que  se encuentra encerrado en el ejemplo precedente, parece haber pasado desapercibido a los ojos del autor, porque cuando dice que las formas de variación dependen más del organismo que  del ambiente eso significa que todo experimento de mejora depende más de la propia naturaleza del organismo que de las condiciones experimentales del mejorador.  Un aspecto sobre el que volveremos a incidir cuando veamos cómo Darwin confunde Selección con Mejora.

 

El párrafo completo en inglés:

 

Some naturalists have maintained that all variations are connected with the act of sexual reproduction; but this is certainly an error; for I have given in another work a long list of “sporting plants;” as they are called by gardeners; that is, of plants which have suddenly produced a single bud with a new and sometimes widely different character from that of the other buds on the same plant. These bud variations, as they may be named, can be propagated by grafts, offsets, etc., and sometimes by seed. They occur rarely under nature, but are far from rare under culture. As a single bud out of many thousands produced year after year on the same tree under uniform conditions, has been known suddenly to assume a new character; and as buds on distinct trees, growing under different conditions, have sometimes yielded nearly the same variety–for instance, buds on peach- trees producing nectarines, and buds on common roses producing moss-roses– we clearly see that the nature of the conditions is of subordinate importance in comparison with the nature of the organism in determining each particular form of variation; perhaps of not more importance than the nature of the spark, by which a mass of combustible matter is ignited, has in determining the nature of the flames.

 

Y en español:

Algunos naturalistas han sostenido que todas las variaciones están relacionadas con el acto de la reproducción sexual, pero esto es ciertamente un error, porque yo he dado en otra obra una larga lista de “variaciones en plantas ” (sports), como se les llama por los jardineros, es decir, de plantas que han producido súbitamente un solo brote con una nueva característica  y, a veces muy diferente de la de los otros brotes en la misma planta. Estas variaciones de brotes, ya que puede ser identificado, se pueden propagar por injerto, esqueje, etc, y algunas veces por semilla. Ellos son muy poco frecuentes en la naturaleza, pero están lejos de ser poco frecuente en cultivo. Como un solo brote entre muchos miles de los producidos  año tras año en el mismo árbol, en condiciones uniformes, ha dado de pronto  una característica  nueva , y como las yemas de los árboles distintos, que crecen en condiciones diferentes, a veces han dado casi la misma variedad–por ejemplo, los brotes en los  melocotoneros produciendo nectarinas , y los capullos de las rosas comunes produciendo rosas de musgo - Vemos con claridad que el tipo de condiciones es de importancia secundaria en comparación a la naturaleza del organismo en la determinación de cada forma particular de variación, quizás de no más  importancia que la naturaleza de la chispa, por la que se encendió una masa de materia combustible , al  determinar la naturaleza de las llamas.

 


Etiquetas: