Archivo de diciembre 16th, 2011

Antes de aplicar principio alguno: Resumen del capítulo primero de El Origen de las Especies (Before applying any principle: summary of the first chapter of The Origin of Species)

 

 

 

De esta manera comienza el capítulo segundo de El Origen de las Especies:

 

Before applying the principles arrived at in the last chapter to organic beings in a state of nature, we must briefly discuss whether these latter are subject to any variation.

 

Antes de aplicar a los seres orgánicos en estado natural los principios a que hemos llegado en el capítulo pasado, podemos discutir brevemente si estos seres están sujetos a alguna variación.

 

Increíble frase  que indica  que su autor ignoraba o se había olvidado temporalmente de la existencia de una ciencia denominada Historia Natural, secularmente dedicada, en su versión Taxonomía,  al estudio meticuloso y ordenado de tal variación.  Una vez llegados a este punto alguien tendría que  haber servido de lazarillo a este desordenado autor indicándole la existencia de los trabajos de algún naturalista, quizás  de Linneo, Jussieu, Adamson o al menos, recordándole la existencia de su abuelo, el célebre Erasmo Darwin, famoso masón de la logia “Time Immemorial Lodge of Cannongate Kilwinning, No. 2, of Scotland”, quien seguro habría  disertado durante horas en cuanto a la variación en la naturaleza.  Pero si el final de la frase es, como digo, increíble, el principio no se queda corto, puesto que nos llena de  dudas :

 

Before applying the principles arrived at in the last chapter…….

 

Antes de aplicar los principios a que hemos llegado en el capítulo pasado…….

 

Porque……¿A qué principios se puede referir el autor?, ¿Habrá  descrito algún principio o llegado por sus propios medios a alguna idea interesante en el capítulo precedente? Veamos……

 

Resumiendo los contenidos del capítulo primero,  podríamos quedarnos con las siguientes conclusiones (en orden de aparición y gravedad creciente):

1.         Las condiciones ambientales afectan a la diversidad al dar lugar a cambios heredables (esto lo ha tomado el autor de Lamarck, sin citarlo)

2.         Los caracteres se heredan, aunque esto estaba expuesto de manera más bien vaga. Por ejemplo cuando dice:

Quizá el modo justo de ver todo este asunto sería considerar la herencia de todo carácter, cualquiera que sea, como regla, y la no herencia, como excepción.

3.  Algunas reglas de Perogrullo acerca de cómo se heredan los caracteres (Los masculinos en machos y cada uno en la edad de la cual es propio)

4. Es difícil saber si las razas de animales domésticos proceden de una o varias especies diferentes, tarea para la cual el autor se concentra en el estudio de la paloma doméstica durante muchos párrafos, llegando a la conclusión de que todas las razas de la paloma doméstica pertenecen a una sola especie, lo cual es la opinión de todos los naturalistas desde tiempo inmemorial. El autor no concluye que en otras especies pueda ocurrir lo mismo, sino que, como este resultado no le conviene, prefiere mantener la idea inicial de dificultad, más favorable a sus intenciones.

Además habíamos visto algo a lo que el autor no quería dar la importancia debida y es que la granja no es modelo para la naturaleza:  Aquí, aquí, o aquí

 

Pero lo más importante , si algo de todo esto hubiese  de tener relación con algún tipo de principio, son dos errores principales:

 

5. El autor confunde constantemente selección con mejora. Esto es más grave que todo lo anterior y, a la vez extraño, puesto que él mismo ha indicado en alguna ocasión que si se compara la variación en la naturaleza con un fuego, el combustible es la naturaleza del organismo y las condiciones son sólo la chispa. En el caso de la mejora, ocurre igual, la selección es sólo la chispa y lo importante reside en la naturaleza del organismo que nada tiene que ver con la selección:

 

….we clearly see that the nature of the conditions is of subordinate importance in comparison with the nature of the organism in determining each particular form of variation; perhaps of not more importance than the nature of the spark, by which a mass of combustible matter is ignited, has in determining the nature of the flames.

 

..Vemos con claridad que el tipo de condiciones es de importancia secundaria en comparación a la naturaleza del organismo en la determinación de cada forma particular de variación, quizás de no más  importancia que la naturaleza de la chispa, por la que se encendió una masa de materia combustible , al  determinar la naturaleza de las llamas.

 

6. Fruto de la anterior confusión, el autor inventa libremente conceptos sin significado alguno: Fantasmas semánticos. Surge así el fantasma de selección inconsciente, algo imposible puesto que toda selección ha de ser consciente. Otra consecuencia de este error es el concepto vacío, inútil y que sólo sirve para generar confusión, de Selección Natural, otro fantasma semántico, empero de amplio uso todavía hoy, es decir ciento cincuenta y dos años después. A veces ocurre curiosamente que,  a más dinero, más fe en la selección natural, como si un investigador, al dirigir un laboratorio, o el mismo laboratorio dirigido, mediante su actividad competitiva, fuesen la mejor prueba de una teoría que no pretendió jamás explicar el triunfo en el deporte ni el éxito en la ciencia, sino otra cosa bien distinta, el origen de las especies.

Pero,……….. si además de explicar una cosa explica todas las demás, mejor, deben de pensar algunos.   Cierto es, pues así me conviene, parece ser lema útil para la ciencia de la vida desde su fundación.

 

Estos,  y no otros,  son los principios a los que el autor ha llegado en el capítulo primero. Hace falta mucho valor y un apoyo veraderamente extraordinario para llamar a todo esto principios.

 

Pues bien, con este equipaje formado por generalidades, reglas de Perogrullo, confusiones, contradicciones y fantasmas semánticos; y, además,  con mucho valor abordaremos algún día la lectura del capítulo segundo, que ocupa el texto comprendido entre los párrafos quincuagésimo séptimo y septuagésimo cuarto de obra tan alta y extensamente considerada como escasamente leída (y menos aún corregida). Tengan paciencia…………….

 

 

Etiquetas: