Archivo de enero, 2012

Rousseau, las ideas virtuosas y el cadalso: Una lección de botánica atípica

La taxonomía botánica gozaba de una larga y rica tradición mucho antes de Darwin.  Así, resulta sorprendente y extraño  escribir sobre la variación en la naturaleza,  como este autor hace en el capítulo segundo de su libro, sin mencionar las labores y desvelos  de la taxonomía.

Pero, antes de seguir leyendo el Origen de las Especies y precisamente para explorar los motivos de autor tan curioso y de  obra tan publicitada a diestro y siniestro, hemos de tener en cuenta que  la taxonomía no sólo preocupa a los naturalistas, sino que se convierte asimismo en pasión de algunos intelectuales procedentes de otros campos del saber. Aproximadamente cien años antes de la publicación de El Origen, Jean Jacques Rousseau, en su exilio en Môtiers (Suiza), pasea y herboriza. En una de sus cartas se lee:

 

 

Me tienta la idea de dedicarme a la botánica (….). Es la verdadera diversión de un solitario que pasea y que ya no desea pensar en nada. Nunca concibo una idea virtuosa y útil sin que vea a mi lado la horca o el cadalso. Espero que con Linneo en el bolsillo y heno en la cabeza no se me detenga (CC, XX, 44).

 

 

Con lo cual parece indicar que la dedicación a la botánica es algo que no tiene  mayor dificultad, y que, al parecer, dejará a nuestro autor libre de situaciones polémicas o socialmente comprometidas . Pero……..¡ Un momento!……..

¿Acaso no hay cierta contradicción en estas frases de Rousseau? ……

 

Pues, si bien por un lado se nos dice que las ideas virtuosas le llevaban sin remedio a la horca o al cadalso, por otro lado parece indicar que la botánica pueda ser una dedicación virtuosa. Entonces,….¿Por qué siendo virtuosa, la dedicación a la botánica no llevaba a nuestro autor a situaciones comprometidas que pudiesen desembocar en la horca o al cadalso? Seguiremos investigando aspecto tan crucial.  Cabe la posibilidad de que la razón estribe en que Rousseau era un simple aficionado a la botánica y que,  de haberla cultivado más a fondo, también podría haberle llevado, como toda idea virtuosa, a la horca, al cadalso, o al menos a algún tipo de persecución. Puede que también en botánica uno tenga que escribir dentro de un orden establecido, o puede que a veces ocurra lo contrario, que alguien deba escribir para establecer un nuevo orden. Iremos viendo,…….

 

Referencias

Richard,  Achile. Nouveaux Élements de botanique. F Savy. Paris, 1864

Rousseau, Jean Jacques. Cartas sobre botánica. KRK Ediciones 2007. Oviedo.

Imagen de Stultifer

 

Etiquetas:

La variación en la naturaleza: Familias de plantas

 

Achille Richard, botánico francés,  nos cuenta en su libro (p 366-67) que bien pudo haber sido Magnol, profesor de botánica en Montpellier, quien en el prefacio a su obra titulada “Prodromus historiae generalis plantarum”, editada en Motpellier en 1689 hubiera utilizado por vez primera en obra impresa el término Famille (Familia). Algunos años después, Linneo en su obra Classes Plantarum apunta ya sesenta y siete familias y en 1765 Adanson publica su libro titulado Familles naturelles des vegetaux. En la obra Genera Plantarum (1789), de Antoine-Laurent Jussieu,  se indican ya cien familias de plantas.

 

Para los menos iniciados en la botánica se indican a continuación algunos ejemplos de estas familias:

 

Magnoliáceas (el nombre deriva del citado  Magnol)

Lauráceas

Gramineas

Liliaceas

Compuestas

Umbelíferas

Crucíferas

Leguminosas

 

 

La taxonomía, es decir la Ciencia que trata de los principios, métodos y fines de la clasificación, era por lo tanto, disciplina bien avanzada cuando Darwin escribió El Origen de las Especies.  Quienquiera que se hubiese preguntado entonces por la variedad en la naturaleza, es decir, el tema de su segundo capítulo, tendría que haber realizado un arduo trabajo de recopilación teniendo en cuenta la obra de ingente número de naturalistas e intentando dar crédito a sus trabajos.

 

Pero la taxonomía no sólo preocupa a los naturalistas, sino que se convierte asimismo en pasión de algunos intelectuales procedentes de otros campos del saber. Aproximadamente cien años antes de la publicación de El Origen, Jean Jacques Rousseau, en su exilio en Môtiers (Suiza), pasea y herboriza.  Pronto veremos qué cosas tan interesantes tiene que comentar en algunas de sus cartas,….

 

Referencias

Richard,  Achile. Nouveaux Élements de botanique. F Savy. Paris, 1864.

 

Rousseau, Jean Jacques. Cartas sobre botánica. KRK Ediciones 2007. Oviedo.

 

Dibujo de Magnolia acuminata tomado de Botanical.com

Etiquetas:

Evolución: Fuerza estructuradora en la hoja

Imagen de previsualización de YouTube

 


 

20. Ahora bien, la fuerza estructuradora se va propagando  inconteniblemente por la hoja de nudo en nudo al prolongarse su nervadura central, y al extenderse más o menos hacia los lados los nervios laterales que nacen de aquella. Estas distintas relaciones recíprocas de las nervaduras son la causa primaria de las múltiples formaciones de la hoja. Las hojas aparecen ahora dentadas, profundamente entalladas, compuestas de varias hojitas, en cuyo último caso ellas prefiguran pequeñas ramas completas. De esa suprema diversificación sucesiva de la forma floral más simple, nos brinda un elocuente ejemplo la palmera datilera. A través de una sucesión de varias hojas, se va adelantando la nervadura central, se rompe la hoja simple y flabeliforme, se articula, y se desarrolla una hoja extremadamente compuesta hasta el punto de poder competir con una rama.

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vasco.

 

Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org

20. Doch breitet sich die fernere Ausbildung unaufhaltsam von Knoten zu Knoten durch das Blatt aus, indem sich die mittlere Rippe desselben verlängert und die von ihr entspringenden Nebenrippen sich mehr oder weniger nach den Seiten ausstrecken. Diese verschiedenen Verhältnisse der Rippen gegeneinander sind die vornehmste Ursache der mannigfaltigen Blattgestalten. Die Blätter erscheinen nunmehr eingekerbt, tief eingeschnitten, aus mehreren Blättchen zusammengesetzt, in welchem letzten Falle sie uns vollkommene kleine Zweige vorbilden. Von einer solchen sukzessiven höchsten Vermannigfaltigung der einfachsten Blattgestalt gibt uns die Dattelpalme ein auffallendes Beispiel. In einer Folge von mehreren Blättern schiebt sich die Mittelrippe vor, das fächerartige einfache Blatt wird zerrissen, abgeteilt, und ein höchst zusammengesetztes mit einem Zweige wetteiferndes Blatt wird entwickelt.

 

 

Etiquetas: ,

Evolución: formación de las hojas

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

 

II. Formación de las hojas en el tallo floral de nudo en nudo

II. Ausbildung der Stengelblätter von Knoten zu Knoten

 

 

19. Ahora podemos observar detenidamente la sucesiva formación de las hojas, dado que los efectos progresivos de la naturaleza se van desarrollando todos frente a nuestra vista. Algunas o varias de las hojas que siguen, muchas veces se hallan ya en las semillas, encerradas entre los cotiledones, en su estado de plegadas se conocen con el nombre de plumadas. Su forma, en relación con los cotiledones y las hojas siguientes, varía según las distintas plantas; pero en general ya se distinguen de los cotiledones por ser planas, delicadas y -propiamente dicho- formadas como verdaderas hojas que se tiñen completamente de verde, posadas en un nudo visible, ya no pudiendo negar su parentesco con las siguientes hojas del tallo floral. No obstante, suelen quedarse a la zaga de éstas, en cuanto que su periferia, sus bordes no se hallan completamente formados.

 

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vasco.

 

19. Wir können nunmehr die sukzessive Ausbildung der Blätter genau betrachten, da die fortschreitenden Wirkungen der Natur alle vor unsern Augen vorgehen. Einige oder mehrere der nun folgenden Blätter sind oft schon in dem Samen gegenwärtig, und liegen zwischen den Kotyledonen eingeschlossen; sie sind in ihrem zusammengefalteten Zustande unter dem Namen des Federchens bekannt. Ihre Gestalt verhält sich gegen die Gestalt der Kotyledonen und der folgenden Blätter an verschiedenen Pflanzen verschieden, doch weichen sie meist von den Kotyledonen schon darin ab, daß sie flach, zart und überhaupt als wahre Blätter gebildet sind, sich völlig grün färben, auf einem sichtbaren Knoten ruhen, und ihre Verwandtschaft mit den folgenden Stengelblättern nicht mehr verleugnen können; welchen sie aber noch gewöhnlich darin nachstehen, daß ihre Peripherie, ihr Rand nicht vollkommen ausgebildet ist.

 

Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org

Para leer más:

 

Sobre los ciclos en la naturaleza

Sobre la proporción aurea

Sobre la proporción áurea en las semillas de Arabidopsis

Etiquetas: ,

Evolución: los cotiledones, hojas menos perfeccionadas

17. Pasamos momentáneamente por alto ciertos núcleos deformes de plantas que germinan únicamente con una hoja.

18. En cambio, observamos que, incluso los cotiledones más similares a hojas, al compararlos con las sucesivas hojas del tallo, son siempre los menos perfeccionados. Ante todo, su periferia es sumamente lisa, y en ella no se notan marcas de incisiones, como tampoco se observan en la superficie pelos y otros tejidos propios de hojas bien conformadas.

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vaso.

17. Ganz unförmliche einzelne Kernstücke solcher Pflanzen, welche nur mit Einem Blatte keimen, gehen wir gegenwärtig vorbei.

 

18. Dagegen bemerken wir, daß auch selbst die blattähnlichsten Kotyledonen, gegen die folgenden Blätter des Stengels gehalten, immer unausgebildeter sind. Vorzüglich ist ihre Peripherie höchst einfach, und an derselben sind so wenig Spuren von Einschnitten zu sehen, als auf ihren Flächen sich Haare oder andere Gefäße ausgebildeter Blätter bemerken lassen.

 

Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org

 

 

Etiquetas: ,

Naturalistas Proscritos: Video de la presentación del libro

Etiquetas:

Evolución: Acercamiento y unión de las partes

 

Evolución: Acercamiento y unión de las partes

 

 

16. Los cotiledones se nos presentan, la mayoría de las veces apareados, y optamos por hacer aquí una observación que, en lo sucesivo, nos parecerá aún más importante. Es que, muchas veces, las hojas de este primer nudo aparecen emparejadas incluso cuando las siguientes hojas del tallo se presentan alternas; se muestra, pues, aquí un acercamiento y unión de las partes que, posteriormente, la naturaleza va separando y alejando la una de la otra. Aún más extraño es el caso de que los cotiledones aparecen unidos, cual múltiples hojuelas, alrededor de un solo eje, y cuando el tallo que se va desarrollando paulatinamente desde su centro, genera las sucesivas hojas a su alrededor, caso que se puede observar lo más completamente en el crecimiento de las especies coníferas, donde una corona de acículas  forma, en cierto modo, un cáliz. Tendremos que recordar en lo sucesivo en casos similares el caso presente.

 

 

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vaso.

 

 

 

16. Die Kotyledonen sind meist gedoppelt, und wir finden hierbei eine Bemerkung zu machen, welche uns in der Folge noch wichtiger scheinen wird. Es sind nämlich die Blätter dieses ersten Knotens oft auch dann gepaart, wenn die folgenden Blätter des Stengels wechselsweise stehen; es zeigt sich also hier eine Annäherung und Verbindung der Teile, welche die Natur in der Folge trennt und voneinander entfernt. Noch merkwürdiger ist es, wenn die Kotyledonen als viele Blättchen um Eine Achse versammlet erscheinen, und der aus ihrer Mitte sich nach und nach entwickelnde Stengel die folgenden Blätter einzeln um sich herum hervorbringt, welcher Fall sehr genau an dem Wachstum der Pinusarten sich bemerken läßt. Hier bildet ein Kranz von Nadeln gleichsam, einen Kelch, und wir werden in der Folge, bei ähnlichen Erscheinungen, uns des gegenwärtigen Falles wieder zu erinnern haben.

 

 

Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org

Etiquetas: ,

Evolución: El primer nudo de la planta

 

15. Ahora bien, ya que una hoja no se puede imaginar sin un nudo, ni un nudo sin yema, podemos deducir que aquel punto donde los cotiledones se hallan fijados, es el verdadero primer nudo de la planta. Esto se ve confirmado por medio de aquellas plantas que, directamente por debajo de las alas de los cotiledones hacen salir yemas nuevas, desarrollando ramas completas desde estos primeros nudos, tal como por ejemplo ocurre en Vicia faba.

 

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vaso.

 

 

15. Läßt sich nun aber ein Blatt nicht ohne Knoten, und ein Knoten nicht ohne Auge denken, so dürfen wir folgern, daß derjenige Punkt, wo die Kotyledonen angeheftet sind, der wahre erste Knotenpunkt der Pflanze sei. Es wird dieses durch diejenigen Pflanzen bekräftiget, welche unmittelbar unter den Flügeln der Kotyledonen junge Augen hervortreiben, und aus diesen ersten Knoten vollkommene Zweige entwickeln, wie z.B. Vicia Faba zu tun pflegt.

 

 

Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org

 

 

 

 

Etiquetas: ,

Un triunfador

 

Para mi, aunque parezca paradójico, la figura de Lamarck es la de un triunfador. Un triunfador, no en la posteridad, como profetizaba su amante hija, sino que alcanzó la meta perseguida durante su propia existencia.

Otros hombres, más dúctiles y adaptables, menos opuestos a los errores y prejuicios de su época, más propensos a ceder y contemporizar, suelen alcanzar la riqueza y sienten sus hombros encorvarse bajo el peso de los honores recibidos.

 

A esos son a los que comúnmente se considera triunfadores. Y, sin embargo, cuántos de ellos en la soledad de su gabinete de trabajo o en el silencio callado de su alcoba, pensarán entristecidos en todos los retorcimientos de su inteligencia que han tenido necesidad de hacer para llegar a escalar la cúspide en que se encuentran. Y mientras el coro de alabanzas canta su gloria, más de un rubor incontenible debe decirles que, en realidad, hay mucho de falso en ella o es demasiado el precio que en simulaciones y mentiras pagaron por alcanzarla.

 

Página 4 del libro  “Lamarck intérprete de la naturaleza” de  Enrique Beltrán,

México 1945 (Tall. Graf. de la Nación). Tirada de cien ejemplares (100).

Imagen: Palaua morchara (Malváceas) del herbario de Lamarck

 

Etiquetas: ,