Consejos a un joven naturalista en el párrafo septuagésimo de El origen de las Especies

 

Nos sorprenden  ahora los consejos a un joven naturalista por parte del autor, alguien  con una experiencia tan poco ortodoxa en la materia y que nunca había estado integrado en institución universitaria ni había tenido a su cargo disciplina académica alguna. La conclusión es demasiado explícita:

 

and his difficulties will rise to a climax.

sus dificultades se elevarán a un clímax.

 

No tanto, pensamos. La ciencia de la taxonomía ha funcionado durante muchos años antes de que el autor publique sus especulaciones y puede soportar infinidad de recopilaciones de casos dudosos, realizadas por naturalistas aficionados.

A diferencia de los consejos que aquí indica el autor, me permito dar otros consejos diferentes al joven naturalista: Lea algún tratado de taxonomía. Lea la obra de Agassiz, por ejemplo, quien, mientras Darwin escribía esta charlatanería (OSMNS) se preocupaba cuidadosamente de investigar en la historia el significado de las categorías taxonómicas: ¿qué es un género?, ¿Qué es una familia?, ¿Qué es un Orden? y ¿Qué es una clase?. De tal modo que hasta un filósofo y lingüista, Charles Sanders Peirce fue influido por los escritos de Agassiz………

 

 

70.

When a young naturalist commences the study of a group of organisms quite unknown to him he is at first much perplexed in determining what differences to consider as specific and what as varietal; for he knows nothing of the amount and kind of variation to which the group is subject; and this shows, at least, how very generally there is some variation. But if he confine his attention to one class within one country he will soon make up his mind how to rank most of the doubtful forms. His general tendency will be to make many species, for he will become impressed, just like the pigeon or poultry fancier before alluded to, with the amount of difference in the forms which he is continually studying; and he has little general knowledge of analogical variation in other groups and in other countries by which to correct his first impressions. As he extends the range of his observations he will meet with more cases of difficulty; for he will encounter a greater number of closely-allied forms. But if his observations be widely extended he will in the end generally be able to make up his own mind; but he will succeed in this at the expense of admitting much variation, and the truth of this admission will often be disputed by other naturalists. When he comes to study allied forms brought from countries not now continuous, in which case he cannot hope to find intermediate links, he will be compelled to trust almost entirely to analogy, and his difficulties will rise to a climax.

70

Cuando un joven naturalista empieza el estudio de un grupo de organismos completamente desconocido para él, al principio vacila mucho en determinar qué diferencias ha de considerar como específicas y cuáles como de variedad, porque nada sabe acerca de la cantidad y modo de variación a que está sujeto el grupo, y esto muestra, por lo menos, cuán general es el que haya algo de variación; pero si limita su atención a una clase dentro de un país, formará pronto juicio sobre cómo ha de clasificar la mayor parte de las formas dudosas. Su tendencia general será hacer muchas especies, pues -lo mismo que el criador de palomas y aves de corral, de que antes se habló- llegaría a impresionarse por la diferencia que existe en las formas que está continuamente estudiando, y tiene poco conocimiento general de variaciones análogas en otros grupos o en otros países con el que poder corregir sus primeras impresiones. A medida que extienda el campo de sus observaciones tropezará con nuevos casos dificultosos, pues encontrará mayor número de formas sumamente afines; pero si sus observaciones se extienden mucho podrá generalmente realizar por fin su idea, mas esto lo conseguirá a costa de admitir mucha variación, y la realidad de esta admisión será muchas veces discutida por otros naturalistas. Cuando llega a estudiar formas afines traídas de países no continuos, en cuyo caso no puede esperar encontrar intermediarios, se verá obligado a confiar casi en su totalidad a la analogía, y sus dificultades se elevará a un clímax.

Related posts:

  1. Segundo centenario del nacimiento en Tricio (Rioja) de Mariano de la Paz Graells, naturalista del siglo XIX
  2. Homenaje a Mariano de la Paz Graells. El naturalista en su siglo.
  3. Contenido del libro “El naturalista en su siglo: homenaje a Mariano de la Paz Graells en el CC aniversario de su nacimiento”
  4. Presentación del libro “El naturalista en su siglo homenaje a D. Mariano de la Paz Graells en el CC aniversario de su nacimiento”
  5. Ejemplos de especies dudosas en el sexagésimo cuarto párrafo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*