Falacias para concluir el capítulo segundo en el párrafo octogésimo cuarto de El Origen de las Especies

 

Indica tautológicamente el autor en este párrafo final del segundo capítulo lo siguiente:

las especies más florecientes, o especies predominantes, de los géneros mayores, dentro de cada clase, son las que, proporcionalmente, dan mayor número de variedades,

 

 

No podía ser de otra manera. Efectivamente, las especies predominantes de los géneros mayores han de dar un mayor número de variedades.  Si alguien tiene alguna duda, se quedará sin comprobarlo puesto que el autor no aporta ni un solo dato en defensa de su afirmación. 

 

Los géneros mayores tienden a fragmentarse en géneros menores. También puede ser aunque de esto tampoco aporta el autor prueba alguna pero según su costumbre nos promete una explicación posterior:

 

hereafter to be explained

 

84.

We have also seen that it is the most flourishing or dominant species of the larger genera within each class which on an average yield the greatest number of varieties, and varieties, as we shall hereafter see, tend to become converted into new and distinct species. Thus the larger genera tend to become larger; and throughout nature the forms of life which are now dominant tend to become still more dominant by leaving many modified and dominant descendants. But, by steps hereafter to be explained, the larger genera also tend to break up into smaller genera. And thus, the forms of life throughout the universe become divided into groups subordinate to groups.

 

Hemos visto también que las especies más florecientes, o especies predominantes, de los géneros mayores, dentro de cada clase, son las que, proporcionalmente, dan mayor número de variedades, y las variedades, como veremos después, tienden a convertirse en especies nuevas y distintas. De este modo, los géneros grandes tienden a hacerse mayores, y en toda la naturaleza las formas orgánicas que son ahora predominantes tienden a hacerse más predominantes aún, dejando muchos descendientes modificados y predominantes. Pero, por grados que se explicarán más adelante, los géneros mayores tienden también a fragmentarse en géneros menores, y así, en todo el universo, las formas orgánicas quedan divididas en grupos subordinados a otros grupos.

Imagen de Catalogue of Organisms: An inordinate fondness for systematics

 

Related posts:

  1. Falacia y falta de ejemplos en el septuagésimo séptimo párrafo de El Origen de las Especies
  2. Tres párrafos adicionales para comentar unas tablas imaginarias a partir del octogésimo párrafo de El Origen de las Especies
  3. Pregunta mal planteada en el párrafo octogésimo primero de El Origen de las Especies
  4. Perogrullada de campeonato en el párrafo octogésimo segundo de El Origen de las Especies
  5. Continúa el autor comentando unas tablas inexistentes y poniéndose en evidencia en el septuagésimo noveno párrafo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Pues habria que ver si es cierto que las especies de los géneros mayores ( supongo que eso quiere decir ” de los géneros con mayor número de especies”) tienen un mayor numero de variedades, es decir, si las poblaciones de esas especies tienden a una mayor extension geográfica y a una ( consiguiente?) variación en sus rasgos ( morfológicos o de otro tipo) respecto a los de la población madre… Si es así, eso puede resultar interesante por varios motivos. Una tasa de especiación mayor dentro de un género puede indicar la posesion por parte de ese grupo de una o mas innovaciones clave ( a nivel morfológico o a nivel genético). Por ejemplo. Y no tendria p q ser q los las especies de los generos mayores de mas variedades. Esto puede o puede no ser así.

Sí, Álvaro, seguro que todo lo que diga Darwin acaba resultando muy interesante. No olvidemos que es Darwin quien lo dice y que se trata de un genio. Como Gould. Como Mayr. Como Ayala. Un genio no puede decir falacias y por eso yo haría mejor en dejar de comentar su Obra Magna. Podría comentar el librito de Gould que a usted tanto le gusta; el problema sería que ahí también hay falacias y disparates. La escuela darwinista consiste en esto básicamente: Escribir pareciendo que uno dice algo pero sin decir nada.

Usted ha aprendido muy bien la lección y ya es capaz de escribir sin decir nada. Me parece muy bien, pero no crea que pasa desapercibido. Mire lo que dice usted:

“Una tasa de especiación mayor dentro de un género puede indicar la posesion por parte de ese grupo de una o mas innovaciones clave ( a nivel morfológico o a nivel genético). Por ejemplo.”

Y Sí. Tiene usted razón, una tasa de especiación mayor dentro de un género puede (puede que sí puede que no; lo que no hay son pruebas ni ejemplos) indicar la posesión por parte de ese grupo de una o más innovaciones clave. Cierto. Sí. Cierto pero inútil. Una falacia. Una perogrullada. Pura Neolengua.

Busque usted ejemplos y el discurso cambiará de tono. Lamentablemente el señor Darwin no aporta en este caso ejemplo alguno. Usted tampoco. Haga el favor, apórtelos usted en su defensa. Entretanto, déjese de falacias y vaya a contestar las tres preguntas que tiene usted pendientes aquí:

http://www.madrimasd.org/blogs/biologia_pensamiento/2012/03/15/134349

Y no entiendo p q crees que la frase mía q entrecomillas no dice nada. Quizá tu concepción del lenguaje difiera de la mía. No dice cómo de hecho es el mundo. Pero sí cómo puede ser. Y en términos reducibles a proposiciones empíricas ( o sea para ver si el mundo es así o no habría que observar si efectivamente los géneros más grandes incluyen más variedades por especie o no). Una proposición que dice cómo piede ser el mundo y en términos de proposiciones empíricas SÍ dice algo… Al menos eso creo

[...] class which on an average yield the greatest number of varieties, and … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Comparte esta Noticia: Recommendar en Facebook Compartir via Reddit Compartir en Stumble Compartir [...]

Hola Álvaro,

Está claro que su concepción del lenguaje es distinta de la mía. Al parecer la suya se basa en la ambigüedad, es decir que cualquier palabra puede significar cualquier cosa según convenga, o lo que es lo mismo, según costumbre.

Esto es lo que viene a decir Darwin en alguno de los párrafos de su magna ( y anti-científica) obra. Esto es contrario a la ciencia y contrario al concepto del lenguaje según Lavoisier, por ejemplo, que ya he comentado en alguna entrada de este blog (busque usted en el buscador Lavoisier y lea, por favor).

(requerido)

(requerido)


*