Archivo de junio 8th, 2012

Disparates múltiples y error fundacional del darwinismo en el párrafo centésimo duodécimo de el Origen de las Especies

 

El capítulo, que supuestamente deberá contener la parte cumbre de la obra (OSMNS), es decir la explicación cabal de la Teoría de Evolución por Selección Natural,  empieza de manera disparatada con dos preguntas. La primera de momento la dejamos sin comentar por ser demasiado confusa. Pero vamos a centrarnos en la segunda, que, aunque no le anda a la zaga en confusión, pone todavía más en evidencia la mentalidad de su autor:

 

Can the principle of selection, which we have seen is so potent in the hands of man, apply under nature?

 

Se pregunta así el autor por el principio de selección, pero,….¿Qué es lo que entiende por principio de selección? La selección no es principio alguno sino simplemente una acción y su efecto simultáneo. Nada más. Es una lástima que teniendo palabras que tan bien expresen ideas y conceptos las vayamos a utilizar de manera inapropiada.

 

Cierto que el  ser humano selecciona, ahora bien,…… en sus manos la selección es parte del proceso de mejora genética. Sin voluntad humana no existe ningún proceso de mejora genética y mucho menos de selección. La construcción selección natural es, por lo tanto,  un fantasma semántico. Una contradictio in adiecto:  es imposible que nada sea natural y que a la vez sea selección, puesto que por definición la selección es la acción que hace el mejorador es artificial.

 

Por lo tanto, la respuesta que el autor da a su pregunta:

 

I think we shall see that it can act most efficiently

 

Pienso que veremos que puede actuar más eficientemente

 

Debería ser sustituida por:

 

Selection, (which is not a principle, because is a single action), acts exclusively in the hands of man as a parte of a process called Breeding. No selection, at all, applies under nature.

 

La selección (que no es principio alguno, sino acción), actúa exclusivamente en manos del hombre como parte de un proceso llamado Mejora Genética. En la naturaleza no hay selección alguna.

 

 

 

A partir de la aceptación de este error fundacional, el darwinismo cambia de tono y pasa de ser ciencia a ser militancia sectaria, dogmática. Lavado de cerebro generalizado. Como tal va a dar frutos inesperados: En primer lugar, vamos a ver a la selección (natural), que es un tipo imposible de selección, y por tanto de acción, como se convierte en sujeto y protagoniza todo tipo de acciones. Un verdadero engendro. Iremos viendo.

 

Pero hay otra pregunta inquietante en el párrafo. Es la siguiente:

 

Can it then be thought improbable, seeing that variations useful to man have undoubtedly occured, that other variations useful in some way to each being in the great and complex battle of life, should occur in the course of many successive generations?

¿puede, pues, parecer improbable el que, del mismo modo, para cada ser, en la grande y compleja batalla de la vida, tengan que presentarse otras variaciones útiles en el transcurso de muchas generaciones sucesivas?

 

El autor pregunta cosas complejas, basándose en premisas que da por ciertas, y que serían el motivo de cuestiones mayores. Así preguntaríamos antes que nada:

 

From a scientific point of view: Can be life regarded as a battle?

 

También preguntaríamos: Las variaciones en cuestión ¿se presentarían para cada ser o bien se presentarían en el transcurso de muchas generaciones? ¿Es admisible que ambos (cada ser; muchas generaciones), compartan espacio en esta expresión ?

 

 

Pero todavía el párrafo tiene preguntas más traidoras:

 

If such do occur, can we doubt (remembering that many more individuals are born than can possibly survive) that individuals having any advantage, however slight, over others, would have the best chance of surviving and procreating their kind?

Si esto ocurre, ¿podemos dudar -recordando que nacen muchos más individuos de los que acaso pueden sobrevivir- que las individuos que tienen ventaja, por ligera que sea, sobre otros tendrían más probabilidades de sobrevivir y procrear su especie?

 

Porque, veamos:

 

1. ¿Es seguro que nacen muchos más individuos de los que pueden sobrevivir? ¿Acaso no nacen exactamente los individuos que sobreviven hasta el momento de nacer?

2. ¿Alguien duda de que los individuos con ventajas tendrán más posibilidades de sobrevivir y procrear?

 

Y es entonces cuando nos encontramos con una definición de la selección natural:

This preservation of favourable individual differences and variations, and the destruction of those which are injurious, I have called Natural Selection, or the Survival of the Fittest

 

A esta conservación de las diferencias y variaciones individualmente favorables y la destrucción de las que son perjudiciales la he llamado yo selección natural o supervivencia de los más adecuados

 

Mantenimiento de diferencias individuales favorables y destrucción de las perjudiciales. Esto es verdaderamente amplio y ambiguo porque será lícito utilizar el mismo nombre para cualquier característica nueva y ventajosa que aparezca y asimismo para cualquier desventaja que sea eliminada de la naturaleza. ¿Podemos pensar en mecanismos comunes?  ¿El mismo hecho (porque hay que recordar que si selección es la supervivencia del más apto, entonces será hecho), pregunto, el mismo hecho será responsable de que sobrevivan algunos peces a un volcán en la isla del Hierro o a un tsunami en Indonesia; una población de anguilas en la ría de Pravia y  unas arañas a una avalancha de arena en el desierto del Gobi?  Seguramente no.  ¿El mismo mecanismo será responsable de la extinción del Iguanodon que de la aparición de la lamprea? Tampoco. De ninguna manera. El señor Darwin sólo busca en su obra crear la confusión. Hipnotizar al lector inocente. A tal fin no necesita teoría científica alguna. Le basta con multiplicar la ambigüedad y repetir hasta el infinito dogmas: escribir en clave de mantra.

 

En cualquier caso la selección natural sólo lo explicará todo,  como podría deducirse de esta definición, si uno se queda satisfecho con una explicación corta, torpe y dogmática. El párrafo termina de manera contradictoria:

 

 

Variations neither useful nor injurious would not be affected by natural selection, and would be left either a fluctuating element, as perhaps we see in certain polymorphic species, or would ultimately become fixed, owing to the nature of the organism and the nature of the conditions.

 

 

Las variaciones ni útiles ni perjudiciales no se verían afectadas por la selección natural, permaneciendo como un elemento fluctuante, como tal vez lo vemos en ciertas especies polimorfas, o en última instancia convirtiéndose en fijo, debido a la naturaleza del organismo y la naturaleza de las condiciones

 

112.

 

 

How will the struggle for existence, briefly discussed in the last chapter, act in regard to variation? Can the principle of selection, which we have seen is so potent in the hands of man, apply under nature? I think we shall see that it can act most efficiently. Let the endless number of slight variations and individual differences occurring in our domestic productions, and, in a lesser degree, in those under nature, be borne in mind; as well as the strength of the hereditary tendency. Under domestication, it may truly be said that the whole organisation becomes in some degree plastic. But the variability, which we almost universally meet with in our domestic productions is not directly produced, as Hooker and Asa Gray have well remarked, by man; he can neither originate varieties nor prevent their occurrence; he can only preserve and accumulate such as do occur. Unintentionally he exposes organic beings to new and changing conditions of life, and variability ensues; but similar changes of conditions might and do occur under nature. Let it also be borne in mind how infinitely complex and close-fitting are the mutual relations of all organic beings to each other and to their physical conditions of life; and consequently what infinitely varied diversities of structure might be of use to each being under changing conditions of life. Can it then be thought improbable, seeing that variations useful to man have undoubtedly occurred, that other variations useful in some way to each being in the great and complex battle of life, should occur in the course of many successive generations? If such do occur, can we doubt (remembering that many more individuals are born than can possibly survive) that individuals having any advantage, however slight, over others, would have the best chance of surviving and procreating their kind? On the other hand, we may feel sure that any variation in the least degree injurious would be rigidly destroyed. This preservation of favourable individual differences and variations, and the destruction of those which are injurious, I have called Natural Selection, or the Survival of the Fittest. Variations neither useful nor injurious would not be affected by natural selection, and would be left either a fluctuating element, as perhaps we see in certain polymorphic species, or would ultimately become fixed, owing to the nature of the organism and the nature of the conditions.

 

La lucha por la existencia, brevemente discutida en el capítulo anterior, ¿cómo obrará en lo que se refiere a la variación? El principio de la selección, que hemos visto es tan potente en las manos del hombre, ¿puede tener aplicación en las condiciones naturales? Creo que hemos de ver que puede obrar muy eficazmente. Tengamos presente el sinnúmero de variaciones pequeñas y de diferencias individuales que aparecen en nuestras producciones domésticas, y en menor grado en las que están en condiciones naturales, así como también la fuerza de la tendencia hereditaria. Verdaderamente puede decirse que, en domesticidad, todo el organismo se hace plástico en alguna medida. Pero la variabilidad que encontramos casi universalmente en nuestras producciones domésticas no está producida directamente por el hombre, según han hecho observar muy bien Hooker y Asa Gray; el hombre no puede crear variedades ni impedir su aparición; puede únicamente conservar y acumular aquellas que aparezcan. Involuntariamente, el hombre somete los seres vivientes a nuevas y cambiantes condiciones de vida, y sobreviene la variabilidad; pero cambios semejantes de condiciones pueden ocurrir, y ocurren, en la naturaleza. Tengamos también presente cuán infinitamente complejas y rigurosamente adaptadas son las relaciones de todos los seres orgánicos entre sí y con condiciones físicas de vida, y, en consecuencia, qué infinitamente variadas diversidades de estructura serían útiles a cada ser en condiciones cambiantes de vida. Viendo que indudablemente se han presentado variaciones útiles al hombre, ¿puede, pues, parecer improbable el que, del mismo modo, para cada ser, en la grande y compleja batalla de la vida, tengan que presentarse otras variaciones útiles en el transcurso de muchas generaciones sucesivas? Si esto ocurre, ¿podemos dudar -recordando que nacen muchos más individuos de los que acaso pueden sobrevivir- que las individuos que tienen ventaja, por ligera que sea, sobre otros tendrían más probabilidades de sobrevivir y procrear su especie? Por el contrario, podemos estar seguros de que toda variación en el menor grado perjudicial tiene que ser rigurosamente destruida. A esta conservación de las diferencias y variaciones individualmente favorables y la destrucción de las que son perjudiciales la he llamado yo selección natural o supervivencia de los más adecuados. Las variaciones ni útiles ni perjudiciales no se verían afectadas por la selección natural, permaneciendo como un elemento fluctuante, como tal vez lo vemos en ciertas especies polimorfas, o en última instancia convirtiéndose en fijo, debido a la naturaleza del organismo y la naturaleza de las condiciones

 

Imagen de icanhascheezburger

Etiquetas: