Racionamiento vano o vacío en el párrafo centésimo vigésimo tercero de El Origen de las Especies

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dice el autor:

 

Yet many of these eggs or seeds would perhaps, if not destroyed, have yielded individuals better adapted to their conditions of life than any of those which happened to survive.

 

Sin embargo, muchos de estos huevos o semillas, si no hubiesen sido destruidos, habrían producido quizá individuos mejor adaptados a sus condiciones de vida que ninguno de los que tuvieron la suerte de sobrevivir.

 

Y esto es hablar sobre suposiciones. Los huevos destruidos, destruidos están.

 

So again a vast number of mature animals and plants, whether or not they be the best adapted to their conditions, must be annually destroyed by accidental causes, which would not be in the least degree mitigated by certain changes of structure or constitution which would in other ways be beneficial to the species.

 

También, además, un número inmenso de animales, y plantas adultos, sean o no los mejor adaptados a sus condiciones, tiene que ser destruido anualmente por causas accidentales que no serían mitigadas ni en lo más mínimo por ciertos cambios de estructura o constitución que serían, por otros conceptos, beneficiosos para la especie.

 

Pero esto es falso. Los animales y plantas destruidos lo han sido precisamente por no haber estado adaptados a las condiciones.

 

Lo siguiente es verdaderamente cómico:

 

But let the destruction of the adults be ever so heavy, if the number which can exist in any district be not wholly kept down by such causes—or again let the destruction of eggs or seeds be so great that only a hundredth or a thousandth part are developed—yet of those which do survive, the best adapted individuals, supposing that there is any variability in a favourable direction, will tend to propagate their kind in larger numbers than the less well adapted.

 

 

 

Pero, aunque la destrucción de los adultos sea tan considerable -siempre que el número que puede existir en un distrito no esté por completo limitado por esta causa-, o aunque la destrucción de huevos y semillas sea tan grande que sólo una centésima o una milésima parte se desarrolle, sin embargo, de los individuos que sobrevivan, los mejor adaptados -suponiendo que haya alguna variabilidad en sentido favorable- tenderán a propagar su clase en mayor número que los menos bien adaptados

 

 

Es decir, los que sobreviven, los más adaptados, son los que tienden a propagar su clase. Lógicamente, los que no sobreviven, no pueden propagar su clase. Ahora bien ¿Qué es la clase? no lo sabemos. ¿Dice esto algo a favor de qué motivos hacen a unos sobrevivir y propagar su clase y a otros perecer? No. ¿Se tratará siempre de los mismos motivos en la naturaleza? No. Y finalmente: ¿Aporta este razonamiento falso o tautología algo para comprender el origen de las especies? La solución queda en suspenso.

 

 

 

123.

It may be well here to remark that with all beings there must be much fortuitous destruction, which can have little or no influence on the course of natural selection. For instance, a vast number of eggs or seeds are annually devoured, and these could be modified through natural selection only if they varied in some manner which protected them from their enemies. Yet many of these eggs or seeds would perhaps, if not destroyed, have yielded individuals better adapted to their conditions of life than any of those which happened to survive. So again a vast number of mature animals and plants, whether or not they be the best adapted to their conditions, must be annually destroyed by accidental causes, which would not be in the least degree mitigated by certain changes of structure or constitution which would in other ways be beneficial to the species. But let the destruction of the adults be ever so heavy, if the number which can exist in any district be not wholly kept down by such causes—or again let the destruction of eggs or seeds be so great that only a hundredth or a thousandth part are developed—yet of those which do survive, the best adapted individuals, supposing that there is any variability in a favourable direction, will tend to propagate their kind in larger numbers than the less well adapted. If the numbers be wholly kept down by the causes just indicated, as will often have been the case, natural selection will be powerless in certain beneficial directions; but this is no valid objection to its efficiency at other times and in other ways; for we are far from having any reason to suppose that many species ever undergo modification and improvement at the same time in the same area.

 

Será conveniente hacer observar aquí que en todos los seres ha de haber mucha destrucción fortuita, que poca o ninguna influencia puede tener en el curso de la selección natural; por ejemplo: un inmenso número de huevos y semillas son devorados anualmente, y éstos sólo podrían ser modificados por selección natural si variasen de algún modo que los protegiese de sus enemigos. Sin embargo, muchos de estos huevos o semillas, si no hubiesen sido destruidos, habrían producido quizá individuos mejor adaptados a sus condiciones de vida que ninguno de los que tuvieron la suerte de sobrevivir. También, además, un número inmenso de animales, y plantas adultos, sean o no los mejor adaptados a sus condiciones, tiene que ser destruido anualmente por causas accidentales que no serían mitigadas ni en lo más mínimo por ciertos cambios de estructura o constitución que serían, por otros conceptos, beneficiosos para la especie. Pero, aunque la destrucción de los adultos sea tan considerable -siempre que el número que puede existir en un distrito no esté por completo limitado por esta causa-, o aunque la destrucción de huevos y semillas sea tan grande que sólo una centésima o una milésima parte se desarrolle, sin embargo, de los individuos que sobrevivan, los mejor adaptados -suponiendo que haya alguna variabilidad en sentido favorable- tenderán a propagar su clase en mayor número que los menos bien adaptados. Si el número está completamente limitado por las causas que se acaban de indicar, como ocurrirá muchas veces, la selección natural será impotente para determinadas direcciones beneficiosas; pero esto no es una objeción válida contra su eficacia en otros tiempos y de otros modos, pues estamos lejos de tener alguna razón para suponer que muchas especies experimenten continuamente modificaciones y perfeccionamiento al mismo tiempo y en la misma región.

 

 

Related posts:

  1. Confesión del autor, método para el lavado de cerebro y severa amenaza a la ciencia en el párrafo centésimo décimo tercero de El Origen de las Especies
  2. La selección natural, un concepto inútil o fantasma semántico, en el párrafo centésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies
  3. La selección natural, es decir, nada o acaso la naturaleza, en el párrafo centésimo vigésimo primero de El Origen de las Especies
  4. El asno, el ganso y otros argumentos para defender lo indefendible en el párrafo vigésimo tercero del Origen de las Especies
  5. Eludiendo la cuestión: algunas trivialidades sobre la variación entre especies en el párrafo centésimo vigésimo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

No es un ataque personal. Me gustaría saber si eres una persona religiosa y también me gustaría que me indicaras algun articulo de biologia evolutiva que te parezca que aporte algo valiosos al estudio de la ” vida”

[...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Noticias Relacionadas Eludiendo la cuestión: algunas trivialidades sobre la variación entre especies en el párrafo centésimo vigésimo de El Origen de las Especies               Las variaciones existen y se pueden acumular, pero para ello no es necesaria la selección natural. Así donde dice: ………when one part varies and the variations are accumulated through natural … SIGA LEYENDO La selección natural, un concepto inútil o fantasma semántico, en el párrafo centésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies                 Como veíamos en el párrafo anterior es lo mismo decir selección natural que nada o, en su caso, todo, o sea la naturaleza. Se demuestra así por una segunda vía … SIGA LEYENDO El asno, el ganso y otros argumentos para defender lo indefendible en el párrafo vigésimo tercero del Origen de las Especies  El autor sigue buscando en este párrafo argumentos en favor de la defensa de una de sus principales Tesis: Que el estudio de la variación en los animales de granja, … SIGA LEYENDO Acaba el párrafo trigésimo cuarto y nos quedamos igual que al empezar el vigésimo séptimo de El Origen de las Especies El autor nos ha tenido entretenidos con distintos juegos de palabras y argumentos para llevarnos al final al mismo punto de partida: Todas las variedades de palomas constituyen una misma … SIGA LEYENDO La lucha, será más rigurosa (o no) entre especies del mismo género en el párrafo centésimo sexto de El Origen de las Especies  Después de cinco párrafos que, aunque en principio se iban a dedicar a las complejas relaciones entre organismos, en buena medida se dedican a exaltar la importancia de la lucha, … SIGA LEYENDO Eludiendo la cuestión: algunas trivialidades sobre la variación La selección natural, un concepto inútil o fantasma El asno, el ganso y otros argumentos para Acaba el párrafo trigésimo cuarto y nos quedamos La lucha, será más rigurosa (o no) entre est: centésimo, especies, origen, párrafo, racionamiento, tercero, vacío, vano, vigésimo ← Dominicana requerirá elevar gastos en medicamentos para SIDA – Prensa Latina Busqueda Search for: [...]

Por cierto, con la atención que se supone que le stás poniendo al texto y ni siquiera lo lees bien… Respecto a tu primera anotación al margen: no habla de ” cambios fortuitos” sino de ” destrucción fortuita”. Y deberías prestar atención a la última parte que no has subrayado. Darwin dice que está 2 lejos de suponer que muchas especies experimenten CONTINUAMENTE modificaciones y perfeccionamiento al mismo tiempo”. Me parece obvio que si para Darwin ” Selección Natural” fuera lo mismo que ” la supervivencia del más apto”, la Selección Natural sería algo que de hecho sí se estaría dando continuamente…

Por otra parte en La vida maravillosa me encuentro con un pasaje en el que Gould de pasada habla de tu ” argumento tautológico” contra la Selección. A mí no me consta pero dice que el propio Darwin propuso una salida contra esa objeción aparente de que ” sobreviven los más aptos, que son los que sobreviven”. Dice que la aptitud no debe explicarse por la supervivencia, sino que la aptitud debe ser una predicción derivada del estudio de la anatomía, la fisiología, etc. Una predicción contrastable mediante el análisis de la supervivencia. De esta forma no habría circularidad… O sea, no sería

- El ciervo más rápido es el más apto porque es el que sobrevive

sino

- El ciervo más rápido, en virtud de su esqueleto, su musculatura, su bioquímica, etc. ¿ es el que más sobrevive?

Darwin, Gould, Dawkins. Usted venga una y otra vez a indicar estos autores y tenga luego la osadía de decirme que “le indique algun articulo de biologia evolutiva que me parezca que aporte algo valioso al estudio de la ” vida”.”

Vamos Álvaro, despierte, deje de leer tonterías y de citar en sus comentarios a estos autores de trabalenguas. De lo contrario tendré que eliminarlos.

Nunca he citado a Darwin ni a Dawkins… Nunca…

Dicho eso, no sé p q no me puedes dar la referencia de algun articulo de biologia evolutiva que te parezca al menos un poco valioso. Ni p q no puedes decirme si te consideras una persona religiosa. Te juro que no es un ataque personal ninguba de las dos cosas

El concepto de Biología evolutiva es en sí confuso. Esto lo he expuesto aquí en un entorno de “biólogos evolutivos” y no parece que haya dado lugar a grandes perturbaciones:

http://www.researchgate.net/topic/Evolution/post/Is_there_a_scientific_alternative_to_neo-Darwinism_for_understanding_biological_evolution?pli=1&login=ecervant@usal.es&ch=reg&cp=re74_x_p4

Entre las características de la mentalidad dogmática hay una que observo repetidamente entre los darwinistas. Quien habla atribuye a su propio discurso las cualidades o características que le convienen. Pero las cosas no son así. Usted hable libremente, diga lo que le parezca y luego deje a los demás interpretar su discurso. Así por ejemplo déjeme a mi la libertad de interpretar si en sus comentarios hay o no hay un ataque personal.

Estimado D. Emilio:

Veo que se las trae con el amigo lector Álvaro. Entiendo que quizás la pregunta sobre sus preferencias o vivencias o caída de caballo camino de Damasco, pudiera ir en un sentido descalificatorio. Mas él dice que no. Contéstele. A mí me va una vaina en la cuchada, pero no sea maleducado: no tiene importancia.

Luego. Usted, sin la mala intención que no le caracteriza (es broma, Don; es un trabalenguas, de esos por los que amenaza en desterrar al esgrimista Álvaro), interpreta mal un textículo. Veamos:

Dice el traductor:

“…sin embargo, DE (sic) los individuos que sobrevivan, los mejor adaptados -suponiendo que haya alguna variabilidad en sentido favorable- tenderán a propagar su clase en mayor número que los menos bien adaptados…”

Y v.i.:

“Es decir, los que sobreviven, los más adaptados, son los que tienden a propagar su clase.” Ha eliminado el DE, que convertía a los más aptos en un subconjunto de los que sobrevivían, identificándolos ahora como iguales. Fallo macabro.

Ya sabe ud. que por mi patria suena muy mal este modo de decir, pero ¡coño!, Don Emilio, elimine estos fallos, pues cuando necesitamos deformar un texto o un dicho para ridiculizarlo, pareciera que no confiásemos de pleno derecho en su propio absurdo.

Reformule, Don.

Estimado Don Gregorio,

Hay que ver. ¡Cuánta exigencia!

Ahora resulta que por atreverme a comentar esta obra (OSMNS) voy a tener que confesarme también con el primero que me lo pida. No, no. Este blog está dedicado a la crítica de la biología y no es lugar para confesiones íntimas.

El texto queda igual como usted sugiere que como yo lo he escrito y por tanto no pienso cambiar un ápice. Si como dice el traductor y por lo tanto, el texto original, de los que sobreviven, los más adaptados tenderán a propagar su clase, entonces tenemos que esto es idéntico a: los que sobreviven, los más adaptados tenderán a propagar su clase. Y digo idéntico y no parecido ya que si de los que sobreviven propagan su clase sólo los más adaptados, entonces en la generación siguiente tendremos que propagan su clase los más adaptados (ya no de los que sobreviven, sino en general). Pura charlatanería, no la suya ni la mía sino la de la obra original.

Perdón por el trabalenguas pero me resulta harto paradójico que al comentar una obra tan llena de errores lingüísticos y disparates semánticos sus comentarios vayan dirigidos a mis comentarios y no a los disparates contenidos en la obra original que pasa por fundamento de la ciencia en los últimos ciento cincuenta años.

No salgo de mi asombro, Don. Encima algunos quieren que me confiese. ¿No tiene importancia, dice usted? No permita usted que otros le digan lo que para usted tiene o no tiene importancia. Eso es uno quien lo decide ¿Verdad?

Gracias por su paciencia

(requerido)

(requerido)


*