Archivo de agosto, 2012

La fe del autor en la aplicación de los principios de la granja a la naturaleza en el párrafo centésimo sexagésimo primero de El Origen de las Especies

Corto pero importante, el párrafo contiene una confesión de la fe del autor:

 

161.

But how, it may be asked, can any analogous principle apply in nature? I believe it can and does apply most efficiently (though it was a long time before I saw how), from the simple circumstance that the more diversified the descendants from any one species become in structure, constitution, and habits, by so much will they be better enabled to seize on many and widely diversified places in the polity of nature, and so be enabled to increase in numbers.

 

Pero podría preguntarse: ¿cómo puede aplicarse a la naturaleza un principio análogo? Creo que puede aplicarse, y que se aplica muy eficazmente -aun cuando pasó mucho tiempo antes de que yo viese cómo-, por la simple circunstancia de que cuanto más se diferencian los descendientes de una especie cualquiera en estructura, constitución y costumbres, tanto más capaces serán de ocupar muchos y más diferentes puestos en la economía de la naturaleza, y así podrán aumentar en número.

Etiquetas:

La naturaleza no es una granja: Vuelve el autor a comentar el trabajo de los mejoradores y uno de sus más firmes principios en el párrafo centésimo sexagésimo de El Origen de las Especies

 

 

El contenido de este párrafo pertenece enteramente al capítulo primero. Nada semejante a lo que ocurre en una granja tiene lugar en la naturaleza. Además, en las granjas no se producen nuevas especies.

 

 

 

160.

As has always been my practice, I have sought light on this head from our domestic productions. We shall here find something analogous. It will be admitted that the production of races so different as short-horn and Hereford cattle, race and cart horses, the several breeds of pigeons, etc., could never have been effected by the mere chance accumulation of similar variations during many successive generations. In practice, a fancier is, for instance, struck by a pigeon having a slightly shorter beak; another fancier is struck by a pigeon having a rather longer beak; and on the acknowledged principle that “fanciers do not and will not admire a medium standard, but like extremes,” they both go on (as has actually occurred with the sub-breeds of the tumbler-pigeon) choosing and breeding from birds with longer and longer beaks, or with shorter and shorter beaks. Again, we may suppose that at an early period of history, the men of one nation or district required swifter horses, while those of another required stronger and bulkier horses. The early differences would be very slight; but, in the course of time, from the continued selection of swifter horses in the one case, and of stronger ones in the other, the differences would become greater, and would be noted as forming two sub-breeds. Ultimately after the lapse of centuries, these sub-breeds would become converted into two well-established and distinct breeds. As the differences became greater, the inferior animals with intermediate characters, being neither very swift nor very strong, would not have been used for breeding, and will thus have tended to disappear. Here, then, we see in man’s productions the action of what may be called the principle of divergence, causing differences, at first barely appreciable, steadily to increase, and the breeds to diverge in character, both from each other and from their common parent.

 

Siguiendo mi costumbre, he buscado alguna luz sobre este particular en las producciones domésticas. Encontraremos en ellas algo análogo. Se admitirá que la producción de razas tan diferentes como el ganado vacuno short-horn y el de Hereford, los caballos de carrera y de tiro, las diferentes razas de palomas, etc., no pudo efectuarse en modo alguno por la simple acumulación casual de variaciones semejantes durante muchas generaciones sucesivas. En la práctica llama la atención de un cultivador una paloma con el pico ligeramente más corto; a otro criador llama la atención una paloma con el pico un poco más largo, y -según el principio conocido de que «los criadores no admiran ni admirarán un tipo medio, sino que les gustan los extremos»- ambos continuarán, como positivamente ha ocurrido con las sub-razas de la paloma volteadora, escogiendo y sacando crías de los individuos con pico cada vez más largo y con pico cada vez más corto. Más aún: podemos suponer que, en un período remoto de la historia, los hombres de una nación o país necesitaron los caballos más veloces, mientras que los de otro necesitaron caballos más fuertes y corpulentos. Las primeras diferencias serían pequeñísimas; pero en el transcurso del tiempo, por la selección continuada de caballos más veloces en un caso, y más fuertes en otro, las diferencias se harían mayores y se distinguirían como formando dos sub-razas. Por último, después de siglos, estas dos sub-razas llegarían a convertirse en dos razas distintas y bien establecidas. Al hacerse mayor la diferencia, los individuos inferiores con caracteres intermedios, que no fuesen ni muy veloces ni muy corpulentos, no se utilizarían para la cría y, de este modo, han tendido a desaparecer. Vemos, pues, en las producciones del hombre la acción de lo que puede llamarse el principio de divergencia, produciendo diferencias, primero apenas apreciables, que aumentan continuamente, y que las razas se separan, por sus caracteres, unas de otras y también del tronco común.

Etiquetas:

Inferencia atrevida y pregunta muy mal contestada en el párrafo centésimo quincuagésimo noveno de El Origen de las Especies

 

Las variedades, dice de nuevo el autor, son especies incipientes. Un grave error. Las variedades no son especies incipientes. La respuesta a la siguiente pregunta:

 How, then, does the lesser difference between varieties become augmented into the greater difference between species?

 

¿De qué modo, pues, la diferencia pequeña que existe entre las variedades aumenta hasta convertirse en la diferencia mayor que hay entre las especies?

 

Es la siguiente:

 

That this does habitually happen, we must infer from most of the innumerable species throughout nature presenting well-marked differences; whereas varieties, the supposed prototypes and parents of future well-marked species, present slight and ill-defined differences.

Que esto ocurre habitualmente debemos inferirlo de que en toda la naturaleza la mayor parte de las innumerables especies presenta diferencias bien marcadas, mientras que las variedades -los supuestos prototipos y progenitores de futuras especies bien marcadas- presentan diferencias ligeras y mal definidas.

 

Y muestra que el autor no está dispuesto a ceder un ápice en los fundamentos de su fe.

 

 

 

159.

DIVERGENCE OF CHARACTER.

The principle, which I have designated by this term, is of high importance, and explains, as I believe, several important facts. In the first place, varieties, even strongly-marked ones, though having somewhat of the character of species—as is shown by the hopeless doubts in many cases how to rank them—yet certainly differ far less from each other than do good and distinct species. Nevertheless according to my view, varieties are species in the process of formation, or are, as I have called them, incipient species. How, then, does the lesser difference between varieties become augmented into the greater difference between species? That this does habitually happen, we must infer from most of the innumerable species throughout nature presenting well-marked differences; whereas varieties, the supposed prototypes and parents of future well-marked species, present slight and ill-defined differences. Mere chance, as we may call it, might cause one variety to differ in some character from its parents, and the offspring of this variety again to differ from its parent in the very same character and in a greater degree; but this alone would never account for so habitual and large a degree of difference as that between the species of the same genus.

 

El principio que he designado con estos términos es de suma importancia y explica, a mi parecer, diferentes hechos importantes. En primer lugar, las variedades, aun las muy marcadas, aunque tengan algo de carácter de especies -como lo demuestran las continuas dudas, en muchos casos, para clasificarlas-, difieren ciertamente mucho menos entre sí que las especies verdaderas y distintas. Sin embargo, en mi opinión, las variedades son especies en vías de formación o, como las he llamado, especies incipientes. ¿De qué modo, pues, la diferencia pequeña que existe entre las variedades aumenta hasta convertirse en la diferencia mayor que hay entre las especies? Que esto ocurre habitualmente debemos inferirlo de que en toda la naturaleza la mayor parte de las innumerables especies presenta diferencias bien marcadas, mientras que las variedades -los supuestos prototipos y progenitores de futuras especies bien marcadas- presentan diferencias ligeras y mal definidas. Simplemente, la suerte, como podemos llamarla, pudo hacer que una variedad difiriese en algún carácter de sus progenitores y que la descendencia de esta variedad difiera de ésta precisamente en el mismo carácter, aunque en grado mayor; pero esto solo no explicaría nunca una diferencia tan habitual y grande como la que existe entre las especies del mismo género.

 

Imagen: Variedades de tomate. Tomada de Ethno botanik. Evidentemente las variedades no son, como dice el autor, especies incipientes.

 

Etiquetas:

Se repiten las perogrulladas del capítulo tercero: Abundante competición y lucha hasta una peste mortal en el párrafo centésimo quincuagésimo octavo de El Origen de las Especies

El autor viene ahora a repetir también lo indicado en el tercer capítulo. Al resultado de  lo que allí llamaba lucha por la existencia aquí ha venido a llamar selección natural, supervivencia del más apto. Cree él que las especies nuevas se forman por selección natural luego todos sus lectores han de creer lo mismo.

 

 

158.

From these several considerations I think it inevitably follows, that as new species in the course of time are formed through natural selection, others will become rarer and rarer, and finally extinct. The forms which stand in closest competition with those undergoing modification and improvement, will naturally suffer most. And we have seen in the chapter on the Struggle for Existence that it is the most closely-allied forms,—varieties of the same species, and species of the same genus or related genera,—which, from having nearly the same structure, constitution and habits, generally come into the severest competition with each other. Consequently, each new variety or species, during the progress of its formation, will generally press hardest on its nearest kindred, and tend to exterminate them. We see the same process of extermination among our domesticated productions, through the selection of improved forms by man. Many curious instances could be given showing how quickly new breeds of cattle, sheep and other animals, and varieties of flowers, take the place of older and inferior kinds. In Yorkshire, it is historically known that the ancient black cattle were displaced by the long-horns, and that these “were swept away by the short-horns” (I quote the words of an agricultural writer) “as if by some murderous pestilence.”

 

De estas diferentes consideraciones creo que se sigue inevitablemente que, a medida que en el transcurso del tiempo se forman por selección natural especies nuevas, otras se irán haciendo más y más raras, y, por último, se extinguirán. Las formas que están en competencia más inmediata con las que experimentan modificación y perfeccionamiento sufrirán, naturalmente, más; y hemos visto en el capítulo sobre la lucha por la existencia que las formas más afines -variedades de la misma especie y especies del mismo género o de géneros próximos- son las que, por tener casi la misma estructura, constitución y costumbres, entran generalmente en la competencia mutua más rigurosa. En consecuencia, cada nueva variedad o especie, durante su proceso de formación, luchará con la mayor dureza con sus parientes más próximos y tenderá a exterminarlos. Vemos ese mismo proceso de exterminio en nuestras producciones domésticas por la selección de formas perfeccionadas hecha por el hombre. Podrían citarse muchos ejemplos curiosos que muestran la rapidez con que nuevas castas de ganado vacuno, ovejas y otros animales y nuevas variedades de flores reemplazan a las antiguas e inferiores. Se sabe históricamente que en Yorkshire el antiguo ganado vacuno negro fue desalojado por el long-horn, y éste fue «barrido por el short-horn» -cito las palabras textuales de un agrónomo- «como por una peste mortal».

Etiquetas: ,

Vagas generalizaciones amplian las perogrulladas del capítulo segundo en el párrafo centésimo quincuagésimo séptimo de El Origen de las Especies

 

Efectivamente, especies más numerosas tienen más número de variedades. Vuelve a repetir el autor lo que había dicho en el capítulo segundo. Como consecuencia, dice ahora,  las especies menos numerosas cambiaran con menos rapidez y tendrán menos opciones en la “lucha por la vida”. ¿Algún ejemplo? No de momento. Sólo vagas generalizaciones.

 

 

157

We have seen that the species which are most numerous in individuals have the best chance of producing favourable variations within any given period. We have evidence of this, in the facts stated in the second chapter, showing that it is the common and diffused or dominant species which offer the greatest number of recorded varieties. Hence, rare species will be less quickly modified or improved within any given period; they will consequently be beaten in the race for life by the modified and improved descendants of the commoner species.

 

Hemos visto que las especies que son más numerosas en individuos tienen las mayores probabilidades de producir variaciones favorables en un espacio de tiempo dado. Tenemos pruebas de esto en los hechos manifestados en el capítulo segundo, que demuestran que las especies comunes y difundidas, o predominantes, son precisamente las que ofrecen el mayor número de variedades registradas. De aquí que las especies raras se modificarán y perfeccionarán con menor rapidez en un tiempo dado y, por consiguiente, serán derrotadas en la lucha por la vida por los descendientes modificados y perfeccionados de las especies más comunes.

Imagen de La Vida Maravillosa

Etiquetas:

Los hechos de la selección natural en el centésimo quincuagésimo sexto párrafo de El Origen de las Especies

Comienza la sección titulada EXTINCTION CAUSED BY NATURAL SELECTION y éste párrafo pretende así ilustrarnos sobre la acción (obras) de algo que no existe pero que constituye la principal aportación del autor al mundo de la ingeniería social: la selección natural. Un flatus vocis. Un fantasma semántico.

 

Natural selection acts solely through the preservation of variations in some way advantageous, which consequently endure.

 

La selección natural obra sólo mediante la conservación de variaciones en algún modo ventajosas, y que, por consiguiente, persisten.

 

 

 

EXTINCTION CAUSED BY NATURAL SELECTION.

156

 This subject will be more fully discussed in our chapter on Geology; but it must here be alluded to from being intimately connected with natural selection. Natural selection acts solely through the preservation of variations in some way advantageous, which consequently endure. Owing to the high geometrical rate of increase of all organic beings, each area is already fully stocked with inhabitants, and it follows from this, that as the favoured forms increase in number, so, generally, will the less favoured decrease and become rare. Rarity, as geology tells us, is the precursor to extinction. We can see that any form which is represented by few individuals will run a good chance of utter extinction, during great fluctuations in the nature or the seasons, or from a temporary increase in the number of its enemies. But we may go further than this; for as new forms are produced, unless we admit that specific forms can go on indefinitely increasing in number, many old forms must become extinct. That the number of specific forms has not indefinitely increased, geology plainly tells us; and we shall presently attempt to show why it is that the number of species throughout the world has not become immeasurably great.

 

Este asunto será discutido con mayor amplitud en el capítulo sobre Geología; pero hay que aludir a él en este lugar, por estar íntimamente relacionado con la selección natural. La selección natural obra sólo mediante la conservación de variaciones en algún modo ventajosas, y que, por consiguiente, persisten. Debido a la elevada progresión geométrica de aumento de todos los seres vivientes, cada territorio está ya provisto por completo de habitantes, y de esto se sigue que, del mismo modo que las formas favorecidas aumentan en número de individuos, así también las menos favorecidas, generalmente disminuirán y llegarán a ser raras. La rareza, según la Geología nos enseña, es precursora de la extinción. Podemos ver que toda forma que esté representada por pocos individuos corre mucho riesgo de extinción completa durante las grandes fluctuaciones en la naturaleza de las estaciones, o por un aumento temporal en el número de sus enemigos. Pero podemos ir más lejos todavía; pues, como se producen nuevas formas, muchas formas viejas tienen que extinguirse, a menos que admitamos que el número de formas específicas puede ir aumentando indefinidamente. Y que el número de formas específicas no ha aumentado indefinidamente, nos lo enseña claramente la Geología; e intentaremos ahora demostrar cómo es que el número de especies en el mundo no ha llegado a ser inconmensurablemente grande.

Imágen: osos Panda. Tomada de Definición ABC.

Etiquetas: ,

Comparación con la acción humana y de nuevo El Error en el centésimo quincuagésimo quinto párrafo de El Origen de las Especies

 

Cuando yo empleo una palabra – dijo Tentetieso en tono despectivo -, significa exactamente lo que yo quiero que signifique: ni más ni menos.- La cuestión es – dijo Alicia -, si  puede usted hacer que las palabras signifiquen tantas cosas distintas.- La cuestión es quién manda – dijo Tentetieso-; nada más.

La cita precedente  está tomada de A través del espejo y lo que Alicia encontró allí en Alicia anotada , de Lewis Carrol (Madrid, 1984) y procede del artículo de José Carlos Bermejo Barrera titulado Flatus vocis: Genealogía de una palabra sin sentido: Patrimonio.
Otras expresiones sin sentido, fantasmas semánticos o Flatus vocis son Selección Inconsciente y Selección Natural.

Mediante la  selección artificial el ser humano no hace nada más que seleccionar. La obtención de nuevas variedades es obra del largo y complejo proceso de Mejora Genética que es algo mucho más complejo que la selección. En la naturaleza no hay selección alguna.

 

 

155

Slow though the process of selection may be, if feeble man can do much by artificial selection, I can see no limit to the amount of change, to the beauty and complexity of the coadaptations between all organic beings, one with another and with their physical conditions of life, which may have been effected in the long course of time through nature’s power of selection, that is by the survival of the fittest.

 

 

Por lento que pueda ser el proceso de selección, si el hombre, tan débil, es capaz de hacer mucho por selección artificial, no puedo ver ningún límite para la cantidad de variación, para la belleza y complejidad de las adaptaciones de todos los seres orgánicos entre sí, o con sus condiciones físicas de vida, que pueden haber sido realizadas, en el largo transcurso de tiempo, mediante el poder de la selección de la naturaleza; esto es: por la supervivencia de los más aptos

Etiquetas: ,

La selección natural, agente de la economía natural (natural policy) en el centésimo quincuagésimo cuarto párrafo de El Origen de las Especies

A la hora de ocupar nuevos puestos en la economía de una región, el cruzamiento libre puede ser inconveniente:

 The result would often be greatly retarded by free intercrossing.

Con frecuencia, el cruzamiento libre tiene que retardar mucho el resultado.

Pero no importa. La selección natural es lenta y esto está de acuerdo con los datos geológicos. Es decir la explicación es buena puesto que no contradice los datos. El problema es que, además de no contradecir los datos una explicación tiene que explicar. En este caso la formación de especies y aquí, la selección natural no sirve.

154

 

That natural selection generally act with extreme slowness I fully admit. It can act only when there are places in the natural polity of a district which can be better occupied by the modification of some of its existing inhabitants. The occurrence of such places will often depend on physical changes, which generally take place very slowly, and on the immigration of better adapted forms being prevented. As some few of the old inhabitants become modified the mutual relations of others will often be disturbed; and this will create new places, ready to be filled up by better adapted forms; but all this will take place very slowly. Although all the individuals of the same species differ in some slight degree from each other, it would often be long before differences of the right nature in various parts of the organisation might occur. The result would often be greatly retarded by free intercrossing. Many will exclaim that these several causes are amply sufficient to neutralise the power of natural selection. I do not believe so. But I do believe that natural selection will generally act very slowly, only at long intervals of time, and only on a few of the inhabitants of the same region. I further believe that these slow, intermittent results accord well with what geology tells us of the rate and manner at which the inhabitants of the world have changed.

 

Que la selección natural obra generalmente con extrema lentitud, lo admito por completo. Sólo puede obrar cuando en la economía natural de una región haya puestos que puedan estar mejor ocupados mediante la modificación de algunos de los habitantes que en ella viven. La existencia de tales puestos dependerá con frecuencia de cambios físicos, que generalmente se verifican con gran lentitud, y de que sea impedida la inmigración de formas mejor adaptadas. A medida que algunos de los antiguos habitantes se modifiquen, las relaciones mutuas de los otros, muchas veces quedarán perturbadas, y esto creará nuevos puestos a punto para ser ocupados por formas mejor adaptadas; pero todo esto se efectuará muy lentamente. Aunque todos los individuos de la misma especie difieren entre sí en algún pequeño grado, con frecuencia habría de pasar mucho tiempo antes de que pudiesen presentarse, en las diversas partes de la organización, diferencias de naturaleza conveniente. Con frecuencia, el cruzamiento libre tiene que retardar mucho el resultado. Muchos dirán que estas diferentes causas son muy suficientes para neutralizar el poder de la selección natural: no lo creo así. Lo que creo es que la selección natural obrará, en general, con mucha lentitud, y sólo con largos intervalos y sólo sobre algunos de los habitantes de la misma región. Creo además que estos lentos e intermitentes resultados concuerdan bien con lo que la Geología nos dice acerca de la velocidad y manera como han cambiado los seres que habitan la tierra.

Etiquetas:

La selección natural, agente de perfeccionamiento en el centésimo quincuagésimo tercer párrafo de El Origen de las Especies

El autor cree que las variedades que sobreviven lo hacen por que se lo merecen, es decir, que son más perfeccionadas:

 

the most favoured or improved varieties will have been enabled to spread; there will have been much extinction of the less improved forms, and the relative proportional numbers of the various inhabitants of the reunited continent will again have been changed; and again there will have been a fair field for natural selection to improve still further the inhabitants, and thus to produce new species.

 

 

las variedades más favorecidas o perfeccionadas habrán podido extenderse, se habrán extinguido muchas de las formas menos perfeccionadas, y las relaciones numéricas entre los diferentes habitantes del continente reconstituido habrán cambiado de nuevo, y de nuevo habrá habido un campo favorable para que la selección natural perfeccione todavía más los habitantes y produzca de este modo nuevas especies.

 

 

153.

 

To sum up, as far as the extreme intricacy of the subject permits, the circumstances favourable and unfavourable for the production of new species through natural selection. I conclude that for terrestrial productions a large continental area, which has undergone many oscillations of level, will have been the most favourable for the production of many new forms of life, fitted to endure for a long time and to spread widely. While the area existed as a continent the inhabitants will have been numerous in individuals and kinds, and will have been subjected to severe competition. When converted by subsidence into large separate islands there will still have existed many individuals of the same species on each island: intercrossing on the confines of the range of each new species will have been checked: after physical changes of any kind immigration will have been prevented, so that new places in the polity of each island will have had to be filled up by the modification of the old inhabitants; and time will have been allowed for the varieties in each to become well modified and perfected. When, by renewed elevation, the islands were reconverted into a continental area, there will again have been very severe competition; the most favoured or improved varieties will have been enabled to spread; there will have been much extinction of the less improved forms, and the relative proportional numbers of the various inhabitants of the reunited continent will again have been changed; and again there will have been a fair field for natural selection to improve still further the inhabitants, and thus to produce new species.

 

Resumiendo, hasta donde la extrema complicación del asunto lo permite, las circunstancias favorables y desfavorables para la producción de nuevas especies por selección natural, llego a la conclusión de que, para las producciones terrestres, un gran territorio continental que haya experimentado muchas oscilaciones de nivel habrá sido lo más favorable para la producción de nuevas formas de vida, capaces de durar mucho tiempo y de extenderse mucho. Mientras el territorio existió como un continente, los habitantes habrán sido numerosos en individuos y especies, y habrán estado sometidos a competencia rigurosa. Cuando por depresión se convirtió en grandes islas separadas, habrán subsistido muchos individuos de la misma especie en cada isla; el cruzamiento en los límites de la extensión ocupada por cada nueva especie habrá quedado impedido; después de cambios físicos de cualquier clase, la inmigración habrá estado evitada, de modo que los nuevos puestos en la economía de cada isla habrán tenido que ser ocupados mediante la modificación de los antiguos habitantes, y habrá habido tiempo para que se modificasen y perfeccionasen bien las variedades en cada isla. Al convertirse, por nueva elevación, las islas otra vez en un territorio continental, habrá habido de nuevo competencia rigurosísima; las variedades más favorecidas o perfeccionadas habrán podido extenderse, se habrán extinguido muchas de las formas menos perfeccionadas, y las relaciones numéricas entre los diferentes habitantes del continente reconstituido habrán cambiado de nuevo, y de nuevo habrá habido un campo favorable para que la selección natural perfeccione todavía más los habitantes y produzca de este modo nuevas especies.

Etiquetas:

Confusión en el párrafo centésimo quincuagésimo segundo párrafo de El Origen de las Especies

¿Ha estado sometido el Ornitorrinco a competición menos severa? O al contrario, ¿sobrevive precisamente por haber sido capaz de soportar competición más severa o igual de severa? ¿Existe algún modo de medir el nivel de competición?

 

Dice este párrafo:

 

the fact of the productions of the smaller continent of Australia now yielding before those of the larger Europaeo-Asiatic area.

el hecho de que las producciones del pequeño continente australiano cedan ante las del gran territorio europeo asiático

 

¿A qué producciones se refiere?

 

Y cuándo dice:

 

….. forms now known in the world, as the Ornithorhynchus and Lepidosiren, which, like fossils, connect to a certain extent orders at present widely separated in the natural scale.

 

¿Qué quiere decir con connect to a certain extent orders at present widely separated? ¿A qué órdenes se refiere?

 

152.

 

In accordance with this view, we can, perhaps, understand some facts which will be again alluded to in our chapter on Geographical Distribution; for instance, the fact of the productions of the smaller continent of Australia now yielding before those of the larger Europaeo-Asiatic area. Thus, also, it is that continental productions have everywhere become so largely naturalised on islands. On a small island, the race for life will have been less severe, and there will have been less modification and less extermination. Hence, we can understand how it is that the flora of Madeira, according to Oswald Heer, resembles to a certain extent the extinct tertiary flora of Europe. All fresh water basins, taken together, make a small area compared with that of the sea or of the land. Consequently, the competition between fresh water productions will have been less severe than elsewhere; new forms will have been more slowly produced, and old forms more slowly exterminated. And it is in fresh water basins that we find seven genera of Ganoid fishes, remnants of a once preponderant order: and in fresh water we find some of the most anomalous forms now known in the world, as the Ornithorhynchus and Lepidosiren, which, like fossils, connect to a certain extent orders at present widely separated in the natural scale. These anomalous forms may be called living fossils; they have endured to the present day, from having inhabited a confined area, and from having been exposed to less varied, and therefore less severe, competition.

 

De conformidad con esta opinión, podemos quizá comprender algunos hechos, sobre los que insistiremos de nuevo en nuestro capítulo sobre distribución geográfica; por ejemplo: el hecho de que las producciones del pequeño continente australiano cedan ante las del gran territorio europeo asiático. Así también ha ocurrido que las producciones continentales en todas partes se han llegado a naturalizar en tan gran número en las islas. En una isla pequeña, la lucha por la vida habrá sido menos severa, y habrá habido menos modificación y menos exterminio. Por esto podemos comprender cómo la flora de Madeira, según Oswal Heer, se parece, hasta cierto punto, a la extinguida flora terciaria de Europa. Todas las masas de agua dulce, tomadas juntas, constituyen una extensión pequeña, comparada con la del mar o con la de la tierra. Por consiguiente, la competencia entre las producciones de agua dulce habrá sido menos dura que en parte alguna; las nuevas formas se habrán producido, por consiguiente, con más lentitud y las formas viejas habrán sido más lentamente exterminadas. Y es precisamente en las aguas dulces donde encontramos siete géneros de peces ganoideos, resto de un orden preponderante en otro tiempo, y en agua dulce encontramos algunas de las formas más anómalas conocidas hoy en el mundo, como Ornithorhynchus y Lepidosiren, que, como los fósiles, unen, hasta cierto punto, órdenes actualmente muy separados en la escala natural. Estas formas anómalas pueden ser llamadas fósiles vivientes: han resistido hasta hoy por haber vivido en las regiones confinadas y por haber estado expuestos a competencia menos variada y, por consiguiente, menos severa.

Etiquetas: