Archivo de agosto 2nd, 2012

El sexo de los árboles en el párrafo centésimo cuadragésimo de El Origen de las Especies

 

No sabemos quién ni para qué estaría interesado en hacer las objeciones que indica el autor en este párrafo.

 

 

140.

 

In the case of a large tree covered with innumerable flowers, it may be objected that pollen could seldom be carried from tree to tree, and at most only from flower to flower on the same tree; and flowers on the same tree can be considered as distinct individuals only in a limited sense. I believe this objection to be valid, but that nature has largely provided against it by giving to trees a strong tendency to bear flowers with separated sexes. When the sexes are separated, although the male and female flowers may be produced on the same tree, pollen must be regularly carried from flower to flower; and this will give a better chance of pollen being occasionally carried from tree to tree. That trees belonging to all orders have their sexes more often separated than other plants, I find to be the case in this country; and at my request Dr. Hooker tabulated the trees of New Zealand, and Dr. Asa Gray those of the United States, and the result was as I anticipated. On the other hand, Dr. Hooker informs me that the rule does not hold good in Australia: but if most of the Australian trees are dichogamous, the same result would follow as if they bore flowers with separated sexes. I have made these few remarks on trees simply to call attention to the subject.

 

En el caso de un árbol grande cubierto de innumerables flores, se puede hacer la objeción de que el polen raras veces pudo ser llevado de un árbol a otro, y generalmente sólo de una flor a otra del mismo árbol, y las flores del mismo árbol sólo en un sentido limitado pueden considerarse como individuos distintos. Creo que esta objeción es válida, pero creo también que la naturaleza lo ha precavido ampliamente dando a los árboles una marcada tendencia a llevar flores de sexos separados. Cuando los sexos están separados, aunque las flores masculinas y femeninas puedan ser producidas en el mismo árbol, el polen tiene que ser llevado regularmente de una flor a otra, y esto aumentará las probabilidades de que el polen sea de vez en cuando llevado de un árbol a otro. Observo que en nuestro país ocurre el que los árboles pertenecientes a todos los órdenes tienen los sexos separados con más frecuencia que las otras plantas, y, a petición mía, el doctor Hooker hizo una estadística de los árboles de Nueva Zelandia, y el doctor Asa Gray otra de los árboles de los Estados Unidos, y el resultado fue como yo había previsto. Por el contrario, Hooker me informa de que la regla no se confirma en Australia; pero si la mayor parte de los árboles australianos son dicógamos, tiene que producirse el mismo resultado que si llevasen flores con los sexos separados. He hecho estas pocas observaciones sobre los árboles simplemente para llamar la atención hacia el asunto.

Etiquetas: