Archivo de septiembre 4th, 2012

Un curioso principio en el párrafo centésimo sexagésimo tercero de El Origen de las Especies

Si.  El principio expuesto es bien curioso:

That the greatest amount of life can be supported by great diversification of structure

 

la cantidad máxima de vida puede ser sostenida mediante una gran diversidad de conformaciones.

 

Elemental, sobre todo si definimos la cantidad de vida como número de conformaciones.

 

Así también su demostración es impecable:

 

I found that a piece of turf, three feet by four in size, which had been exposed for many years to exactly the same conditions, supported twenty species of plants, and these belonged to eighteen genera and to eight orders, which shows how much these plants differed from each other.

 

 

 

163.

The truth of the principle that the greatest amount of life can be supported by great diversification of structure, is seen under many natural circumstances. In an extremely small area, especially if freely open to immigration, and where the contest between individual and individual must be very severe, we always find great diversity in its inhabitants. For instance, I found that a piece of turf, three feet by four in size, which had been exposed for many years to exactly the same conditions, supported twenty species of plants, and these belonged to eighteen genera and to eight orders, which shows how much these plants differed from each other. So it is with the plants and insects on small and uniform islets: also in small ponds of fresh water. Farmers find that they can raise more food by a rotation of plants belonging to the most different orders: nature follows what may be called a simultaneous rotation. Most of the animals and plants which live close round any small piece of ground, could live on it (supposing its nature not to be in any way peculiar), and may be said to be striving to the utmost to live there; but, it is seen, that where they come into the closest competition, the advantages of diversification of structure, with the accompanying differences of habit and constitution, determine that the inhabitants, which thus jostle each other most closely, shall, as a general rule, belong to what we call different genera and orders.

 

La verdad del principio de que la cantidad máxima de vida puede ser sostenida mediante una gran diversidad de conformaciones se ve en muchas circunstancias naturales. En una región muy pequeña, en especial si está por completo abierta a la inmigración, donde la contienda entre individuo e individuo tiene que ser severísima, encontramos siempre gran diversidad en sus habitantes. Por ejemplo: he observado que un pedazo de césped, cuya superficie era de tres pies por cuatro, que había estado expuesto durante muchos años exactamente a las mismas condiciones, contenía veinte especies de plantas, y éstas pertenecían a diez y ocho géneros y a ocho órdenes; lo que demuestra lo mucho que estas plantas diferían entre sí. Lo mismo ocurre con las plantas e insectos en las islas pequeñas y uniformes, y también en las charcas de agua dulce. Los agricultores observan que pueden obtener más productos mediante una rotación de plantas pertenecientes a órdenes los más diferentes: la naturaleza sigue lo que podría llamarse una rotación simultánea. La mayor parte de los animales o plantas que viven alrededor de un pequeño pedazo de terreno podrían vivir en él (suponiendo que su naturaleza no sea, de algún modo, extraordinaria-, y puede decirse que están esforzándose, hasta lo sumo, para vivir allí; pero se ve que, cuando entran en competencia más viva, las ventajas de la diversidad de estructura, junto con las diferencias de costumbres y constitución que las acompañan, determinan el que los habitantes que de este modo pugnaron empeñadamente pertenezcan, por regla general, a lo que llamamos géneros y órdenes diferentes.

Etiquetas: