Archivo de septiembre 10th, 2012

Un confuso principio o la más confusa acción de una acción en el párrafo centésimo sexagésimo séptimo de El Origen de las Especies

El autor va a dedicar los párrafos siguientes a explicar  los efectos “probables de la acción de la selección natural” a través de la divergencia de carácter y la extinción sobre los descendientes de un antepasado común. Se entiende mal lo que pueda ser la acción de La Selección Natural puesto que a menudo se ha referido el autor a la Selección Natural como una acción y por lo tanto ahora se trataría de la acción de una acción que, a su vez actúa sobre la divergencia de carácter y la extinción. Pero si la divergencia de carácter y la extinción tienen ya un efecto por sí mismos en la composición de las poblaciones, entonces no necesitamos para nada invocar a la selección natural como verá quien pueda leer los párrafos que siguen…..

 

Por otra parte el autor emplea el verbo encroach, usurpar (Según the American Heritage Dictionary: To take another’s possessions or rights gradually or stealthily: encroach on a neighbor’s land. )

 

Pero en la naturaleza hay un orden y nadie usurpa el puesto de nadie

 

 

 

167. THE PROBABLE EFFECTS OF THE ACTION OF NATURAL SELECTION THROUGH DIVERGENCE OF CHARACTER AND EXTINCTION, ON THE DESCENDANTS OF A COMMON ANCESTOR.

 

 

After the foregoing discussion, which has been much compressed, we may assume that the modified descendants of any one species will succeed so much the better as they become more diversified in structure, and are thus enabled to encroach on places occupied by other beings. Now let us see how this principle of benefit being derived from divergence of character, combined with the principles of natural selection and of extinction, tends to act.

 

Después de la discusión precedente, que ha sido muy condensada, podemos admitir que los descendientes modificados de cualquier especie prosperarán tanto mejor cuanto más diferentes lleguen a ser en su conformación y sean de este modo capaces de usurpar los puestos ocupados por otros seres. Veamos ahora cómo tiende a obrar este principio de las ventajas que se derivan de las diferencias de caracteres, combinado con los principios de la selección natural y de la extinción.

Etiquetas: