La selección natural suplanta a la adaptación en el párrafo centésimo nonagésimo quinto de El Origen de las Especies

 

Es un hecho que las formas orgánicas están adaptadas luego por lo tanto es la selección natural quien las ha adaptado, viene a decir este peligroso párrafo, remitiéndose a los capítulos por venir para explicar una teoría que no ha quedado explicada en ningún lugar y que no puede serlo puesto que no es teoría sino en caso de ser algo más que un fantasma semántico, como mucho acción o torpe descripción de los hechos y la acción no es teoría.

 

 

 

195.

Whether natural selection has really thus acted in adapting the various forms of life to their several conditions and stations, must be judged by the general tenour and balance of evidence given in the following chapters. But we have already seen how it entails extinction; and how largely extinction has acted in the world’s history, geology plainly declares. Natural selection, also, leads to divergence of character; for the more organic beings diverge in structure, habits and constitution, by so much the more can a large number be supported on the area, of which we see proof by looking to the inhabitants of any small spot, and to the productions naturalised in foreign lands. Therefore, during the modification of the descendants of any one species, and during the incessant struggle of all species to increase in numbers, the more diversified the descendants become, the better will be their chance of success in the battle for life. Thus the small differences distinguishing varieties of the same species, steadily tend to increase, till they equal the greater differences between species of the same genus, or even of distinct genera.

 

Si la selección natural ha obrado positivamente de este modo, adaptando las diferentes formas orgánicas a las diversas condiciones y estaciones, es cosa que tiene que juzgarse por el contenido general de los capítulos siguientes y por la comparación de las pruebas que en ellos se dan. Pero ya hemos visto que la selección natural ocasiona extinción, y la Geología manifiesta claramente el importante papel que ha desempeñado la extinción en la historia del mundo. La selección natural lleva también a la divergencia de caracteres, pues cuanto más difieren los seres orgánicos en estructura, costumbres y constitución, tanto mayor es el número que puede sustentar un territorio, de lo que vemos una prueba considerando los habitantes de cualquier región pequeña y las producciones aclimatadas en países extraños. Por consiguiente, durante la modificación de los descendientes de una especie y durante la incesante lucha de todas las especies por aumentar en número de individuos, cuanto más diversos lleguen a ser los descendientes, tanto más aumentarán sus probabilidades de triunfo en la lucha por la vida. De este modo, las pequeñas diferencias que distinguen las variedades de una misma especie tienden constantemente a aumentar hasta que igualan a las diferencias mayores que existen entre las especies de un mismo género o aun de géneros distintos.

Related posts:

  1. La selección natural no puede explicar la formación de una especie en el párrafo centésimo septuagésimo quinto de El Origen de las Especies
  2. Vuelve el fantasma de la selección inconsciente, que no es otra cosa que la selección consciente en el párrafo centésimo cuadragésimo quinto de El Origen de las Especies
  3. La selección natural, agente de la economía natural (natural policy) en el centésimo quincuagésimo cuarto párrafo de El Origen de las Especies
  4. El tiempo y sus curiosas relaciones con la selección natural en el párrafo centésimo cuadragésimo noveno de El Origen de las Especies
  5. La selección natural, un concepto inútil o fantasma semántico, en el párrafo centésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..