Archivo de diciembre 26th, 2012

Forzando argumentos en el párrafo ducentésimo undécimo de El Origen de las Especies

 

El autor comienza con una frase de contenido enigmático cuya interpretación ofrece grandes posibilidades:

 

As we may infer that our domestic animals were originally chosen by uncivilised man because they were useful, and because they bred readily under confinement, and not because they were subsequently found capable of far-extended transportation,…

 

(Como podemos suponer que nuestros animales domésticos fueron primitivamente elegidos por el hombre salvaje porque eran útiles y porque criaban fácilmente en cautividad, y no porque se viese después que podían ser transportados a grandes distancias,…….)

 

¿Alguien podría por favor indicar qué sentido tiene tal disyuntiva? de dónde puede proceder ?

 

¿Quién piensa que los animales domésticos se escogieron por ser precisamente aquellos cuyos descendientes podrían transportarse a largas distancias?

 

¿Alguien hay que pueda creer que se ha elegido algo en base a cualquier observación o propiedad subsecuente (subsequently) a dicha elección?

 

Empero, frase tan retorcida es parte del argumento principal del autor: Lo que ocurre en cautividad, ocurre también en la naturaleza. Lo que es válido para los animales domésticos, ha de serlo también en general. El autor utiliza así argumentos forzados:

 

…the common and extraordinary capacity in our domestic animals of not only withstanding the most different climates, but of being perfectly fertile (a far severer test) under them, may be used as an argument that a large proportion of other animals now in a state of nature could easily be brought to bear widely different climates.

 

….la extraordinaria capacidad común a los animales domésticos, no sólo de resistir los climas diferentes, sino también de ser en ellos completamente fecundos -criterio éste mucho más seguro-, puede ser utilizada como un argumento en favor de que un gran número de otros animales, actualmente en estado salvaje, podrían fácilmente acostumbrarse a soportar climas muy diferentes.

 

Es decir, como los animales domésticos han resistido climas diferentes, lo salvajes también lo harán.

Tras usar semejantes argumentos, se advierte del inconveniente de utilizar argumentos de manera forzada:

 

We must not, however, push the foregoing argument too far,

 

¿Qué hacer entonces, utilizar argumentos de manera forzada como hace el autor, o no hacerlo como aconseja? Poco importa. La conclusión es simple: Todo en la naturaleza puede ser una cosa y su contraria y así encontramos pruebas de gran adaptación por ejemplo en el hombre y los animales domésticos.

 

as examples of a very common flexibility of constitution, brought, under peculiar circumstances, into action.

 

Como ejemplos de una flexibilidad muy común de constitución, puesta en acción en circunstancias especiales.

 

Al igual que los animales domésticos han sido sometidos a reglas, la plasticidad neuronal permite asimismo que los humanos sean sometidos a otras reglas y a juegos de palabras. Pero todo tiene un límite.

 

 

Imagen de MDZ online. Acompala a la noticia titulada Científicos rusos y surcoreanos clonarán un mamut extinguido hace miles de años.

 

 

211.

 

As we may infer that our domestic animals were originally chosen by uncivilised man because they were useful, and because they bred readily under confinement, and not because they were subsequently found capable of far-extended transportation, the common and extraordinary capacity in our domestic animals of not only withstanding the most different climates, but of being perfectly fertile (a far severer test) under them, may be used as an argument that a large proportion of other animals now in a state of nature could easily be brought to bear widely different climates. We must not, however, push the foregoing argument too far, on account of the probable origin of some of our domestic animals from several wild stocks: the blood, for instance, of a tropical and arctic wolf may perhaps be mingled in our domestic breeds. The rat and mouse cannot be considered as domestic animals, but they have been transported by man to many parts of the world, and now have a far wider range than any other rodent; for they live under the cold climate of Faroe in the north and of the Falklands in the south, and on many an island in the torrid zones. Hence adaptation to any special climate may be looked at as a quality readily grafted on an innate wide flexibility of constitution, common to most animals. On this view, the capacity of enduring the most different climates by man himself and by his domestic animals, and the fact of the extinct elephant and rhinoceros having formerly endured a glacial climate, whereas the living species are now all tropical or sub-tropical in their habits, ought not to be looked at as anomalies, but as examples of a very common flexibility of constitution, brought, under peculiar circumstances, into action.

 

Como podemos suponer que nuestros animales domésticos fueron primitivamente elegidos por el hombre salvaje porque eran útiles y porque criaban fácilmente en cautividad, y no porque se viese después que podían ser transportados a grandes distancias, la extraordinaria capacidad común a los animales domésticos, no sólo de resistir los climas diferentes, sino también de ser en ellos completamente fecundos -criterio éste mucho más seguro-, puede ser utilizada como un argumento en favor de que un gran número de otros animales, actualmente en estado salvaje, podrían fácilmente acostumbrarse a soportar climas muy diferentes. No debemos, sin embargo, llevar demasiado lejos este argumento, teniendo en cuenta que algunos de nuestros animales domésticos tienen probablemente su origen en varios troncos salvajes; la sangre de un lobo tropical y de uno ártico pueden quizá estar mezcladas en nuestras razas domésticas. La rata y el ratón no pueden considerarse como animales domésticos, pero han sido transportados por el hombre a muchas partes del mundo y tienen hoy una distribución geográfica mucho mayor que cualquier otro roedor, pues viven en el frío clima de las islas Feroé, al Norte, y de las Falkland, al Sur, y en muchas islas de la zona tórrida; por consiguiente, la adaptación especial puede considerarse como una cualidad que se injerta fácilmente en una gran flexibilidad innata de constitución, común a la mayor parte de los animales. Según esta opinión, la capacidad de resistir el hombre mismo y sus animales domésticos los climas más diferentes, y el hecho de que el elefante y el rinoceronte extinguidos hayan resistido en otro tiempo un clima glacial, mientras que las especies vivientes son todas tropicales o subtropicales, no deben considerarse como anomalías, sino como ejemplos de una flexibilidad muy común de constitución, puesta en acción en circunstancias especiales.

 

 

Etiquetas: