Archivo de enero 11th, 2013

Juegos de palabras con y sin la selección natural en el párrafo ducentésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies

Cuando la clienta de la empresa de correo quiere enviar sus efectos personales a Pehuajó, el empleado le pregunta qué transporte va a elegir. ” Voy a elegir ahora mismo”, dice ella. “Toda elección se hace ahora. No hay elecciones pasadas ni futuras…”, contesta él.

 

Julio Cortázar

“Nada a Pehuajó”

 

Dice este breve párrafo:

 

Thus, as I believe, natural selection will tend in the long run to reduce any part of the organisation, as soon as it becomes, through changed habits, superfluous, without by any means causing some other part to be largely developed in a corresponding degree. And conversely, that natural selection may perfectly well succeed in largely developing an organ without requiring as a necessary compensation the reduction of some adjoining part.

 

De este modo, a mi parecer, la selección natural tenderá, a la larga, a reducir cualquier parte del organismo tan pronto como llegue a ser superflua por el cambio de costumbres, sin que, en modo alguno, sea esto causa de que otro órgano se desarrolle mucho en la proporción correspondiente, y recíprocamente, la selección natural puede perfectamente conseguir que se desarrolle mucho un órgano sin exigir como compensación necesaria la reducción de ninguna parte contigua.

 

Pero podría decir lo mismo sin mentar a la SN. Así quedaría:

 

Thus, as I believe, any part of the organisation may be reduced, as soon as it becomes, through changed habits, superfluous, without by any means causing some other part to be largely developed in a corresponding degree. And conversely, an organ may perfectly well develop without requiring as a necessary compensation the reduction of some adjoining part.

 

De este modo, pude reducirse cualquier parte del organismo tan pronto como llegue a ser superflua por el cambio de costumbres, sin que, en modo alguno, sea esto causa de que otro órgano se desarrolle mucho en la proporción correspondiente, y recíprocamente, puede desarrollarse mucho un órgano sin exigir como compensación necesaria la reducción de ninguna parte contigua.

 

Y entonces estaríamos, como de costumbre mencionando la obra de Lamarck . ¿Recuerdan?

 

« Dans tout animal qui n’a point dépassé le terme de ses développements, l’emploi plus fréquent et soutenu d’un organe quelconque fortifie peu à peu cet organe, le développe, l’agrandit et lui donne une puissance proportionnée à la durée de cet emploi, tandis que le défaut constant d’usage de tel organe l’affaiblit insensiblement, le détériore, diminue progressivement ses facultés et finit par le faire disparaître. » JB Lamarck.  Première Loi. Chap VII: première partie. Philosophie zoologique

 

 

222.

 

Thus, as I believe, natural selection will tend in the long run to reduce any part of the organisation, as soon as it becomes, through changed habits, superfluous, without by any means causing some other part to be largely developed in a corresponding degree. And conversely, that natural selection may perfectly well succeed in largely developing an organ without requiring as a necessary compensation the reduction of some adjoining part.

 

De este modo, a mi parecer, la selección natural tenderá, a la larga, a reducir cualquier parte del organismo tan pronto como llegue a ser superflua por el cambio de costumbres, sin que, en modo alguno, sea esto causa de que otro órgano se desarrolle mucho en la proporción correspondiente, y recíprocamente, la selección natural puede perfectamente conseguir que se desarrolle mucho un órgano sin exigir como compensación necesaria la reducción de ninguna parte contigua.

 

Imágen: ilustración de Alfredo d’Ippolito para “Nada a Pehuajó” de Julio Cortázar.

Etiquetas: , ,