Burros con rayas y comentarios de Safarí en el párrafo ducentésimo cuadragésimo tercero de El Origen de las Especies

 

Este párrafo también puede entretener y divertir a  los interesados en curiosidades del reino animal. Contiene los típicos comentarios de conversación entre los miembros de un club de Londres aficionados a la cría equina y a la exploración geográfica. El coronel Poole aparece como un oráculo que todo lo sabe de estos animales. El autor por su parte deja caer una curiosa expresión:

 

With respect to this last fact, I was so convinced that not even a stripe of colour appears from what is commonly called chance,

 

Como si lo que para el común de los mortales es la suerte, o el azar, viniese a cobrar en sus escritos un significado distinto, algo más elevado…..

 

 

 

243

 

Now let us turn to the effects of crossing the several species of the horse genus. Rollin asserts that the common mule from the ass and horse is particularly apt to have bars on its legs; according to Mr. Gosse, in certain parts of the United States, about nine out of ten mules have striped legs. I once saw a mule with its legs so much striped that any one might have thought that it was a hybrid zebra; and Mr. W.C. Martin, in his excellent treatise on the horse, has given a figure of a similar mule. In four coloured drawings, which I have seen, of hybrids between the ass and zebra, the legs were much more plainly barred than the rest of the body; and in one of them there was a double shoulder-stripe. In Lord Morton’s famous hybrid, from a chestnut mare and male quagga, the hybrid and even the pure offspring subsequently produced from the same mare by a black Arabian sire, were much more plainly barred across the legs than is even the pure quagga. Lastly, and this is another most remarkable case, a hybrid has been figured by Dr. Gray (and he informs me that he knows of a second case) from the ass and the hemionus; and this hybrid, though the ass only occasionally has stripes on his legs and the hemionus has none and has not even a shoulder-stripe, nevertheless had all four legs barred, and had three short shoulder-stripes, like those on the dun Devonshire and Welsh ponies, and even had some zebra-like stripes on the sides of its face. With respect to this last fact, I was so convinced that not even a stripe of colour appears from what is commonly called chance, that I was led solely from the occurrence of the face-stripes on this hybrid from the ass and hemionus to ask Colonel Poole whether such face-stripes ever occurred in the eminently striped Kattywar breed of horses, and was, as we have seen, answered in the affirmative.

 

Volvamos ahora a los efectos del cruzamiento de diferentes especies del género caballo. Rollin asegura que la mula común, procedente de asno y yegua, propende especialmente a tener rayas en sus patas; según míster Gosse, en algunas partes de los Estados Unidos, de cada diez mulas, nueve tienen las patas listadas. Una vez vi una mula con las patas tan listadas, que cualquiera hubiese creído que era un híbrido de cebra, y míster W. C. Martin, en su excelente tratado del caballo, ha dado un dibujo de una mula semejante. En cuatro dibujos en color que he visto de híbridos de asno y cebra, las patas estaban mucho más visiblemente listadas que el resto del cuerpo, y en uno de ellos había una raya doble en la espaldilla. En el caso del famoso híbrido de lord Morton, nacido de una yegua alazana obscura y un cuaga macho, el híbrido, y aun la cría pura producida después por la misma yegua y un caballo árabe negro, tenían en las patas rayas mucho más visibles que en el mismo cuaga puro. Por último, y éste es otro caso importantísimo, el doctor Gray ha representado un híbrido de asno y hemión -y me comunica que conoce otro caso- y éste híbrido -aun cuando el asno sólo a veces tiene rayas en las patas, y el hemión no las tiene nunca y ni siquiera tiene raya escapular- tenía, sin embargo, las cuatro patas con rayas y además tres rayas cortas en las espaldillas, como las de las jacas bayas galesas y de Devonshire, y hasta tenía a los lados de la cara algunas rayas como las de la cebra. Acerca de este último hecho estaba yo tan convencido de que ni una seda raya de color aparece por lo que comúnmente se llama casualidad, que la sola presencia de estas rayas de la cara en este híbrido de asno y hemión me llevó a preguntar al coronel Poole si estas rayas en la cara se presentaban alguna vez en la raza de eminentemente marcada por bandas de Kativar; cuya respuesta como vimos fue afirmativa.

Related posts:

  1. Una jaca de Devonshire, un dibujo infantil y más casos de reversión en el párrafo ducentésimo cuadragésimo de El Origen de las Especies
  2. El coronel Poole ha visto caballos de Kativar y el autor ha obtenido un potro en el párrafo ducentésimo cuadragésimo primero de El Origen de las Especies
  3. Un asno blanco, el kulan de Pallas, cuaga y otros cuadrúpedos en el párrafo ducentésimo trigésimo noveno de El Origen de las Especies
  4. Desechando la opinión del coronel Hamilton Smith en el párrafo ducentésimo cuadragésimo segundo de El Origen de las Especies
  5. Lamarck de incógnito en el párrafo ducentésimo tercero de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*