Resumen del capítulo quinto de OSMNS titulado Leyes de la variación

El orden de los capítulos en esta obra obedece a extraños y confusos criterios. Así, habiendo empezado por el estudio de la variación en la granja, a continuación se estudia de manera muy somera y parcial en el capítulo segundo la variación en la naturaleza. Acto seguido veíamos en el capítulo tercero la lucha por la supervivencia antes de desarrollar en el cuarto la parte central del libro es decir, la selección natural, capítulo que debía contener y explicar la llamada Teoría, pero que no lo hace. Resulta extraño ahora, después de haber tocado ya todos esos temas encontrarse con un capítulo titulado las Leyes de la Variación, puesto que se debían haber estudiado a fondo tales leyes antes de exponer una teoría si es que acaso esta teoría pretende explicar algo en relación con la variación. Efectivamente, los cinco primeros párrafos del capítulo primero pertenecían a un apartado titulado “Causas de variabilidad”. ¿Qué viene a hacer ese apartado al principio de la obra? No lo sabemos. De todos modos, de  su contenido (cinco párrafos), lo principal venía a ser copiado de Lamarck.  Justo igual que ocurre ahora en este capítulo quinto titulado de nuevo Leyes de la Variación.

El discurso no ha seguido una secuencia lógica y nos toca ahora investigar por qué. Por un lado lo que ocurre es que, como vimos a lo largo del capítulo cuarto, no hay tal teoría, sino una tautología, es decir juegos de palabras sin ninguna explicación científica de la formación de las especies. Por otra parte, hemos podido ver al leer este capítulo quinto que el autor había dejado de lado aspectos muy importantes en los capítulos anteriores y que ahora ha juntado precipitadamente bajo el título Leyes de la variación.

En realidad todo el contenido de este capítulo que puede resultar de algún interés en relación con la variación se resume al enunciado y ejemplos de la Primera Ley de Lamarck. Lo esencial de todo ello puede encontrarse en la obra Philosophie Zoologique que este autor publicó en 1809, es decir exactamente el año del nacimiento de Charles Darwin. El resto son pruebas de una confusión notable.

Related posts:

  1. La selección natural o supervivencia del más apto, que no es una teoría científica, explicada con la inestimable ayuda de Franz Kafka: Resumen del capítulo cuarto de OSMNS
  2. Del tono autoritario con paso marcial hacia el hipnotismo: Resumen del capítulo tercero e introducción al cuarto de El Origen de las Especies por Medio de la Selección Natural (OSMNS) o la Supervivencia del más Apto en la Lucha por la Vida
  3. Las leyes de la variación por fin explicadas en el párrafo ducentésimo cuadragésimo séptimo de El Origen de las Especies
  4. Nuestra ignorancia de las leyes de la variación es profunda. Concluye el autor en el párrafo ducentésimo cuadragésimo sexto de El Origen de las Especies
  5. Antes de entrar en el asunto: Resumen del capítulo segundo de El Origen de las Especies e introducción al tercero
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola Emilio,

que el libro de darwin no aporte nada nuevo y que además lo viejo sea lo unico verdadero, no es lo mas triste, sino que en pleno siglo XXI por inercia o por intereses lejanos a la ciencia, se mantenga su “legado” como un dogma.
acabo de leer esta frase de una carta de darwin que demuestra que no reconocia que lo unico interesante de su libro fue lo que tomo de Lamarck..
«Últimamente se ha referido usted repetidamente a mi idea como una modificación de la doctrina de Lamarck del desarrollo progresivo. Si ésa es su opinión meditada, no hay nada que decir, pero no me lo parece. Platón, Buffon, mi abuelo antes que Lamarck, y otros sugirieron la idea obvia de que si las especies no fueron creadas por separado, entonces tienen que haber descendido de otras especies, y no puedo ver nada más en común entre el “Origen” y Lamarck. Creo que esta manera de exponer el caso es demasiado injuriosa para ser aceptable, porque, además de implicar una progresión necesaria, conecta estrechamente mis ideas y las de Wallace con lo que considero un libro lamentable, después de dos lecturas meditadas y otra más de la cual (recuerdo bien mi sorpresa) no saqué nada. Pero sé que usted lo valora más, lo cual es curioso teniendo en cuenta que no cambió lo más mínimo sus creencias. Pero ya he dicho bastante, y más que bastante. ¡¡Por favor, recuerde que usted se lo ha buscado!!» (en E Darwin, 1887, vol. 2, págs. 198-199) SJ Gould 2002.

Como que no saco nada? el uso y desuso de los organos o estructuras en su libro, acaso es de su autoria?, Ademas darwin desarrollo la teoria de la pangénesis para demostrar la herencia de caracteres adquiridos, que obviamente es lamarckiana.

Pero el culto a la personalidad y las mentiras tanto historicas como cientificas en torno a este personaje, son inagotables.

saludos!

Hola Emiliano,

En donde Darwin dijo que la mitad de su obra escrita procedía del cerebro de Lyell interpreto que estaba ocultando el hecho de que más de la mitad procede de Lamarck. Es un hecho comprobable si se leen la obras de ambos y se va anotando lo que de una hay en la otra. Si además se elimina lo que en OSMNS hay de vacío, el resto es casi nada.

La estrategia es la misma que emplea en OSMNS cuando a partir del capítulo sexto (y son quince) empieza a relatar inconvenientes y dificultades a la “teoría”. Quiere hacer ver que tantos inconvenientes sólo podrán ser soportados por una teoría sólida, pero el problema es que no hay teoría alguna. Descubierto el pastel, es decir leida la obra con atención, resulta una estrategia lamentable.

Paciencia,………..

(requerido)

(requerido)


*