Archivo de marzo 11th, 2013

Disparate en el párrafo ducentésimo quincuagésimo noveno de El Origen de las Especies

Continúan las frases largas e incomprensibles lo cual permite al autor escribir cualquier cosa: trivialidades, datos sin comprobar, inexactitudes,….Por ejemplo he ahí una frase típicamente darwinista, es decir ambigua, en la cual lo obvio se confunde con lo disparatado:

 

 Como las especies próximas o representativas, cuando viven en una región continua, están, por lo general, distribuidas de tal modo que cada una ocupa una gran extensión con un territorio neutral relativamente estrecho entre ellas en el cual se hacen casi de repente más y más raras, y como las variedades no difieren esencialmente de las especies, la misma regla se aplicará probablemente a unas y otras: y si tomamos una especie que varía y que vive en una región muy grande, tendrá que haber dos variedades adaptadas a dos espacios grandes y una tercera a una zona intermedia estrecha

Esta frase cuenta con el inconveniente de decir expresamente que las variedades no difieren de las especies. Dijo un comentarista de la obra que al leer algunos de sus párrafos se había reído hasta dolerle las costillas y luego otros autores interpretaron que debió de ser en el párrafo en el que se explicaba el origen de la ballena a partir de otros mamíferos. Pero este párrafo tampoco está mal y alguna de sus ideas, por ejemplo:

 

, as varieties do not essentially differ from species,.

sería de mucha risa si no tuviese un enorme potencial destructor del trabajo de numerosos naturalistas y taxónomos. La ausencia de ejemplos y datos hace este discurso sobre las variedades acumulación de palabras sin fundamento alguno.

 

 

259

 

As allied or representative species, when inhabiting a continuous area, are generally distributed in such a manner that each has a wide range, with a comparatively narrow neutral territory between them, in which they become rather suddenly rarer and rarer; then, as varieties do not essentially differ from species, the same rule will probably apply to both; and if we take a varying species inhabiting a very large area, we shall have to adapt two varieties to two large areas, and a third variety to a narrow intermediate zone. The intermediate variety, consequently, will exist in lesser numbers from inhabiting a narrow and lesser area; and practically, as far as I can make out, this rule holds good with varieties in a state of nature. I have met with striking instances of the rule in the case of varieties intermediate between well-marked varieties in the genus Balanus. And it would appear from information given me by Mr. Watson, Dr. Asa Gray, and Mr. Wollaston, that generally, when varieties intermediate between two other forms occur, they are much rarer numerically than the forms which they connect. Now, if we may trust these facts and inferences, and conclude that varieties linking two other varieties together generally have existed in lesser numbers than the forms which they connect, then we can understand why intermediate varieties should not endure for very long periods: why, as a general rule, they should be exterminated and disappear, sooner than the forms which they originally linked together.

 

Como las especies próximas o representativas, cuando viven en una región continua, están, por lo general, distribuidas de tal modo que cada una ocupa una gran extensión con un territorio neutral relativamente estrecho entre ellas en el cual se hacen casi de repente más y más raras, y como las variedades no difieren esencialmente de las especies, la misma regla se aplicará probablemente a unas y otras: y si tomamos una especie que varía y que vive en una región muy grande, tendrá que haber dos variedades adaptadas a dos espacios grandes y una tercera a una zona intermedia estrecha. La variedad intermedia, por consiguiente, existirá con número menor de individuos, por habitar una región menor y más estrecha, y prácticamente, hasta donde podemos averiguar, esta regla se comprueba en las variedades en estado natural. Me he encontrado con ejemplos notables de esta regla en el caso de las variedades intermedias que existen entre variedades bien señaladas en el género Balanus, y de las noticias que me han dado míster Watson, el doctor Asa Gray y míster Wollaston, resultaría que, por lo general, cuando se presentan variedades intermedias entre dos formas, son mucho más escasas en número de individuos que las formas que enlazan. Ahora bien: si podemos dar crédito a estos hechos e inducciones y llegar a la conclusión de que las variedades que enlazan otras dos variedades han existido generalmente con menor número de individuos que las formas que enlazan, entonces podemos comprender por qué las variedades intermedias no resisten durante períodos muy largos; porque, por regla general, son exterminadas y desaparecen más pronto que las formas que primitivamente enlazaron.

 

Etiquetas: