Ardillas voladoras perfectas en el párrafo ducentésimo sexagésimo séptimo de El Origen de las Especies

El autor entiende que la ardilla voladora puede llegar a ser perfecta por acción de la selección natural. Otro ejemplo dogmático que recuerda el comentario de Thompson:

 

This situation, where scientific men rally to the defence of a doctrine they are unable to define scientifically, much less demonstrate with scientific rigour, attempting to maintain its credit with the public by the suppression of criticism and the elimination of difficulties, is abnormal and undesirable in science.  “

 

 

 

Quedaría por discutir, entre otras muchas cosas,  qué significa “la más delicada gradación”, cuando el autor menciona esta palabra:

 

the finest gradation from animals with their tails only slightly flattened, and from others, as Sir J. Richardson has remarked, with the posterior part of their bodies rather wide and with the skin on their flanks rather full, to the so-called flying squirrels;

 

la más delicada gradación desde animales con la cola sólo un poco aplastada, y, según ha señalado Sir J. Richardson, desde animales con la parte posterior del cuerpo un poco ancha y con la piel de los lados algo holgada, hasta las llamadas ardillas voladoras;

¿Significa la más fina gradación que no hay discontinuidad entre especies? Si así fuese no estaría de más que el autor viniese a documentarlo. Sería un caso bien excepcional. Por lo tanto no parece que exista la más fina gradación sino diferencias entre especies. A saltos. Como las ardillas.

 

267

 

Look at the family of squirrels; here we have the finest gradation from animals with their tails only slightly flattened, and from others, as Sir J. Richardson has remarked, with the posterior part of their bodies rather wide and with the skin on their flanks rather full, to the so-called flying squirrels; and flying squirrels have their limbs and even the base of the tail united by a broad expanse of skin, which serves as a parachute and allows them to glide through the air to an astonishing distance from tree to tree. We cannot doubt that each structure is of use to each kind of squirrel in its own country, by enabling it to escape birds or beasts of prey, or to collect food more quickly, or, as there is reason to believe, to lessen the danger from occasional falls. But it does not follow from this fact that the structure of each squirrel is the best that it is possible to conceive under all possible conditions. Let the climate and vegetation change, let other competing rodents or new beasts of prey immigrate, or old ones become modified, and all analogy would lead us to believe that some, at least, of the squirrels would decrease in numbers or become exterminated, unless they also become modified and improved in structure in a corresponding manner. Therefore, I can see no difficulty, more especially under changing conditions of life, in the continued preservation of individuals with fuller and fuller flank-membranes, each modification being useful, each being propagated, until, by the accumulated effects of this process of natural selection, a perfect so-called flying squirrel was produced.

 

Consideremos la familia de las ardillas; en ella tenernos la más delicada gradación desde animales con la cola sólo un poco aplastada, y, según ha señalado Sir J. Richardson, desde animales con la parte posterior del cuerpo un poco ancha y con la piel de los lados algo holgada, hasta las llamadas ardillas voladoras; y las ardillas voladoras tienen sus miembros, y aun la base de la cola, unidos por una ancha expansión de piel que sirve como de paracaídas y les permite deslizarse en el aire, hasta una asombrosa distancia, entre un árbol y otro. Es indudable que cada conformación es de utilidad para cada clase de ardilla en su propio país, permitiéndole escapar de las aves y mamíferos de presa y procurarse más rápidamente la comida, disminuyendo el peligro de caídas accidentales, como fundadamente podemos creer. Pero de este hecho no se sigue que la estructura de cada ardilla sea la mejor concebible para todas las condiciones posibles. Supongamos que cambien el clima y la vegetación; supongamos que emigren otros roedores rivales o nuevos animales de presa, o que los antiguos se modifiquen, y la analogía nos llevaría a creer que algunas por lo menos de las ardillas disminuirían en número de individuos o se extinguirían, a menos que se modificasen y perfeccionasen su conformación del modo correspondiente. No se ve, por consiguiente, dificultad -sobre todo si cambian las condiciones de vida- en la continua conservación de individuos con membranas laterales cada vez más amplias, siendo útil y propagándose cada modificación hasta que, por la acumulación de los resultados de este proceso de selección natural, se produjo una ardilla voladora perfecta.

 

Related posts:

  1. Mamíferos ciegos copiados de Lamarck en el párrafo ducentésimo séptimo de El Origen de las Especies
  2. Afirmaciones de Perogrullo en el ducentésimo sexagésimo párrafo de El Origen de las Especies
  3. Insiste el autor en uno de sus argumentos preferidos en el párrafo ducentésimo sexagésimo segundo de El Origen de las Especies
  4. El lavado de cerebro ya ha tenido efecto en el párrafo ducentésimo sexagésimo cuarto de El Origen de las Especies
  5. El autor en situación de desventaja en el párrafo ducentésimo sexagésimo sexto de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*