Archivo de abril 9th, 2013

Carrera de obstáculos en el párrafo ducentésimo septuagésimo octavo de El Origen de las Especies

 

Al buscar las gradaciones debemos considerar exclusivamente los antepasados en línea directa,  pero como esto (casi) nunca es posible, entonces podremos imaginárnoslas. Viene a decir en este párrafo exculpatorio un autor ya lleno de inmerecido optimismo.

 

Vuelve el mismo tipo de razonamiento circular, falaz que se había detectado en otros muchos párrafos, en particular el 221.

 

Como no podemos buscar antepasados en línea directa entonces buscamos en especies del mismo grupo, esto es descendientes de un antepasado común. En ellos sí que encontramos las gradaciones posibles. El problema es que no sabemos si efectivamente son o no son descendientes de un antepasado común.

 

 

278

 

In searching for the gradations through which an organ in any species has been perfected, we ought to look exclusively to its lineal progenitors; but this is scarcely ever possible, and we are forced to look to other species and genera of the same group, that is to the collateral descendants from the same parent-form, in order to see what gradations are possible, and for the chance of some gradations having been transmitted in an unaltered or little altered condition. But the state of the same organ in distinct classes may incidentally throw light on the steps by which it has been perfected.

 

Al buscar las gradaciones mediante las que se ha perfeccionado un órgano cualquiera, debemos considerar exclusivamente sus antepasados en línea directa; pero esto casi nunca es posible, y nos vemos obligados a tener en cuenta otras especies y géneros del mismo grupo, esto es, los descendientes colaterales de la misma forma madre, para ver qué gradaciones son posibles y por si acaso algunas gradaciones se han transmitido inalteradas o con poca alteración. Y el estado del mismo órgano en distintas clases puede, a veces, arrojar luz sobre las etapas por que se ha ido perfeccionando.

Etiquetas: