Archivo de junio, 2013

La selección natural, la perfección absoluta y las limitadas facultades del autor en el párrafo tricentésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies

 

Y es así como, sin haber dado ni un solo ejemplo en los trescientos veintiun párrafos anteriores el autor cree haber convencido a un inocente lector, víctima ya de sonambulismo provocado,  de los inmensos poderes de su Selección Natural, entidad imaginaria y consecuencia de un error:

 

La selección natural no puede producir nada en una especie exclusivamente para ventaja o perjuicio de otra, aun cuando puede muy bien producir partes, órganos o excreciones utilísimas, y aun indispensables, o también sumamente perjudiciales, a otra especie, pero en todos los casos útiles al mismo tiempo al posesor.

 

Afortunadamente:

 

La selección natural no conducirá necesariamente a la perfección absoluta, ni la perfección absoluta -hasta donde nos es dado juzgar con nuestras limitadas facultades- puede afirmarse que exista en parte alguna.

El párrafo es digno de Herodoto:

….y también esta última circunstancia se presenta
en los habitantes de la comarca de la costa occidental de la provincia
de Huelva, pues Estrabón hace constar que son gentes que
viven de la ganadería (4); la ciudad de Exi, denominada también
Sexi y Sixus, significa la sexta, sin duda por ser la sexta fundación
que hicieron en. nuestro territorio; los Siluros ó Xiluros (5),
habitantes de las faldas del monte de este nombre, son los dei
país de bosques; mastienos son los que usan látigos; Eidetes, los
sabios, y los misgetes, los habitantes de un país de inundaciones
frecuentes (de emysgío), correspondiendo á la actual provincia de
Murcia y más concretamente á la cuenca del río Segura, que
tanto en la Antigüedad como en la Edad Media y Moderna es
tristemente célebre por sus grandes avenidas.

 

 

322

 

Natural selection can produce nothing in one species for the exclusive good or injury of another; though it may well produce parts, organs, and excretions highly useful or even indispensable, or highly injurious to another species, but in all cases at the same time useful to the possessor. In each well-stocked country natural selection acts through the competition of the inhabitants and consequently leads to success in the battle for life, only in accordance with the standard of that particular country. Hence the inhabitants of one country, generally the smaller one, often yield to the inhabitants of another and generally the larger country. For in the larger country there will have existed more individuals, and more diversified forms, and the competition will have been severer, and thus the standard of perfection will have been rendered higher. Natural selection will not necessarily lead to absolute perfection; nor, as far as we can judge by our limited faculties, can absolute perfection be everywhere predicated.

 

La selección natural no puede producir nada en una especie exclusivamente para ventaja o perjuicio de otra, aun cuando puede muy bien producir partes, órganos o excreciones utilísimas, y aun indispensables, o también sumamente perjudiciales, a otra especie, pero en todos los casos útiles al mismo tiempo al posesor. En todo país bien poblado, la selección natural obra mediante la competencia de los habitantes, y, por consiguiente, lleva a la victoria en la lucha por la vida sólo ajustándose al tipo de perfección de cada país determinado. De aquí el que los habitantes de un país -generalmente los del país menor- sucumban ante los habitantes de otro, generalmente el mayor; pues en el país mayor habrán existido más individuos y formas más diversificadas, y la competencia habrá sido más severa, y de este modo el tipo de perfección se habrá elevado. La selección natural no conducirá necesariamente a la perfección absoluta, ni la perfección absoluta -hasta donde nos es dado juzgar con nuestras limitadas facultades- puede afirmarse que exista en parte alguna.

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

Más contradicción en el párrafo tricentésimo vigésimo primero de El Origen de las Especies

 

 

Vuelve a hablar aquí el autor de las leyes de variación y de crecimiento. que, según nos dice, puede que no aporten ventaja alguna. Estas misteriosas leyes deberían ser el objeto de un estudio científico que excluiría entidades extrañas como la Selección Natural.  Pero no, a estas leyes el autor sólo se refiere de pasada y en lugar de dar ejemplos concretos,  habla constantemente de órganos o partes indeterminadas. Es a los productos de su imaginación a los que puede aplicar con mayor éxito la selección natural que nada pinta en el mundo real.

Cierra el párrafo una gran contradicción, pues nada puede haberse adquirido por la selección natural.

 

321

 

In many cases we are far too ignorant to be enabled to assert that a part or organ is so unimportant for the welfare of a species, that modifications in its structure could not have been slowly accumulated by means of natural selection. In many other cases, modifications are probably the direct result of the laws of variation or of growth, independently of any good having been thus gained.  But even such structures have often, as we may feel assured, been subsequently taken advantage of, and still further modified, for the good of species under new conditions of life. We may, also, believe that a part formerly of high importance has frequently been retained (as the tail of an aquatic animal by its terrestrial descendants), though it has become of such small importance that it could not, in its present state, have been acquired by means of natural selection.

 

En muchos casos nuestra ignorancia es demasiado grande para que podamos afirmar que un órgano o parte es de tan poca importancia para la prosperidad de una especie, que no puedan haberse acumulado lentamente modificaciones en su estructura por medio de la selección natural. En otros muchos casos, las modificaciones son probablemente resultado directo de las leyes de variación y de crecimiento, independientemente de que se haya conseguido así alguna ventaja.  Pero aun estas conformaciones, muchas veces, han sido después aprovechadas y modificadas todavía de nuevo, para bien de la especie, en nuevas condiciones de vida. Podemos también creer que un órgano que fue en un tiempo de gran importancia se ha conservado con frecuencia -como la cola de un animal acuático en sus descendientes terrestres-, aun cuando haya llegado a ser de tan poca importancia, que no pudo haber sido adquirido en su estado actual por selección natural.

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

Leyes de variación y crecimiento contradicen la teoría en el párrafo tricentésimo vigésimo de El Origen de las Especies

Según el autor es la regla general en toda la naturaleza la infinita diversidad de estructuras para obtener el mismo fin.  Siendo así, es decir que en la naturaleza se trata de conseguir un fin, entonces no se entiende muy bien qué pinta la selección natural o cómo mediante la competición, la lucha por la supervivencia, se pueden ir logrando estos fines tan diversos, o dicho de otro modo cuál sería ese principio misterioso al que se refiere la última frase de este párrafo:

Por otra parte, la regla general en toda la naturaleza es la infinita diversidad de estructuras para obtener el mismo fin, lo cual también se sigue naturalmente del mismo principio fundamental.

No obstante hay que reconocer que el autor es rico en recursos:

En otros muchos casos, las modificaciones son probablemente resultado directo de las leyes de variación y de crecimiento, independientemente de que se haya conseguido así alguna ventaja

Es decir,  mi teoría está basada en el abuso del lenguaje, en una personificación, y es por lo tanto imposible de demostrar o de refutar. Además,  por haber introducido en ella el gradualismo, todos los ejemplos son contrarios a ella.  Empero existen leyes de variación y de crecimiento que también la contradicen.

 

 

320

 

We have seen that in two beings widely remote from each other in the natural scale, organs serving for the same purpose and in external appearance closely similar may have been separately and independently formed; but when such organs are closely examined, essential differences in their structure can almost always be detected; and this naturally follows from the principle of natural selection. On the other hand, the common rule throughout nature is infinite diversity of structure for gaining the same end; and this again naturally follows from the same great principle.

 

Hemos visto que en dos seres muy distantes en la escala natural se pueden haber formado, separada o independientemente, órganos que sirven para el mismo objeto y son muy semejantes en apariencia externa; pero cuando se examina atentamente estos órganos, casi siempre pueden descubrirse en su estructura diferencias esenciales, lo que naturalmente se sigue del principio de la selección natural. Por otra parte, la regla general en toda la naturaleza es la infinita diversidad de estructuras para obtener el mismo fin, lo cual también se sigue naturalmente del mismo principio fundamental.

Etiquetas:

Uno de los mayores errores del autor en el párrafo tricentésimo décimo noveno de El Origen de las Especies

Dice el autor en este párrafo que, aunque el ojo, órgano maravilloso que nadie en sus cabales puede considerar como obra del azar, no puede haberse formado por selección natural, otros órganos, sin precisar cuáles, de esos no tan maravillosos como el ojo, órganos cualesquiera (any organ dice el autor), menudillos tales como el hígado,  el riñón o el bazo, esos en cambio sí que pueden haberse formado gradualmente, mediante el aprovechamiento de pequeños cambios graduales surgidos sin motivo aparente.

 

Aunque en un momento dado dice que hemos de ser sumamente prudentes en llegar a la conclusión de que no pueden haber existido, refiriéndose a las formas de transición, lo correcto sería decir lo contrario,  o sea: hemos de ser sumamente prudentes en llegar a la conclusión de que pueden haber existido.

 

Vuelve a mencionar un ejemplo posible en el cual ni él mismo cree: una vejiga natatoria parece haberse convertido en un pulmón para respirar en el aire (swim-bladder has apparently been converted into an air-breathing lung). Esto será todo en cuanto a ejemplos de tránsito gradual.  En cuanto a la selección natural, sigue a salvo, nadie ha dicho hasta el momento que no pueda ser.

 

 

 

319

 

Although the belief that an organ so perfect as the eye could have been formed by natural selection, is enough to stagger any one; yet in the case of any organ, if we know of a long series of gradations in complexity, each good for its possessor, then under changing conditions of life, there is no logical impossibility in the acquirement of any conceivable degree of perfection through natural selection. In the cases in which we know of no intermediate or transitional states, we should be extremely cautious in concluding that none can have existed, for the metamorphoses of many organs show what wonderful changes in function are at least possible. For instance, a swim-bladder has apparently been converted into an air-breathing lung. The same organ having performed simultaneously very different functions, and then having been in part or in whole specialised for one function; and two distinct organs having performed at the same time the same function, the one having been perfected whilst aided by the other, must often have largely facilitated transitions.

 

Aun cuando la idea de que un órgano tan perfecto como el ojo pudo haberse formado por selección natural es para hacer vacilar a cualquiera, sin embargo, en el caso de un órgano cualquiera, si tenemos noticia de una larga serie de gradaciones de complicación, buena cada una de ellas para su posesor, no hay imposibilidad lógica alguna -variando las condiciones de vida- en la adquisición, por selección natural, de cualquier grado de perfección concebible. En los casos en que no tenemos conocimiento de estados intermedios o de transición, hemos de ser sumamente prudentes en llegar a la conclusión de que no pueden haber existido, pues las transformaciones de muchos órganos muestran qué maravillosos cambios de función son, por lo menos, posibles. Por ejemplo: una vejiga natatoria parece haberse convertido en un pulmón para respirar en el aire. Con frecuencia debe haber facilitado mucho las transiciones el que un mismo órgano haya realizado simultáneamente funciones muy diferentes y luego se haya especializado, total o parcialmente, para una función; o el que la misma función haya sido efectuada por dos órganos distintos, habiéndose perfeccionado uno de ellos mientras el otro le ha auxiliado, debe haber facilitado las transiciones.

 

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

Lamarck mal explicado en el párrafo tricentésimo décimo octavo de El Origen de las Especies

 

El esfuerzo, el efecto del ambiente, la herencia. Todo ello procedente de Lamarck. Los ejemplos, los mismos.

 

 

318

 

We have seen that a species under new conditions of life may change its habits, or it may have diversified habits, with some very unlike those of its nearest congeners. Hence we can understand, bearing in mind that each organic being is trying to live wherever it can live, how it has arisen that there are upland geese with webbed feet, ground woodpeckers, diving thrushes, and petrels with the habits of auks.

 

Hemos visto que una especie, en condiciones nuevas de vida, puede cambiar de costumbres, y que una especie puede tener costumbres diversas -algunas de ellas muy diferentes- de las de sus congéneres más próximos. Por consiguiente, teniendo presente que todo ser orgánico se esfuerza por vivir dondequiera que puede hacerlo, podemos comprender cómo ha ocurrido que hay gansos de tierra con patas palmeadas, pájaros carpinteros que no viven en los árboles, tordos que bucean y petreles con costumbres de pingüinos.

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

Etiquetas:

Se aconseja prudencia en el párrafo tricentésimo décimo séptimo de El Origen de las Especies

 

Este brevísimo párrafo merece ser leído con el mayor detenimiento posible, porque lo que viene a decir (que no puede haber un cambio gradual….), significa que la Selección Natural no existe. Ni más ni menos:

 

317

 

We have seen in this chapter how cautious we should be in concluding that the most different habits of life could not graduate into each other; that a bat, for instance, could not have been formed by natural selection from an animal which at first only glided through the air.

 

Hemos visto en este capitulo lo prudentes que tenemos que ser en llegar a la conclusión de que no pudo haber un cambio gradual entre costumbres las más diferentes; de que un murciélago, por ejemplo, no se pudo haber formado por selección natural, partiendo de un animal que al principio sólo se deslizaba por el aire.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

Sumario de dificultades a una teoría que no lo era en el párrafo tricentésimo décimo sexto de El Origen de las Especies

El autor demuestra en este párrafo que no sabe muy bien cuál es su teoría: Si la de evolución por Selección Natural como dice el título del libro (OSMNS) o si la transformación de las especies, en contraposición a “la creencia en actos independientes de creación”. Pero su teoría no puede ser la segunda, la transformación de las especies, puesto que ella pertenece a Lamarck, quien la había expuesto completa en el año del nacimiento de nuestro confuso autor (1809).

Tiene el párrafo dichos curiosos, por ejemplo:

“Hemos visto que las especies, en un período dado, no son indefinidamente variables y no están enlazadas entre sí por una multitud de gradaciones intermedias,….”

Como si alguien hubiese dicho jamás que las especies son indefinidamente variables o que están enlazadas entre sí por una multitud de gradaciones intermedias. No se entiende muy bien qué quiere decir el autor con estas muestras de elocuencia tan vanas…..

Todo parece servir y, aunque no haya teoría alguna, hemos de admitirlo  si puede acabar con la creencia en actos independientes de creación.

316 SUMMARY: THE LAW OF UNITY OF TYPE AND OF THE CONDITIONS

OF EXISTENCE EMBRACED BY THE THEORY OF NATURAL SELECTION.

 

 

We have in this chapter discussed some of the difficulties and objections which may be urged against the theory. Many of them are serious; but I think that in the discussion light has been thrown on several facts, which on the belief of independent acts of creation are utterly obscure. We have seen that species at any one period are not indefinitely variable, and are not linked together by a multitude of intermediate gradations, partly because the process of natural selection is always very slow, and at any one time acts only on a few forms; and partly because the very process of natural selection implies the continual supplanting and extinction of preceding and intermediate gradations. Closely allied species, now living on a continuous area, must often have been formed when the area was not continuous, and when the conditions of life did not insensibly graduate away from one part to another. When two varieties are formed in two districts of a continuous area, an intermediate variety will often be formed, fitted for an intermediate zone; but from reasons assigned, the intermediate variety will usually exist in lesser numbers than the two forms which it connects; consequently the two latter, during the course of further modification, from existing in greater numbers, will have a great advantage over the less numerous intermediate variety, and will thus generally succeed in supplanting and exterminating it.

 

En este capítulo hemos discutido varias de las dificultades y objeciones que pueden presentarse contra la teoría. Algunas de ellas son graves; pero creo que en la discusión se ha proyectado alguna luz sobre diferentes hechos que son totalmente obscuros dentro de la creencia en actos independientes de creación. Hemos visto que las especies, en un período dado, no son indefinidamente variables y no están enlazadas entre sí por una multitud de gradaciones intermedias, en parte debido a que el proceso de selección natural es siempre lentísimo y en un tiempo dado obra sólo sobre unas pocas formas, y en parte porque el mismo proceso de selección natural implica la continua suplantación y extinción de gradaciones anteriores intermedias. Especies muy afines, que viven hoy en un territorio continuo, muchas veces hubieron de formarse cuando el territorio no era continuo y cuando las condiciones de vida no variaban de una parte a otra por gradaciones insensibles. Cuando en dos distritos de un territorio continuo se forman dos variedades, muchas veces se formará una variedad intermedia adecuada a una zona intermedia; pero, por las razones expuestas, la variedad intermedia existirá por lo común con menor número de individuos que las dos formas que une, y, por consiguiente, estas dos últimas, durante el transcurso de nuevas modificaciones, tendrán una gran ventaja, por tener mayor número de individuos, sobre la variedad intermedia menos numerosa, y de este modo conseguirán, por lo general, suplantarla y exterminarla.

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

El amor, el odio y cómo mirar el aguijón de una abeja extinguida en el párrafo tricentésimo décimo quinto de El Origen de las Especies

 

Dice el autor, de nuevo ayudado por sus traductores:

 

If we look at the sting of the bee, as having existed in a remote progenitor, as a boring and serrated instrument,

 

Pero ¿Cómo podríamos mirar el aguijón de un progenitor remoto de la abeja? Por eso viene el traductor en su ayuda y en lugar de look (mirar) dice considerar:

 

Si consideramos el aguijón de la abeja como si hubiera existido en un antepasado remoto en forma de instrumento perforante y serrador,…..

 

Y más adelante:

Si admiramos el olfato, verdaderamente maravilloso, mediante el cual los machos de muchos insectos encuentran a sus hembras,

 

¿Seguro que es mediante el olfato?

 

Y más aún:

 

¿podremos admirar la producción para este solo fin de millares de zánganos, que son enteramente inútiles a la comunidad para cualquier otro objeto, y que son finalmente asesinados por sus industriosas y estériles hermanas?

¿Por qué sabe que los zánganos tienen ese único objeto que tan mal ha explicado?

 

O bien:

que son finalmente asesinados por sus industriosas y estériles hermanas? Puede ser difícil; pero tenemos que admirar el odio salvaje instintivo de la abeja reina, que le impulsa a destruir a las reinas nuevas, sus hijas, desde que nacen, o a perecer ella en el combate;

 

¿Con qué derecho habla el autor de odio salvaje de la abeja reina?

 

Enfin, constantmente el autor nos somete a los ejercicios más extravagantes de la imaginación.

 

 

315

 

If we look at the sting of the bee, as having existed in a remote progenitor, as a boring and serrated instrument, like that in so many members of the same great order, and that it has since been modified but not perfected for its present purpose, with the poison originally adapted for some other object, such as to produce galls, since intensified, we can perhaps understand how it is that the use of the sting should so often cause the insect’s own death: for if on the whole the power of stinging be useful to the social community, it will fulfil all the requirements of natural selection, though it may cause the death of some few members. If we admire the truly wonderful power of scent by which the males of many insects find their females, can we admire the production for this single purpose of thousands of drones, which are utterly useless to the community for any other purpose, and which are ultimately slaughtered by their industrious and sterile sisters? It may be difficult, but we ought to admire the savage instinctive hatred of the queen-bee, which urges her to destroy the young queens, her daughters, as soon as they are born, or to perish herself in the combat; for undoubtedly this is for the good of the community; and maternal love or maternal hatred, though the latter fortunately is most rare, is all the same to the inexorable principles of natural selection. If we admire the several ingenious contrivances by which orchids and many other plants are fertilised through insect agency, can we consider as equally perfect the elaboration of dense clouds of pollen by our fir-trees, so that a few granules may be wafted by chance on to the ovules?

 

Si consideramos el aguijón de la abeja como si hubiere existido en un antepasado remoto en forma de instrumento perforante y serrador, como ocurre en tantos insectos de su extenso orden, y como si después, sin perfeccionarse, se hubiese modificado para su uso actual mediante el veneno -primitivamente adaptado a algún otro objeto, como producir agallas- que después hubiese aumentado, podemos quizá comprender cómo es que el uso del aguijón causa con tanta frecuencia la muerte del propio insecto pues si en conjunto el empleo del aguijón es útil a la comunidad social, el aguijón llenará todos los requisitos de la selección natural, aun cuando pueda ocasionar la muerte de algunos miembros. Si admiramos el olfato, verdaderamente maravilloso, mediante el cual los machos de muchos insectos encuentran a sus hembras, ¿podremos admirar la producción para este solo fin de millares de zánganos, que son enteramente inútiles a la comunidad para cualquier otro objeto, y que son finalmente asesinados por sus industriosas y estériles hermanas? Puede ser difícil; pero tenemos que admirar el odio salvaje instintivo de la abeja reina, que le impulsa a destruir a las reinas nuevas, sus hijas, desde que nacen, o a perecer ella en el combate; y el amor maternal o el odio maternal -aun cuando este último, afortunadamente, es más raro- es todo lo mismo para el inexorable principio de la selección natural. Si admiramos los diferentes ingeniosos mecanismos mediante los que las orquídeas y otras muchas plantas son fecundadas por la acción de los insectos, ¿podremos considerar como igualmente perfecta la producción de densas nubes de polen en nuestros abetos de modo que unos pocos granos pueden ser llevados por el aire casualmente a los óvulos?

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

La búsqueda de la perfección en el párrafo tricentésimo décimo cuarto de El Origen de las Especies

 

Ignoro cuál es esa perfección a la que se refiere el autor que no es perfección absoluta. Yo pensaba que toda perfección era absoluta, pero no, aquí queda claro que hay distintos grados en la perfección: Aquella de los seres naturales de Nueva Zelanda, dista mucho de esta otra de Inglaterra.

Y es que, al igual que nuestro autor……..:

 

Se podría decir que la Naturaleza se ha complacido en acumular contradicciones para quitar todo fundamento a la teoría de la armonía preexistente entre el mundo exterior y el interior

 

 

 

314

 

Natural selection tends only to make each organic being as perfect as, or slightly more perfect than the other inhabitants of the same country with which it comes into competition. And we see that this is the standard of perfection attained under nature. The endemic productions of New Zealand, for instance, are perfect, one compared with another; but they are now rapidly yielding before the advancing legions of plants and animals introduced from Europe. Natural selection will not produce absolute perfection, nor do we always meet, as far as we can judge, with this high standard under nature. The correction for the aberration of light is said by Muller not to be perfect even in that most perfect organ, the human eye. Helmholtz, whose judgment no one will dispute, after describing in the strongest terms the wonderful powers of the human eye, adds these remarkable words: “That which we have discovered in the way of inexactness and imperfection in the optical machine and in the image on the retina, is as nothing in comparison with the incongruities which we have just come across in the domain of the sensations. One might say that nature has taken delight in accumulating contradictions in order to remove all foundation from the theory of a pre-existing harmony between the external and internal worlds.” If our reason leads us to admire with enthusiasm a multitude of inimitable contrivances in nature, this same reason tells us, though we may easily err on both sides, that some other contrivances are less perfect. Can we consider the sting of the bee as perfect, which, when used against many kinds of enemies, cannot be withdrawn, owing to the backward serratures, and thus inevitably causes the death of the insect by tearing out its viscera?

 

La selección natural tiende sólo a hacer a cada ser orgánico tan perfecto como los otros habitantes de la misma comarca, con los que entra en competencia, o un poco más perfecto que ellos. Y vemos que éste es el tipo de perfección a que se llega en estado natural. Las producciones peculiares de Nueva Zelanda, por ejemplo, son perfectas comparadas entre sí; pero ceden rápidamente ante las legiones invasoras de plantas y animales importados de Europa. La selección natural no producirá perfección absoluta, ni, hasta donde podemos juzgar, nos encontraremos siempre en la naturaleza con este tipo superior. La corrección de la aberración de la luz, dice Müller que no es perfecta ni aun en el ojo humano, este órgano perfectísimo. Helmholtz, cuyos juicios nadie discutirá, después de describir en los términos más expresivos el maravilloso poder del ojo humano, añade estas notables palabras: «Lo que hemos descubierto, por lo que se refiere a inexactitud e imperfección en la máquina óptica y en la imagen sobre la retina, es nada en comparación con las incongruencias con que acabamos de tropezar en el terreno de las sensaciones. Se podría decir que la Naturaleza se ha complacido en acumular contradicciones para quitar todo fundamento a la teoría de la armonía preexistente entre el mundo exterior y el interior». Si nuestra razón nos lleva a admirar con entusiasmo una multitud de inimitables mecanismos en la naturaleza, esta misma razón nos dice -aun cuando fácilmente podemos equivocarnos en ambos casos- que otros mecanismos son menos perfectos. ¿Puede considerarse perfecto el aguijón de la abeja, que, cuando ha sido empleado contra enemigos de algunas clases, no puede ser retirado, debido a los dientes dirigidos hacia atrás, y causa así inevitablemente la muerte del insecto, arrancándole sus vísceras?

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

Etiquetas:

Ningún órgano se producirá para hacer daño en el párrafo tricentésimo décimo tercero de El Origen de las Especies

 

Puesto que, repitamos para quien no lo haya escuchado todavía:

 la selección natural obra solamente mediante el bien de cada ser

for natural selection acts solely by and for the good of each being

 

313

 

Natural selection will never produce in a being any structure more injurious than beneficial to that being, for natural selection acts solely by and for the good of each. No organ will be formed, as Paley has remarked, for the purpose of causing pain or for doing an injury to its possessor. If a fair balance be struck between the good and evil caused by each part, each will be found on the whole advantageous. After the lapse of time, under changing conditions of life, if any part comes to be injurious, it will be modified; or if it be not so, the being will become extinct, as myriads have become extinct.

 

La selección natural no producirá nunca en un ser ninguna conformación, más perjudicial que beneficiosa para él, pues la selección natural obra solamente mediante el bien de cada ser. No se formará ningún órgano, como Paley ha hecho notar, con el fin de causar dolor, o para hacer un perjuicio al ser que lo posee. Si se hace un balance exacto del bien y del mal causado por cada parte, se encontrará que cada una es, en conjunto, ventajosa. Después de pasado algún tiempo, en condiciones de vida nuevas, si alguna parte llega a ser perjudicial, se modificará, y, si no ocurre así, el ser se extinguirá, como millones se han extinguido.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

Etiquetas: ,