Archivo de junio 26th, 2013

Leyes de variación y crecimiento contradicen la teoría en el párrafo tricentésimo vigésimo de El Origen de las Especies

Según el autor es la regla general en toda la naturaleza la infinita diversidad de estructuras para obtener el mismo fin.  Siendo así, es decir que en la naturaleza se trata de conseguir un fin, entonces no se entiende muy bien qué pinta la selección natural o cómo mediante la competición, la lucha por la supervivencia, se pueden ir logrando estos fines tan diversos, o dicho de otro modo cuál sería ese principio misterioso al que se refiere la última frase de este párrafo:

Por otra parte, la regla general en toda la naturaleza es la infinita diversidad de estructuras para obtener el mismo fin, lo cual también se sigue naturalmente del mismo principio fundamental.

No obstante hay que reconocer que el autor es rico en recursos:

En otros muchos casos, las modificaciones son probablemente resultado directo de las leyes de variación y de crecimiento, independientemente de que se haya conseguido así alguna ventaja

Es decir,  mi teoría está basada en el abuso del lenguaje, en una personificación, y es por lo tanto imposible de demostrar o de refutar. Además,  por haber introducido en ella el gradualismo, todos los ejemplos son contrarios a ella.  Empero existen leyes de variación y de crecimiento que también la contradicen.

 

 

320

 

We have seen that in two beings widely remote from each other in the natural scale, organs serving for the same purpose and in external appearance closely similar may have been separately and independently formed; but when such organs are closely examined, essential differences in their structure can almost always be detected; and this naturally follows from the principle of natural selection. On the other hand, the common rule throughout nature is infinite diversity of structure for gaining the same end; and this again naturally follows from the same great principle.

 

Hemos visto que en dos seres muy distantes en la escala natural se pueden haber formado, separada o independientemente, órganos que sirven para el mismo objeto y son muy semejantes en apariencia externa; pero cuando se examina atentamente estos órganos, casi siempre pueden descubrirse en su estructura diferencias esenciales, lo que naturalmente se sigue del principio de la selección natural. Por otra parte, la regla general en toda la naturaleza es la infinita diversidad de estructuras para obtener el mismo fin, lo cual también se sigue naturalmente del mismo principio fundamental.

Etiquetas: