Archivo de julio 10th, 2013

No hay diferencia entre raza, variedad y especie en el párrafo tricentésimo vigésimo noveno de El Origen de las Especies

 

El autor se ha creído que en la naturaleza todo es obra de la selección natural. La selección natural explicará ni más ni menos que lo que sus creyentes quieran y dejará de explicar todo aquello que los creyentes no quieran. Hay algo inquietante en esta arbitrariedad que consiste en dar tanta importancia a una construcción artificial, a un fantasma semántico,….. Esto permite al autor explicar la transformación de las especies por exactamente los mismos mecanismos que dan lugar a las variedades. Esto permite explicar todo como han hecho ver algunos de sus críticos……….Eden Murray:

 

Esto es lo que realmente quiero significar cuando la llamo tautológica…..Puede ciertamente explicar cualquier cosa

 

 

 

 

 

 329

 

Bronn also insists that distinct species never differ from each other in single characters, but in many parts; and he asks, how it always comes that many parts of the organisation should have been modified at the same time through variation and natural selection? But there is no necessity for supposing that all the parts of any being have been simultaneously modified. The most striking modifications, excellently adapted for some purpose, might, as was formerly remarked, be acquired by successive variations, if slight, first in one part and then in another; and as they would be transmitted all together, they would appear to us as if they had been simultaneously developed. The best answer, however, to the above objection is afforded by those domestic races which have been modified, chiefly through man’s power of selection, for some special purpose. Look at the race and dray-horse, or at the greyhound and mastiff. Their whole frames, and even their mental characteristics, have been modified; but if we could trace each step in the history of their transformation—and the latter steps can be traced—we should not see great and simultaneous changes, but first one part and then another slightly modified and improved. Even when selection has been applied by man to some one character alone—of which our cultivated plants offer the best instances—it will invariably be found that although this one part, whether it be the flower, fruit, or leaves, has been greatly changed, almost all the other parts have been slightly modified. This may be attributed partly to the principle of correlated growth, and partly to so-called spontaneous variation.

 

Bronn insiste también en que las especies distintas no difieren nunca entre sí por un solo carácter, sino en muchas partes, y pregunta cómo ocurre siempre que muchas partes del organismo se tengan que haber modificado al mismo tiempo por variación y selección natural. Pero no hay necesidad de suponer que todas las partes de un ser se han modificado simultáneamente. Las modificaciones más llamativas, excelentemente adaptadas a algún fin, pudieron ser adquiridas, como se indicó anteriormente, por variaciones sucesivas, aunque fuesen ligeras, primero en una parte y luego en otra; y corno han de transmitirse todas juntas, nos tienen que parecer como si se hubiesen desarrollado simultáneamente. La mejor respuesta, sin embargo, a la objeción precedente la proporcionan las razas domésticas, que han sido modificadas principalmente por el poder de selección del hombre para algún fin especial. Consideremos el caballo de carreras y el de tiro, el galgo y el mastín. Toda su constitución y hasta sus características mentales se han modificado; pero, si pudiésemos seguir todos los pasos de la historia de su transformación -y los últimos pasos pueden ser seguidos-, no veríamos cambios grandes y simultáneos, sino primero una parte y luego otra, ligeramente modificadas y perfeccionadas. Aun cuando la selección ha sido aplicada por el hombre a un carácter sólo -de lo que nuestras plantas cultivadas ofrecen los mejores ejemplos- se encontrará invariablemente que, si bien esta parte, ya sea la flor, el fruto o las hojas, ha cambiado grandemente, casi todas las otras se han modificado un poco. Esto puede atribuirse, en parte, al principio de la correlación de crecimiento, y, en parte, a la llamada variación espontánea.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas: , ,