Archivo de julio, 2013

Falacia ad populum y contradicción en el párrafo tricentésimo trigésimo cuarto de El Origen de las Especies

 

1. Falacia ad populum:

se admitirá que las flores de las orquídeas presentan multitud de conformaciones curiosas, que hace algunos años se habrían considerado como simples diferencias morfológicas sin función alguna especial,

Hace años se habrían considerado….¿Por quién? ¿Quién piensa que toda diferencia morfológica es simple si no tiene una función especial conocida? Sólo el autor.

 

2. Contradicción:

 but they are now known to be of the highest importance for the fertilisation of the species through the aid of insects, and have probably been gained through natural selection.

La primera parte es contradictoria con la segunda. La primera tiene sentido:

 but they are now known to be of the highest importance for the fertilisation of the species through the aid of insects,…

 

La segunda no lo tiene:

and have probably been gained through natural selection.

 

Y por lo tanto, sobra.  Está de más. Siempre que en una frase aparece la Selección Natural, puede ser eliminada de ella sin perjuicio alguno. ¿Por qué? Pues, porque como bien sabe el autor de  OSMNS, la selección natural es una expresión falsa.

 

 

 

334

 

With respect to plants, to which on account of Nageli’s essay I shall confine myself in the following remarks, it will be admitted that the flowers of the orchids present a multitude of curious structures, which a few years ago would have been considered as mere morphological differences without any special function; but they are now known to be of the highest importance for the fertilisation of the species through the aid of insects, and have probably been gained through natural selection. No one until lately would have imagined that in dimorphic and trimorphic plants the different lengths of the stamens and pistils, and their arrangement, could have been of any service, but now we know this to be the case.

 

Por lo que se refiere a las plantas -respecto de las cuales, teniendo en cuenta la memoria de Nägeli, me limitaré a las siguientes observaciones-, se admitirá que las flores de las orquídeas presentan multitud de conformaciones curiosas, que hace algunos años se habrían considerado como simples diferencias morfológicas sin función alguna especial, pero actualmente se sabe que son de la mayor importancia para la fecundación de la especie, con ayuda de los insectos, y que probablemente han sido conseguidas por selección natural. Hasta hace poco nadie hubiera imaginado que en las plantas dimorfas y trimorfas la diferente longitud de los estambres y pistilos y su disposición pudiese haber sido de alguna utilidad; pero actualmente sabemos que es así.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

La utilidad de orejas y cola en algunos tipos de ratones en el párrafo tricentésimo trigésimo tercero de El Origen de las Especies

El autor habla de utilidad o de inutilidad según le viene y le parece a él.  Así lo que se encuentra muy desarrollado ha de ser útil:

With respect to the assumed inutility of various parts and organs, it is hardly necessary to observe that even in the higher and best-known animals many structures exist, which are so highly developed that no one doubts that they are of importance, yet their use has not been, or has only recently been, ascertained.

Oreja grande ande o no ande viene a decir el autor en este sencillo párrafo: La longitud cuanto más grande mejor puesto que tiene que ver con la utilidad. Y si no se lo creen léanlo por si mismos:

We shall, also, presently see that the tail is a highly useful prehensile organ to some of the species; and its use would be much influenced by its length.

¿Lo ven?

 

 

 

 

 

333

It may be worth while to illustrate some of the foregoing remarks. With respect to the assumed inutility of various parts and organs, it is hardly necessary to observe that even in the higher and best-known animals many structures exist, which are so highly developed that no one doubts that they are of importance, yet their use has not been, or has only recently been, ascertained. As Bronn gives the length of the ears and tail in the several species of mice as instances, though trifling ones, of differences in structure which can be of no special use, I may mention that, according to Dr. Schobl, the external ears of the common mouse are supplied in an extraordinary manner with nerves, so that they no doubt serve as tactile organs; hence the length of the ears can hardly be quite unimportant. We shall, also, presently see that the tail is a highly useful prehensile organ to some of the species; and its use would be much influence by its length.

 

Merecerá la pena aclarar con ejemplos algunas de las observaciones anteriores. Por lo que se refiere a la pretendida inutilidad de varias partes y órganos, casi no es necesario hacer observar que, aun en los animales superiores y mejor conocidos, existen muchas estructuras que están tan desarrolladas que nadie duda que son de importancia, cuyo uso no ha sido averiguado o lo ha sido recientemente. Como Bronn cita la longitud de las orejas y de la cola en las diferentes especies de ratones como ejemplos, aunque insignificantes, de diferencias de conformación que no pueden ser de utilidad especial alguna, debo recordar que, según el doctor Schöbl, las orejas del ratón común están extraordinariamente provistas de nervios, de manera que indudablemente sirven como órganos táctiles, y, por consiguiente, la longitud de las orejas es difícil que pueda carecer por completo de importancia. Veremos luego, además, que la cola es un órgano prensil utilísimo a algunas especies, y su longitud tiene que influir mucho en su utilidad.

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

Nos recuerda el autor su viejo error de confundir selección con mejora en el párrafo tricentésimo trigésimo segundo de El Origen de las Especies

 

En las primeras ediciones de esta obra he dado poco valor, según parece ahora probable, a la frecuencia e importancia de las modificaciones debidas a variabilidad espontánea……

La  presente edición se limitará, por ahora,  a generar un poco más de confusión volviendo a hablar de caballos de carreras y de galgos:

Los antiguos naturalistas se asombraban al mirar los caballos de carreras y los galgos.

¿Y……..? ¿Aclararán algo al respecto los párrafos que siguen?

 

 

 

332

 

In the earlier editions of this work I underrated, as it now seems probable, the frequency and importance of modifications due to spontaneous variability. But it is impossible to attribute to this cause the innumerable structures which are so well adapted to the habits of life of each species. I can no more believe in this than that the well-adapted form of a race-horse or greyhound, which before the principle of selection by man was well understood, excited so much surprise in the minds of the older naturalists, can thus be explained.

 

En las primeras ediciones de esta obra he dado poco valor, según parece ahora probable, a la frecuencia e importancia de las modificaciones debidas a variabilidad espontánea; pero no es posible atribuir a esta causa las innumerables conformaciones que tan bien adaptadas están a las costumbres de cada especie. Tan imposible me es creer en esto como explicar de este modo las formas tan bien adaptadas del caballo de carreras y del galgo, que tanto asombro producían a los antiguos naturalistas antes de que fuese bien conocido el principio de la selección efectuada por el hombre.

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

Etiquetas:

Causas que nos conducen a los muchos casos misteriosos de correlación, que no comprendemos en lo más mínimo en el párrafo tricentésimo trigésimo primero de El Origen de las Especies

 

Nos encontramos ante una obra excepcional. Sin duda. Se trata del primer autor (o autores ) que escribe ( o escriben) un libro para explicar cosas que no comprende (o no comprenden) en lo más mínimo. Lo bueno es que se  indica ésto claramente en varias ocasiones, por ejemplo en este párrafo. Lo mejor, la conclusión final, aristotélica en su ejecución:

 

Tiene que haber una causa eficiente para cada pequeña diferencia individual, lo mismo que para las variaciones más marcadas que aparecen accidentalmente, y si la causa desconocida actuase de continuo, es casi seguro que todos los individuos de la especie se modificarían de modo semejante.

 

 

331

 

There is much force in the above objection. Nevertheless, we ought, in the first place, to be extremely cautious in pretending to decide what structures now are, or have formerly been, of use to each species. In the second place, it should always be borne in mind that when one part is modified, so will be other parts, through certain dimly seen causes, such as an increased or diminished flow of nutriment to a part, mutual pressure, an early developed part affecting one subsequently developed, and so forth—as well as through other causes which lead to the many mysterious cases of correlation, which we do not in the least understand. These agencies may be all grouped together, for the sake of brevity, under the expression of the laws of growth. In the third place, we have to allow for the direct and definite action of changed conditions of life, and for so-called spontaneous variations, in which the nature of the conditions apparently plays a quite subordinate part. Bud-variations, such as the appearance of a moss-rose on a common rose, or of a nectarine on a peach-tree, offer good instances of spontaneous variations; but even in these cases, if we bear in mind the power of a minute drop of poison in producing complex galls, we ought not to feel too sure that the above variations are not the effect of some local change in the nature of the sap, due to some change in the conditions. There must be some efficient cause for each slight individual difference, as well as for more strongly marked variations which occasionally arise; and if the unknown cause were to act persistently, it is almost certain that all the individuals of the species would be similarly modified.

 

Muy poderosa es la objeción anterior. Sin embargo, debemos, en primer lugar, ser extremadamente prudentes al decidir qué conformaciones son ahora, o han sido en otro tiempo, de utilidad a cada especie. En segundo lugar, tendríamos que tener siempre presente que, cuando se modifica un órgano, se modificarán los otros, por ciertas causas que vislumbramos confusamente, como un aumento o disminución en la substancia nutritiva que llega a un órgano, presión recíproca, influencia de un órgano desarrollado precozmente sobre otro que se desarrolla después, etc., lo mismo que por otras causas que nos conducen a los muchos casos misteriosos de correlación, que no comprendemos en lo más mínimo. Estas causas pueden agruparse todas, por brevedad, con la expresión de leyes de crecimiento. En tercer lugar, hemos de tener en cuenta la acción directa y definida del cambio de condiciones de vida y las llamadas variaciones espontáneas, en las cuales la naturaleza de las condiciones parece representar un papel muy secundario. Las variaciones de brotes -como la aparición de una rosa de musgo en un rosal común, o de una nectarina en un melocotonero- ofrecen buenos ejemplos de variaciones espontáneas; pero, aun en estos casos, si tenemos presente la acción de una pequeña gota de veneno al producir complicadas agallas, no debemos sentirnos muy seguros de que las variaciones citadas no sean efecto de algún cambio local en la naturaleza de la savia, debido a algún cambio en las condiciones del medio ambiente. Tiene que haber una causa eficiente para cada pequeña diferencia individual, lo mismo que para las variaciones más marcadas que aparecen accidentalmente, y si la causa desconocida actuase de continuo, es casi seguro que todos los individuos de la especie se modificarían de modo semejante.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

La selección natural toma el lugar de la adaptación en el párrafo tricentésimo trigésimo de El Origen de las Especies

 

El autor realiza una transformación completamente gratuita y de efecto incalculable. Aquellos caracteres que tienen valor adaptativo,  y la adaptación y el valor adaptativo es algo muy discutible y reconocido desde Aristóteles, pasan ahora a la categoría de caracteres influidos por la selección natural. Por arte de magia.  Por decisión unilateral del autor (o autores) de un capítulo que se publicó por vez primera años después que otros de la misma obra. Como una señora obesa, que llega tarde a la función y se abre un hueco empujando con el trasero al vecino, la selección natural ha llegado para quedarse en la interpretación (esta vez errónea) de la naturaleza.

 

 

 

 

330

 

A much more serious objection has been urged by Bronn, and recently by Broca, namely, that many characters appear to be of no service whatever to their possessors, and therefore cannot have been influenced through natural selection. Bronn adduces the length of the ears and tails in the different species of hares and mice—the complex folds of enamel in the teeth of many animals, and a multitude of analogous cases. With respect to plants, this subject has been discussed by Nageli in an admirable essay. He admits that natural selection has effected much, but he insists that the families of plants differ chiefly from each other in morphological characters, which appear to be quite unimportant for the welfare of the species. He consequently believes in an innate tendency towards progressive and more perfect development. He specifies the arrangement of the cells in the tissues, and of the leaves on the axis, as cases in which natural selection could not have acted. To these may be added the numerical divisions in the parts of the flower, the position of the ovules, the shape of the seed, when not of any use for dissemination, etc.

 

Una objeción mucho más grave ha sido presentada por Bronn, y recientemente por Broca, o sea, que muchos caracteres parecen no servir de nada absolutamente a sus poseedores, y, por consiguiente, no pueden haber sido influidos por la selección natural. Bronn cita la longitud de las orejas y de la cola en las diferentes especies de liebres y ratones, los complicados pliegues del esmalte en los dientes de muchos mamíferos y una multitud de casos análogos. Por lo que se refiere a las plantas, este asunto ha sido discutido por Nägeli en un admirable trabajo. Admite que la selección natural ha hecho mucho, pero insiste en que las familias de plantas difieren entre sí principalmente por caracteres morfológicos que parecen no tener importancia alguna para la prosperidad de las especies. Cree, por consiguiente, en una tendencia innata hacia el desarrollo progresivo y más perfecto. Señala la disposición de las células en los tejidos y la de las hojas en el eje como casos en que la selección natural no pudo haber obrado. A éstos pueden añadirse las divisiones numéricas de las partes de la flor, la posición de los óvulos, la forma de la semilla cuando no es de utilidad alguna para la diseminación, etc.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

No hay diferencia entre raza, variedad y especie en el párrafo tricentésimo vigésimo noveno de El Origen de las Especies

 

El autor se ha creído que en la naturaleza todo es obra de la selección natural. La selección natural explicará ni más ni menos que lo que sus creyentes quieran y dejará de explicar todo aquello que los creyentes no quieran. Hay algo inquietante en esta arbitrariedad que consiste en dar tanta importancia a una construcción artificial, a un fantasma semántico,….. Esto permite al autor explicar la transformación de las especies por exactamente los mismos mecanismos que dan lugar a las variedades. Esto permite explicar todo como han hecho ver algunos de sus críticos……….Eden Murray:

 

Esto es lo que realmente quiero significar cuando la llamo tautológica…..Puede ciertamente explicar cualquier cosa

 

 

 

 

 

 329

 

Bronn also insists that distinct species never differ from each other in single characters, but in many parts; and he asks, how it always comes that many parts of the organisation should have been modified at the same time through variation and natural selection? But there is no necessity for supposing that all the parts of any being have been simultaneously modified. The most striking modifications, excellently adapted for some purpose, might, as was formerly remarked, be acquired by successive variations, if slight, first in one part and then in another; and as they would be transmitted all together, they would appear to us as if they had been simultaneously developed. The best answer, however, to the above objection is afforded by those domestic races which have been modified, chiefly through man’s power of selection, for some special purpose. Look at the race and dray-horse, or at the greyhound and mastiff. Their whole frames, and even their mental characteristics, have been modified; but if we could trace each step in the history of their transformation—and the latter steps can be traced—we should not see great and simultaneous changes, but first one part and then another slightly modified and improved. Even when selection has been applied by man to some one character alone—of which our cultivated plants offer the best instances—it will invariably be found that although this one part, whether it be the flower, fruit, or leaves, has been greatly changed, almost all the other parts have been slightly modified. This may be attributed partly to the principle of correlated growth, and partly to so-called spontaneous variation.

 

Bronn insiste también en que las especies distintas no difieren nunca entre sí por un solo carácter, sino en muchas partes, y pregunta cómo ocurre siempre que muchas partes del organismo se tengan que haber modificado al mismo tiempo por variación y selección natural. Pero no hay necesidad de suponer que todas las partes de un ser se han modificado simultáneamente. Las modificaciones más llamativas, excelentemente adaptadas a algún fin, pudieron ser adquiridas, como se indicó anteriormente, por variaciones sucesivas, aunque fuesen ligeras, primero en una parte y luego en otra; y corno han de transmitirse todas juntas, nos tienen que parecer como si se hubiesen desarrollado simultáneamente. La mejor respuesta, sin embargo, a la objeción precedente la proporcionan las razas domésticas, que han sido modificadas principalmente por el poder de selección del hombre para algún fin especial. Consideremos el caballo de carreras y el de tiro, el galgo y el mastín. Toda su constitución y hasta sus características mentales se han modificado; pero, si pudiésemos seguir todos los pasos de la historia de su transformación -y los últimos pasos pueden ser seguidos-, no veríamos cambios grandes y simultáneos, sino primero una parte y luego otra, ligeramente modificadas y perfeccionadas. Aun cuando la selección ha sido aplicada por el hombre a un carácter sólo -de lo que nuestras plantas cultivadas ofrecen los mejores ejemplos- se encontrará invariablemente que, si bien esta parte, ya sea la flor, el fruto o las hojas, ha cambiado grandemente, casi todas las otras se han modificado un poco. Esto puede atribuirse, en parte, al principio de la correlación de crecimiento, y, en parte, a la llamada variación espontánea.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas: , ,

Respuesta a una confusa pregunta de Bronn en el párrafo tricentésimo vigésimo octavo de El Origen de las Especies

 

Pregunta Bronn, traductor de la obra al alemán:

 

how, on the principle of natural selection, can a variety live side by side with the parent species?

 

Y no se da cuenta de que la variedad no vive side by side con la especie parental, sino más bien inside, dentro de la especie parental. Una variedad no deja nunca de pertenecer a una especie.

El autor le responde ignorando, según su costumbre, las diferencias entre variedad y especie.

 

 

328

 

The celebrated palaeontologist, Bronn, at the close of his German translation of this work, asks how, on the principle of natural selection, can a variety live side by side with the parent species? If both have become fitted for slightly different habits of life or conditions, they might live together; and if we lay on one side polymorphic species, in which the variability seems to be of a peculiar nature, and all mere temporary variations, such as size, albinism, etc., the more permanent varieties are generally found, as far as I can discover, inhabiting distinct stations, such as high land or low land, dry or moist districts. Moreover, in the case of animals which wander much about and cross freely, their varieties seem to be generally confined to distinct regions.

 

El célebre paleontólogo Bronn, al final de su traducción alemana de esta obra, pregunta cómo puede, según el principio de la selección natural, vivir una variedad al lado de la especie madre. Si ambas se han adaptado a costumbres o condiciones ligeramente diferentes, pueden ambas vivir juntas; y si dejamos a un lado las especies polimorfas, en las que la variación parece ser de naturaleza peculiar, y todas las variaciones puramente temporales, como tamaño, albinismo, etc., las variedades más permanentes se encuentran por lo general -hasta donde yo he podido ver- habitando estaciones distintas, como regiones elevadas y regiones bajas, distritos secos y distritos húmedos. Es más: en el caso de animales que se trasladan mucho de un lugar a otro y que se cruzan sin limitación, sus variaciones parecen estar confinadas, por lo general, a regiones distintas.

el retrato de Bown proced del Diccionario de Neolengua

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

El caso de Egipto, país en el cual el clima no cambia, y los animales tampoco; algunos argumentos en contra de la ciencia, y otras enseñanzas de la doctrina en el párrafo tricentésimo vigésimo séptimo de El Origen de las Especies

 

El autor dispone de una “teoría”, o mejor dicho “doctrina”, como él mismo indica, de enorme plasticidad que va adaptando acá y allá según las circunstancias lo requieren.  Exactamente como había indicado Agassiz:

 

Esto que Darwin presenta como una teoría sobre el origen de las especies no es un resultado poco a poco logrado por las investigaciones laboriosas aplicadas a la solución de algunos puntos de detalle, a fin de llegar después a una síntesis general. No. Se trata de una doctrina que, a partir de la concepción desciende a los hechos, y trata a los  hechos para apoyar una idea.

 

 

Si en Egipto, la expedición napoleónica abrió paso al saqueo de las tumbas y allí se encontraron animales momificados que pertenecen a las especies actuales, esto indica que las especies no han cambiado.  Pero, dice el autor, esto es porque el clima en Egipto no ha cambiado; mejor prueba habría sido ver lo mismo, es decir ausencia de cambio en periodos y épocas glaciares:

 

The many animals which have remained unchanged since the commencement of the glacial period, would have been an incomparably stronger case, for these have been exposed to great changes of climate and have migrated over great distances; whereas, in Egypt, during the last several thousand years, the conditions of life, as far as we know, have remained absolutely uniform

 

Pero, más aún,  si no se hubiese observado cambio alguno en condiciones cambiantes, eso sería malo para los que creen en  una ley innata y necesaria de desarrollo, es decir, el conjunto de los científicos. Por el contrario, bueno para la doctrina, puesto que:

 

la doctrina de la selección natural o de la supervivencia de los más adecuados, que enseña que, cuando ocurre que aparecen variaciones o diferencias individuales de naturaleza útil, éstas se conservarán; pero esto se efectuará sólo en ciertas circunstancias favorables.

 

Las últimas frases del párrafo son así ejemplos de escritura incomprensible:

 

El hecho de que desde el período glacial se haya producido poca o ninguna modificación, habría sido de alguna utilidad contra los que creen en una ley innata y necesaria de desarrollo; pero no tiene fuerza alguna contra la doctrina de la selección natural o de la supervivencia de los más adecuados, que enseña que, cuando ocurre que aparecen variaciones o diferencias individuales de naturaleza útil, éstas se conservarán; pero esto se efectuará sólo en ciertas circunstancias favorables.

 

 

 

 

 

 

327

 

It has been argued that, as none of the animals and plants of Egypt, of which we know anything, have changed during the last three or four thousand years, so probably have none in any part of the world. But, as Mr. G.H. Lewes has remarked, this line of argument proves too much, for the ancient domestic races figured on the Egyptian monuments, or embalmed, are closely similar or even identical with those now living; yet all naturalists admit that such races have been produced through the modification of their original types. The many animals which have remained unchanged since the commencement of the glacial period, would have been an incomparably stronger case, for these have been exposed to great changes of climate and have migrated over great distances; whereas, in Egypt, during the last several thousand years, the conditions of life, as far as we know, have remained absolutely uniform. The fact of little or no modification having been effected since the glacial period, would have been of some avail against those who believe in an innate and necessary law of development, but is powerless against the doctrine of natural selection or the survival of the fittest, which implies that when variations or individual differences of a beneficial nature happen to arise, these will be preserved; but this will be effected only under certain favourable circumstances.

 

 

Se ha argüido que ninguno de los animales y plantas de Egipto, de los que tenemos algún conocimiento, ha cambiado durante los últimos tres o cuatro mil años, y que, de igual modo, probablemente no ha cambiado ninguno en ninguna parte del mundo. Pero, como ha hecho observar míster G. H. Lewes, este modo de demostración prueba demasiado, pues las antiguas razas domésticas, representadas en los antiguos monumentos egipcios o embalsamadas, son sumamente semejantes y hasta idénticas a las que viven ahora, y, sin embargo, todos los naturalistas admiten que estas razas se han producido por modificación de sus tipos primitivos. Los numerosos animales que han permanecido sin variación desde el principio del período glacial hubiesen constituido un caso incomparablemente más señalado, pues estos animales han estado sometidos a grandes cambios de climas y han emigrado a grandes distancias, mientras que en Egipto, durante los últimos miles de años, las condiciones de vida, hasta donde alcanza nuestro conocimiento, han permanecido absolutamente uniformes. El hecho de que desde el período glacial se haya producido poca o ninguna modificación, habría sido de alguna utilidad contra los que creen en una ley innata y necesaria de desarrollo; pero no tiene fuerza alguna contra la doctrina de la selección natural o de la supervivencia de los más adecuados, que enseña que, cuando ocurre que aparecen variaciones o diferencias individuales de naturaleza útil, éstas se conservarán; pero esto se efectuará sólo en ciertas circunstancias favorables.

 

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

 

Etiquetas:

Un crítico anónimo y dos críticos convenientes en el párrafo tricentésimo vigésimo sexto de El Origen de las Especies

Siguiendo su costumbre el autor cita de oídas y a menudo de manera anónima:

A critic has lately insisted,………

Pero:…….. quién ha sido ese crítico y cuáles sus argumentos.  ¿Dónde los ha hecho públicos?

De las citas de Míster E. Ray Lankester, mejor no hablar….No obstante permítasenos preguntar: Cuando el autor dice lo siguiente:

…..that longevity is generally related to the standard of each species in the scale of organisation, as well as to the amount of expenditure in reproduction and in general activity. And these conditions have, it is probable, been largely determined through natural selection.

(que la longevidad está comúnmente relacionada con el tipo de cada especie en la escala de organización, así como también con el desgaste de la reproducción y en la actividad general. Y estas condiciones probablemente han sido determinadas en gran medida por la selección natural.)

¿A qué condiciones se refiere, como que han sido determinadas en gran medida por la selección natural? ¿A la longevidad?. al desgaste de la reproducción? A la actividad general? Qué rayos es ese desgaste (expenditure) en la reproducción? ¿En qué unidades se mide? ¿Acaso incluir en una afirmación tanto condicional (probablemente, determinadas en gran medida,…) no anula completamente la afirmación ?

 

326

A critic has lately insisted, with some parade of mathematical accuracy, that longevity is a great advantage to all species, so that he who believes in natural selection “must arrange his genealogical tree” in such a manner that all the descendants have longer lives than their progenitors! Cannot our critics conceive that a biennial plant or one of the lower animals might range into a cold climate and perish there every winter; and yet, owing to advantages gained through natural selection, survive from year to year by means of its seeds or ova? Mr. E. Ray Lankester has recently discussed this subject, and he concludes, as far as its extreme complexity allows him to form a judgment, that longevity is generally related to the standard of each species in the scale of organisation, as well as to the amount of expenditure in reproduction and in general activity. And these conditions have, it is probable, been largely determined through natural selection.

Un crítico ha sostenido recientemente, con cierto alarde de exactitud matemática, que la longevidad es una gran ventaja para todas las especies; de modo que el que crea en la selección natural «tiene que arreglar su árbol genealógico» de manera que todos los descendientes tengan vida más larga que sus antepasados. ¿No puede concebir nuestro crítico que una planta bienal o un animal inferior pudo extenderse a un clima frío, y perecer allí cada invierno, y, sin embargo, debido a las ventajas conseguidas por selección natural, pudo sobrevivir de año en año por medio de sus semillas o huevos? Míster E. Ray Lankester, recientemente, ha discutido este asunto, y llega a la conclusión -hasta donde la extrema complejidad le permite juzgar- que la longevidad está comúnmente relacionada con el tipo de cada especie en la escala de organización, así como también con el desgaste de la reproducción y en la actividad general. Y estas condiciones probablemente han sido determinadas en gran medida por la selección natural.

Imagen: Fotografia de E. Ray Lankester. Un buen amigo de Darwin según el diccionario de Neolengua.

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas:

La imperfección del indígena y la perfección del extranjero en el párrafo tricentésimo vigésimo quinto de El Origen de las Especies

Comienza este largo y complicado capítulo, escrito íntegramente para la cuarta edición,  respondiendo a algunos críticos. Nos encontramos así ante una curiosa situación en la cual, el libro que debería presentar una teoría científica que explicase el origen de las especies no sólo no contiene teoría científica alguna, sino que contiene, en su mayor parte, una exposición de dificultades, objeciones o puntos débiles, al proceso de la transformación de las especies que Lamarck describiese en 1809. Hasta ahí podríamos entenderlo, pero la cosa no queda ahí.

Este capítulo séptimo contiene, además,  una selección de las críticas escritas con posterioridad a la publicación de ediciones anteriores y sus réplicas . El autor (o los autores) han escogido cuidadosamente las críticas que mejor convienen a su teoría, evitando las auténticas, las que demuestran que no hay teoría alguna. Así el autor (o los autores)  promete (prometen)  seguir dando diversas objeciones a su teoría, pero advierte (advierten) claramente que la lista de objeciones la elige él mismo (o ellos mismos, en el caso de ser varios) :

would be useless to discuss all of them, as many have been made by writers who have not taken the trouble to understand the subject

Se otorga así el autor poder a sí mismo para decidir quién entiende y quién no. Las críticas inconvenientes son eliminadas con el pretexto de que proceden de quien no ha entendido. Con esto queda claro que, a pesar de estar las tres cuartas partes de la obra dedicadas a considerar objeciones,  siempre faltarán las principales, es decir aquellas objeciones que menos gustan al autor, como por ejemplo las que Pierre Flourens había hecho en su libro.  El autor o autores  se toma (n)  la licencia de excluir aquellas objeciones que puedan tumbar de golpe su teoría o mejor dicho su supuesta teoría que no son sino fantasías, puesto que según el mismo indica proceden de autores que no entienden el tema. O al menos que no entienden sus fantasías como él mismo quisiera.

Inconscientemente en este párrafo queda claro de qué va la “teoría”:

what I have really said is, that all are not as perfect as they might have been in relation to their conditions;

Lo que el autor pretende en su libro es perfeccionar el mundo. Tarea de ingeniería social o eugenesia para lo cual debería tener en consideración que lo mejor es enemigo de lo bueno. Pero algo de esto habíamos ya encontrado capítulos atrás….Aspecto este de la eugenesia que no pasó desapercibido a Flourens quien en su Examen du libre de M Darwin sur l’Origine des Especes ya dejase escrito lo que sigue:

Ayudándose entre sí, lucha por la vida y la selección natural llevan todas las cosas a buen fin, pues aquí el buen fin, el fin deseable es que algunos individuos es decir los elegidos, mejoren, se perfeccionen y que los otros sean destruidos y aniquilados.

 

325

 

I will devote this chapter to the consideration of various miscellaneous objections which have been advanced against my views, as some of the previous discussions may thus be made clearer; but it would be useless to discuss all of them, as many have been made by writers who have not taken the trouble to understand the subject. Thus a distinguished German naturalist has asserted that the weakest part of my theory is, that I consider all organic beings as imperfect: what I have really said is, that all are not as perfect as they might have been in relation to their conditions; and this is shown to be the case by so many native forms in many quarters of the world having yielded their places to intruding foreigners. Nor can organic beings, even if they were at any one time perfectly adapted to their conditions of life, have remained so, when their conditions changed, unless they themselves likewise changed; and no one will dispute that the physical conditions of each country, as well as the number and kinds of its inhabitants, have undergone many mutations.

 

Dedicaré este capítulo a la consideración de diversas objeciones que se han presentado contra mis opiniones, pues algunas de las discusiones precedentes pueden de este modo quedar más claras; pero sería inútil discutir todas las objeciones, pues muchas han sido hechas por autores que no se han tomado la molestia de comprender el asunto. Así, un distinguido naturalista alemán ha afirmado que la parte más débil de mi teoría es que considero todos los seres orgánicos como imperfectos: lo que realmente he dicho yo es que todos no son tan perfectos como podían haberlo sido en relación a sus condiciones de vida, y prueban que esto es así las muchas formas indígenas de diferentes partes del mundo que han cedido su lugar a invasores extranjeros. Además, los seres orgánicos, aun en caso de que estuviesen en algún tiempo perfectamente adaptados a sus condiciones de vida, tampoco pudieron haber continuado estándolo cuando cambiaron éstas, a menos que ellos mismos cambiasen igualmente, y nadie discutirá que las condiciones de vida de cada país, lo mismo que el número y clases de sus habitantes, han experimentado muchos cambios.

Referencia:

Manual para detectar la impostura científica: Examen el libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC. 2013

Entrada comentada vigorosamente aquí

Etiquetas: