Archivo de agosto 21st, 2013

Conclusión falsa en el párrafo tricentésimo sexagésimo de El Origen de las Especies

 

Ah, no!, de ningún modo!,   nos vemos obligados a responder tras la lectura de este atrevido párrafo. Que existan muchos tipos de picos, que unos tengan más o menos láminas que otros; que unos puedan tamizar mejor o peor que otros; que presenten todo tipo de diferencias entre sí,….. Todo eso no significa que una especie vaya a convertirse en otra mediante pequeños cambios. De ninguna manera. Una especie, además de un pico característico, tiene otras propiedades distintas y está también, no lo olvidemos,  su capacidad de reproducción. Si macho y hembra pertenecen a la misma especie, pueden reproducirse; en el caso contrario, no.  A partir de un número muy limitado de observaciones, el autor hace afirmaciones muy atrevidas y saca conclusiones falsas:

 

Puedo añadir que el pico del ganso pudo convertirse, por pequeños cambios, en un pico provisto de dientes prominentes encorvados, como los de Merganser -que pertenece a la misma familia-, que sirven para el muy diferente objeto de coger peces vivos.

 

 

Ah, no!, de ningún modo, nos vemos obligados a repetir. De ningún modo,…

 

 

 

360

 

We thus see that a member of the duck family, with a beak constructed like that of a common goose and adapted solely for grazing, or even a member with a beak having less well-developed lamellae, might be converted by small changes into a species like the Egyptian goose—this into one like the common duck—and, lastly, into one like the shoveller, provided with a beak almost exclusively adapted for sifting the water; for this bird could hardly use any part of its beak, except the hooked tip, for seizing or tearing solid food. The beak of a goose, as I may add, might also be converted by small changes into one provided with prominent, recurved teeth, like those of the Merganser (a member of the same family), serving for the widely different purpose of securing live fish.

 

Vemos, pues, que una especie de las familias de los patos, con el pico constituido como el del ganso común y adaptado exclusivamente a herbajear, o hasta una especie con pico con laminillas poco desarrolladas, pudo convertirse, por pequeños cambios, en una especie como el ganso egipcio; ésta, en una como el pato común, y finalmente, en una como el cucharetero provista de pico, adaptado, casi exclusivamente, para tamizar el agua, puesto que esta ave apenas podría usar ninguna parte de su pico, excepto la punta ganchuda, para coger o desgarrar alimentos sólidos. Puedo añadir que el pico del ganso pudo convertirse, por pequeños cambios, en un pico provisto de dientes prominentes encorvados, como los de Merganser -que pertenece a la misma familia-, que sirven para el muy diferente objeto de coger peces vivos.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas: