Primera aparición de los pedicelarios en el párrafo tricentésimo sexagésimo noveno de El Origen de las Especies

 

Después de haber introducido el concepto crucial de evolución, en realidad la palabra evolucionistas, y de haberlo identificado con selección natural dejando bien sentado que las mamas evolucionan por la selección natural, una vez que la criatura se decide a chupar algún lugar en la epidermis materna, el autor descansa en los terrenos más alejados de los animales inferiores. Las visiones de Alexander Agassiz contribuyen así a dar un tono de distensión a una sección bien tensa y confusa.

Los pedicelarios aparecen por vez primera. No explica muy bien de momento que pretende el autor con su cita, aparte de citar de paso el trabajo de Alexander Agassiz, quien vendría así de manera indirecta a apoyar su libro.

 

 

 

369

 

We will now turn for a short space to the lower divisions of the animal kingdom. The Echinodermata (star-fishes, sea-urchins, etc.) are furnished with remarkable organs, called pedicellariae, which consist, when well developed, of a tridactyle forceps—that is, of one formed of three serrated arms, neatly fitting together and placed on the summit of a flexible stem, moved by muscles. These forceps can seize firmly hold of any object; and Alexander Agassiz has seen an Echinus or sea-urchin rapidly passing particles of excrement from forceps to forceps down certain lines of its body, in order that its shell should not be fouled. But there is no doubt that besides removing dirt of all kinds, they subserve other functions; and one of these apparently is defence.

 

Volveremos ahora la vista, por breve tiempo, a las divisiones inferiores del reino animal. Los equinodermos -estrellas de mar, erizos de mar, etc. -están provistos de unos órganos notables, llamados pedicelarios, que consisten, cuando están bien desarrollados, en una pinza tridáctila, esto es, en una pinza formada por tres ramas dentadas, que se adaptan primorosamente entre sí y están situadas en el extremo de un vástago flexible movido por músculos. Esta pinza puede hacer firmemente presa de cualquier objeto, y Alejandro Agassiz ha visto un Echinus o erizo de mar que, pasando con rapidez de pinza a pinza partículas de excremento, las hacía bajar, según ciertas líneas de su cuerpo, de modo que su caparazón no se ensuciase. Pero no hay duda que, aparte de quitar suciedades de todas clases, los pedicelarios sirven para otras funciones, y una de éstas es evidentemente la defensa.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

Related posts:

  1. El caso del roble según de Candolle en el sexagésimo noveno párrafo de El Origen de las Especies
  2. Intentando explicar el diagrama erróneo en el párrafo centésimo sexagésimo noveno de El Origen de las Especies
  3. La naturaleza es buena, contiene cosas útiles como las alas; más no es perfecta se indica en el párrafo ducentésimo sexagésimo noveno de El Origen de las Especies
  4. La doctrina utilitaria en el párrafo tricentésimo noveno de El Origen de las Especies
  5. Uno de los mayores errores del autor en el párrafo tricentésimo décimo noveno de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*