El autor quisiera tener espacio en el párrafo tricentésimo septuagésimo segundo de El Origen de las Especies

 

Viene a decir aquí el autor que quisiera tener más espacio para hablar de los pedicelarios. Un extraño y remoto caso en el que se da un ejemplo de gradación en la naturaleza.  Puede tenerlo. Nadie se lo limita, pero incluso copiando la obra entera de Agassiz no encontraríamos un párrafo en defensa de la selección natural.

 

I wish I had space here to give a fuller abstract of Mr. Agassiz’s interesting observations on the development of the pedicellariae.

 

372

 

In certain genera of star-fishes these organs, instead of being fixed or borne on an immovable support, are placed on the summit of a flexible and muscular, though short, stem; and in this case they probably subserve some additional function besides defence. In the sea-urchins the steps can be followed by which a fixed spine becomes articulated to the shell, and is thus rendered movable. I wish I had space here to give a fuller abstract of Mr. Agassiz’s interesting observations on the development of the pedicellariae. All possible gradations, as he adds, may likewise be found between the pedicellariae of the star-fishes and the hooks of the Ophiurians, another group of the Echinodermata; and again between the pedicellariae of sea-urchins and the anchors of the Holothuriae, also belonging to the same great class.

 

 

En ciertos géneros de estrellas de mar estos órganos, en vez de nacer o estar fijados sobre un soporte inmóvil, están situados en la punta de un vástago flexible y muscular, aunque corto, y en este caso, desempeñan probablemente alguna función adicional, aparte de la defensa. En los erizos de mar podemos seguir las etapas por las que una espina fija se convierte en articulada con el caparazón, haciéndose móvil de esta manera. Quisiera tener aquí espacio para dar un extracto más completo de las interesantes observaciones de míster Agassiz sobre el desarrollo de los pedicelarios. Todas las gradaciones posibles, como él dice, pueden encontrarse igualmente entre los pedicelarios de las estrellas de mar y los garfios de los Ofiuroideos -otro grupo de equinodermos-, y además entre los pedicelarios de los erizos de mar y las anclas de las holoturias, que pertenecen también a la misma extensa clase.

 

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

 

 

 

 

 

Related posts:

  1. Más sobre los pedicellarios en el párrafo tricentésimo septuagésimo primero de El Origen de las Especies
  2. De nuevo la pared de la Evolución y algo más sobre los pedicelarios en el párrafo tricentésimo septuagésimo de El Origen de las Especies
  3. La selección natural, la perfección absoluta y las limitadas facultades del autor en el párrafo tricentésimo vigésimo segundo de El Origen de las Especies
  4. Nos recuerda el autor su viejo error de confundir selección con mejora en el párrafo tricentésimo trigésimo segundo de El Origen de las Especies
  5. El argumento que hizo reir a Sedgwick en el párrafo ducentésimo septuagésimo segundo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*