Archivo de septiembre 20th, 2013

Seguir enroscándose gradualmente en el párrafo tricentésimo octogésimo segundo de El Origen de las Especies

 

Continúa el autor con sus suposiciones:

 

Como un gran número de especies pertenecientes a grupos muy distintos están dotadas de esta clase de sensibilidad, ésta tiene que encontrarse en estado naciente en muchas plantas que no se han vuelto trepadoras.

 

 

 

 

382

 

With respect to the sensitiveness of the foot-stalks of the leaves and flowers, and of tendrils, nearly the same remarks are applicable as in the case of the revolving movements of twining plants. As a vast number of species, belonging to widely distinct groups, are endowed with this kind of sensitiveness, it ought to be found in a nascent condition in many plants which have not become climbers. This is the case: I observed that the young flower-peduncles of the above Maurandia curved themselves a little towards the side which was touched. Morren found in several species of Oxalis that the leaves and their foot-stalks moved, especially after exposure to a hot sun, when they were gently and repeatedly touched, or when the plant was shaken. I repeated these observations on some other species of Oxalis with the same result; in some of them the movement was distinct, but was best seen in the young leaves; in others it was extremely slight. It is a more important fact that according to the high authority of Hofmeister, the young shoots and leaves of all plants move after being shaken; and with climbing plants it is, as we know, only during the early stages of growth that the foot-stalks and tendrils are sensitive.

 

 

Por lo que se refiere a la sensibilidad de los peciolos y pedúnculos de las hojas y flores y de los zarcillos, casi son aplicables las mismas observaciones que en el caso de los movimientos giratorios de las plantas volubles. Como un gran número de especies pertenecientes a grupos muy distintos están dotadas de esta clase de sensibilidad, ésta tiene que encontrarse en estado naciente en muchas plantas que no se han vuelto trepadoras. Y así ocurre; observé que los pedúnculos florales jóvenes de la Maurandia antes citada se encorvaban un poco hacia el lado que era tocado. Morren observó en varias especies de Oxalis que las hojas y sus peciolos se movían, sobre todo después de haberlas expuesto a un sol ardiente, cuando eran tocados suave y repetidamente o cuando la planta era sacudida. He repetido estas observaciones en algunas otras especies de Oxalis, con el mismo resultado; en algunas de ellas, el movimiento era perceptible, pero se veía mejor en las hojas jóvenes; en otras era sumamente débil. Un hecho muy importante es que, según la alta autoridad de Hofmeister, los vástagos y hojas jóvenes de todas las plantas se mueven después que han sido sacudidas, y sabemos que, en las plantas trepadoras, sólo durante los primeros estados de crecimiento son sensibles los peciolos y zarcillos.

Lectura aconsejada:

 Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

Etiquetas: