Más creencias de Mr Mivart en el párrafo tricentésimo nonagésimo segundo de El Origen de las Especies

Lo dicho al comentar el párrafo anterior:

 

Si es Mr Mivart quien cree en una tendencia A, entonces Mr Mivart está equivocado. Empero,  si Mr Darwin cree en una tendencia B, entonces todos debemos creer con él.

El autor del mayor disparate de la historia de la Biología (la Selección Natural) dispone del privilegio de seleccionar él mismo lo que es adecuado para sus juegos verbales, algo muy adecuado a las necesidades del poder, del cual se encuentra próximo.

 

 

  392

 

 Mr. Mivart is further inclined to believe, and some naturalists agree with him, that new species manifest themselves “with suddenness and by modifications appearing at once.” For instance, he supposes that the differences between the extinct three-toed Hipparion and the horse arose suddenly. He thinks it difficult to believe that the wing of a bird “was developed in any other way than by a comparatively sudden modification of a marked and important kind;” and apparently he would extend the same view to the wings of bats and pterodactyles. This conclusion, which implies great breaks or discontinuity in the series, appears to me improbable in the highest degree.

 

Míster Mivart, además, se inclina a opinar, y algunos naturalistas están de acuerdo con él, que las especies nuevas se manifiestan «súbitamente y por modificaciones que aparecen de una vez». Supone, por ejemplo, que las diferencias entre el extinguido Hipparion, que tenía tres dedos, y el caballo, surgieron de repente. Piensa que es difícil creer que el ala de un ave se desarrollase de otro modo que por una modificación «relativamente súbita de carácter señalado e importante», y, al parecer, haría extensiva la misma opinión a las alas de los murciélagos y pterodáctilos. Esta conclusión, que implica grandes interrupciones o discontinuidad en las series, me parece sumamente improbable.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Citando a Mivart más no a Lamarck en el párrafo tricentésimo cuadragésimo segundo de El Origen de las Especies
  2. Preclara objeción de Mr Mivart en el párrafo tricentésimo quincuagésimo segundo de El Origen de las Especies
  3. Citando a Mivart más no a Flourens en el párrafo tricentésimo cuadragésimo tercero de El Origen de las Especies
  4. De nuevo sólida, pero insuficiente, objeción de Mivart en el párrafo tricentésimo septuagésimo cuarto de El Origen de las Especies
  5. Defendiéndose de las sabias objeciones de Mivart en el párrafo tricentésimo sexagésimo octavo de El origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*