El autor anuncia su intención en el párrafo cuadrigentésimo décimo cuarto de El Origen de las Especies

Comienza una sección dedicada a los instintos especiales.  El autor anuncia su intención de hablar de tres de ellos.  Dice que los tres han sido modificados por la selección, lo cual es mucho decir.  Muchísimo. Es como decir que han sido modificados por acción de la naturaleza, o dicho de otro modo, por la voluntad del Creador.  ¿Querrá decir con ello también que los instintos han aparecido por obra de la selección? Veremos cómo las opiniones del autor no modifican en nada lo que se sabe acerca de estos instintos al tratarlos mediante sus puntos de vista.

 

Los instintos que veremos desarrollarse ante nuestros ojos en los largos párrafos que siguen son tres:  El que lleva al cuclillo a poner sus huevos en nidos de otras aves, el que tienen ciertas hormigas a procurarse esclavas y la facultad de hacer celdillas que tiene la abeja común. Seguro que en alguno de ellos encontramos detalles familiares. Iremos viendo……………..

 

 

 

414

SPECIAL INSTINCTS.

 

We shall, perhaps, best understand how instincts in a state of nature have become modified by selection by considering a few cases. I will select only three, namely, the instinct which leads the cuckoo to lay her eggs in other birds’ nests; the slave-making instinct of certain ants; and the cell-making power of the hive-bee: these two latter instincts have generally and justly been ranked by naturalists as the most wonderful of all known instincts.

 

Quizá, considerando algunos casos, comprenderemos mejor cómo los instintos en estado natural han llegado a modificarse por selección. Elegirá sólo tres, a saber: el instinto que lleva al cuclillo a poner sus huevos en nidos de otras aves, el instinto que tienen ciertas hormigas a procurarse esclavas y la facultad de hacer celdillas que tiene la abeja común. Estos dos últimos instintos han sido considerados, justa y generalmente, por los naturalistas como los más maravillosos de todos los conocidos.

 

 

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. El autor no tiene dificultades para ver cosas que no existen y contradecirse continuamente en el párrafo cuadrigentésimo cuarto de El Origen de las Especies
  2. Le Roy describe un perro que no andaba muy recto en el párrafo cuadrigentésimo décimo de El Origen de las Especies
  3. Confusión y de nuevo Lamarck en el párrafo cuadrigentésimo décimo tercero de El Origen de las Especies
  4. El autor anuncia la pérdida de su simiente en el párrafo centésimo de El Origen de las Especies
  5. El autor dice de sí mismo que no habla sin tener buenas pruebas en el párrafo cuadrigentésimo octavo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*