Archivo de noviembre, 2013

Confusión y de nuevo Lamarck en el párrafo cuadrigentésimo décimo tercero de El Origen de las Especies

¿A qué se refiere el autor cuando dice que se han adquirido instintos durante la domesticación? ¿Se refiere al párrafo anterior? ¿Se refiere a que los perros civilizados no ataquen a las aves de corral, ovejas y cerdos?, ¿ A que los pollitos han perdido, por costumbre el temor al perro y al gato, ¿ al amor del perro al hombre? ¿al ejemplo de la gallina que no vuela en el corral? ¿Será todo esto de alguna utilidad para considerar el origen o ni siquiera la transformación de las especies más allá de lo indicado por Lamarck?

 

 

413

Hence, we may conclude that under domestication instincts have been acquired and natural instincts have been lost, partly by habit and partly by man selecting and accumulating, during successive generations, peculiar mental habits and actions, which at first appeared from what we must in our ignorance call an accident. In some cases compulsory habit alone has sufficed to produce inherited mental changes; in other cases compulsory habit has done nothing, and all has been the result of selection, pursued both methodically and unconsciously; but in most cases habit and selection have probably concurred.

 

Por consiguiente, podemos llegar a la conclusión de que en estado doméstico se han adquirido instintos y se han perdido instintos naturales, en parte por costumbre, y en parte porque el hombre ha seleccionado y acumulado durante las sucesivas generaciones costumbres y actos mentales especiales que aparecieron por vez primera, por lo que, en nuestra ignorancia, tenemos que llamar casualidad. En algunos casos las costumbres impuestas, por si solas, han bastado para producir cambios mentales hereditarios; en otros, las costumbres. impuestas no han hecho nada, y todo ha sido resultado de la selección continuada, tanto metódica como inconsciente; pero en la mayor parte de los casos han concurrido probablemente la costumbre y la selección.

 

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Figuras retóricas en el párrafo cuadrigentésimo duodécimo de El Origen de las Especies

Comienza el párrafo con pleonasmo: Natural instincts. Todos los instintos son naturales.

Pero la misma frase en la que está contenido el pleonasmo es una sinécdoque puesto que donde dice:

 Natural instincts are lost under domestication

Los instintos naturales se pierden en estado doméstico

Debería decir:

 Some natural instincts are lost under domestication

Algunos instintos naturales se pierden en estado doméstico

Para finalizar el párrafo, como el autor no ha dicho nada de interés, surge de nuevo su tabla de salvación, Lamarck.  A menudo , llegado el momento en el que el autor se da cuenta de que ha escrito largos párrafos sin decir nada, entonces ha de decir algo. Es entonces cuando copia de Lamarck. Siempre ( o casi siempre), Lamarck:

Pero este instinto conservado por nuestros polluelos se ha hecho inútil en estado doméstico, pues la gallina casi ha perdido, por desuso, la facultad de volar.

 

 

 

 

412

 

Natural instincts are lost under domestication: a remarkable instance of this is seen in those breeds of fowls which very rarely or never become “broody,” that is, never wish to sit on their eggs. Familiarity alone prevents our seeing how largely and how permanently the minds of our domestic animals have been modified. It is scarcely possible to doubt that the love of man has become instinctive in the dog. All wolves, foxes, jackals and species of the cat genus, when kept tame, are most eager to attack poultry, sheep and pigs; and this tendency has been found incurable in dogs which have been brought home as puppies from countries such as Tierra del Fuego and Australia, where the savages do not keep these domestic animals. How rarely, on the other hand, do our civilised dogs, even when quite young, require to be taught not to attack poultry, sheep, and pigs! No doubt they occasionally do make an attack, and are then beaten; and if not cured, they are destroyed; so that habit and some degree of selection have probably concurred in civilising by inheritance our dogs. On the other hand, young chickens have lost wholly by habit, that fear of the dog and cat which no doubt was originally instinctive in them, for I am informed by Captain Hutton that the young chickens of the parent stock, the Gallus bankiva, when reared in India under a hen, are at first excessively wild. So it is with young pheasants reared in England under a hen. It is not that chickens have lost all fear, but fear only of dogs and cats, for if the hen gives the danger chuckle they will run (more especially young turkeys) from under her and conceal themselves in the surrounding grass or thickets; and this is evidently done for the instinctive purpose of allowing, as we see in wild ground-birds, their mother to fly away. But this instinct retained by our chickens has become useless under domestication, for the mother-hen has almost lost by disuse the power of flight.

 

Los instintos naturales se pierden en estado doméstico: un ejemplo notable de esto se ve en las razas de las gallinas, que rarísima vez, o nunca, se vuelven cluecas, o sea, que nunca quieren ponerse sobre sus huevos. Sólo el estar tan familiarizados, nos impide que veamos cuánto y cuán permanentemente se han modificado las facultades mentales de nuestros animales domésticos. Apenas se puede poner en duda que el amor al hombre se ha hecho instintivo en el perro. Los lobos, zorros, chacales y las especies del género de los gatos, cuando se les retiene domesticados sienten ansia de atacar a las aves de corral, ovejas y cerdos, y esta tendencia se ha visto que es irremediable en los perros que han sido importados, cuando cachorros, desde países como la Tierra del Fuego y Australia, donde los salvajes no tienen estos animales domesticados. Por el contrario, qué raro es que haya que enseñar a nuestros perros civilizados, aun siendo muy jóvenes, a que no ataquen a las aves de corral, ovejas y cerdos. Indudablemente alguna vez atacan, y entonces se les pega, y si no se corrigen se les mata; de modo que la costumbre y algún grado de selección han concurrido probablemente a civilizar por herencia a nuestros perros. Por otra parte, los pollitos han perdido, enteramente por costumbre, aquel temor al perro y al gato, que sin duda fue en ellos primitivamente instintivo; pues me informa el capitán Hutton que los pollitos pequeños del tronco primitivo, el Gallus banquiva, cuando se les cría en la India, empollándolos una gallina, son al principio extraordinariamente salvajes. Lo mismo ocurre con los polluelos de los faisanes sacados en Inglaterra con una gallina. No es que los polluelos hayan perdido todo temor, sino solamente el temor a los perros y los gatos, pues si la gallina hace el cloqueo de peligro, se escaparán -especialmente los pollos de pavo- de debajo de ella, y se esconderán entre las hierbas y matorrales próximos; y esto lo hacen evidentemente con el fin instintivo de permitir que su madre escape volando, como vemos en las aves terrícolas salvajes. Pero este instinto conservado por nuestros polluelos se ha hecho inútil en estado doméstico, pues la gallina casi ha perdido, por desuso, la facultad de volar.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

A vueltas con la paloma volteadora en el párrafo cuadrigentésimo undécimo de El Origen de las Especies

El autor, fascinado por las palomas,  no puede evitar mencionar de cuando en cuando alguno de sus ejemplos favoritos. Ahora toca el turno precisamente a las palomas tumbler,  caracterizadas, al igual que el autor,  por dar vueltas.

 

411

 

Domestic instincts are sometimes spoken of as actions which have become inherited solely from long-continued and compulsory habit, but this is not true. No one would ever have thought of teaching, or probably could have taught, the tumbler-pigeon to tumble—an action which, as I have witnessed, is performed by young birds, that have never seen a pigeon tumble. We may believe that some one pigeon showed a slight tendency to this strange habit, and that the long-continued selection of the best individuals in successive generations made tumblers what they now are; and near Glasgow there are house-tumblers, as I hear from Mr. Brent, which cannot fly eighteen inches high without going head over heels. It may be doubted whether any one would have thought of training a dog to point, had not some one dog naturally shown a tendency in this line; and this is known occasionally to happen, as I once saw, in a pure terrier: the act of pointing is probably, as many have thought, only the exaggerated pause of an animal preparing to spring on its prey. When the first tendency to point was once displayed, methodical selection and the inherited effects of compulsory training in each successive generation would soon complete the work; and unconscious selection is still in progress, as each man tries to procure, without intending to improve the breed, dogs which stand and hunt best. On the other hand, habit alone in some cases has sufficed; hardly any animal is more difficult to tame than the young of the wild rabbit; scarcely any animal is tamer than the young of the tame rabbit; but I can hardly suppose that domestic rabbits have often been selected for tameness alone; so that we must attribute at least the greater part of the inherited change from extreme wildness to extreme tameness, to habit and long-continued close confinement.

 

Se ha hablado algunas veces de los instintos domésticos cómo de actos que se han hecho hereditarios, debido solamente a la costumbre impuesta y continuada durante mucho tiempo; pero esto no es cierto. Nadie tuvo que haber ni siquiera pensado en enseñar -ni probablemente pudo haber enseñado- a dar volteretas a la paloma volteadora, acto que realizan, como yo he presenciado, los individuos jóvenes, que nunca han visto dar volteretas a ninguna paloma. Podemos creer que alguna paloma mostró una ligera tendencia a esta extraña costumbre, y que la selección continuada durante mucho tiempo de los mejores individuos en las sucesivas generaciones hizo de las volteadoras lo que son hoy, y, según me dice míster Brent, cerca de Glasgow hay volteadoras caseras, que no pueden volar a una altura de diez y ocho pulgadas sin dar la vuelta. Es dudoso que alguien hubiera pensado en enseñar a un perro a mostrar la caza, si no hubiese habido algún perro que presentase, naturalmente, tendencia en este sentido; y se sabe que esto ocurre accidentalmente, como vi yo una vez en un terrier de pura raza; el hecho de mostrar, es, probablemente, como muchos han pensado, tan sólo la detención exagerada de un animal para saltar sobre su presa. Cuando apareció la primera tendencia a mostrar la selección metódica y los efectos hereditarios del amaestramiento impuesto en cada generación sucesiva, hubieron de completar pronto la obra, y la selección inconsciente continúa todavía cuando cada cual -sin intentar mejorar la casta- se esfuerza en conseguir perros que muestren y cacen mejor. Por otra parte, la costumbre sólo en algunos casos ha sido suficiente; casi ningún otro animal es más difícil de amansar que el gazapo de un conejo de monte, y apenas hay animal más manso que el gazapo del conejo amansado; pero difícilmente puedo suponer que los conejos domésticos hayan sido seleccionados frecuentemente, sólo por mansos, de modo que tenemos que atribuir a la costumbre y al prolongado encierro la mayor parte, por lo menos, del cambio hereditario, desde el extremo salvajismo a la extrema mansedumbre.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Flourens en la “Encyclopedia of the Neurological Sciences”

 

 

 

 

FRENCH PHYSIOLOGIST

Marie-Jean-Pierre Flourens (1794–1867) was one of the earliest proponents of the use of the experimental method to explore the function of the central nervous system (CNS). He strongly opposed contemporary theories, such as phrenology, that suggested that the cerebral cortex had specialized regions for processing specific types of information (e.g., visual information) and for performing specific functions (e.g., understanding the spoken word). His opposition to the concept of specialized cortical function in the cortex resulted from his observations of the effects of cortical lesions in non-primate mammals and birds—animals that are far less dependent on the cortex to carry out cognitive functions. Perhaps Flourens’ greatest contribution to physiology was that he established the primacy of the experimental method as a technique for identifying and characterizing the functions of particular regions of the nervous system. He developed a theory of CNS function that assigned cognition to the cerebral cortex, coordination to the cerebellum, and respiration to the medulla.

 

Flourens was born in Maureilhan, a rural southern French village, on April 13, 1794. He received his medical education at the University of Montpellier in France and in 1814 he went to Paris to study physiology with Georges Cuvier (1769–1832). His initial studies involved research on the physical basis of sensation and led to his receiving the prestigious Montyon prize (1824 and 1825). Flourens was elected to the French Academy of Sciences in 1828 and was promoted to professor of physiology at the……..

 

EL FISIÓLOGO FRANCÉS MARIE-JEAN-PIERRE FLOURENS (1794-1867)  fue uno de los defensores más tempranos del empleo del método experimental para explorar la función del sistema nervioso central (CNS). Él se opuso con fuerza a teorías contemporáneas, como la frenología, que sugerían que la corteza cerebral se hubiera especializado en regiones para procesar los tipos específicos de información (p.ej., la información visual) y para realizar funciones específicas (p.ej., la comprensión la palabra hablada). Su oposición al concepto de función especializada en la corteza fue resultado de sus observaciones de los efectos de lesiones corticales en mamíferos de no- primates y pájaros, animales que son mucho menos dependientes de la corteza para realizar funciones cognoscitivas. Quizás la mayor contribución de Flourens a la fisiología consiste en que estableció la primacía del método experimental como una técnica para identificar y caracterizar las funciones de las regiones particulares del sistema nervioso.  Desarrolló una teoría de función de CNS que asignó la cognición a la corteza cerebral, la coordinación al cerebelo, y la respiración a la medula.

 

Flourens nació en Maureilhan, un pueblo rural del sur francés, el 13 de abril de 1794.  Recibió su educación médica en la Universidad de Montpellier en Francia y en 1814 fue a París a estudiar fisiología con Georges Cuvier (1769-1832). Sus estudios iniciales incluían la investigación en la base física de sensación y lo llevaron a la concesión del prestigioso premio Montyon (1824 y 1825). Flourens fue elegido a la Academia francesa de Ciencias en 1828 y fue promovido al profesor de fisiología en el ……..

 

Tomado de Encyclopedia of the Neurological Sciences 2003, Pages 374–375.

 

 

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Sobre la Teoría darwinista de la creación-2 (Uber die Darwinische Shöpfungstheorie-2)

Las ideas (conceptos) de Darwin son, como es sabido, las siguientes:

1)       Que cada organismo muestra variaciones (modificaciones, mutaciones?) engendradas en sí  mismo o debido a causas externas.

2)       Que cada criatura libra una lucha por su existencia y él establece que, dentro de esa Lucha por la supervivencia, aquéllas variedades con capacidades más ventajosas para el organismo tienen más posibilidades de mantenerse (nutzen = aprovechar o aprovecharse, véase el verbo usado por Kölliker) a lo cual llama “natural selection” que puede traducirse o bien como “Elección Natural” o como “Mejora Natural de las Especies” (züchtung se aplica a la ganadería, por ejemplo). Puesto que siempre se mantienen las variedades más provechosas, éstas se transmiten por generación (procrear) de nuevos individuos, dando lugar al nacimiento de variedades estables. Estas varían de nuevo, dan lugar a nuevos cambios, y así finalmente pueden originarse al final de este proceso (fortgeht = que va hacia adelante), nuevos Especies, Géneros, Familias, y así, en una palabra todos los organismos animales. Expresamante dice Darwin que todos los organismos vivos pueden verse (ser pensados) como procedentes de unas pocas o quizás solo UNA única Forma de vida, sobre cuya creación (obtención) nada dice. 

 

Die Darwin’sche Auffassung ist bekanntlich folgende. Ausgehend davon 1. das jeder Organismus von innen heraus order aus äussern Ursachen Variationen darbiete, und 2. das jades Geschöpf einen kampf um das dasein führe, stellt er den Satz auf, das bei diesem Kampf um das Dasein führe, stelt er den Satz auf, dass bein diesem Kampfe um das dassein diejenigen Varietäten am moisten Aussich haben, sich su erhalten, die dem Organixmus am nützlichsten sind und nennt diess “natural selection”, was entweder mit dem Ausdruck “natürliche Auswahl”oder natürlicheZüchtunge übersetz werder kann. Indem nun immer die nützlichsten Varietäten sich erhalten, vererben sin dieselben an Ende durch die Zeugung und geben zur Entstehung stabiler Varietäten Veranlassung. Diese variiren wieder, geben wieder stabile neue Formen und so bilden sich am Ende , indem diess fortgeht, Arten, Gattungen, Familien u.s.w. mit einem Worte alle thierischen Organismen. Ausdrücklicht sagt Darwin, dass als Ausgangspunt aller thierischen Formen einige wenige oder veilleicht nur eine Urform zu denken sei, uber deren Erschaffung er sich nicht weiter ausspricht.

 

Este es el segundo párrafo de la obra Uber die Darwinische Shöpfungstheorie, de Kölliker.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Sobre la Teoría darwinista de la creación-1 (Uber die Darwinische Shöpfungstheorie-1)

 

No es fácil encontrar un trabajo, en el Dominio de las Ciencias Naturales de nuestro tiempo, que haya causado tanta sensación (revuelo, escándalo) como el libro de Darwin “Sobre el origen de las especies” (London, 1860). Ni tampoco tiene parangón el reconocimiento que todo el Mundo ha dispensado a la magnificiencia de sus logros que han sido considerados como un conocimiento que permanecerá por siempre inmutable. Los comentarios expresados hasta ahora sobre el trabajo de Darwin no han pasado de meros aforismos (aforismo = Sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte) y de ninguna manera han conducido a una Unificación ordenada y cuidadosa de sus puntos de vista, tarea que debe ser considerada de todo menos superflua. Es más que probable que en una investigación de esta naturaleza y, debido a la dificultad del asunto (materia) a tratar, no se llegue a encontrar la VERDAD,  por lo cual hay que dar por sabido que en esos casos, hay que hacer públicas las Diversas Opiniones (Encontradas, Opuestas) para que así ayuden a acercarse al verdadero conocimiento (discernimiento).

 

Nicht leicht hat im Gebiete der Naturwissenschaften in neuerer Zeit  ein Werk mehr Aufsehen gemacht als Darwin’s Buch  “On the origin of species, London 1860” und wurde von allen Seiten das Grossartige der Leistungen dieses Forschers anerkannt und der Werth seiner Unter- suchungen als ein bleibender bezeichnet. — Die bisherigen Aeusserungen über Darwir’s Arbeit, die übrigens meist als mehr weniger aphoristische zu bezeichnen sind, haben nun aber noch keineswegs zu einer Einigung der Ansichten gefuhrt und ist es daher wohl nichts weniger als über-flüssig, eine sorgfältige Prüfung derselben vorzunehmen. Sollte auch bei einer solchen Untersuchung, wie es bei der Schwierigkeit des Gegenstandes mehr als wahrscheinlich ist, das Wahre noch nicht herauskommen, so wird dieselbe doch gewiss, wenn sie nur unbefangen angestellt wird, den Zwiespalt der Ansichten läutern helfen und der richtigen Er- kenntniss näher fuhren.

Este es el primer párrafo de la obra Uber die Darwinische Shöpfungstheorie, de Kölliker.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Una observación de Kölliker de especial interés

Imagen de previsualización de YouTube

Nos preguntábamos en la última entrada si entre las observaciones de Kölliker habría alguna que pudiéramos destacar especialmente. En algunas páginas web dedicadas a las mitocondrias leemos:

The granular or threadlike components of the cytoplasm that we now recognize as mitochondria were observed independently by several cytologists in the period between 1850 and 1880.  Kolliker described conspicuous “granules” aligned between the striated myofibrils of muscle, and Flemming observed “filaments” in the cytoplasm of other cell types….

Kölliker sería pues el descubridor de las mitocondrias. ¿Alguien más apoya esta opinión de que Kölliker fue el descubridor de las mitocondrias?  Sí.  En varias entradas diferentes del Diccionario de la Neolengua leemos cosas como esta:

Albert Lehninger refers to Rudolf Albrecht von Kölliker for the first description of mitochondria in 1857.

Pero además de su larga lista de contribuciones científicas, además de ser el tutor de Cajal,  entre las aportaciones de Kölliker se encuentra un texto dedicado a la crítica de El Origen de las Especies que comienza de esta manera……

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

¿Quién era Kölliker?

 

Rudolph Albert von Kölliker, nacido en Zúrich el 6 de julio de 1817 – y fallecido en Wurzburgo, en noviembre de 1905 fue anatomista, embriólogo, fisiólogo, zoólogo y botánico. A él se debe el primer tratado de histología (Handbuch der Gewebelehre, 1852)

Estudió en las universidades de Zúrich, Bonn y Berlin en la que fue discípulo de Johannes Peter Müller y de Friedrich Gustav Jakob Henle. Graduado en Filosofía ( Zurich, 1841) y en Medicina (Heidelberg, 1842), fue professor de Fisiología y anatomía primero en Zurich y luego en la Universidad de Würzburg en la que permaneció hasta el final de sus días.

Sus primeros trabajos dedicados a la zoología incluyen una memoria sobre el desarrollo de los cefalópodos (1844). Trabajó asimismo con anfibios y mamíferos introduciendo las técnicas microscópicas en zooogía (Fijación, cortes y tinciones). Su texto “Lectures on Development” , de 1861, tuvo gran difusión.

 

Discípulo de Schleiden y Schwann, aplicó la teoría cellular al tejido muscular, mostrando en 1847 que el músculo liso consta de distintas unidades o células. La contribución de  Kölliker a la histología fue amplia. Sus trabajos trataron diversos tejidos: Músculo liso, estriado, piel , hueso, dientes, conductos sanguíneos,….y se publicaron en distintos artículos y en su libro sobre Anatomía Microscópica (1850) .

Pero si para cada uno de los principales tejidos animales hay información procedente de Kölliker, es en el sistema nervioso en donde su trabajo es más recordado. En 1845 mostró la continuidad de las fibras nerviosas con las células nerviosas.

Viajó por Italia, en donde trabajó en Nápoles y España. Nombrado Fellow de la  Royal Society en 1860, en 1862 pronunció la Croonian lecture en  con el título “On the termination of nerves in muscles, as observed in the frog: and on the disposition of the nerves in the frogs heart y en 1897 recibió la  Copley medal de la Royal Society.

 

En el comentario a uno de sus principales libros se lee:

 

Kölliker wrote the first comprehensive treatise on histology (1852), and likewise the first on comparative embryology (1861). He was the first to state that hereditary characters are transmitted by the cell nucleus. In 1845 Kölliker showed that nerve-fibres are secondary to nerve-cells, and that at least some of them are processes of nerve-cells. He thus anticipated the neuron theory, which was definitely formulated in 1891 by Heinrich Wilhelm Gottfried Waldeyer-Hartz (1836-1921),…….

 

Ya vemos que Kölliker, tutor de Cajal, tenía un completo historial en el mundo de la histología y la medicina como lo demuestra su obra científica. Pero, ¿hay entre sus observaciones alguna que podamos destacar especialmente?

 

Publicaciones de Kölliker

 

Handbuch der Gewebelehre des Menschen für Aerzte und Studierende.   Leipzig, Wilhelm Engelmann, 1852. Hay ediciones en  ingles:  A Manual of Human Microscopic Anatomy ()

Der jetzige Stand der morphologischen Disciplinen mit Bezug auf allgemeine Fragen Rede des Vorsitzenden der Anatomischen Gesellschaft Weitere Beobachtungen uber die Wirbel der Selachier. 1863

Icones histiologicae oder Atlas der vergleichendern Gewebelehre. 1864

Die schwimmpolypen oder siphonophoren von Messina. 1853

Observationes de prima insectorum genesi, adiecta articulatorum evolutionis cum vert

Entwickelungsgeschichte der Cephalopoden. 1844

Observations on the Poison of the Upas Antiar

On the Action of Urari and of Strychnia on the Animal Economy

On the Frequent Occurrence of Vegetable Parasites in the Hard Structures of Animals

On the Structure of the Chorda Dorsalis of the Plagiostomes and Some other Fishes, and on the Relation of Its Proper Sheath to the Development of the Vertebrae

Entwicklungsgeschichte des Menschen und der höheren Thiere. Akademische Vorträge von Albert Kölliker, 1861

 

Über die Darwin’sche Schöpfungstheorie, 1864

Grundriß der Entwicklungsgeschichte des Menschen und der höheren Tiere, 1880

Erinnerungen aus meinem Leben., 1899

 

 

 

 

Lectura aconsejada:

 

 

 

Etiquetas:

Tesoros fósiles de Salamanca: Conferencia del profesor Emiliano Jiménez Fuentes en el IRNASA

Semana de la Ciencia 2013

Miércoles, 13 de noviembre. 12 h. Salón de Actos del IRNASA-CSIC. c/ Cordel de Merinas, 40. Salamanca.

Conferencia

Tesoros fósiles de Salamanca

Emiliano Jiménez Fuentes

Profesor jubilado de la Universidad de Salamanca

Cincuenta años de investigación paleontológica en Salamanca

OLYMPUS DIGITAL CAMERApiram-trofica-zamora-color-copia-copia

Etiquetas:

Cajal muestra sus preparaciones en Berlin

 

Veíamos que Cajal había acudido al Congreso de la Sociedad Alemana de Anatomía en 1889 en Berlín. En el curso de este congreso pudo mostrar sus preparaciones entre los congresistas. Así lo relata él mismo:

 

Excusado es decir que mis colegas del Congreso anatómico me dispensaron acogida cortés. Había en ella algo de sorpresa y de curiosidad expectante.

Les chocaba, sin duda, encontrar un español aficionado a la ciencia y espontáneamente entregado a las andanzas de la investigación. Acabadas las lecciones orales, a que consagré, a causa de mi impaciencia, poca atención, vinieron las demostraciones. Desde muy temprano me instalé en la sala laboratorio ad hoc, donde en largas mesas y enfrente de amplios ventanales, brillaban numerosos microscopios. Desembalé mis preparaciones; requerí dos o tres instrumentos amplificantes, además de mi excelente modelo Zeiss, traído por precaución; enfoqué los cortes más expresivos concernientes a la estructura del cerebelo, retina y médula espinal, y, en fin, comencé a explicar, en mal francés, ante los curiosos, el contenido de mis preparaciones. Algunos histólogos me rodearon; pocos, porque, según ocurre en tales certámenes, cada congresista atiende a lo suyo: después de todo, natural es que se prefiera enseñar lo propio a examinar lo ajeno.

 

Entre ellos, los hubo que mostraron un interés particular:

Entre los que más interés mostraron por mis demostraciones, debo citar a His, Schwalbe, Retzius, Waldeyer, y singularmente a Kölliker. Según era de presumir, estos sabios, entonces celebridades mundiales, iniciaron su examen con más escepticismo que curiosidad. Sin duda esperaban un fiasco. Mas cuando hubieron desfilado ante sus ojos, en cortejo de imágenes clarísimas e irreprochables, el axón de los granos del cerebelo, las cestas pericelulates, las fibras musgosas y trepadoras, las bifurcaciones y ramas ascendente y descendente de las raíces sensitivas, las colaterales largas y cortas de los cordones de substancia blanca, las terminaciones de las fibras retinianas en el lóbulo óptico, etc., los ceños se desfruncieron. Al fin, desvanecida la prevención hacia el modesto anatómico español, las felicitaciones estallaron calurosas y sinceras. Me asediaban a preguntas acerca de las condiciones técnicas en cuya virtud semejantes preparados habían sido obtenidos. «Nosotros hemos ensayado reiteradamente —me decían— el método de Golgi y sólo hemos conseguido decepciones y fracasos.» Entonces les expuse, en un francés chabacano, menuda y pacientemente, todos los pequeños secretos de manipulación de la reacción cromo-argéntica; señalé las edades y condiciones de los embriones y animales más favorables al logro de buenos preparados, e indiqué las reglas prácticas encaminadas a aminorar en lo posible el carácter aleatorio del método, etc.

Pero entre todos, Cajal destaca la figura de uno en particular:

El más interesado de mis oyentes fue A. Kölliker, el venerable patriarca de la Histología alemana. Al final de la sesión, condújome en carruaje al lujoso hotel en que se alojaba; me convidó a comer; presentome después a los histólogos y embriólogos más notables de Alemania, y en fin, se desvivió por hacerme agradable la estancia en la capital prusiana.—Los resultados obtenidos por usted son tan bellos —me dijo—, que pienso emprender inmediatamente, ajustándome a la técnica de usted, una serie de trabajos de confirmación. Le he descubierto a usted, y deseo divulgar en Alemania mi descubrimiento.

 

¿Quién era Kölliker?

 

Imagen de Pintores y Pinturas

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: