Archivo de diciembre 3rd, 2013

Continúa imperturbable la descripción de las hormigas esclavistas en el párrafo cuadrigentésimo vigésimo quinto de El Origen de las Especies

El autor continúa imperturbable con el recuento al pormenor de sus manipulaciones en los hormigueros. Alguien debería haberle dicho a su debido tiempo que su texto ni por el contenido, ni por el estilo, merecía ser publicado. Mucho menos en un libro sobre el Origen de las Especies.

 

 

 

425

At the same time I laid on the same place a small parcel of the pupae of another species, F. flava, with a few of these little yellow ants still clinging to the fragments of their nest. This species is sometimes, though rarely, made into slaves, as has been described by Mr. Smith. Although so small a species, it is very courageous, and I have seen it ferociously attack other ants. In one instance I found to my surprise an independent community of F. flava under a stone beneath a nest of the slave-making F. sanguinea; and when I had accidentally disturbed both nests, the little ants attacked their big neighbours with surprising courage. Now I was curious to ascertain whether F. sanguinea could distinguish the pupae of F. fusca, which they habitually make into slaves, from those of the little and furious F. flava, which they rarely capture, and it was evident that they did at once distinguish them; for we have seen that they eagerly and instantly seized the pupae of F. fusca, whereas they were much terrified when they came across the pupae, or even the earth from the nest, of F. flava, and quickly ran away; but in about a quarter of an hour, shortly after all the little yellow ants had crawled away, they took heart and carried off the pupae.

 

Al mismo tiempo dejé en el mismo lugar unas cuantas ninfas de otra especie, F. flava, con algunas de estas pequeñas hormigas amarillas adheridas todavía a fragmentos de su hormiguero. Esta especie, algunas veces, aunque raras, es reducida a esclavitud, según ha sido descrito por míster Smith. A pesar de ser una especie tan pequeña, es muy valiente, y la he visto atacando ferozmente a otras hormigas. En un caso encontré, con sorpresa, una colonia independiente de F. flava bajo una piedra, debajo de un hormiguero de la F. sanguinea, que es esclavista, y habiendo perturbado accidentalmente ambos hormigueros, las hormigas pequeñas atacaron a sus corpulentas vecinas con sorprendente valor. Ahora bien; tenía yo curiosidad de averiguar si las F. sanguinea podían distinguir las ninfas de F. fusca, que habitualmente reducen a esclavitud, de las de la pequeña y furiosa F. flava, que rara vez capturan, y resultó evidente que podía distinguirlas inmediatamente; pues vimos que, ansiosas, cogían inmediatamente a las ninfas de F. fusca, mientras que se aterrorizaban al encontrarse con las ninfas y hasta con la tierra del hormiguero de F. flava, y se escapaban rápidamente; si bien, al cabo de un cuarto de hora aproximadamente, poco después que todas las hormiguitas amarillas se habían retirado, cobraron ánimo y se llevaron las ninfas.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: