Atrevidas afirmaciones en relación con los cruzamientos interespecíficos en animales en el párrafo cuadrigentésimo sexagésimo sexto de El Origen de las Especies

El autor salta de los animales a las plantas como si tal cosa. Dice ahora al referirse a aquellos:

se han hecho con cuidado muchos menos experimentos que en las plantas.

Y eso lo afirma por no estar al corriente de algunos de los trabajos realizados,  por ejemplo,  por Flourens en el jardín des Plantes de Paris. Pero por otra parte, tampoco interesa la cantidad de  los experimentos sino su calidad, el potencial que puede haber en ellos  para demostrar unas u otras hipótesis. En los experimentos no cuenta el número sino la rectitud. A tal efecto es interesante volver a esta frase que el autor escribía precisamente en el párrafo anterior:

 

Los experimentos prácticos de los horticultores, aunque no estén hechos con precisión científica, merecen alguna atención.

Para decirle que no, que de ninguna manera. Sólo merecen atención los experimentos que estén hechos con precisión científica. Como los de Pierre Flourens en el jardín des Plantes de Paris.

 

Esta ignorancia de la obra de otros autores contemporáneos explica en parte la reacción de Flourens, pero que nadie se engañe, lo que motivó los comentarios de Flourens en su libro (Examen du libre de M Darwin sur l’Origine des Especes) fue la deficiencia de los planteamientos de Darwin, su abuso del lenguaje, su desconocimiento de la Historia Natural, el hecho indiscutible de que había copiado de Lamarck y ese peligroso tufillo a eugenesia que llevaba el libro desde su título.

 

He aquí una construcción típica, producto de la confusa mente del autor:

 

Si se puede dar crédito a nuestras agrupaciones sistemáticas, esto es, si los géneros de animales son tan distintos entre sí como lo son los de las plantas, en este caso, podemos inferir que animales más distantes de la escala de la naturaleza se pueden cruzar con mayor facilidad que en el caso de las plantas; pero los híbridos mismos son, a mi parecer, más estériles.

 

¿Podremos verdaderamente, como dice el autor inferir? Sospecho que no. De ninguna manera podemos inferir ni la cuarta parte de tanto atrevimiento.

 

¿Por qué este constante empeño en decir una cosa y a continuación la contraria?

Sin duda es una manera segura de tener siempre razón. Así como de no tenerla.

 

 

 

466

In regard to animals, much fewer experiments have been carefully tried than with plants. If our systematic arrangements can be trusted, that is, if the genera of animals are as distinct from each other as are the genera of plants, then we may infer that animals more widely distinct in the scale of nature can be crossed more easily than in the case of plants; but the hybrids themselves are, I think, more sterile. It should, however, be borne in mind that, owing to few animals breeding freely under confinement, few experiments have been fairly tried: for instance, the canary-bird has been crossed with nine distinct species of finches, but, as not one of these breeds freely in confinement, we have no right to expect that the first crosses between them and the canary, or that their hybrids, should be perfectly fertile. Again, with respect to the fertility in successive generations of the more fertile hybrid animals, I hardly know of an instance in which two families of the same hybrid have been raised at the same time from different parents, so as to avoid the ill effects of close interbreeding. On the contrary, brothers and sisters have usually been crossed in each successive generation, in opposition to the constantly repeated admonition of every breeder. And in this case, it is not at all surprising that the inherent sterility in the hybrids should have gone on increasing.

 

Por lo que se refiere a los animales, se han hecho con cuidado muchos menos experimentos que en las plantas. Si se puede dar crédito a nuestras agrupaciones sistemáticas, esto es, si los géneros de animales son tan distintos entre sí como lo son los de las plantas, en este caso, podemos inferir que animales más distantes de la escala de la naturaleza se pueden cruzar con mayor facilidad que en el caso de las plantas; pero los híbridos mismos son, a mi parecer, más estériles. Habría que tener presente, sin embargo, que se han intentado pocos experimentos en buenas condiciones, debido a que pocos animales crían fácilmente en cautividad; por ejemplo, el canario ha sido cruzado con nueve especies distintas de fringílidos; pero como ninguna de éstas cría bien en cautividad, no tenemos derecho a esperar que haya de ser perfectamente fecundado su primer cruzamiento con el canario ni que lo hayan de ser sus híbridos. Además, por lo que se refiere a la fecundidad en las sucesivas generaciones de los animales híbridos más fecundados, apenas sé de ningún caso en el cual hayan sido criadas a un mismo tiempo dos familias de la misma clase de híbrido procedentes de padres distintos, a fin de evitar los efectos perjudiciales de la unión entre parientes próximos. Por el contrario, ordinariamente han sido cruzados hermanos y hermanas en cada una de las generaciones sucesivas, en oposición a la advertencia constantemente repetida por todo criador; y, en este caso, no es nada sorprendente que la esterilidad inherente a los híbridos tenga que haber ido aumentando.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Más casos de cruzamientos entre especies y una gran confusión en el párrafo cuadrigentésimo sexagésimo cuarto de El Origen de las Especies
  2. Afirmaciones de Perogrullo en el ducentésimo sexagésimo párrafo de El Origen de las Especies
  3. Una ley general de la naturaleza expuesta en el párrafo centésimo trigésimo sexto de El Origen de las Especies somete al lector a un fuerte ejercicio mental
  4. No se da definición de instinto pero se indica que hay un poco de juicio o razón en animales inferiores de la escala natural en el párrafo cuadrigentésimo primero de El Origen de las Especies
  5. Un autor atrevido pide nuestra confianza en el párrafo cuadrigentésimo sexagésimo segundo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Saludos Dr Cervantes, he estado siguiendo sus comentarios sobre la epigenetica y la obra de Kammerer, también he estado indagando en relación a la visión de la corriente de Waddington y le digo que me he interesado en hacer un trabajo doctoral para aportar un granito de arena en la corriente de pensamiento que apoya la epigenetica como un impòrtante modelador de los fenotipos, de hecho estoy haciendo un proyecto pertinente para evaluar la presión ambiental en varias especies de anfibios aca en Venezuela, me interesa de sobremanera establecer contacto con ud. gracias de antemano

Estimado Juan Carlos,

Muchas gracias por el comentario. Podemos mantenernos en contacto por e-mail (ecervant@usal.es). Me gustará conocer detalles sobre sus proyectos de trabajo.

Un cordial saludo,

Emilio Cervantes

Saludos, Emilio, felicidades por tu extenso trabajo. Solo decirte que se encuentra en línea un vídeo de 2 horas de duración de tu colega Máximo Sandin en el que habla de Biolo
gía desde el punto de vista antidarwinista. Se puede encontrar el Video clicando a YouTube “máximo sandín”. Esto es una novedad ya que son poquísimos los científicos que se atrevan públicamente a criticar a Darwin. En este momento solo sois en España él y tu, no conozco a nadie más.

Muchas gracias por el comentario, Silveri. Desde su fundación, el darwinismo ha consistido en llevar a los científicos por los caminos de los intereses mercantilistas. Quizás le interese echar un vistazo mi reciente comentario en esta entrada del blog:

http://www.madrimasd.org/blogs/biologia_pensamiento/2013/06/03/136834/comment-page-1#comment-29174

(requerido)

(requerido)


*