Archivo de marzo 20th, 2014

Argumento abrumador en el párrafo quingentésimo de El Origen de las Especies

Cambia de tema el autor y comienza nueva sección sobre la fertilidad de las variedades. Llama la atención la manera como empieza este párrafo, expresando opinión opuesta a la que el autor nos tiene acostumbrados:

 

Puede presentarse como un argumento abrumador, que tiene que haber alguna distinción esencial entre las especies y las variedades, puesto que estas últimas, por mucho que puedan diferir entre sí por su apariencia externa, se cruzan con toda facilidad y producen descendencia completamente fecunda….

Lo que sigue, viene, como tantas veces, a contradecir lo dicho:

Salvo algunas excepciones, que se citarán ahora, admito por completo que ésta es la regla.

Pero entonces ¿Cuáles son estas excepciones? Ya veremos….

El resto del párrafo muestra una escasa capacidad de razonamiento lógico.

 

Dice:

 

Si argüimos así, en un círculo vicioso, seguramente tendrá que concederse la fecundidad de todas las variedades producidas en la naturaleza.

 

Pero no se trata de argumentar en círculo vicioso, sino de defender un criterio que es el mejor que se ha encontrado en la Historia Natural para distinguir especies de variedades. No entenderlo obliga, sin duda a permanecer en un círculo vicioso lo que parece ser la intención principal del autor.

 

 

500

FERTILITY OF VARIETIES WHEN CROSSED, AND OF THEIR MONGREL OFFSPRING, NOT UNIVERSAL.

 

It may be urged as an overwhelming argument that there must be some essential distinction between species and varieties inasmuch as the latter, however much they may differ from each other in external appearance, cross with perfect facility, and yield perfectly fertile offspring. With some exceptions, presently to be given, I fully admit that this is the rule. But the subject is surrounded by difficulties, for, looking to varieties produced under nature, if two forms hitherto reputed to be varieties be found in any degree sterile together, they are at once ranked by most naturalists as species. For instance, the blue and red pimpernel, which are considered by most botanists as varieties, are said by Gartner to be quite sterile when crossed, and he consequently ranks them as undoubted species. If we thus argue in a circle, the fertility of all varieties produced under nature will assuredly have to be granted.

 

Puede presentarse como un argumento abrumador, que tiene que haber alguna distinción esencial entre las especies y las variedades, puesto que estas últimas, por mucho que puedan diferir entre sí por su apariencia externa, se cruzan con toda facilidad y producen descendencia completamente fecunda. Salvo algunas excepciones, que se citarán ahora, admito por completo que ésta es la regla. Pero el asunto está rodeado de dificultades, pues, por lo que se refiere a las variedades producidas en la naturaleza, si dos formas tenidas hasta ahora como variedades se encuentra que son estériles entre sí en algún grado, la mayor parte de los naturalistas las clasificarán inmediatamente como especies. Por ejemplo: de los murajes de flores azules y los de flores blancas, que son considerados como variedades por la mayor parte de los botánicos, Gärtner dice que son completamente estériles al cruzarse, y, en consecuencia, los clasifica como especies indubitables. Si argüimos así, en un circulo vicioso, seguramente tendrá que concederse la fecundidad de todas las variedades producidas en la naturaleza.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: