Archivo de abril 10th, 2014

Soltó el autor su dogma, el fundamento de su ideología, en el párrafo quingentésimo decimoquinto de El Origen de las Especies

Ya vimos  siete párrafos atrás (508) cómo se describía a sí mismo el autor al trazar este falso retrato de Gärtner:

 

Gärtner, cuyo mayor deseo era trazar una línea de separación entre especies y variedades,…

 

Para quien no nos creyese entonces, aquí está la confirmación:

 

pero este hecho se armoniza perfectamente con la opinión de que no hay diferencia esencial entre especies y variedades.

Afirmación que está en violento contraste con lo que se decía tan solo unos párrafos atrás (500):

 

Puede presentarse como un argumento abrumador, que tiene que haber alguna distinción esencial entre las especies y las variedades, puesto que estas últimas, por mucho que puedan diferir entre sí por su apariencia externa, se cruzan con toda facilidad y producen descendencia completamente fecunda. Salvo algunas excepciones, que se citarán ahora, admito por completo que ésta es la regla. Pero el asunto está rodeado de dificultades, pues, por lo que se refiere a las variedades producidas en la naturaleza, si dos formas tenidas hasta ahora como variedades se encuentra que son estériles entre sí en algún grado, la mayor parte de los naturalistas las clasificarán inmediatamente como especies. Por ejemplo: de los murajes de flores azules y los de flores blancas, que son considerados como variedades por la mayor parte de los botánicos, Gärtner dice que son completamente estériles al cruzarse, y, en consecuencia, los clasifica como especies indubitables. Si argüimos así, en un circulo vicioso, seguramente tendrá que concederse la fecundidad de todas las variedades producidas en la naturaleza.

Efectivamente, como decíamos entonces, la intención del autor queda clara y no es otra que la de argumentar en un círculo vicioso. Sembrar la confusión……

 

 

515

Independently of the question of fertility and sterility, in all other respects there seems to be a general and close similarity in the offspring of crossed species, and of crossed varieties. If we look at species as having been specially created, and at varieties as having been produced by secondary laws, this similarity would be an astonishing fact. But it harmonises perfectly with the view that there is no essential distinction between species and varieties.

 

 

 

Independientemente de la cuestión de la fecundidad y esterilidad, por todos los otros conceptos parece haber una semejanza estrecha y general entre la descendencia del cruzamiento de especies y la del cruzamiento de variedades. Si consideramos las especies como creadas especialmente y las variedades como producidas por leyes secundarias esta semejanza sería un hecho sorprendente; pero este hecho se armoniza perfectamente con la opinión de que no hay diferencia esencial entre especies y variedades.

 

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: