Archivo de mayo 7th, 2014

Con firmeza, con seguridad, probablemente en el párrafo quingentésimo trigésimo segundo de El Origen de las Especies

Escribir frases largas pródigas en adverbios, atributos y calificativos significa volver loco al lector:

 

Las especies, sin embargo, cambian probablemente con mayor lentitud, y en un mismo país sólo un corto número cambian al mismo tiempo

 

Pero…¿Qué especie conoce el autor que haya cambiado?

 

Ninguna. Y por eso indica:

 

Por desgracia, no tenemos medio alguno de determinar, midiéndolo por años, el tiempo requerido para modificarse una especie; pero sobre esta cuestión del tiempo hemos de insistir.

 

 

 

532

Species, however, probably change much more slowly, and within the same country only a few change at the same time. This slowness follows from all the inhabitants of the same country being already so well adapted to each other, that new places in the polity of nature do not occur until after long intervals, due to the occurrence of physical changes of some kind, or through the immigration of new forms. Moreover, variations or individual differences of the right nature, by which some of the inhabitants might be better fitted to their new places under the altered circumstance, would not always occur at once. Unfortunately we have no means of determining, according to the standard of years, how long a period it takes to modify a species; but to the subject of time we must return.

 

Las especies, sin embargo, cambian probablemente con mayor lentitud, y en un mismo país sólo un corto número cambian al mismo tiempo. La lentitud es consecuencia de que todos los habitantes del mismo país están ya tan bien adaptados entre sí, que en la economía de la naturaleza no se presentan, sino con largos intervalos, nuevos puestos debidos a cambios físicos de alguna clase o a la inmigración de formas nuevas. Es más: variaciones o diferencias individuales de naturaleza conveniente, mediante las que algunos de los habitantes pudiesen estar mejor adaptados a sus nuevos puestos en las circunstancias modificadas, no siempre tienen que aparecer simultáneamente. Por desgracia, no tenemos medio alguno de determinar, midiéndolo por años, el tiempo requerido para modificarse una especie; pero sobre esta cuestión del tiempo hemos de insistir.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: