Explicaciones insuficientes en el párrafo quingentésimo trigésimo sexto de El Origen de las Especies

Demasiados condicionales impiden explicación alguna:

 

Podemos, creo yo, comprender por qué las formaciones geológicas de cada región son casi siempre intermitentes

 

 

La explicación final no parece muy clara:

 

Un poco de reflexión nos explicará por qué a lo largo de la naciente costa occidental de América del Sur no pueden encontrarse en parte alguna extensas formaciones con restos modernos o terciarios, aun cuando la cantidad de sedimentos debió haber sido grande en tiempos pasados, a juzgar por la enorme erosión de las rocas de la costa y por las corrientes fangosas que llegan al mar. La explicación es, sin duda, que los depósitos litorales y sublitorales son desgastados continuamente por la acción demoledora de las olas costeras, tan pronto como surgen por el levantamiento lento y gradual de la tierra.

 

 

536

We can, I think, see why the geological formations of each region are almost invariably intermittent; that is, have not followed each other in close sequence. Scarcely any fact struck me more when examining many hundred miles of the South American coasts, which have been upraised several hundred feet within the recent period, than the absence of any recent deposits sufficiently extensive to last for even a short geological period. Along the whole west coast, which is inhabited by a peculiar marine fauna, tertiary beds are so poorly developed that no record of several successive and peculiar marine faunas will probably be preserved to a distant age. A little reflection will explain why, along the rising coast of the western side of South America, no extensive formations with recent or tertiary remains can anywhere be found, though the supply of sediment must for ages have been great, from the enormous degradation of the coast rocks and from the muddy streams entering the sea. The explanation, no doubt, is that the littoral and sub-littoral deposits are continually worn away, as soon as they are brought up by the slow and gradual rising of the land within the grinding action of the coast-waves.

 

Podemos, creo yo, comprender por qué las formaciones geológicas de cada región son casi siempre intermitentes -esto es, que no han seguido unas a otras-, formando una serie interrumpida. Cuando estaba explorando varios cientos de millas de las costas de América del Sur, que se han levantado varios centenares de pies en el periodo moderno, casi ningún hecho me llamó tanto la atención como la ausencia de depósitos recientes lo bastante extensos para conservarse siquiera durante un corto período geológico. A lo largo de toda la costa occidental, que está poblada por una fauna marina particular, las capas terciarias están tan pobremente desarrolladas, que probablemente no se conservará en una edad lejana testimonio alguno de las varias faunas marinas especiales y sucesivas. Un poco de reflexión nos explicará por qué a lo largo de la naciente costa occidental de América del Sur no pueden encontrarse en parte alguna extensas formaciones con restos modernos o terciarios, aun cuando la cantidad de sedimentos debió haber sido grande en tiempos pasados, a juzgar por la enorme erosión de las rocas de la costa y por las corrientes fangosas que llegan al mar. La explicación es, sin duda, que los depósitos litorales y sublitorales son desgastados continuamente por la acción demoledora de las olas costeras, tan pronto como surgen por el levantamiento lento y gradual de la tierra.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Dudosas causas de la imperfección en el párrafo quingentésimo trigésimo quinto de El Origen de las Especies
  2. Testimonios fragmentarios en el párrafo quingentésimo trigésimo cuarto de El Origen de las Especies
  3. Una duda acerca de si habría leído Darwin a Lyell en el párrafo quingentésimo vigésimo sexto de El Origen de las Especies
  4. El grosor de un acantilado y la idea de eternidad, ciencia en estado puro, en el párrafo quingentésimo trigésimo de El Origen de las Especies
  5. Con tristeza, un juicio de valor desde el museo y un buen ejemplo de Detallamiento en el párrafo quingentésimo trigésimo tercero de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*