Archivo de mayo 27th, 2014

Instrucciones para observar lo que no existe en el párrafo quingentésimo cuadragésimo sexto de El Origen de las Especies

La explicación que se viene a dar en este párrafo para que se logre una gradación perfecta entre dos formas, una de la parte superior y otra de la inferior de la misma formación, parece adecuada. Lamentablemente no aporta ni un solo ejemplo.

 

546

In order to get a perfect gradation between two forms in the upper and lower parts of the same formation, the deposit must have gone on continuously accumulating during a long period, sufficient for the slow process of modification; hence, the deposit must be a very thick one; and the species undergoing change must have lived in the same district throughout the whole time. But we have seen that a thick formation, fossiliferous throughout its entire thickness, can accumulate only during a period of subsidence; and to keep the depth approximately the same, which is necessary that the same marine species may live on the same space, the supply of sediment must nearly counterbalance the amount of subsidence. But this same movement of subsidence will tend to submerge the area whence the sediment is derived, and thus diminish the supply, whilst the downward movement continues. In fact, this nearly exact balancing between the supply of sediment and the amount of subsidence is probably a rare contingency; for it has been observed by more than one palaeontologist that very thick deposits are usually barren of organic remains, except near their upper or lower limits.

 

Para que se logre una gradación perfecta entre dos formas, una de la parte superior y otra de la inferior de la misma formación, el depósito tiene que haberse ido acumulando continuamente durante un largo período, suficiente para el lento proceso de modificación; por consiguiente; el depósito tiene que ser muy grueso y la especie que experimenta el cambio tiene que haber vivido durante todo el tiempo en la misma región. Pero hemos visto que una formación potente, fosilífera en todo su grosor, puede sólo acumularse durante un período de hundimiento y, para que se conserve aproximadamente igual la profundidad necesaria para que una misma especie marina pueda vivir en el mismo lugar, la cantidad de sedimento acarreado tiene necesariamente que compensar la intensidad del hundimiento. Pero este mismo movimiento de depresión tenderá a sumergir el territorio de que proviene el sedimento y, de este modo, a disminuir la cantidad de sedimento, mientras continúe el movimiento de descenso. De hecho, este equilibrio casi perfecto entre la cantidad de sedimento acarreado y la intensidad del hundimiento es probablemente una eventualidad rara, pues ha sido observado por más de un paleontólogo que los depósitos muy gruesos son comúnmente muy pobres en fósiles, excepto cerca de su límite superior o inferior.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: