Archivo de junio 2nd, 2014

Más razones para sospechar en el párrafo quingentésimo quincuagésimo de El Origen de las Especies

El autor no sale de un razonamiento erróneo:

 

En animales y plantas que se propagan rápidamente y que no cambian mucho de lugar, hay razones para sospechar, como antes hemos visto, que sus variedades generalmente son primero locales, y que estas variedades no se difunden mucho ni suplantan a sus formas madres hasta que se han modificado y perfeccionado mucho.

 

Porque toda variedad ha de ser en un principio, local; de lo contrario no sería una variedad. Empero,  debería dar un ejemplo en el que una variedad haya suplantado, como él dice, a la forma madre, puesto que no se entiende qué será esto de la forma madre.

 

Ya veíamos en el capítulo cuarto, al comentar la única figura del libro cómo el autor había saltado de especie a variedad arbitrariamente. Una variedad cualquiera pertenecerá a una especie y por lo tanto no la suplantará, puesto que aunque pase a ser la variedad predominante o la única, seguirá perteneciendo a la misma especie.

 

 

 

 

 

 

 

550

With animals and plants that propagate rapidly and do not wander much, there is reason to suspect, as we have formerly seen, that their varieties are generally at first local; and that such local varieties do not spread widely and supplant their parent-form until they have been modified and perfected in some considerable degree. According to this view, the chance of discovering in a formation in any one country all the early stages of transition between any two forms, is small, for the successive changes are supposed to have been local or confined to some one spot. Most marine animals have a wide range; and we have seen that with plants it is those which have the widest range, that oftenest present varieties, so that, with shells and other marine animals, it is probable that those which had the widest range, far exceeding the limits of the known geological formations in Europe, have oftenest given rise, first to local varieties and ultimately to new species; and this again would greatly lessen the chance of our being able to trace the stages of transition in any one geological formation.

 

En animales y plantas que se propagan rápidamente y que no cambian mucho de lugar, hay razones para sospechar, como antes hemos visto, que sus variedades generalmente son primero locales, y que estas variedades no se difunden mucho ni suplantan a sus formas madres hasta que se han modificado y perfeccionado mucho. Según esta opinión, son pocas las probabilidades de descubrir en una formación de un país cualquiera todos los estados primeros de transición entre dos formas; pues se supone que los cambios sucesivos han sido locales o confinados a un lugar determinado. La mayor parte de los animales marinos tienen un área de dispersión grande, y hemos visto que, en las plantas, las que tienen mayor área de dispersión son las que con más frecuencia presentan variedades; de modo que en los moluscos y otros animales marinos es probable que los que tuvieron el área de dispersión mayor, excediendo en mucho de los límites de las formaciones geológicas conocidas en Europa, sean los que con más frecuencia hayan dado origen, primero, a variedades locales y, finalmente, a nuevas especies, y esto también disminuiría mucho las probabilidades de que podamos ir siguiendo las fases de transición en una formación geológica.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: