Ficción en el párrafo sexcentésimo primero del Origen de las Especies

Lo aquí indicado pertenece también al mundo de la ficción.  Nadie puede afirmar con fundamento que un orden se haya dividido en varias familias. Como tampoco ha demostrado nadie que un orden proceda de una especie.

 

601

All the many forms, extinct and recent, descended from (A), make, as before remarked, one order; and this order, from the continued effects of extinction and divergence of character, has become divided into several sub-families and families, some of which are supposed to have perished at different periods, and some to have endured to the present day.

 

 

Las numerosas formas extinguidas y vivientes que descienden de A, constituyen todas, según antes se hizo observar, un orden, y este orden, por el efecto continuado de la extinción y divergencia de caracteres, ha llegado a dividirse en varias familias y subfamilias, algunas de las cuales se supone que han perecido en diferentes períodos y otras han resistido hasta hoy día.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Vuelta al único gráfico de la obra, ese que está lleno de errores en el párrafo sexcentésimo del Origen de las Especies
  2. El método experimental mantiene la ficción al margen de la biología
  3. Un poco de Ciencia Ficción en el párrafo nonagésimo de El Origen de las Especies
  4. Enroscarse gradualmente en el párrafo tricentésimo octogésimo primero de El Origen de las Especies
  5. Diente de caballo que no es diente de caballo en el párrafo quingentésimo octogésimo primero del Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hacer un análisis párrafo a párrafo del “Orígen de las especies” con ojos del siglo XXI tiene poco sentido. Que hay incoherencias, contradicciones, argumentos falsos, falacias, en esta obra, pues es algo obvio y que se ha apuntado previamente por muchos y variados autores. Se trata de una obra del XIX y por tanto en muchos aspectos trasnochada, pero que supone un antes y un después en el pensamiento biológico y filosófico del siglo XX, creo que no tiene discusión posible. Realmente no sé qué es lo que nos quiere descubrir en este blog su autor. Habiendo grandes divulgadores (profesionales y aficionados)de la biología evolutiva, no entiendo como Mi+D da cabida a este tema. El blog es por otro lado soporífero. Pero, obviamente, cada loco con su tema.

Estimado Sr.,

Llevo implicado en este análisis bastante tiempo. Tanto como para saber mejor que usted si tiene poco o tiene mucho sentido.

Muchas obras del siglo XIX están brillantemente escritas y no tienen las incoherencias que tiene esta. No se trata de una obra trasnochada, como usted dice. Se equivoca en eso. Es una obra de plena actualidad que sirve de fundamento a la biología moderna. A poco que lea, verá por todas partes estos disparates y contradicciones: selección natural, selección sexual, etc, etc.

El antes y el después que, según usted dice no tiene discusión posible, es lo que me parece a mí interesante. El antes: escribir con claridad. El después: sembrar la confusión. Esta última (sembrar la confusión) es la contribución de El Origen de las Especies a la filosofía y a la ciencia. Dicho de otro modo ni Filosofía ni Ciencia alguna encontrará usted en la obra. Sólo juegos de palabras.

Lo que quiero descubrir en este blog es esto: Que El Origen de las Especies no contiene un átomo de Ciencia. Que es una obra maestra de la manipulación del pensamiento y de la manipulación social. Que su lenguaje vago y ambiguo invade la Biología y debe ser desterrado.

Lo que hago es una crítica metódica del darwinismo, una ideología trasnochada. Esto molesta a mucha gente que, como único recurso, tiene como respuesta los insultos desde el anonimato.

La finalidad de hacer tal crítica es demostrar a quien quiera leerlo que el darwinismo está basado en un abuso del lenguaje perjudicial para la ciencia y que expresiones tales como selección natural y selección sexual son el producto de la confusión de su autor. Estoy, le guste o no, desmontando metódicamente el darwinismo. Si quiere usted, a su vez, demostrarme que estoy equivocado, no le queda más remedio que leer mi crítica; lo mismo que yo para desmontar la pseudoteoría darwinista he tenido que leer el libro completo. No es posible desmontar mis argumentos con insultos, por el contrario, esto contribuye a reforzarlos.

Muchas gracias por su contribución

Lectura aconsejada:

Manual para detectar la impostura científica: Examen del libro de Darwin por Flourens. Digital CSIC, 2013. 225 páginas.

(requerido)

(requerido)


*