Archivo de agosto 25th, 2014

Objeciones a una conclusión disparatada en el párrafo sexcentésimo décimo del Origen de las Especies

Así comienza este atrevido párrafo:

No es una objeción válida a esta conclusión el que ciertos braquiópodos se han modificado muy poco desde una época geológica remotísima, y que ciertos moluscos terrestres y de agua dulce han permanecido casi los mismos desde el tiempo en que, hasta donde sabemos, aparecieron por vez primera.

 

Por supuesto que no. Una conclusión tan disparatada y absurda, escrita en el más puro darvinés, como la que veíamos en el párrafo anterior no puede ser refutada por la evidencia. Los hechos nunca tienen poder contra las creencias.

 

 

 

 

610

It is no valid objection to this conclusion, that certain Brachiopods have been but slightly modified from an extremely remote geological epoch; and that certain land and fresh-water shells have remained nearly the same, from the time when, as far as is known, they first appeared. It is not an insuperable difficulty that Foraminifera have not, as insisted on by Dr. Carpenter, progressed in organisation since even the Laurentian epoch; for some organisms would have to remain fitted for simple conditions of life, and what could be better fitted for this end than these lowly organised Protozoa? Such objections as the above would be fatal to my view, if it included advance in organisation as a necessary contingent. They would likewise be fatal, if the above Foraminifera, for instance, could be proved to have first come into existence during the Laurentian epoch, or the above Brachiopods during the Cambrian formation; for in this case, there would not have been time sufficient for the development of these organisms up to the standard which they had then reached. When advanced up to any given point, there is no necessity, on the theory of natural selection, for their further continued process; though they will, during each successive age, have to be slightly modified, so as to hold their places in relation to slight changes in their conditions. The foregoing objections hinge on the question whether we really know how old the world is, and at what period the various forms of life first appeared; and this may well be disputed.

 

No es una objeción válida a esta conclusión el que ciertos braquiópodos se han modificado muy poco desde una época geológica remotísima, y que ciertos moluscos terrestres y de agua dulce han permanecido casi los mismos desde el tiempo en que, hasta donde sabemos, aparecieron por vez primera. No es una dificultad insuperable el que la organización de los foraminíferos, como ha señalado con insistencia el doctor Carpenter, no haya progresado incluso desde época laurentina, pues algunos organismos tienen que haber quedado adecuados a condiciones sencillas de vida; y ¿qué podría haber más adecuado a este fin que estos protozoos de organización inferior? Objeciones tales como las anteriores serían fatales para mi teoría, si ésta comprendiese el progreso en la organización como una condición necesaria. Serían también fatales si pudiera probarse que estos foraminíferos, por ejemplo, habían empezado a existir durante la época laurentina, o aquellos braquiópodos durante la formación cámbrica; pues, en este caso, no habría habido tiempo suficiente para el desarrollo de estos organismos hasta el tipo que entonces habían alcanzado. Cuando han llegado hasta un punto dado, no es necesario, según la teoría de la selección natural, que continúen progresando más, aunque, durante los tiempos sucesivos, tendrán que modificarse un poco para conservar sus puestos en relación con los pequeños cambios de las condiciones de existencia. Las objeciones precedentes giran alrededor del problema de si conocemos realmente la edad de la tierra, y en qué período aparecieron por vez primera las diferentes formas orgánicas, y esto es muy discutido.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: