Archivo de septiembre, 2014

Algunas orquídeas son muy raras

Ciertamente, algunas orquídeas son muy raras. Vean si no la cara que se le quedó a esta después de leer unos cuantos libros sobre Evolución:

 

 

Por su parte, esta orquídea Mantis, algo más recatada, prefiere disimular su enojo al respecto:

Esta, en cambio, se lo ha tomado con gran alegría. Ya lo saben:

No hagan el mono:

Y al mal tiempo,……

 

Buena cara,………

 

Eso, con alegría:

 

Etiquetas:

Otro problema resuelto con un buen ejemplo del método darvinés en el párrafo sexcentésimo trigésimo sexto del Origen de las Especies

La principal característica del darvinés es su capacidad para generar confusión. Esto le ha dado su gran prestigio y extensión en el mundo contemporáneo. Si definimos un caso, o una cuestión, como dice el autor al principio de este párrafo, tal como:

 

si todos los individuos de la misma especie descienden de una sola pareja o de un solo hermafrodita, o si, como algunos autores suponen, descienden de muchos individuos simultáneamente creados

 

Ya en la propia definición de la cuestión debemos utilizar una terminología ambigua (por ejemplo aquí creados). Además, la alternativa ha de ser falsa, es decir pueden existir opciones que no son ni una ni la otra de las contempladas en la alternativa.  Los individuos de una especie no tienen por qué descender de una sola pareja, ni tampoco de muchos individuos simultáneamente “creados”.

 

Tras una alternativa falsa, expuesta con términos ambiguos, podemos introducir alguna sentencia para incrementar la confusión:

 

En los seres orgánicos que nunca se cruzan -si es que existen-, cada especie tiene que descender por una sucesión de variedades modificadas, que se han ido suplantando unas o otras, pero que nunca se han mezclado con otros individuos o variedades de la misma especie; de modo que en cada estado sucesivo de modificación todos los individuos de la misma forma descenderán de un solo progenitor

 

¿Será suficiente algo así? Tal vez, pero todavía puede complicarse:

 

Pero en la inmensa mayoría de los casos -o sea en todos los organismos que habitualmente se unen para cada cría, o que a veces se cruzan- los individuos de la misma especie que viven en la misma región se mantendrán casi uniformes por cruzamiento, de manera que muchos individuos continuarán cambiando simultáneamente y todo el conjunto de modificaciones en cada estado no se deberá a la descendencia de un solo progenitor.

 

El propio autor es consciente del barullo que ha generado, pero no le preocupa y rápidamente encuentra una salida sencilla. Como siempre basada en la supervivencia de los más aptos y en la excelencia de algunas producciones. Sus tópicos favoritos:

 

Para aclarar lo que quiero decir: nuestros caballos de carrera ingleses difieren de los caballos de cualquier otra raza; pero no deben su diferencia y superioridad a descender de una sola pareja, sino al cuidado continuo en la selección y amaestramiento de muchos individuos en cada generación

 

 

 

636

The question of single or multiple centres of creation differs from another though allied question, namely, whether all the individuals of the same species are descended from a single pair, or single hermaphrodite, or whether, as some authors suppose, from many individuals simultaneously created. With organic beings which never intercross, if such exist, each species, must be descended from a succession of modified varieties, that have supplanted each other, but have never blended with other individuals or varieties of the same species, so that, at each successive stage of modification, all the individuals of the same form will be descended from a single parent. But in the great majority of cases, namely, with all organisms which habitually unite for each birth, or which occasionally intercross, the individuals of the same species inhabiting the same area will be kept nearly uniform by intercrossing; so that many individuals will go on simultaneously changing, and the whole amount of modification at each stage will not be due to descent from a single parent. To illustrate what I mean: our English race-horses differ from the horses of every other breed; but they do not owe their difference and superiority to descent from any single pair, but to continued care in the selecting and training of many individuals during each generation.

 

El problema de la unidad o pluralidad de centros de creación es distinto de otra cuestión con él relacionada, o sea si todos los individuos de la misma especie descienden de una sola pareja o de un solo hermafrodita, o si, como algunos autores suponen, descienden de muchos individuos simultáneamente creados. En los seres orgánicos que nunca se cruzan -si es que existen-, cada especie tiene que descender por una sucesión de variedades modificadas, que se han ido suplantando unas o otras, pero que nunca se han mezclado con otros individuos o variedades de la misma especie; de modo que en cada estado sucesivo de modificación todos los individuos de la misma forma descenderán de un solo progenitor. Pero en la inmensa mayoría de los casos -o sea en todos los organismos que habitualmente se unen para cada cría, o que a veces se cruzan- los individuos de la misma especie que viven en la misma región se mantendrán casi uniformes por cruzamiento, de manera que muchos individuos continuarán cambiando simultáneamente y todo el conjunto de modificaciones en cada estado no se deberá a la descendencia de un solo progenitor. Para aclarar lo que quiero decir: nuestros caballos de carrera ingleses difieren de los caballos de cualquier otra raza; pero no deben su diferencia y superioridad a descender de una sola pareja, sino al cuidado continuo en la selección y amaestramiento de muchos individuos en cada generación.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

El principio de descendencia con modificación en el párrafo sexcentésimo trigésimo quinto del Origen de las Especies

La confusión generada tanto en párrafos anteriores como en este no ha sido suficiente para ocultar el objetivo del autor:

Cuando la mayor parte de las especies que viven en una región son diferentes de las de otra, aunque muy afines a ellas, si puede demostrarse que probablemente ha habido en algún período antiguo emigración de una región a otra, nuestra opinión general quedará muy robustecida, pues la explicación es clara según el principio de la descendencia con modificación

 

El objetivo del autor es defender el principio (Teoría) de la descendencia con modificación. Es decir de la Transformación de las Especies de Lamarck.

 

El ejemplo de la isla volcánica es claro al respecto:

 

Una isla volcánica, por ejemplo, que se ha levantado y formado a algunos centenares de millas de distancia de un continente, tiene probablemente que recibir de éste, en el transcurso del tiempo, algunos colonos, y sus descendientes, aunque modificados, han de estar todavía relacionados por herencia con los habitantes del continente.

 

Ni Darwin, ni Wallace, citado en este párrafo, propusieron una idea que no fuese original de Lamarck.

 

 

 

 

635

In discussing this subject we shall be enabled at the same time to consider a point equally important for us, namely, whether the several species of a genus which must on our theory all be descended from a common progenitor, can have migrated, undergoing modification during their migration from some one area. If, when most of the species inhabiting one region are different from those of another region, though closely allied to them, it can be shown that migration from the one region to the other has probably occurred at some former period, our general view will be much strengthened; for the explanation is obvious on the principle of descent with modification. A volcanic island, for instance, upheaved and formed at the distance of a few hundreds of miles from a continent, would probably receive from it in the course of time a few colonists, and their descendants, though modified, would still be related by inheritance to the inhabitants of that continent. Cases of this nature are common, and are, as we shall hereafter see, inexplicable on the theory of independent creation. This view of the relation of the species of one region to those of another, does not differ much from that advanced by Mr. Wallace, who concludes that “every species has come into existence coincident both in space and time with a pre-existing closely allied species.” And it is now well known that he attributes this coincidence to descent with modification.

 

Al discutir este asunto, podremos, al mismo tiempo, considerar un punto igualmente importante para nosotros, o sea si las diferentes especies de un género, que, según nuestra teoría, tienen que descender todas de un antepasado común, pueden haber emigrado, experimentando modificaciones durante su emigración desde una región. Cuando la mayor parte de las especies que viven en una región son diferentes de las de otra, aunque muy afines a ellas, si puede demostrarse que probablemente ha habido en algún período antiguo emigración de una región a otra, nuestra opinión general quedará muy robustecida, pues la explicación es clara según el principio de la descendencia con modificación. Una isla volcánica, por ejemplo, que se ha levantado y formado a algunos centenares de millas de distancia de un continente, tiene probablemente que recibir de éste, en el transcurso del tiempo, algunos colonos, y sus descendientes, aunque modificados, han de estar todavía relacionados por herencia con los habitantes del continente. Los casos de esta naturaleza son comunes, y, como veremos después, no son explicables dentro de la teoría de las creaciones independientes. Esta opinión de la relación de las especies de una región con las de otra no difiere mucho de la propuesta por míster Wallace, el cual llega a la conclusión de que «toda especie ha empezado a existir coincidiendo en espacio y en tiempo con otra especie preexistente muy afín», y actualmente es bien sabido que Wallace atribuye esta coincidencia a la descendencia con modificación.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Conclusiones y pareceres en el párrafo sexcentésimo trigésimo cuarto del Origen de las Especies

El idioma darvinés se caracteriza, entre otras cosas, por su incapacidad de distinguir.  Así, no distingue bien entre lo que es un hecho y lo que es una teoría. Tampoco distingue bien entre lo que es una opinion personal o parecer y lo que es una conclusion científica.

Las especies han sido producidas (creadas dice en algún otro momento) en un punto. Si se encuentran en lugares muy distantes, esto ha de ser debido a cambios en la geología.  Si esto es muy frecuente, entonces recurrimos a la confusion verbal. Es decir, si no puedo explicar algo, voy al menos a decir unas frases que den la impression de que tengo una explicación. Por ejemplo:

 

De modo que nos vemos reducidos a considerar si las excepciones a la continuidad de la distribución geográfica son tan numerosas y de naturaleza tan grave que tengamos que renunciar a la opinión, que las consideraciones generales hacen probable, de que cada especie ha sido producida en una región y que desde allí ha emigrado hasta donde ha podido.

 

Esto se justifica de cualquier manera. Por ejemplo:

 

Sería inútilmente fatigoso discutir todos los casos excepcionales en que una misma especie vive actualmente en puntos distantes y separados, y no pretendo, ni por un momento, que pueda ofrecerse explicación alguna de muchos casos.

 

Para concluir:

 

la creencia de que la ley es un solo lugar de origen me parece incomparablemente la más segura.

 

 

634

Hence, it seems to me, as it has to many other naturalists, that the view of each species having been produced in one area alone, and having subsequently migrated from that area as far as its powers of migration and subsistence under past and present conditions permitted, is the most probable. Undoubtedly many cases occur in which we cannot explain how the same species could have passed from one point to the other. But the geographical and climatical changes which have certainly occurred within recent geological times, must have rendered discontinuous the formerly continuous range of many species. So that we are reduced to consider whether the exceptions to continuity of range are so numerous, and of so grave a nature, that we ought to give up the belief, rendered probable by general considerations, that each species has been produced within one area, and has migrated thence as far as it could. It would be hopelessly tedious to discuss all the exceptional cases of the same species, now living at distant and separated points; nor do I for a moment pretend that any explanation could be offered of many instances. But, after some preliminary remarks, I will discuss a few of the most striking classes of facts, namely, the existence of the same species on the summits of distant mountain ranges, and at distant points in the Arctic and Antarctic regions; and secondly (in the following chapter), the wide distribution of fresh water productions; and thirdly, the occurrence of the same terrestrial species on islands and on the nearest mainland, though separated by hundreds of miles of open sea. If the existence of the same species at distant and isolated points of the earth’s surface can in many instances be explained on the view of each species having migrated from a single birthplace; then, considering our ignorance with respect to former climatical and geographical changes, and to the various occasional means of transport, the belief that a single birthplace is the law seems to me incomparably the safest.

 

Por consiguiente, me parece, como a otros muchos naturalistas, que la opinión más probable es la de que cada especie ha sido producida en una sola región y que posteriormente ha emigrado de esta región hasta donde se lo han permitido sus facultades de emigración y resistencia, en las condiciones pasadas y presentes. Indudablemente, se presentan muchos casos en los que no podemos explicar cómo la misma especie pudo haber pasado de un punto a otro. Pero los cambios geográficos y climatológicos que han ocurrido ciertamente en tiempos geológicos recientes tienen que haber convertido en discontinua la distribución geográfica, antes continua, de muchas especies. De modo que nos vemos reducidos a considerar si las excepciones a la continuidad de la distribución geográfica son tan numerosas y de naturaleza tan grave que tengamos que renunciar a la opinión, que las consideraciones generales hacen probable, de que cada especie ha sido producida en una región y que desde allí ha emigrado hasta donde ha podido. Sería inútilmente fatigoso discutir todos los casos excepcionales en que una misma especie vive actualmente en puntos distantes y separados, y no pretendo, ni por un momento, que pueda ofrecerse explicación alguna de muchos casos. Pero, después de unas observaciones preliminares, discutiré algunos de los grupos más notables de hechos, como la existencia de la misma especie en las cumbres de regiones montañosas distintas o en puntos muy distantes de las regiones árticas y antárticas; discutiré luego -en el capítulo siguiente- la extensa distribución de las producciones de agua dulce, y después la presencia de las mismas producciones terrestres en islas y en la tierra firme más próxima, aunque separadas por centenares de millas de océano. Si la existencia de la misma especie en puntos distantes y aislados de la superficie terrestre puede explicarse en muchos casos dentro de la opinión de que cada especie ha emigrado desde un solo lugar de nacimiento, entonces, teniendo en cuenta nuestra ignorancia de los antiguos cambios climatológicos y geográficos y de los diferentes medios de transporte ocasionales, la creencia de que la ley es un solo lugar de origen me parece incomparablemente la más segura.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

Vera Causa, generación ordinaria, y otras expresiones propias del idioma darvinés en el párrafo sexcentésimo trigésimo tercero del Origen de las Especies

El idioma darwiniano o darvinés presenta muchas peculiaridades. No se limita a una combinación de la terminología beligerante (lucha por la supervivencia, competición, supervivencia del más apto,……) con  los oxímoron (selección natural, selección sexual,….) y otros muchos recursos de la retórica. Aquí, por ejemplo,  se ve enriquecido con fantásticas expresiones,  procedentes unas del universo de la teología, verdadera vocación académica de nuestro autor; otras fruto de su inspiración elevada:

 

Vera Causa, generación ordinaria, milagro,…..

 

633

SINGLE CENTRES OF SUPPOSED CREATION.

 

We are thus brought to the question which has been largely discussed by naturalists, namely, whether species have been created at one or more points of the earth’s surface. Undoubtedly there are many cases of extreme difficulty in understanding how the same species could possibly have migrated from some one point to the several distant and isolated points, where now found. Nevertheless the simplicity of the view that each species was first produced within a single region captivates the mind. He who rejects it, rejects the vera causa of ordinary generation with subsequent migration, and calls in the agency of a miracle. It is universally admitted, that in most cases the area inhabited by a species is continuous; and that when a plant or animal inhabits two points so distant from each other, or with an interval of such a nature, that the space could not have been easily passed over by migration, the fact is given as something remarkable and exceptional. The incapacity of migrating across a wide sea is more clear in the case of terrestrial mammals than perhaps with any other organic beings; and, accordingly, we find no inexplicable instances of the same mammals inhabiting distant points of the world. No geologist feels any difficulty in Great Britain possessing the same quadrupeds with the rest of Europe, for they were no doubt once united. But if the same species can be produced at two separate points, why do we not find a single mammal common to Europe and Australia or South America? The conditions of life are nearly the same, so that a multitude of European animals and plants have become naturalised in America and Australia; and some of the aboriginal plants are identically the same at these distant points of the northern and southern hemispheres? The answer, as I believe, is, that mammals have not been able to migrate, whereas some plants, from their varied means of dispersal, have migrated across the wide and broken interspaces. The great and striking influence of barriers of all kinds, is intelligible only on the view that the great majority of species have been produced on one side, and have not been able to migrate to the opposite side. Some few families, many subfamilies, very many genera, a still greater number of sections of genera, are confined to a single region; and it has been observed by several naturalists that the most natural genera, or those genera in which the species are most closely related to each other, are generally confined to the same country, or if they have a wide range that their range is continuous. What a strange anomaly it would be if a directly opposite rule were to prevail when we go down one step lower in the series, namely to the individuals of the same species, and these had not been, at least at first, confined to some one region!

 

Centros únicos de supuesta creación

Nos vemos así llevados a la cuestión, que ha sido muy discutida por los naturalistas, de si las especies han sido creadas en uno o en varios puntos de la superficie de la Tierra. Indudablemente, hay muchos casos en que es muy difícil comprender cómo la misma especie pudo haber emigrado desde un punto a los varios puntos distantes y aislados donde ahora se encuentra. Sin embargo, la sencillez de la idea de que cada especie se produjo al principio en una sola región cautiva la inteligencia. Quien la rechace rechaza la vera causa de la generación ordinaria con emigraciones posteriores, e invoca la intervención de un milagro. Es universalmente admitido que, en la mayor parte de los casos, la zona habitada por una especie es continua, y cuando una planta o animal viven en dos puntos tan distantes entre sí o con una separación de tal naturaleza que el espacio no pudo haber sido atravesado fácilmente emigrando, se cita el hecho como algo notable y excepcional. La incapacidad de emigrar atravesando un gran mar es quizá más clara en el caso de los mamíferos terrestres que en el de ningunos otros seres orgánicos, y así no encontramos: ejemplos que sean inexplicables de que el mismo mamífero viva en puntos distantes de la Tierra. Ningún geólogo encuentra dificultad en que la Gran Bretaña posea los mismos cuadrúpedos que el resto de Europa, pues no hay duda de que en otro tiempo estuvieron unidas. Pero si las mismas especies pueden ser producidas en dos puntos separados, ¿cómo es que no encontramos ni un solo mamífero común a Europa y Australia o América del Sur? Las condiciones de vida son casi iguales; de tal manera, que una multitud de animales y plantas de Europa han llegado a naturalizarse en América y Australia y algunas de las plantas indígenas son idénticamente las mismas en estos puntos tan distantes del hemisferio norte y del hemisferio sur. La respuesta es, a mi parecer, que los mamíferos no han podido emigrar, mientras que algunas plantas, por sus variados medios de dispersión, han emigrado a través de los grandes e ininterrumpidos espacios intermedios. La influencia grande y asombrosa de los obstáculos de todas clases sólo es comprensible según la opinión de que la gran mayoría de las especies ha sido producida a un lado del obstáculo y no ha podido emigrar al lado opuesto. Un corto número de familias, muchas subfamilias, muchísimos géneros y un número todavía mayor de secciones de géneros están limitados a una región determinada, y ha sido observado por diferentes naturalistas que los géneros más naturales -o sea los géneros en que las especies están más estrechamente relacionadas entre sí- están generalmente confinados en una misma región, o, si ocupan una gran extensión, esta extensión es continua. ¡Qué anomalía tan extraña si, cuando descendemos un grado en la serie, o sea cuando pasamos a los individuos de la misma especie, tuviese que prevalecer la regla diametralmente opuesta, y estos individuos no hubiesen estado, por lo menos al principio, confinados a una sola región!

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

Razonar en falso: más confusión en el párrafo sexcentésimo trigésimo segundo del Origen de las Especies

Una de las maneras de razonar en falso consiste en tomar la conclusión por premisa. Resulta así una falacia. Este párrafo comienza con un ejemplo de tal falacia o razonamiento falso:

es evidente que las diferentes especies del mismo género, aunque vivan en las partes más distantes del mundo, tienen que haber provenido primitivamente de un mismo origen, pues descienden del mismo antepasado

 

Para terminar con algo parecido:

 

Es también evidente que los individuos de la misma especie, aun cuando vivan ahora en regiones distantes y aisladas, tienen que haber provenido de un solo sitio, donde antes se originaron sus padres; pues, como se ha explicado, no es creíble que individuos exactamente iguales hayan sido producidos por padres específicamente distintos.

 

 

632

According to these views, it is obvious that the several species of the same genus, though inhabiting the most distant quarters of the world, must originally have proceeded from the same source, as they are descended from the same progenitor. In the case of those species which have undergone, during whole geological periods, little modification, there is not much difficulty in believing that they have migrated from the same region; for during the vast geographical and climatical changes which have supervened since ancient times, almost any amount of migration is possible. But in many other cases, in which we have reason to believe that the species of a genus have been produced within comparatively recent times, there is great difficulty on this head. It is also obvious that the individuals of the same species, though now inhabiting distant and isolated regions, must have proceeded from one spot, where their parents were first produced: for, as has been explained, it is incredible that individuals identically the same should have been produced from parents specifically distinct.

 

Según estas opiniones, es evidente que las diferentes especies del mismo género, aunque vivan en las partes más distantes del mundo, tienen que haber provenido primitivamente de un mismo origen, pues descienden del mismo antepasado. En el caso de las especies que han experimentado durante períodos geológicos enteros pocas modificaciones, no hay gran dificultad en creer que hayan emigrado desde la misma región; pues, durante los grandes cambios geológicos y climatológicos que han sobrevenido desde los tiempos antiguos, son posibles cualesquiera emigraciones, por grandes que sean: pero en muchos otros casos, en los que tenemos motivos para creer que las especies de un género se han formado en tiempos relativamente recientes, existen grandes dificultades sobre este punto. Es también evidente que los individuos de la misma especie, aun cuando vivan ahora en regiones distantes y aisladas, tienen que haber provenido de un solo sitio, donde antes se originaron sus padres; pues, como se ha explicado, no es creíble que individuos exactamente iguales hayan sido producidos por padres específicamente distintos.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Los tópicos o lugares comunes del idioma darvinés en el párrafo sexcentésimo trigésimo primero del Origen de las Especies

Ya hemos visto algunos ejemplos del darvinés: lenguaje inventado por Darwin y descubierto posteriormente por Eugenio d’Ors. En este párrafo se ponen de relieve algunas de sus características principales como el recurso  a los lugares comunes habituales: selección natural, lucha por la vida y competición.

 

631

 

There is no evidence, as was remarked in the last chapter, of the existence of any law of necessary development. As the variability of each species is an independent property, and will be taken advantage of by natural selection, only so far as it profits each individual in its complex struggle for life, so the amount of modification in different species will be no uniform quantity. If a number of species, after having long competed with each other in their old home, were to migrate in a body into a new and afterwards isolated country, they would be little liable to modification; for neither migration nor isolation in themselves effect anything. These principles come into play only by bringing organisms into new relations with each other and in a lesser degree with the surrounding physical conditions. As we have seen in the last chapter that some forms have retained nearly the same character from an enormously remote geological period, so certain species have migrated over vast spaces, and have not become greatly or at all modified.

 

Como se hizo observar en el capítulo anterior, no hay prueba alguna de la existencia de una ley de desarrollo necesario. Como la variabilidad de cada especie es una propiedad independiente, que será utilizada por la selección natural sólo hasta donde sea útil a cada individuo en su complicada lucha por la vida, la intensidad de la modificación en las diferentes especies no será uniforme. Si un cierto número de especies, después de haber competido mutuamente mucho tiempo en su patria, emigrasen juntas a un nuevo país, que luego quedase aislado, serían poco susceptibles de modificación, pues ni la emigración ni el aislamiento por si solos producen nada. Estas causas entran en juego sólo en cuanto colocan a los organismos en relaciones nuevas entre sí y también, aunque en menor grado, con las condiciones físicas ambientes. Del mismo modo que hemos visto en el capítulo anterior que algunas formas, han conservado casi los mismos caracteres desde un período geológico remotísimo, también ciertas especies se han diseminado por inmensos espacios, habiéndose modificado poco o nada.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

Hablar sin decir nada en el párrafo sexcentésimo trigésimo del Origen de las Especies

El lenguaje darwiniano o darvinés en su máximo apogeo:

 

Las especies muy extendidas, abundantes en individuos, que han triunfado ya de muchos competidores en sus dilatadas patrias, tendrán las mayores probabilidades de apoderarse de nuevos puestos cuando se extiendan a otros países. En su nueva patria estarán sometidas a nuevas condiciones, y con frecuencia experimentarán más modificaciones y perfeccionamiento, y dé este modo llegarán a alcanzar nuevas victorias y producirán grupos de descendientes modificados. Según este principio de herencia con modificación, podemos comprender el caso tan común y notorio de que secciones de géneros, géneros enteros y hasta familias estén confinados en las mismas zonas.

 

 

Anécdotas salpimentadas con tópicos de lucha: Competir, triunfar, apoderarse, perfeccionamiento, victorias……Puro lenguaje darvinés.

 

 

 

630

 

The bond is simply inheritance, that cause which alone, as far as we positively know, produces organisms quite like each other, or, as we see in the case of varieties, nearly alike. The dissimilarity of the inhabitants of different regions may be attributed to modification through variation and natural selection, and probably in a subordinate degree to the definite influence of different physical conditions. The degrees of dissimilarity will depend on the migration of the more dominant forms of life from one region into another having been more or less effectually prevented, at periods more or less remote—on the nature and number of the former immigrants—and on the action of the inhabitants on each other in leading to the preservation of different modifications; the relation of organism to organism in the struggle for life being, as I have already often remarked, the most important of all relations. Thus the high importance of barriers comes into play by checking migration; as does time for the slow process of modification through natural selection. Widely-ranging species, abounding in individuals, which have already triumphed over many competitors in their own widely-extended homes, will have the best chance of seizing on new places, when they spread out into new countries. In their new homes they will be exposed to new conditions, and will frequently undergo further modification and improvement; and thus they will become still further victorious, and will produce groups of modified descendants. On this principle of inheritance with modification we can understand how it is that sections of genera, whole genera, and even families, are confined to the same areas, as is so commonly and notoriously the case.

 

Esta relación es simplemente la herencia, causa que por sí sola, hasta donde positivamente conocemos, produce organismos completamente iguales entre sí, o casi iguales, como vemos en el caso de las variaciones. La diferencia entre los habitantes de regiones distintas puede atribuirse a modificación mediante variación y selección natural, y probablemente, en grado menor, a la influencia directa de condiciones físicas diferentes. Los grados de diferencia dependerán de que haya sido impedida, con más o menos eficacia, la emigración de las formas orgánicas predominantes de una región a otra; de la naturaleza y número de los primeros emigrantes, y de la acción mutua de los habitantes, en cuanto conduzca a la conservación de las diferentes modificaciones; pues, como ya se ha hecho observar muchas veces, la relación entre los organismos en la lucha por la vida es la más importante de todas. De este modo, la gran importancia de las barreras, poniendo obstáculos a las migraciones, entra en juego, del mismo modo que el tiempo, en el lento proceso de modificación por selección natural. Las especies muy extendidas, abundantes en individuos, que han triunfado ya de muchos competidores en sus dilatadas patrias, tendrán las mayores probabilidades de apoderarse de nuevos puestos cuando se extiendan a otros países. En su nueva patria estarán sometidas a nuevas condiciones, y con frecuencia experimentarán más modificaciones y perfeccionamiento, y dé este modo llegarán a alcanzar nuevas victorias y producirán grupos de descendientes modificados. Según este principio de herencia con modificación, podemos comprender el caso tan común y notorio de que secciones de géneros, géneros enteros y hasta familias estén confinados en las mismas zonas.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Vasconcelos sobre el darwinismo

Vasconcelos, José (1882-  1959)

La tesis central del presente libro que las distintas razas del mundo tienden a mezclarse cada vez más, hasta formar un nuevo tipo humano, compuesto con la selección de cada uno de los pueblos existentes. Se publicó por primera vez tal presagio en la época en que prevalecía en el mundo científico la doctrina darwinista de la selección natural que salva a los aptos, condena a los débiles; doctrina que, llevada al terreno social por Gobineau, dio origen a la teoría del ario puro, defendida por los ingleses, llevada a imposición aberrante por el nazismo.

Contra esta teoría surgieron en Francia biólogos como Leclerc du Sablon y Noüy, que interpretan la evolución en forma diversa del darwinismo, acaso opuesta al darwinismo. Por su parte, los hechos sociales de los últimos años, muy particularmente el fracaso de la última gran guerra, que a todos dejó disgustados, cuando no arruinados, han determinado una corriente de doctrinas más humanas.
Y se da el caso de que aún darwinistas distinguidos viejos sostenedores del espencerianismo, que desdeñaban a las razas de color y a las mestizas, militan hoy en asociaciones internacionales que, como la Unesco, proclaman la necesidad de abolir toda discriminación racial y de educar a todos los hombres en la igualdad, lo que no es otra cosa que la vieja doctrina católica que afirmó la actitud del indio para los sacramentos y por lo mismo su derecho de casarse con blanca o con amarilla.

(La Raza Cósmica. Prólogo)

El triunfo del blanco se inició con la conquista de la nieve y del frío. La base de la civilización blanca es el combustible. Sirvió primeramente de protección en los largos inviernos; después se advirtió que tenía una fuerza capaz de ser utilizada no sólo en el abrigo sino también en el trabajo; entonces nació el motor, y de esta suerte, del fogón y de la estufa precede todo el maquinismo que está transformando al mundo.
Una invención semejante hubiera sido imposible en el cálido Egipto, y en efecto no ocurrió allá, a pesar de que aquella raza superaba infinitamente en capacidad intelectual a la raza inglesa. Para comprobar esta última afirmación basta comparar la metafísica sublime del Libro de los Muertos de los sacerdotes egipcios, con las chabacanerías del darwinismo spenceriano. El abismo que separa a Spencer de Hermes Trimegisto no lo franquea el dolicocéfalo rubio ni en otros mil años de adiestramiento y selección.

(La Raza Cósmica)

Etiquetas:

Siguen las leyes generales sobre la distribución de la fauna y la confusión en el párrafo sexcentésimo vigésimo noveno del Origen de las Especies

El autor sigue confundiendo. Ahora hechos con leyes:

El tercer hecho importante, que, en parte, está comprendido en lo que se acaba de exponer, es la afinidad de las producciones del mismo continente o del mismo mar, aun cuando las especies sean distintas en diferentes puntos o estaciones. Es ésta una ley muy general;

 

 

 

 

 

 

 

 

629

 

A third great fact, partly included in the foregoing statement, is the affinity of the productions of the same continent or of the same sea, though the species themselves are distinct at different points and stations. It is a law of the widest generality, and every continent offers innumerable instances. Nevertheless, the naturalist, in travelling, for instance, from north to south, never fails to be struck by the manner in which successive groups of beings, specifically distinct, though nearly related, replace each other. He hears from closely allied, yet distinct kinds of birds, notes nearly similar, and sees their nests similarly constructed, but not quite alike, with eggs coloured in nearly the same manner. The plains near the Straits of Magellan are inhabited by one species of Rhea (American ostrich), and northward the plains of La Plata by another species of the same genus; and not by a true ostrich or emu, like those inhabiting Africa and Australia under the same latitude. On these same plains of La Plata we see the agouti and bizcacha, animals having nearly the same habits as our hares and rabbits, and belonging to the same order of Rodents, but they plainly display an American type of structure. We ascend the lofty peaks of the Cordillera, and we find an alpine species of bizcacha; we look to the waters, and we do not find the beaver or muskrat, but the coypu and capybara, rodents of the South American type. Innumerable other instances could be given. If we look to the islands off the American shore, however much they may differ in geological structure, the inhabitants are essentially American, though they may be all peculiar species. We may look back to past ages, as shown in the last chapter, and we find American types then prevailing on the American continent and in the American seas. We see in these facts some deep organic bond, throughout space and time, over the same areas of land and water, independently of physical conditions. The naturalist must be dull who is not led to inquire what this bond is.

 

El tercer hecho importante, que, en parte, está comprendido en lo que se acaba de exponer, es la afinidad de las producciones del mismo continente o del mismo mar, aun cuando las especies sean distintas en diferentes puntos o estaciones. Es ésta una ley muy general; todos los continentes ofrecen innumerables ejemplos de ella, y, sin embargo, al naturalista, cuando viaja, por ejemplo, de Norte a Sur, nunca deja de llamarle la atención la manera como se van reemplazando, sucesivamente, grupos de seres específicamente distintos, aunque muy afines. El naturalista oye cantos casi iguales de aves muy afines, aunque de especies diferentes; ve sus nidos construídos de modo parecido, aunque no completamente igual, con huevos casi de la misma coloración. Las llanuras próximas al estrecho de Magallanes están habitadas por una especie de Rhea (avestruz de América), y, al Norte, las llanuras de La Plata por otra especie del mismo género, y no por un verdadero avestruz o un emú como los que viven en África y Australia a la misma latitud. En estas mismas llanuras de La Plata vemos el agutí y la vizcacha, animales que tienen casi las mismas costumbres que nuestras liebres y conejos y que pertenecen al mismo orden de los roedores; pero que presentan evidentemente un tipo de conformación americano. Si ascendemos a las elevadas cumbres de los Andes encontramos una especie alpina de vizcacha; si nos fijamos en las aguas, no encontramos el castor ni la rata almizclera, sino el coipu y el capibara, roedores de tipo sudamericano. Podrían citarse otros innumerables ejemplos. Si consideramos las islas situadas frente a las costas de América, por mucho que difieran en estructura geológica, los habitantes son esencialmente americanos, aun cuando pueden ser todos de especies peculiares. Como se vio en el capítulo anterior, podemos remontarnos a edades pasadas, y encontramos que entonces dominaban en el continente americano y en los mares de América tipos americanos. Vemos en estos hechos la existencia en las mismas regiones de mar y tierra de una profunda relación orgánica a través del espacio y tiempo, independientemente de las condiciones de vida. Tardo ha de ser el naturalista que no se sienta movido a averiguar en qué consiste esta relación.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,